Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
campaña stop Uribe
03 feb 2004
¡Ni un Euro para la guerra!
I. Estados-Unidos, factor de intervención y guerra
1. En 1823, el fundador del Partido Republicano James Monroe, declaró ante el Congreso de Estados-Unidos: “América, para los americanos
stopuribe6.gif
Stop Uribe!
¡Ni un Euro para la guerra!
I. Estados-Unidos, factor de intervención y guerra
1. En 1823, el fundador del Partido Republicano James Monroe, declaró ante el Congreso de Estados-Unidos: âAmérica, para los americanosâ?. Desde esa época, este país ha pretendido reemplazar a las potencias europeas en el sometimiento colonial de América latina. Paises como Colombia, han sufrido la intromisión sistemática en sus asuntos internos. A título de ejemplo, en 1903, Panamá, que era una provincia de Colombia fué arrancada por los Estados Unidos, creando así un nuevo país, para así acometer su objetivo, la construcción del canal interoceánico; bien valía quitarle a Colombia esta región estratégica. Los Estados Unidos entrenan desde el año 1939 al ejercito Colombiano, esta cooperación aumentó durante la guerra fria. Ademas, hay que añadir al control militar, el de los partidos politicos locales y la instalación de las transnacionales, las cuales explotan las riquezas naturales y establecen un clima de terror en el pais y en el resto de latino america. Vemos como ya en 1928, la United Fruit Company ordenó la masacre de 1200 trabajadores de las bananeras. Y actualmente la multinacional Coca -Cola asesina los trabajadores y dirigentes sindicales del sector en Colombia.
2. Como todos lo sabemos, Colombia vive desde hace décadas, un conflicto social y armado. El estado Colombiano y las fuerzas armadas, entrenadas y dirigidas por los Estados-Unidos, implementan una âsolución militarâ? que lejos de resolver la grave crisis política social y económica del país, acrecienta la guerra y las violaciones de los derechos del pueblo colombiano.
3. Siguiendo las indicaciones de los asesores norteamericanos, el Estado Colombiano, aplica la política contrainsurgente practicada en Vietnam, que incluye el asesinato de dirigentes sociales, la masacre de campesinos y la criminalización a toda forma de oposición social o política. La mayoría de los ciudadanos colombianos han conocido la violencia del estado, familias desplazadas, desaparición, carcel o tortura.
4. La intervención de Estados-Unidos al interior de Colombia, constituye el principal obstáculo para poner término al conflicto social y armado, boicoteando así, toda iniciativa de paz y entendimiento entre colombianos.
5. La administración Bush con el apoyo de España, Italia e Inglaterra, refuerzan el campo de la guerra.El presidente Colombiano Alvaro Uribe, representante de los paramilitares, es el ejecutor del plan colombia, el cual fue diseñado en Washington, como la guerra de Irak, que es una opción norteamericana para la región. los planes estan avanzados y han sido impuestos a todos los países latinoamericano para conformar una fuerza regional de intervención bajo la dirección norteamericana
II Plan Colombia plan de guerra
1. El Plan Colombia, se impone a partir de 1999 con el pretexto de combatir el tráfico de drogas, pero realmente, es una estrategia político militar de intervención contrainsurgente, diseñada por los Estados Unidos, para liquidar la lucha social de América Latina; el conflicto colombiano, se convierte en la excusa para combatir a los movimientos de liberación en latinoamerica, El estado Americano se ha apoyado siempre en los gobiernos colombianos de turno, que por años han exterminado y liquidado a la oposición política, mediante el terror y la muerte y por décadas han desplazado a los campesinos e indígenas de sus tierras, para llevar a cabo su política
2. El Plan Colombia tiene un costo aproximado de 7.500 millones de dólares, los que se ejecutaran en cinco años ; hasta el momento los dineros aportados por los Estados Unidos han sido para gastos militares, y nada para acometer la necesaria reforma agraria, la inversión en educación, salud, empleo, que terminen con la pobreza creciente en Colombia y la injusta distribución de la riqueza. Con estos dineros, se ha incrementado el número de soldados profesionales en aproximadamante un 145%, pues se pasó de un pie de fuerza de 22.891 en 1998 a 56.203 en el 2002; las fuerzas militares totalizaron 140.000 hombres calificados para el combate,
3. En el fondo, el Plan Colombia, tiene como objetivo prioritario favorecer a las transnacionales y promover la expansión del comercio. Y es precisamente como un grupo de senadores de EEUU plantea desde el año 1997 que para aplicar dicho plan, el estado, tiene que darle prioridad a la industria petrolera. Y en esta medida, se modifica las regalias que le pagan las petroleras extranjeras a la empresa petrolera nacional (Ecopetrol), las que bajan del 16% al 5% y la participación de las compañías sube del 25% al 50%. Es decir, han sido entregadas a las transnacionames (Chevron, Harken y Occidental-EEUU-; BP y Shell âInglesas-; Canadian-Oxy, Alberta, Mera-Mills âCanadienses- y Repsol â Española-)., milímetro a milímetro, las reservas petroleras de Colombia, y es justamente en estas zonas donde se lleva a cabo el llamado "Plan Colombiaâ?.
4.El Plan Colombia, llamado ahora, Iniciativa Andina, sigue siendo un plan estratégico militar, para el control de los recursos naturales ( oxígeno, biodiversidad, agua dulce, petróleo) de Sur América, el cual realmente está dentro de la estructura el ALCA (Acuerdo de Libre Coimercio de las Américas); de ahí que les interesen las tierras donde se proponen los grandes megaproyectos, concentrándose en estas regiones la mayor intervención militar norteamericana.
III. Contra la intervención militarista de EEUU
