Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
            01
02 03 04 05 06 07 08
09 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: sanitat
La peste y las guerras biolocas
01 nov 2020
Las pandemias pasadas, presentes y las planificadas.
zzzzzzzzzzzzzzzzzzzmmmmmmmmmmmmm.jpg
En realidad, las guerras bacteriológicas, se emplearon desde tiempos inmemoriales, aun sin saber el origen de los virus, los ejércitos comprendieron que las enfermedades pueden ser empleadas como armas contra sus enemigos, a través del contagio, de llevarles sus muertos a través de catapultas sobre los muros de las ciudades o fortalezas que sitiaban, o a través de regalarles abrigos, cobijas, etc. infectadas con viruela y otras pestilencias, y bufandas con sarampión, a los indios americanos, por ejemplo, ocasionado millones de muertos.. El comandante Lord Jeffrey Amherst escribía a su oficial, en 1763, “P.D. Hará bien en intentar inocular a los indios por medio de cobijas, así como intentar cualquier otro método que pueda servir para extirpar esa execrable raza. También vale mencionar a la siniestra Unidad 731 del Servicio Aéreo del Ejercito Imperial Japones, que bombardeo la ciudad china de Ningbo en 1940 con pulgas portadoras de la peste bubónica.
En épocas posteriores, Churchill y Hitler, le dieron el aval oficial estatal a estas prácticas genocidas, que incluso empleaban guerras químicas y bacteriológicas. Por ejemplo, el superracista o supremacista, imperialista victoriano, Churchill, había afirmado que la supremacía blanca, debía primar sobre las demás, que consideraba inferiores y barbáricas, y, además, no se debían escamotear métodos inclusive la tortura, y que los enemigos del Imperio Británico deberían “ser asesinados sin piedad”, y por negarse a reconocer “la superioridad de nuestra raza”. Afirmo en un memorándum secreto: "Estoy totalmente a favor de usar gas venenoso contra tribus incivilizadas", y también empleo en 1919 el arma química, bombas M Device, conteniendo el gas toxico difenilaminaclorarsinatambién, contra los bolcheviques, en el norte de Rusia (fuente: libro 'Russian Roulette: How British Spies Thwarted Lenin's Global Plot' Información de Rusia Today, 1 octubre, 2013) A la que consideraban: "el arma química más efectiva jamás inventada" y planearon además, el empleo de estas armas contra el poder bolchevique, pensando que lo haría caer.
Churchill también empleo o el hambre como arma de guerra (la hambruna de Bengala de 1943 que ocasiono casi 4 millones de muertos) Resumiendo, la pandemia del racismo también ha ocasionado millones y millones de muertos: un genocidio. (Sin mencionar Holocausto judío)…
En la historia, se emplearon muchos vectores como armas propagadoras de enfermedades…toxinas envenenaban pozos y fuentes de aguas, se usaban venenos en flechas, e incluso se arrojaban serpientes y escorpiones venenosos al enemigo. Todo esto ya antes de la era cristiana. Luego, los mongoles se convirtieron en duchos en esas tareas, arrojando los cadáveres de los infectados, a través de los muros de los “enemigos” por catapultas. La peste bubónica ya había hecho estragos entre la población de Asia.
La primera gran peste bubónica, había ocurrido (años 600 y 700) en Constantinopla, el imperio bizantino, y también conocida como Plaga de Justiniano, por el nombre de su emperador. Esta se extendió por toda Europa y Asia y África, llevándose la vida de casi 50 millones de seres humanos. El origen del contagio es inseguro, unos afirman proviene del este de África, otros, de China.
La segunda gran ola pandémica de la peste negra tuvo lugar en el siglo XIV. Surgiendo en Asia, donde se llevo la vida de millones, y cuando los tártaros asediaron la ciudad de Crimea Caffa, entonces colonia genovesa, siendo genoveses el 80% de sus 60.000 habitantes (hoy Feodosia, anteriormente Teodosia) centro neurálgico del tránsito comercial de mercancías como seda y condimentos hacia Europa. La peste se multiplico rápidamente entre los sitiadores, y morían miles por día, hasta que decidieron hacer llover sobre la ciudad sus propios muertos infectados con la peste negra, a través de sus catapultas, (aunque los científicos dudan que la peste se transmita o contagie eficientemente a través de cadáveres) ocasionando muertes masivas en los comerciantes genoveses, (mataron al 80% de ellos) y los sobrevivientes escaparon a toda prisa en 12 galeras vía marítima, rumbo a Messina en Sicilia. En sus barcos llevaban los enfermos, y en sus bodegas, las ratas negras (Rattus rattus, o rata de barco), y la rata parda (Ratus norgevicus), que es el “huésped”, y polizonte. Y con sus parásitos correspondientes: la pulga (Xenopsylla Cheopis, y la Xenopsylla Brasiliensis) el vector de la peste. Durante las epizootias (epidemias de animales) en que mueren gran cantidad de ratas, la pulga salta al humano para alimentarse picándolo…. Aunque también las pulgas sanas se infectan alimentándose de un mamífero, (o humano) infectado con esa bacteria.
