Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: corrupció i poder
memoria, ley wert, huelga, la posverdad (la lucha por el control del sistema de enseñanza).
15 gen 2020
Posverdad es un neologismo que describe la situación en la cual, a la hora de crear y modelar opinión pública, los hechos objetivos tienen menos influencia que las apelaciones a las emociones y a las creencias personales. En cultura política, se denomina política de la posverdad (o política posfactual) a aquella en el que el debate se enmarca en apelaciones a emociones desconectándose de los detalles de la política pública y por la reiterada afirmación de puntos de discusión en los cuales las réplicas fácticas —los hechos— son ignoradas. La posverdad difiere de la tradicional disputa y falsificación de la verdad, dándole una importancia "secundaria". Se resume como la idea en “el que algo aparente ser verdad es más importante que la propia verdad”. Para algunos autores la posverdad es sencillamente mentira, estafa o falsedad encubiertas con el término políticamente correcto de posverdad que ocultaría la tradicional propaganda política.»
ivan illich45.jpg
torra bargallo..jpg
ustec.jpg
escola.jpg
escola 22.jpg
imposicion linguistica.jpg
ivan illich escuelas..jpg
tener estudios denota, no que uno esta en disposicion de verificar una suma de conocimientos reales y eficaces, sino que simplemente uno procede de la pequeña burguesia para arriba.
escuela.jpg
El desarrollo del sistema de enseñanza y mas exactamente de la lucha por el control de este, constituye un mero transuto de la lucha por la hegemonia politica llevada a cabo por las distintas fuerzas sociales que integran el conjunto formado por la clase dominante.
La confrontacion en el campo ideologico al que asistimos con la ley wert, la huelga se caracteriza en primer lugar en el poder que legitimiza , y en segundo en constituir el procedimiento para la domesticacion de los dominados. Dicho crudamente, la tarea de educar para la democracia, coincide en el punto, y no es necesario que se haga intecionadamente, con la tarea de sofocar, al menos de embridar al movimiento ascendente de las clases obreras.
En el campo educativo, nada mas propio de la ideologia dominante, que el intento (ley, huelga) de establecer una relacion causo a efecto entre la problematica puramente morfologica (relativa al desbordamiento del alumnado, deficit del profesorado, falta de instalaciones, privatizacion de servicios etc) y no importa que de lo que ocurre en dicho campo. Abonado por el mismo funcionariado de la educaciopn, esta representacion, que reduce la problematica de la enseñanza publica a su dimension cuantitativa, viene acompañada por otra representacion, tan confundidora y engañadora como esta, y que añade a la dimension cuantitativa la idea de debacle, de crisis, de una enorme crisis cataclismatica y abracadabrante, y ya tienen los profesionales de la inteligentsia que pasan por profundos el adobe para sus ensaladas de cifras y estadisticas, que descanasan en nociones como diagnosticos, o sea la creencia de instituciones enfermas, en organism,os patologicos, estas representaciones tienen como efecto preparar el camino a los tratamientos por decreto del cirujano de mano de hierro de turno.
Dentro del sistema de enseñanza no todo esta en crisis, precisamente lo mas decisivo, lo que justifica su existencia, la clave que lo sostiene y que explica su funcionamiento, eso no esta en crisis, ni parece que haya estado nunca. Dicho sistema tiene un nucleo invariable de funciones basicas que no han cambiado, porque tampoco lo ha hecho el sistema de clases al que esta subordinado.
Los sucesos del curso escolar y universitario que estamos presenciando, condensa todo lo que podemos llamar democratico, en un instrumento de defensa, de barrera de muro de contencion, ante un proceso de proletarizacion creciente que crea condiciones materiales de vida muy dificiles para la gran mayoria de la poblacion, las cuales empujan al proletariado mas consciente a preguntarse porque, y a habilitar un abanico de instancias de cohesion ideologica libertaria, que puede romper la imposicion de que a los jovenes de la clase obrera se sometan a la cultura dominante que se imparte desde la enseñanza publica.
A nivel objetivo mas alla, del ilusionismo de los elementos tramposos del profesorado, la enseñanza primaria hace que la mayoria de la poblacion sujeta al sufrimiento y la represion, reconozca y acoja con respeto los mensajes ilusionistas del funcionariado de la enseñanza, integrado este ultimo en el privilegio de la clase dominante, que contribuye dicisivamente a que el proletariado quede confundido y vea estos mensajes, un modo de vida y unos valores que le son ajenos e incompatibles a los suyos propios, como favorables y se deje imponer socialmente en el plano psico-social por metodos conductivos-ilusionantes, los efectos que refuerzan las bases de ambivalencia (sumision-rebelion-ley-huelga), que formaran la parte esencial de la plataforma psicologica de las relaciones entre clases dominadas y clases dominantes, donde se plasma haciendose realidad el verdadero sistema de enseñanza, que son los estudios secundarios, es decir la barrera de distincion entre clases, tener estudios denota, no que uno esta en disposicion de verificar una suma de conocimientos reales y eficaces, sino que simplemente uno procede de la pequeña burguesia para arriba.
La ley wert y la huelga, hace la funcion de distraccion del ilusionista(clase dominante), para que no se vea el truco, y permitirle el ocultamiento y la no-discusion que permite al sistema de enseñanza justificar la desigualdad, en definitiva el sistema de enseñanza va enderezando no a eliminar sino a reforzar las desigualdades sociales, y es atraves de lo democratico que actua de arbitro y sumo juez de la desigualdad natural, que es el ultimo recurso que responde a la necesidad de legitimar la posicion de privilegio de las clases dominantes.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: memoria, ley wert, huelga, la posverdad (la lucha por el control del sistema de enseñanza).
15 gen 2020
Buenas cohen rabin0:

