Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: corrupció i poder : ecologia : especulació i okupació
La Copa del América y el interés general.(València)
16 abr 2004
La Copa del América y el interés general
Enviado por: admin el 16 Abr 2004 - 07:44


JOSÉ LUIS RAMOS - Abogado, Salvem el Cabanyal

16 Abr 2004
Desde la asignación de la ciudad de Valencia como sede de la Copa del América son muchas las personas, incluidos políticos y ecologistas, que piensan que el evento servirá, al PP, de coartada legal para arrasar el Cabanyal, construir sobre los restos de huerta protegida que queda y en el ámbito territorial de la misma Albufera. Se cree que al tratarse de un acontecimiento de interés general, para la ciudad, comporta el amparo legal necesario para arrasar lo que les venga en gana.



Nosotros pensamos que se llega a la conclusión citada porque se analiza el problema como si se tratara de un asunto político. Quienes así piensan, olvidan que la gestión de preparar la ciudad para la celebración de la Copa del América contiene actos de distinta naturaleza. La decisión de crear infraestructuras, servicios públicos y edificaciones pertenecen al ámbito de la llamada discrecionalidad política, que debe resolverse según criterios de oportunidad de la administración. Así pues al tratarse de un acto administrativo de naturaleza política, las decisiones tomadas en ese ámbito no admiten impugnación-revisión en vía judicial. Sin embargo, dónde se construyen las infraestructuras, los servicios públicos y las nuevas edificaciones, son actos de naturaleza urbanística, porque determinan los usos del suelo, así estos actos pertenecen al ámbito de la llamada discrecionalidad técnica y, por ello, son actos susceptibles de ser revisados y declarados nulos por los tribunales si los mismos infringieran las normas protectoras del patrimonio natural y cultural. Se trata de saber diferenciar entre las cuestiones políticas que se resuelven por mayorías, y las técnicas que no admiten soluciones distintas a las previstas por la ley.

Por otra parte, la clasificación del suelo (establecida en el plan general) debe incluir todos los terrenos del término municipal en una de las clases predeterminadas (urbano o no urbanizable) por la legislación urbanística y las normas específicas de protección del patrimonio natural y cultural. Mientras la calificación (no urbanizable común o de protección especial) debe responder a criterios de discrecionalidad técnica. Así es que los terrenos que contengan valores o características singulares medioambientales o culturales deberán clasificarse necesariamente como suelo no urbanizable, en su categoría de protección especial. Ello es así porque la atribución de una determinada clasificación y calificación urbanística a unos terrenos objeto de ordenación no es una facultad plenamente discrecional, si no que debe ser congruente con la realidad física interpretada por los técnicos correspondientes.

Llegados a este punto alguien puede pensar que olvidamos que la celebración de la Copa del América es un hecho de indudable interés social para la ciudad y en consecuencia las edificaciones que el evento comporte, al tratarse edificios de utilidad pública, pueden ser autorizados excepcionalmente por el órgano competente de la Comunidad Autónoma. Ello es cierto, pero ocurre que la facultad de la Conselleria de autorizar instalaciones de interés social donde el plan general no lo contempla está condicionada a que las mismas comporten una importante utilidad pública para la comunidad y que por las condiciones de las mismas deban ubicarse necesariamente en el medio rural. Por ejemplo, pensemos en los vertederos y depuradoras que por razones evidentes no pueden ubicarse en suelo urbano industrial junto a otras actividades humanas.

Dicho de otra manera, según la legislación urbanística, excepcionalmente pueden autorizarse actuaciones específicas de interés público en suelo no urbanizable, pero siempre que previamente se haya justificado que el mismo no está sujeto a ningún régimen de protección especial. El Tribunal Supremo viene repitiendo que para autorizarse actividades distintas a las agrícolas en suelo no urbanizable debe tratarse de una actividad de interés social, que por su naturaleza necesite ser ubicada en el medio rural y que no se trate se suelo rústico sujeto a un régimen de protección especial.

De lo dicho se desprende que el interés social y la utilidad pública de unas edificaciones, no justifica en ningún caso, su ubicación en suelo no urbanizable de especial protección. Por otro lado, las normas protectoras de patrimonio histórico, no contemplan ninguna excepción que permita el derribo de inmuebles protegidos para la ubicación en la misma parcela de edificaciones e infraestructuras declaradas de interés social.