Llegan así estos vectores de la peste a Messina en octubre de 1347, poco tiempo, pues al darse cuenta los sicilianos lo que los buques traían, les ordenaron abandonar Messina. El contagio masivo de los sicilianos había comenzado, las ratas desembarcaron por la soga de amarre de los buques, y que, poco tiempo después llevaría a la muerte de la mitad de los europeos. Los sobrevivientes sicilianos emigraron a la Italia continental llevándose consigo la peste, y muriendo ya al llegar. En enero de 1348, llevaron los barcos la peste a Venecia, y en febrero a Avignon, en occitano provenzal, en la Costa Azul francesa, cede entonces del Papa, ciudad que perdió la mitad de sus habitantes. Y en el verano llego la bacteria (luego llamada Yersinia Pestis) a Paris, sucumbiendo la tercera parte de sus 150.000 habitantes… y morían 800 por día, relatan crónicas de la época, no dando abasto a enterrarlos, lo hacían en fosas comunes.
Y en noviembre llego a Londres, y se cuenta toda la ciudad olía a cadáveres de la peste. Desde allí se propago al norte de Europa y Escandinavia, siendo las rutas marítimas las más rápidas en transmitir la pandemia.
La gente desconocía el origen del mal, pero el terror les impedía a sepultar sus propios muertos, sus familiares, que eran abandonados en la calle donde caían, y los perros también se llevaban los huesos de los cadáveres semienterrados, propagando más la peste.
La tercera pandemia de la peste negra se originó en China de Yunnan en 1855, y se desarrolló en Hong Kong en 1894, y hasta 1918 se llevo la vida de unos 10 millones de personas. Extendiéndose posteriormente a la India, ocasionando millones de muertos.
Es entonces cuando Europa, que no quiere sufrir de nuevo la pandemia de la peste, manda a sus mejores científicos a China, para identificar al virus, para tratar de combatirlo o frenarlo. Hong Kong era el centro de el comercio entre China y el Este. Y allí llego primero, el joven bacteriólogo suizo nacionalizado francés, Alexander Yersin, armado de un microscópio e instrumental moderno. Su colega Paul-Lois Simond, cazaba las ratas, luego enjauladas, que investigaban. Yersin tenia estudios de medicina en Lausana, Alemania y Francia, y, en el Laboratorio de Investigación Louis Pasteur, posteriormente Instituto Pasteur. Yersin también colaboro en el desarrollo de la vacuna contra la rabia, y realizo grandes progresos en investigación sobre la difteria. Y con la ayuda de su microscopio, descubrió cual era la bacteria de la peste. Días antes el científico japones Kitasato Shibasaburo, también había visto esa bacteria, pero no había sabido formular su descubrimiento. Por lo tanto, a la bacteria se le dio el nombre de Yersin.
Hoy día los brotes de peste son esporádicos, pero la peste no ha sido totalmente erradicada, y nada garantice que no retorne un día. Pero en la actualidad existen mejores medios de control higiénico (esperemos la peste no vuelva a través de un nuevo huésped o vector, como la cucaracha…).
El tratamiento actual se basa en el empleo de antibióticos (estreptomicina, gentamicina, y doxiciclina), reduciendo la mortalidad a un 5%, aunque este, debe darse dentro de las primeras 24 horas.
Lo paradojico, es que hoy día, existen todo tipo de armas, que portan todo tipo de agentes bio-bacteriológicos, y programas secretos de este tipo de armas prohibidas. También en laboratorios militares multitud de pruebas de virus y bacterias, que han ocasionados pandemias en el pasado, se conservan y manipulan. En 1972 Convención de Armas Tóxicas y Biológicas, que prohibieron el “desarrollo, producción y acumulación de microbios o sus productos venenosos excepto en cantidades necesarias para protección y exploración pacífica.” Los laboratorios secretos continuaron, y continúan hoy día, con sus “estudios”. Y ya hace décadas se desarrollaron, por ejemplo, armas biológicas que atacan y afectan, solo a determinada etnias humanas…
Sebastian Bestard Molina

Copyright by the author. All rights reserved.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more