1. Ante esta escalada militarista, se requiere un frente común de todos los democrátas, para impedir que el conflicto social y armado en Colombia degenere en un conflicto internacional. Los colombianos tienen derecho a resolver sus problemas sin la intervención de Estados-Unidos. Son bienvenidas todas las iniciativas tendientes a establecer puentes entre las diferentes organizaciones sociales, instituciones, comités, sindicatos y organizaciones de base. .
2. El conflito social y armado en Colombia surgió como producto de la miseria y la explotación; la injusticia y el subdesarrollo puede ser resuelto y para ello, la Union Europea puede tener un rol positivo, concreto, dinámico. La Unión Europea puede y debe tener una posición independiente a la de Estados-Unidos en el plano político, internacional, diplomático y militar. Lo que en la práctica y en la Colombia del año 2004 significa reforzar el campo de la negociación y la paz.
3. Como lo hemos visto en la guerra de Irak, los aliados europeos de Estados-Unidos: España, Inglaterra, Italia y ciertos países de Europa del Este, comprometen y desvían la política de la Unión Europea. Incluso ellos esperan que Europa financie la mitad del Plan Colombia. Aún más, España planea ya el envío de tropas bajo las cláusulas de los recientes acuerdos de cooperación.
IV. Los objetivos de la campaña son:
1. Rechazar la financiación del Plan Colombia, a través de la Mesa de Donantes que de reunirse el primer semestre del 2004
El Plan Colombia, que es un plan de guerra, con cara social y con el cual se agudizará aún mas el conflicto bélico, trayendo como consecuencia el aumento de los desplazados, detenciones, asesinatos y deterioro de los derechos económicos, sociales y culturales de la población.
2. Denunciar el acuerdo de cooperación militar entre España y Colombia.
España es el primer país de la Unión Europea que respalda militarmente al ejército colombiano, suministrándole armas, equipos militares, asesoría técnica y estratégica. Si no se denuncian estos acuerdos, otros países de la Unión Europea puedan también involucrarse en este conflicto.
3. El dinero de la Unión Europea no debe financiar asesinos.
El Gobierno de Alvaro Uribe desea financiar la reintegracion de los paramilitares (grupos genocidas, creados por el estado que trabajan conjuntamente con el ejercito oficial), a la vida civil. Esta reintegración es una amnistía disfrazada, que va en contra del clamor de la población que exige juicio y castigo para estas organizaciones, culpables de los peores delitos de lesa humanidad. Además, organizaciones, humanitarias, sociales politicas y ONG han denunciado, que estas fuerzas estan siendo incorporadas en las redes de informantes y en los batallones de soldados campesinos.
4. No a la aprobación del Estatuto antiterrorista.
Colombia refuerza su sistema jurídico represivo, violando acuerdos internacionales a pesar de las recomendaciones de las Naciones Unidas. Las fuerzas encargadas de reprimir la población (ejército, policía, paramilitares) cuentan en el Estatuto Antiterrorista que les otorga poderes especiales, con este estatuto se legalizarán las viejas prácticas de guerra sucia y terrorismo de estado.
5. No a la política de Segurtidad Democrática
La política fascista del presidente Alvaro Uribe Velez (AUV), llamada de "seguridad democrática" se basa precisamente en desconocer los derechos fundamentales de los colombianos, restringiendo al máximo y a nombre de la política antiterrorista las libertades públicas, el derecho a la libre circulación, involucrando a los civiles en el conflicto armado; estableciendo los empadronamientos al viejo estilo nazi, desconociendo el principio de distinción entre combatientes y civiles. Con estos métodos estimula la guerra civil que, desde 1981, ha causado el desplazamiento interno a más de 3 millones de personas, entre ellas, 400 mil fueron desplazadas durante el año 2003.--
6. Llamado a la comunidad internacional
Colombia requiere el apoyo de la comunidad internacional para el logro de una solución política y negociada al conflicto social y armado, asi como, avalar la propuesta del canje e intercambio humanitario de prisioneros. La Unión Europea debe convertirse en una comunidad de países amigos del pueblo colombiano que lucha por la paz.
IV. Adhesión a la Campaña Europea 2004: stopURIBE!
-Esta campaña está abierta a todas las personas, organizaciones e instituciones que se sientan interpretadas por los objetivos de la misma. Creemos que es necesario movilizar, informar y organizar la solidaridad ante la grave situación que vive el pueblo colombiano.
Por esta razón hacemos un llamado a firmar esta plataforma adhiriéndose a ella. Les pedimos enviar a nuestro correo el nombre de las organizaciones, personalidades e instituciones que apoyan esta plataforma
- Sabemos que los medias desinforman y caricaturizan el conflicto colombiano, por ello es importante dar a conocer esta declaración, además, es necesario informar a los ciudadanos de los respectivos países europeos, acerca de la realidad de la situación del pueblo Colombiano y lo que se esconde detrás de esa supuesta lucha contra el narcotráfico y Qué es realmente el Plan Colombia, Para ello, es necesario organizar conferencias y debates, Pueden contactarnos para apoyar, coordinar o asesorarles en la realización de la Campaña Europea 2004: stopURIBE! Que es SU campaña tambiénâ¦
- Ãltimo minuto: Les informamos que el señor Alvaro Uribe, estará en Bruselas durante la semana del 9 de Febrero y les invitamos a celebrar en ese día, manifestaciones y marchas de protesta en su ciudad o asistiendo a la que se organiza en la ciudad de Bruselas.
Vinculate a la campaña stopuribe, reenviando este mensaje, con el texto e imagen de la campaña
Asi como publicalos en webs y medios alternativos
Envie sus mensajes de apoyo, sugerencias y propuestas a la campaña a: stopuribe ARROBA yahoo.com.mx y boletinenpie ARROBA riseup.net