Así las cosas, la utilidad publica que representan las edificaciones necesarias para la celebración de la Copa del América no ofrecen cobertura legal para arrasar la huerta de Valencia, el Cabanyal u otros espacios que gocen de un régimen jurídico de protección especifica. Pues no hay que olvidar, que la clasificación y calificación de los terrenos no es discrecional en aquellos casos que existen valores merecedores de protección especial. Por cierto, la cita inicial viene al caso, para que algunos recuerden que el ejercicio del poder está sujeto a límites y, porque el derecho a disfrutar de un medio ambiente y que los poderes públicos conserven y enriquezcan el patrimonio histórico es un derecho fundamental de las personas que deben hacer efectivo los poderes públicos.

Llegados a este punto, en que todo el mundo sabe que se van a realizar importantes obras, cabe preguntarse si la oposición y los movimientos vecinales serán capaces de exigir trasparencia y participación ciudadana en las fases de decisión, de donde deben ubicarse las obras que deban realizarse. O como de costumbre se conformarán en ser los primeros en enterarse lo que haya decidido el Ayuntamiento. Lo digo porque el Tribunal Supremo tiene dicho que las decisiones que afecten al Plan General carecen de legitimación democrática sin intervención ciudadana


------------------------------------------------

Re: La Copa del América y el interés general
por Anonymous el 16 Abr 2004 - 08:16
Vaig estar l’altre dia dinant l'altre dia una paella de col i abadejo, i mirant una esplèndida mascletà napolitana a la platja de València, molt propet de lo que en un temps fou el Balneari de Les Arenes.
I vaig contemplar també el disbarat urbanístic que el nostre Ajuntament ha mamprés allà mateix, privatitzant un bé públic i permetent que una empresa privada derruira fins deixar sols les columnes l'unic pavelló que quedava, botant-se el nivell de protecció marcat per la llei per a este tipus d'edificis, que obliga a mantindre finestres, distribució interior i teulada. A més, i a través d'una concessió de l'Ajuntament, l'empresa privada que construeïx l'hotel ha pogut fer dos altures més sobre les que inicialment foren aprovades, fins un total de cinc. Per suposat, al xicotet hostaler sol se li continuen permetent-ne tres... però sembla raonable que amb el temps i les presions d'este sector, s'aproven les cinc altures per a tota la platja... tindrem així un nou estímul per a que els propietaris de les encisadores casetes valencianes dels voltants de principis de segle siguen enderrocades per traure'n el màxim benefici, i un projecte de xicotet Benidorm en una platja urbana en principi ampla, lliure de grans edificacions i luminosa.
Vaig vore també de camí, al tornar-me’n en tranvía cap al centre, com just darrere del futur hotelàs de cinc altures i de cinc estrelles (sí, també cinc) apareixien cases abandonades, i gent visquent en elles en un estat de pèsima pobresa... fogueres a la porta del carrer, roba estesa als arbres, pudor i inmundísia... eixa és la situació que està propiciant la nostra alcaldessa i que estant permetent els seus votants... degradació intencionada per facilitar una especualció perfecta... i a la platja de Les Arenes de València es veu tan clar com si llegirem un manual del "perfecte corrupte".
Vos convide a vore algunes de les fotos (accesibles a la guia fotográfica de carres QDQ, en internet) de cóm era l'edifici just abans de la construcció -o duriem dir destrucció- del hotel de les Arenes, i per a que reflexionem tots sobre les possibilitats que tenia l'edifici... ¿qué tal una biblioteca pública vora el mar? ¿qué tal una sala de concerts que amenisara les plàcides vesprades i nits meditarrànies? ¿qué tal un complexe d'aigües al costat de la platja que a preus populars ampliara l'oferta dels banyistes? ¿Qué tal un museu sobre l'història de les civilitzacions que han habitat el mediterrani? ¿Qué tal la rehabilitació integral del Balneari tornant-lo a l'ús original? ¿Qué tal un gran teatre vora la platja?...
Llàstima que el somni siga ara tan inútil davant la lletja realitat de la platja de València... de la peculiaritat i singularitat d'un edifici ja furtat als valencians, hem passat a l'horripilosa vulgaritat d'un hotel de cinc estreles...
Entonarem de nou un rèquiem per la nostra costa. Amén.
Mira també:
http://www.e-valencia.org/modules.php?op=modload&name=News&file=article&sid=4867&mode=thread&order=0&thold=0

This work is in the public domain

Comentaris

Re: La Copa del América y el interés general.(València)
17 abr 2004
Valencia, la ciudad de los Milagros, donde todos los sueños se cumplen...




