Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: guerra
Vendra Al Qaida a una ciudad de las que votan PP?
26 gen 2004
El español Centro Nacional de Inteligencia (CNI) comparte con los servicios aliados la preocupación de que se pueda llevar a cabo un gran atentado con una bomba nuclear sucia. Fuentes próximas al CNI manifestaban a hace días lo fácil que es hacerse con un kilo de sustancia radiactiva (por ejemplo, plutonio) y hacerlo detonar junto con un potente explosivo convencional en una gran ciudad. La denominada "bomba sucia" contaminaría de radiactividad a miles de habitantes de una extensa aérea.

La advertencia se produce al tiempo que Libia entrega la documentación que ocultaba para fabricar bombas atómicas, después de renunciar al desarrollo y almacenamiento de armas de destrucción masiva.

Presuponen que Muamar Gadafi, que ha abandonado el "eje del mal", no quiere que Estados Unidos pueda ver su mano en el hipotético atentado con una "bomba sucia" que los servicios de inteligencia temen.
El director de la Agencia Atómica de la ONU alerta sobre el peligro de atentados nucleares. Así de contundente se mostró ayer el director del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Mohamed El Baradei, quien aseveró que este peligro "no había sido nunca tan grande" al prestigioso semanario alemán "Der Spiegel".

En este contexto, no hay que pasar por alto la expectación y la preocupación del mundo árabe en torno a la actuación de Libia. Cuando el 19 de diciembre pasado Trípoli anunció su deseo de terminar con sus programas de armas de destrucción masiva (ADM), sus países vecinos y, en especial, los del Magreb, se sintieron sorprendidos. Pocos días antes, a principios de mes, Túnez albergó una reunión entre los cinco países magrebíes y los cinco europeos del Mediterráneo occidental. De los presentes, el único que conocía las intenciones del líder libio era el presidente del Gobierno español. Ninguno de sus pares del mundo árabe había sido prevenido del giro de 180 grados que pocos días después iba a operar el régimen de Trípoli. Para más asombro, Libia ha entregado recientemente a los inspectores del OIEA sus diseños para fabricar bombas nucleares. No hay que olvidar que el país también declaró en diciembre que se adherirá al Tratado de No Proliferación de armas nucleares (TNP). La "doctrina" libia había sido, hasta hace poco más de un mes, la de defender contra viento y marea "el derecho del mundo árabe a mantener un equilibrio con Israel". En tanto Tel Aviv mantuviese su capacidad nuclear probada y sus programas de ADM, los árabes, y entre ellos Libia, se sentían con el derecho a tener los suyos propios. Es así como Argelia y Marruecos, en particular, justificaban programas de investigación nuclear, el lanzamiento de sus propios satélites de vigilancia y un importante proceso de rearme.
Sindicat