Comentaris

Re: 72 sindicalistas asesinados en Colombia
03 feb 2004
En el año 2003, fueron 72 los sindicalistas asesinados afiliados a la principal central obrera colombiana, CUT. Solamente en el departamento de Bolívar, se registraron 350 detenciones ilegales por parte de fuerzas de seguridad del Estado en el año pasado.


29.01.2004 (Por Carlos Cruz, ANNCOL Bogotá)

Según un informe elaborado por el director del Departamento de Derechos Humanos de la central obrera CUT, Domingo Tovar, se agrava cada día más la situación de derechos humanos en Colombia.


Entre los reclamos de los sindicalistas se mencionan capturas masivas donde el gobierno no cumple con lo estipulado en los códigos y tratados internacionales, allanamientos ilegales y el hecho de que 72 sindicalistas fueron asesinados el pasado año.


El dirigente sindical informó que la mayor preocupación en el momento es el nuevo estatuto antiterrorista, que fue aprobado esta semana. "Estamos seguros que en ningún momento se le aplicará a terroristas, por el contrario toda esta política está encaminada a golpear y a acabar con procesos organizativos del movimiento social que generan oposición a las políticas del imperialismo norteamericano y al gobierno de �lvaro Uribe Vélez," dijo Tovar.


Agregó que: "Es claro que en Colombia no existe respeto por las libertades de expresión y por ende son callados con actos violatorios a los Derechos Humanos."