Veo la obsesión patológica de la alcaldesa de Valencia por hablar siempre de la Copa de América, olvidando otras serie de cuestiones vitales para los ciudadanos y vecinos de la capital del Turia, cuestiones terrenales pero inaplazables que no van a van a suponer brillo ni pase a la posteridad de nadie...



Veo indignado y profundamente enojado el desinterés de la alcaldesa por escuchar y atentar las legítimas, necesarias y urgentes peticiones de numerosos colectivos cívicos y culturales, personas que tenemos una concepción de la ciudad alejada del negocio, pues negocio y lucro es la Copa de América en detrimento de los intereses sencillos de la mayoría, de esa mayoría silenciosa que únicamente tiene obligación de pagar tasas, impuestos...



Pero creo que ya ha llegado la hora de expresar con rotundidad que se acaba ese precepto anacrónico de âpagar y callarâ?.



Mire usted, señora alcaldesa: la Copa de América es una simple oportunidad para especular. Es un evento que carece de relieve y que no va a mejorar la ciudad de forma integral. Simplemente sirve para que determinados grupos empresariales hagan su agosto a costa de abandonar otras prioridades que sí afectan y condicionan el bienestar de las mayorías silenciosas, de esas mayorías que estamos muy hartos de su despotismo y de su desvergonzada obsesión por hablar de la Copa de América (un evento privado) como si fuera el Milagro que va a solucionar todos los problemas presentes y futuros de los ciudadanos de Valencia y del mundo entero.



Mire usted, señora: La Copa de América es una celebración deportiva de elite. En nada a va cambiar la vida del ciudadano normal. La supuesta creación de empleo va a ser mínima, de poca calidad y precaria en todos los niveles.



Ya hay informes empresariales y universitarios que cuestionan la locura que supone crear, sin planificación, tantos hoteles y tantos parques temáticos sin orientación y sin el concurso y la participación ciudadana y de verdaderos expertos.



Pero lo peor de todo, amiga alcaldesa, es que la Copa de América es la coartada, la única coartada que tiene usted para favorecer a ciertos grupos empresariales afines al PP. Sabe bien que es verdad lo que expreso aquí, distinguida dirigente de ese partido que es un claro enemigo de la Constitución vigente y de los Derechos Humanos, tal como lo confirman los archivos periodísticos y los últimos sucesos acaecidos a tenor de los tristes atentados de Madrid.



Aquí tengo a bien transcribir parte de una meditación del poeta ruso Joseph Brodsky, palabras que comparto, pues siempre que escucho a cualquier político (no importa el color ni la ideología) hablar de Expos, Forums, Bienales, Copas, Encuentros, Planes Estratégicos, Terceros Milenios... me pongo a temblar, me entra un sudor frío...



Ya soy mayor y siempre veo que esos grandes eventos milagrosos únicamente sirven para lucrar a unos pocos y endeudar a la mayoría silenciosa, mayoría que es embaucada y engañada bajo la idiota promesa de creación de miles de empleos y de un futuro de vino y rosas para ellos y sus hijos. Mentira, mentira y un millón de veces mentira. Y usted sabe bien, Sra. Alcaldesa de la Valencia marítima, que la Copa de América es una inmensa farsa. Si revisamos la historia de las anteriores sedes que han celebrado los eventos de la Copa de América, podemos comprobar y constatar que no ha habido milagros ni cambios que supongan mejoras para el conjunto del tejido social en esos espacios urbanos. Distinguida alcaldesa, Dª Rita Barberá, debe aceptar que todo lo que usted dice sobre las bondades maravillosas y paradisíacas que va a reportar ese evento elitista a Valencia y a los valencianos, es una pura y burda patraña. Y yo voy a estar aquí para recordárselo, para exigirle que cumpla sus vanas promesas, para que el Milagro que usted anuncia a bombo y platillo, sea una realidad tangible y visible para todos los valencianos...



Y yo ni olvido ni perdono, señora alcaldesa, señora reina de los mares del Mediterráneo, dueña de las Copas de América...



