Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
Plantate
19 mar 2004
Plantar en casa evitar el narcotráfico! Claro está si consumes...
Muchos malagueños plantan marihuana en sus casas para su consumo y evitar a las mafias del narcotráfico. Sus cultivos están perseguidos, aunque las sanciones son poco frecuentes.

En terrazas y habitaciones interiores, en pequeñas parcelas alejadas de miradas indiscretas, pero también en balcones, a la vista de todos. En la provincia de Málaga cientos de personas cultivan cannabis, la planta de la que se obtiene la marihuana y el hachís. Las fuerzas del orden, en especial la Guardia Civil, persiguen estos cultivos, aunque su ilegalidad depende del número de plantas e incluso de su 'calidad' de su concentración de THC (sustancia psicotrópica). Por ello, y pese a que cada año son detenidas decenas de personas por cultivar marihuana, los procedimientos terminan rara vez con sanciones.

«Todo queda en que te destrozan la cosecha y te dan un mal rato, además de que se avanza en la criminalización de unas personas que lo único que hacen es plantar para su consumo, evitando así a la mafias del narcotráfico», explica uno de los directivos de la Asociación Ramón Santos de Estudios del Cannabis de Andalucía (Arseca). Según este portavoz, que prefiere el anonimato para evitar problemas, en los últimos dos años una veintena de socios de este colectivo han sufrido intervenciones por cultivos de cannabis. «La mitad ni siquiera han llegado a juicio, y del resto el 90 por ciento fueron absueltos a la primera y el 10 por ciento lograron que sus recursos a las condenas prosperaran, tras demostrarse que era para propio consumo. Sólo queda un caso, que está pendiente de la Audiencia Provincial», añade.

Cada poco tiempo salen a la luz casos de detenciones por una decena de macetas, incluso por un par de ellas, aunque también hay intervenciones en las que se aprehenden centenares de plantas, cuyo destino sería la venta. No es el caso de la parcela que Fernanda de la Felguera -una de las fundadoras de Arseca-, tiene en plena sierra de Alhaurín el Grande. Es una finca modesta, en la que esta madrileña de 60 años mima a sus espectaculares plantas de cannabis, algunas con más de tres metros de altura.

Fernanda no tiene miedo a hablar. Recuerda con precisión cada hito en su trayectoria como consumidora y cultivadora de esta droga. «Tengo plantas desde 1967, aunque fue en 1993 cuando me enteré, en una plantación colectiva de maría, de que existía Arseca. Veía que todo el mundo fumaba y que había que irse a Marruecos a comprar. Algo absurdo».

Detención

Su decisión de prescindir de camellos, de droga adulterada y de problemas con la policía cultivando su cannabis le trajo problemas: «En 1994, la Guardia Civil llegó aquí, me cortó las 15 plantas que había y me llevaron detenida al cuartelillo. Me soltaron en el acto, pero al poco tiempo recibí una petición del fiscal de cinco años de cárcel y 51 millones de pesetas de multa. Se me quebraron las carnes».

La mujer recalca hoy lo que adujo entonces: «Yo no incito a nadie a consumir droga. No vendo ni trafico». Finalmente fue absuelta, en uno de los primeros casos en los que los tribunales le dieron la razón a Arseca, y tras aquel éxito un grupo de dos decenas de amigos crearon la delegación de Málaga. En la actualidad, la asociación tiene unos mil socios en la región, y buena parte son malagueños.

«Lo hacemos por placer o por salud. La marihuana te deja a gusto y bien. Prefiero un porro a un valium o a otros tranquilizantes. Yo no visito la farmacia», explica Fernanda de la Felguera, que en su casa tiene plantas suficientes para garantizarse el consumo del año. José Ortega, un malagueño que vive desde hace un par de años en San Pedro de Alcántara, lo corrobora: «La cosecha suele bastar, pero si me quedo sin maría se la pido a algún amigo. De camellos, nada», aclara.

Fernanda tiene calculado el consumo al dedillo (entre 30 y 50 plantas para conseguir 3,5 kilos al año), y puede dar una ponencia sobre los pasos para plantar, cosechar y consumir el cannabis. «Las semillas se pueden conseguir de la propia cosecha o comprar sin ningún problema, porque son legales. Se plantan en la luz creciente de marzo, aunque en Andalucía se puede hacer casi en cualquier momento del año».

Dependiendo de las variedades y de las lluvias, la cosecha se hace en septiembre, octubre o noviembre. «Entonces se cortan las plantas y se cuelgan boca abajo en una habitación oscura y seca durante tres o cuatro semanas. Se le quitan las hojas y se guardan en bolsas de plástico al vacío. Se pueden congelar o guardar en cajas de madera o lata, y después de seis meses de curación, cuando se le ha quitado la clorofila, es cuando está mejor para consumirla», relata.

De la Felguera arremete contra los responsable del Plan Nacional sobre Drogas, que en su opinión «no tienen ni idea». Repite argumentos muchas veces esgrimidos por los defensores de la legalización de las drogas blandas: «La marihuana y el hachís no matan, y no hay ni un caso de sobredosis. El tabaco tiene sustancias cancerígenas, la marihuana no. Además, si fumas marihuana no fumas más de diez porros al día». MÃ?S INFORMACIÃN: Arseca. C/ Las Navas, 42 1º (Huelin) 677077369 www.alsur.com/arseca

Comentaris

Re: Plantate
14 abr 2004
He leido los comentarios y opiniones de esta señora de 60 años, a esta edad ya se tiene la vida bien o mal hecha y digamos que poco camino queda para andar. Sí aún se puede hacer negocio a costa de otros.
No mata esta droga. Esta opinión es muy relativa, pues sí ataca a la salud y sobre todo al cerebro, pero sabe cuantos jóvenes dejan de estudiar y de tener interés en temas culturales, artísticos , deportivos e incluso en relacionarse con gente de su edad para excursiones, reuniones, fiestas, etc., Y solo se interesan por la droga en solitario o en grupo, pero cada uno a lo suyo y solo con conversaciones sin sentido.
No les da pena de jugar con el presente y futuro de nuestros adolescentes y jóvenes?
Les diría mucho más, pero dudo de que lo publiquen ni de que me vayan a contestar tan siquiera. en fin, al menos me he expresado.
Re: Plantate
14 abr 2004
Gracias por publicar mi escrito.
Sindicat Terrassa