Domingo Tovar también presentó una lista de las más recientes violaciones de los derechos sindicales en el país:


ASESINATO

. El día 17 de enero de 2004, fue asesinado RICARDO BARRAG�N ORTEGA activista y afiliado al Sindicato de Trabajadores de las Empresas Municipales de Cali - SINTRAEMCALI - CUT - en momentos en que salía de su lugar de residencia. El compañero se dirigía al Centro Operativo Bodegas Navarro para jugar un partido de fútbol con sus compañeros de la empresa cuando fue interceptado por dos motos que le propinaron cinco disparos en la cabeza. Uno de los sicarios que participo en el asesinato del compañero RICARDO, fue capturado por la policía cuando emprendía la huída del lugar del crimen y traslado a la estación de policía del Barrio el Guabal.


El compañero, se había caracterizado por sus aportes técnicos en la propuesta de salvamento de EMCALI, frente a la cual había hecho ingeniosos aportes para reducir los costos, aumentar los ingresos y optimizar el recurso humano. Igualmente se había caracterizado por su activa participación en las jornadas de protesta efectuadas por los trabajadores para defender a EMCALI EICE ESP, de la privatización.


AMENAZAS

. El día 13 de enero de 2004, fue dejado en las oficinas de ANTHOC seccional Atlántico, un sobre que contenía un sufragio donde inscriben a la Junta Directiva de esta organización y aparecen los nombres de GILBERTO MARTINEZ miembro de la Junta Directiva Nacional, CARMEN TORRES miembro de la Junta Departamental, Ã?LVARO MÃ?RQUEZ miembro de la Junta Departamental, JOSà MERIÃO miembro de la Junta Departamental y ANGEL SALAS miembro de la Junta Directiva Nacional, la cual aparece firmada por las AUC (Autodefensas Unidas de Colombia) y al final se firma con las letras Antonio Uparela Castro.

. El día 16 de enero de 2004, llego al correo electrónico de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia "CUT" una amenaza por quien se autodenomina "Comandante Rigoberto Zarate Ospina Célula 18" del Bloque Calarca de las Autodefensas desde el e-mail (bloquecalarcapara ARROBA hotmail.com) y en el cual ratifican las amenazas de muerte contra los dirigentes sindicales de Risaralda, a quienes fue necesario sacarlos del país ante el asedio y la condena a muerte de este bloque de paramilitares en el mes de octubre del año pasado.


Dentro de esta sentencia los paramilitares condenan la labor social no solo de la "Pastoral Social de Colombia sino al Estado de CHILE por darle refugio según ellos a delincuentes de poca monta como lo son los dirigentes sindicales de la CUT Risaralda; y manifiestan que sus unidades armadas ya se encuentran radicadas en Chile esperando la orden para dar inicio a la localización, ubicación y posterior ejecución de quienes llaman subversivos de civil".


. El día 21 de enero de 2004, nuevamente los dirigentes sindicales de ANTHOC NACIONAL y de las seccionales, continúan siendo objeto de amenazas de muerte, por parte de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio, quienes han declarado objeto de ataque a los directivos JESÃS ALFONSO NARANJO y MARIO NEL MORA PATIÃO representantes del Departamento de Derechos Humanos y Misión Médica, puesto que consideran que las acciones de denuncia contra la corrupción administrativa y acciones de denuncia nacionales e internacionales, llevadas a cabo por sus constantes y repetidas amenazas,desplazamientos forzados y asesinatos de funcionarios de salud y en especial de sus afiliados. Aseguran en aquel sufragio que no son defensores de derechos humanos, sino guerrilleros infiltrados en el movimiento sindical, por tal razón serán eliminados en cualquier parte del país.


. En el departamento del Cauca ubicado al sur occidente del país el gobierno tiene la misma pretensión en aplicar planes como los que aplicó en el departamento de Arauca, donde persiguió, hostigo y encarceló a la dirigencia social, en el Cauca en el último año se han venido realizando detenciones masivas, hay poblaciones (municipios) que están cercados unos por el Ejercito Nacional y otros por los grupos paramilitares violando los más elementales derechos y aún tratados internacionales, por ejemplo controlan la entrada de alimentos y a los campesinos no les permiten sacar sus productos, lo cual desde luego deteriora la calidad de vida de la población civil. En el movimiento sindical últimamente han sido amenazados el Comité Ejecutivo de la Subdirectiva CUT Cauca y la Junta Directiva de los sindicatos, varios compañeros y compañeras han sido obligados por las circunstancias de amenazas a abandonar su región, en donde se palpa la violación al derecho de asociación y libertades sindicales.


