Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
Cae una dictadura...
14 feb 2004
Cae una dictadura para imponer otra con las formas democráticas y desde la lógica del capital. Las cárceles se llenan con desheredad@s y refractari@s al nuevo orden. Cualquier agresión al capital, es una amenaza contra todos los que se consideran amos del mundo.
OilWars.gif
Cae una dictadura, llegan las democráticas leyes de nuevo cuño que integrarán en los maquillados espacios de poder a los asesinos, torturadores y cómplices del viejo y criminal régimen. La ley de obediencia debida, impide juzgar a quienes más se ensañaron y mancharon las manos con el trabajo criminal más "sucio". Ley de punto cero, adjudica completa inmunidad a los verdaderos instigadores de la cruel represión y del exterminio ideológico. Leyes similares dejan en libertad y sin posibilidad de juzgar la responsabilidad de los desmanes de políticos, militares, paramilitares, policías y civiles que se esmeraron en la morbosa y sádica tarea de la tortura y el asesinato. En otras partes, se aplicó un sutil proceso llamado de transición, en el que los promotores y responsables de la limpieza ideológica, se diluyen entre la nueva clase política mientras ponían las libertades como si estuviesen al alcance de cualquiera. Este proceso empujado por las nuevas fuerzas políticas ansiosas de poder, estimula el olvido de la gran mayoría que ahoga la denuncia de l@s resistentes. Tras un corto periodo de normalización política, se impone una democracia que dará paso a la aplicación a nivel internacional en todo el orden capitalista, de las leyes antiterroristas o leyes de colaboración con los sublevados. Los terroristas son esas minorías resistentes que no tienen capacidad bélica como para abrir un conflicto armado con los opresores o los invasores. Los resistentes al orden impuesto, son perseguidos y condenados internacionalmente porque la lucha contra el orden impuesto por el capital en una ciudad, en un país o en un continente, es sentida como una agresión contra la humanidad que vive sometida a dicho orden. El capital opera desde el elemental principio de la polaridad para asegurarse su hegemonía. Demócratas o terroristas, formas parte del mundo de la abundancia o del de la pobreza, respetas el orden impuesto bajo la ley o eres un delincuente, ... de manera inconsciente incorporamos el deseo de pertenecer al grupo de los triunfadores que se imponen a los perdedores, la competitividad juega un papel fundamental, así como los derechos que nos aseguraron que eran irrenunciables o la mitificación del trabajo como equivalente a bienestar o el secuestro de las libertades transformadas en la falsa ilusión que produce el consumo como elemento de satisfacción de nuestras necesidades. Un@ desea pertenecer al colectivo de los que tienen y consumen, antes que al de quienes carecen de casi todo. Con la protección de la policía y los ejércitos, auténticas fuerzas de vanguardia, el capital puede llevar sus industrias a las tierras de los nadie, trasladando la amenazante sombra del miedo a pertenecer a la legión de los desheredados. Cae una dictadura y se impone una democracia que recorta las libertades y llena las cárceles, se prohibe el tiempo para amarse locamente, todo es inmediato y cualquier forma de resistencia al nuevo orden impuesto por la religiosa lógica del capital, es declarado un acto de terrorismo.
Sindicat