Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
Miles de personas denuncian la dispersión en una jornada sin visitas a los prisioneros
06 oct 2003
Miles de familiares y amigos de los presos políticos acudieron ayer en diversas caravanas de coches a Lasarte-Oria, donde Etxerat llevó a cabo un acto en el que se denunció la política de dispersión que llevan a la práctica los estados español y francés y se recordó la iniciativa por la que los prisioneros han renunciado, durante este fin de semana, a sus visitas. Los famliares recordaron a las trece personas fallecidas en la carretera a causa de la dispersión, muy especialmente a Argi Iturralde e Iñaki Balerdi, vecinos de Lasarte que murieron en febrero pasado cuando viajaban a Almería.
La iniciativa del colectivo de presos políticos vascos de renunciar voluntariamente a las visitas este fin de semana ha provocado que sus familiares y amigos no hayan salido a las carreteras con destino a las prisiones de los estados español y francés, y tampoco hacia otros países en los que se encuentran encarcelados, como son los casos de Holanda, Quebec, Argentina, Alemania o Inglaterra. No obstante, quisieron mantener vivo su compromiso para con sus allegados presos, por lo que miles de ellos partieron ayer en coche ­y en algún caso también en autobús­ hacia Lasarte-Oria, donde Etxerat había convocado un acto político.
Haciendo frente tanto al desagradable clima que azotó Euskal Herria ­los chaparrones y el fuerte viento fueron una constante durante toda la tarde­ como a los muchos controles instalados por la Guardia Civil, los familiares y amigos de los prisioneros se fueron acercando, poco a poco, a la Plaza Andatza de la localidad guipuzcoana. Allí, colocaron las fotografías de los presos, justo al lado de los carteles que mostraban los nombres de las distintas cárceles.

Ante la plaza abarrotada y con los soportales de los edificios contiguos llenos de gente, accedieron al escenario ­sobre el que colocaron una pancarta en la que se leía «Asteburu honetan ez naiz hilko! Noiz arte?»­ cuatro familiares que dieron cuenta de sus vivencias: Rosa Castillo, madre de Iñigo Makazaga, que está encarcelado en Inglaterra; Jone Etxeberria, hermana de Lander y compañera de Julen Zelarain (el primero está preso en el Estado francés y el segundo en el español); Pili Gabirondo, compañera de Gonzalo Rodríguez, encarcelado en el Estado español; y Leo Esteban, hermano del ya fallecido Esteban y que sufrió un accidente en 1998 cuando acudía a visitarle. Sus testimonios caldearon el ambiente y los congregados corearon lemas como «Euskal presoak etxera» y «Herriak ez du barkatuko».

Uno de los momentos más emotivos se produjo cuando subieron al escenario Joxe y Jone Balerdi, padre y hermana de Juankar, quien permanece preso en Almería. Y es que los familiares del prisionero lasartearra sufrieron el 28 de febrero pasado un accidente en el que fallecieron su madre y hermano ­Argi Iturralde e Iñaki­, y a causa del que el propio Joxe sufrió heridas muy graves de las que aún no se ha recuperado totalmente. Los asistentes les tributaron una larga ovación, una especie de homenaje que se vio completado por un aurresku.

Tras ellos tomó la palabra el representante de Etxerat Ramón Gaztelumendi, quien recordó que el colectivo de presos, «durante este fin de semana está llevando a cabo una de sus luchas más duras. Y es que cuando han decidido no salir a las visitas con sus allegados, han renunciado al sagrado lazo que les une a Euskal Herria».

Indicó que «es una postura absolutamente entendible, ya que con esta protesta vienen a reclamar sus derechos civiles y políticos, además de adoptar una actitud activa en contra de la dispersión y el aislamiento al que son sometidos».

Volvió a hacer un llamamiento a «acabar con la dispersión» e instó a las instituciones vascas a «comprometerse de verdad y, dejando a un lado los gestos de cara a la galería, a dar los pasos necesarios en esa dirección. No vale con lavarse la cara ofreciendo dos céntimos».

«Nosotros ­prosiguió­, por nuestra parte, seguiremos saliendo a la calle con el firme compromiso de acabar con esta cruel política».

Testimonios de los familiares
«Un pueblo en marcha detrás de cada uno de ellos»

Rosa castillo


La madre de Iñigo Makazaga, preso en Inglaterra, inquirió a los presentes «quién de nosotros hubiera pensado alguna vez que tendría que aprender cómo funciona el metro de Londres para acercarnos después a la cárcel de Belmarsh y poder realizar una visita, siempre demasiado corta, a nuestro hijo». Recordó que en pareci- das situaciones se encuentran los allegados de aquellos ciudadanos vascos que se encuentran encarcelados en Quebec, México, Holanda, Alemania o Argentina, y se congratuló del apoyo que reciben en todos esos países. «Eso hubiera sido totalmente imposible de no percibirse un pueblo en marcha detrás de cada uno de los pre- sos», indicó. «Astuna da sakabanaketaren zamari aurre egitea»

Jone etxeberria


Lander anaia eta Julen Zelarain mutil-laguna ditu espetxean: lehena Dragignan-en dago eta bigarrena, ostera, Soto del Realen. «Astuna egiten da sakabanaketaren zamari astero-astero aurre egitea; gure senitartekoak bisitarik gabe gera ez daitezen asteburu oro milaka kilometro egitea. Egunetik egunera, gainera, traba ge- hiago gainditu behar ditugu: Juleni komunikazioak 10 lagunetara murriztu dizkiote; Lander, berriz, bakarturik dute, eta, oraingoz, bi lagunen bisitak soilik onartu dizkiote», agertu zuen, eta honakoa gaineratu: «Onartzea zail egiten den arren, azkenerako, ohitu egiten gara, barneratu egiten dugu zama hori guztia eraman behar izatea». «Esforzarse para frenar tanta inhumanidad»

pili gabirondo


La compañera de Gonzalo Rodríguez se refirió al aislamiento de los prisioneros y aseguró que «ese castigo añadido es una realidad que afecta a cada vez mayor número de nuestros familiares y allegados. En algunos casos, este régimen se viene aplicando por largos años. Tenemos la certeza de que buscan quebrantar el equilibrio físico y síquico de nuestros seres queridos. Es imposible interiorizar en su verdadera dimensión lo que supone el aislamiento». Aseguró que «ahora que la venganza se enmascara en ley y la indefensión de los presos es más evidente que nunca, debemos redoblar esfuerzos para frenar tanta inhumanidad y terminar con esta política de exterminio».
Sindicat