DETENCIONES

. En el departamento de Bolívar cuya capital es Cartagena el gobierno la presenta como el paraíso en América y desafortunadamente para el movimiento social en el año anterior, se registraron alrededor de 350 detenciones ilegales.
Re: Carta del Partido Comunista Colombiano a los gobiernos y pueblos de la Unión Europea
03 feb 2004
x El Piojo Editorial - [02.02.04 - 21:16]
Carta del Partido Comunista Colombiano a los gobiernos y pueblos de la Unión Europea


Carta del Partido Comunista Colombiano a los gobiernos y pueblos de la Unión Europea
por Miguel Suarez ⢠Sunday February 01, 2004 at 04:44 AM
miguel.suarez ARROBA telia.com

Referente al viaje del jefe fascista, Alvaro Uribe Velez a Europa, el Partido Comunista Colombiano, dio a conocer un comunicado publico donde relata las atrocidades del regimen de la "Seguridad Denocratica" y donde pide la solidariada internacional para obligar al jefe fascista a cumplir sus compromisos, espeialemente la recomendaciones del alto comisionado de la Naciones Unidas en Bogota. La Asociacion Jaime Pardo Leal de Suecia, llama a los amigos de la causa colombiana a manifestarce en rechazo a la visita a Europa del mini-führer latinoamericano. A continuacion el comunicado.

En los próximos días el Presidente de la República de Colombia, �lvaro Uribe Vélez, realizará una gira por varios países de la Unión Europea y cumplirá una controvertida invitación a la plenaria del Parlamento Europeo en la que tratará de presentar su proyecto político de la seguridad democrática, eje de su programa de Gobierno hacia un Estado comunitario.

El recorrido por Europa es una maniobra del Gobierno colombiano para invitar a la Unión Europea a participar en la llamada Mesa de Donantes, con la cual quiere legitimar el Plan Colombia, instrumento de intervención del gobierno de los Estados Unidos de corte militarista para atizar la guerra y el conflicto colombiano. Mas que un plan guerrerista, lo que Colombia necesita es una cruzada nacional e internacional, con el apoyo humanista de gobiernos y pueblos, para salir de la encrucijada de violencia exacerbada por la agudeza de la confrontación armada. La única alternativa de resolver el político es por la vía de la negociación política y de la democratización de la vida nacional. Precisamente, todo lo contrario de lo que implica ganar la guerra que pretende el presidente Uribe Vélez.

En los 17 meses del actual gobierno, en que se ha aplicado la seguridad democrática, el conflicto se endureció más y de manera implacable afecta con mayor rigor a los colombianos. La aprobación del estatuto antiterrorista, ignorando recomendaciones de las Naciones Unidas y de la Unión Europea, amenaza seriamente los derechos humanos, de suyo seriamente afectados por las medidas autoritarias gubernamentales. De manera sistemática el presidente Uribe Vélez se niega a aceptar las recomendaciones sucesivas de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU y de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Bogotá, lo cual ha repercutido en hechos tales como la persecución sistemática a los opositores de izquierda, sindicalistas, activistas populares y miembros de Organizaciones No Gubernamentales de reconocida trayectoria y reconocimiento a nivel nacional e internacional.

En la actualidad, la aplicación de la seguridad democrática, lejos de afectar la existencia de grupos insurgentes, cuyo erradicación anunció el Gobierno Nacional en el plazo de 18 meses, que ya se cumplen, está vulnerando los derechos y libertades de la población civil, víctima de grandes redadas de detenidos y montajes por supuestos nexos con las guerrillas. En la mayoría de los casos, los detenidos han tenido que ser dejados en libertad, luego de semanas y meses de estar en prisión. Según lo reconoció el propio ministro del Interior y de Justicia, Sabas Pretelt de la Vega, un promedio de mil ciudadanos están siendo detenidos cada mes, acusados de vínculos con la guerrilla. Casi el 90 por ciento de ellos queda en libertad posteriormente.