En Valencia el único milagro que existe es que tenemos una luz y una imaginación inagotable que nos permite aceptar y sucumbir a todo tipo de espejismos...



Rita: Valencia es algo más importante que cualquier Milagro marítimo...



Sí, Valencia es algo mucho más importante que cualquier promesa repetida hasta la indecencia por políticos o empresarios sin escrúpulos y sin dignidad...



Antonio Marín Segovia

Cercle Obert de Benicalap

Iniciativas Sociales y Culturales de Futuro



Benicalap â Valencia, a 14 de abril de 2004



Salud y República









âEn efecto, todo el mundo tiene proyectos para ella, para esta ciudad. Los políticos y los empresarios especialmente, por que nada tiene más futuro que el dinero. Tanto es así, que el dinero se siente sinónimo del futuro y trata de ordenarlo. De ahí la abundancia de efusiones superficiales acerca de la renovación de la ciudad, acerca de la conversión de la provincia entera del Veneto en una puerta de la Europa Central, acerca del fomento de la industria de la región, de la expansión del complejo portuario de Marghera, aumentando el tráfico de petroleros en la laguna y haciendo más profunda la laguna con la misma finalidad, acerca de la transformación del Arsenale veneciano, inmortalizado por Dante, en la reproducción exacta del Beaubourg para almacenar la porquería más reciente, acerca de alojar aquí una Expo en el año 2000, etc.



Por lo general, todas estas tonterías escapan a borbotones de la misma boca y, a menudo, en la misma emisión de aire que esa cháchara sobre la ecología, la protección, la restauración, el patrimonio cultural y cosas por el estilo. La meta es una sola: la violación. Ningún violador, sin embargo, quiere verse a sí mismo como tal, y menos aun quiere que le cojan, A ello se debe la mezcla de objetivos y metáforas, alta retórica y fervor lírico que hincha por igual los pechos de tonel de los diputados parlamentarios y de los commendatore.



Pero a pesar de que esos personajes son mucho más peligrosos âen realidad, mucho más dañinos- que los turcos, los austriacos y Napoleón juntos, puesto que el dinero tiene más batallones que los generales, en los diecisiete años que llevo frecuentando esta ciudad, poco ha cambiado en ella. Lo que salva a Venecia, como a Pernélope, de sus pretendientes es la rivalidad entre ellos, la naturaleza competitiva del capitalismo reducido por cocción a las relaciones de sangre de los peces gordos de los diferentes partidos políticos. La introducción de palos en las ruedas de los engranajes de los demás es algo para lo cual la democracia es horrorosamente buena, y se ha demostrado que los saltos de potro de los gabinetes italianos son el mejor seguro para la ciudad. Al igual que el mosaico del propio rompecabezas político local. Ya no hay dogos, y no es la grandeza de ninguna visión particular lo que guía a los 80.000 habitantes de estas 118 islas, sino sus intereses inmediatos, a menudo miopes, su deseo de extender el dinero,.



... en pocas palabras, debajo de todas esas disputas, se tenga o no conciencia de ello, yace la sencilla verdad de que las islas no crecen. Eso es lo que el dinero, es decir, el futuro, es decir, los políticos volubles y los peces gordos, no llegan a ver, a percibir. Lo que es peor, sienten el desafío de este lugar, puesto que la belleza, un fait accomplit por definición, siempre desafía al futuro, considerándolo sobre todo como un presente marchito, impotente, o su descolorido territorio. Si este sitio es realidad (o, como algunos afirman, el pasado), el futuro, con todos sus sinónimos, está excluido de él. En el mejor de los casos, alcanza al presente. Y quizá nada lo pruebe mejor que el arte moderno, profético por su misma pobreza. Un hombre pobre siempre habla para el presente, y tal vez la única función de colecciones como la de Peggy Guggeenheim y similares acumulaciones de materiales de este siglo, habitualmente exhibidas aquí, sea mostrar lo barato, agresivo, avaro, unidimensional, del montón en que nos hemos convertido, instilarnos humildad: no hay otro resultado concebible contra el fondo de esta ciudad Penélope, que teje sus tapices durante el día y los desteje durante la noche, sin ningún Ulises a la vista. Sólo el mar.â?



Marca de Agua. Apuntes venecianos

Joseph Brodsky.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more