El Gobierno Nacional ha depositado toda la esperanza de paz en la guerra abierta y prolongada, dedicando más del 8 por ciento del Producto Interno Bruto a agigantar el aparato bélico estatal, mientras no hay dinero para la inversión social y en especial para la salud y la educación. Según la estadística oficial, en el país el nivel de pobreza llegó al 56 por ciento y el de indigencia a un 30 por ciento. Entre tanto, la crisis de la salud se acentúa con el cierre de importantes centros hospitalarios, entre ellos los de la atención a los niños y a la maternidad, y está amenazada la existencia de la educación pública en el país.

El Gobierno Nacional se opone a cualquier posibilidad de solución política negociada del conflicto con las organizaciones guerrilleras y ni siquiera acepta un acuerdo humanitario, como el que proponen la Iglesia Católica y destacadas personalidades colombianas, agravando las infames consecuencias del conflicto y el deterioro humanitario en el país. La política y la economía han sido colocadas al servicio de la guerra oficial, en una cruel polarización del país.

Las gestiones del delegado del Secretario General de la ONU para la paz en Colombia y de la Comisión de Facilitación de la Iglesia Católica, son cuando no ignoradas, obstaculizadas, por los funcionarios gubernamentales y más bien son utilizadas como elemento dilatorio de un compromiso con una política de paz. El presidente Uribe Vélez y otros altos funcionarios se han pronunciado en contra del acuerdo humanitario y de eventuales diálogos de paz. Hace pocos días, en el Palacio de Nariño (sede presidencial en Bogotá), con ocasión del protocolario saludo anual del Cuerpo Diplomático, el presidente Uribe Vélez, de forma desafiante le dijo a los embajadores: Ustedes dedíquense a promover el diálogo, que yo avanzo con mis soldados y policías para imponer la seguridad democrática.

La única puerta abierta al diálogo ha sido para los grupos paramilitares, responsables del tráfico de cocaína y de las peores masacres y vulneraciones al DIH y a los derechos humanos. Con el agravante, que el diálogo con estos irregulares se realiza de manera incondicional y con el objetivo de aprobar una ley de alternatividad penal que consagra el perdón y el olvido a los crímenes de los paramilitares. De manera perversa, el Gobierno Nacional pretende comprometer a la comunidad internacional y a los gobiernos de la Unión Europeo en este torcido proyecto, que generará más dificultades para la solución política. Desoyendo a la ONU, el Secretario General de la OEA, el colombiano y ex presidente César Gaviria, decidió pactar con el presidente Uribe Vélez la verificación de este proceso, cuando ni siquiera existen acuerdos reales para verificar y controlar. Lo cierto es que los crímenes del paramilitarismo y el tráfico de narcóticos de sus integrantes continúan siendo una práctica en el territorio nacional.

El año pasado, el 25 de octubre, los colombianos le negaron al Presidente de la República la aprobación de un referendo para elevar a norma constitucional la política de seguridad democrática y varias medidas fiscalistas de ajuste, lesivas a los trabajadores y al interés popular. Ni siquiera el 20 por ciento del potencial de electores le avalaron su proyecto. Apenas lo hicieron tres millones de colombianos de 24 millones de votantes aptos y menos de los cinco millones que depositaron su voto por el presidente en las elecciones presidenciales. Sin embargo, en desafío a la Constitución Política y al querer de la mayoría de los colombianos, el Gobierno Nacional, apoyado en las mayorías en el Congreso, acudiendo a las prácticas clientelistas, politiqueras y de corrupción que dice combatir, pretende hacer aprobar las medidas negadas en el referendo.

Por esta razón, la visita del presidente �lvaro Uribe Vélez a Europa debe servir de ocasión propicia para que sus gobiernos y pueblos le recuerden:

-las obligaciones que tiene con los protocolos, tratados internacionales y recomendaciones de la ONU y de la comunidad internacional en la búsqueda de disminuir la intensidad del conflicto y del respeto a los derechos humanos;

-la importancia del acuerdo humanitario que termine con la tragedia de miles de colombianos en cautiverio; y

-la necesidad de hacer esfuerzos para avanzar en una política real de paz, favorable a la solución negociada del conflicto y a buscar el camino de la democracia y la justicia social.

-el cumplimiento de las 24 recomendaciones sobre derechos humanos que la oficina de la ONU en Colombia ha venido sugiriendo.

PARTIDO COMUNISTA COLOMBIANO
COMITÃ EJECUTIVO CENTRAL

Bogotá D.C. Colombia, enero de 2004

www.ajpl.nu/radio.htm
Sindicat Terrassa