Tengo una pregunta que hacerte; ¿cómo puede entenderse que a miembros de la Autoridad, - que eso son ahora legalmente considerados los bien pagados profesores onmipresentes en las estructuras del reformismo (PSOE, PP, VOX, CUP, ERC, Bildu, Ciudadanos, PdCat, PNV, Podemos, comunidades autónomas, ayuntamientos, estado central, diputaciones, Europa, sindicatos y oenesges, etc) -, todavía les dejemos entrar en asambleas proletarias?

Con la excepción de García Olivo, u otros resistentes probados a hacerse policias burgueses y de clases medias de los niños y los jóvenes, sobre todo proletarios, no deberíamos permitir a ningún profesor que entre a asambleas, encuentros, foros o cualesquiera socializaciones proletarias sean , porque son la Autoridad, legal pero no arbitrariamente así definida. La Autoridad Enseñante. El Brazo Educador de la dictadura socialdemocrática. A un tercio técnicos, otro tercio funcionarios y otro tercio aristocracia obrera, una figura sintética de clase rotundamente anti proletaria.

¿Qué es el estado? El estado es una alianza de clases en torno al desarrollo y reproducción de la plusvalía tributaria, que consta de un dispositivo especial de agresión para ejercer esa explotación. Ojo, el estado no es meramente "una fuerza especial de represión de una clase sobre otra", como en la definición de Engels, pues tiene bases materiales concretas fundadas en la explotación que están ubicadas, de forma directa e históricamente especializada, en la plusvalia tributaria. En la explotación. Esto es, sin disolver la forma estado estado no se puede anular y suprimir la explotación.

El que los profesores, sean legalmente considerados "La Autoridad" nos informa de que forman parte esencial de esa alianza de clases para la reproducción de la explotación por medio del desarrollo y conservación de la plusvalía tributaria. Esta forma de plusvalia es la base sobre la que luego centralizan y organizan toda la explotación y todas las otras formas de plusvalia extraidas al proletariado. Que echen pestes contra la banca (la plusvalía rentista y a interés) o contra el empresariado y el capital en funciones, (la plusvalia directa), como si ellos mismos no fueran parte del capital explotador y marginador, es natural porque están en competencia, a la greña entre ellos por hacerse con mayores porciones de la plusvalia extraida, y por eso sus críticas a otras secciones del capital explotador no les exhime de la responsabilidad de estar participando en la explotación, - de la que no se puede salir a través de la forma (plusvalista) estado -, esto es, de la alianza de clases de burguesía y clases medias, porque esta alianza se realiza sobre la base de una política consensuada para perpetuar por generaciones la explotación del proletariado.

Estamos ante un sistema integral, totalitario y totalizador, cuya crisis es desatada para empeorarlo y elevar la tasa de explotación en la fase de la robotización. Y los profesores forman parte de ella, como auxiliares de la explotación y opresores directos, y no es casualidad que el foco principal de la difusión de la política socialdemocrática de las identidades se encuentre precisamente en esta fracción de los explotadores, una fracción de clase tan importante en la explotación que es considerada por la dictadura como "Autoridad" y su función es recompensada por el estado con sueldos elevados y fuertes entregas de Salario Indirecto Oculto en materia de vivienda, seguridad social pública y privada, pensiones especiales y tiempo libre, entre otras regalias socialdemocráticas.
Re: memoria, ley wert, huelga, la posverdad (la lucha por el control del sistema de enseñanza).
17 gen 2020
Supongo que este reaccionario señor ".", también sería partidario de fusilar a Ferrer y Guardia.

Para el autor de este texto, no existen trabajadores que una vez salen del trabajo, van a estudiar. Para él, no son más que "pequeña burguesía para arriba". Es de suponer que dicho autor del texto, "no tiene estudios". Tanto el autor del texto, como el señor ".", coinciden con esos ultraconservadores que acusan a las escuelas de adoctrinar. Sólo les falta hacer piras con los libros. Y es que no hay estúpidos más grandes que aquellos que confunden el estudio, el conocimiento, con la institución docente.

Ambos, "casualmente" coinciden también, en negar que las clases trabajadoras que estudian puedan desarrollar capacidades críticas, y parece que solo ellos, el autor del texto y el sr ".", han sido capaces de descubrir la perversidad del sistema educativo. Se consideran mejores, escogidos. Se creen aristócratas en el sentido etimológico del término, lo que revela sus actitudes autoritarias y su ignorancia sobre los orígenes de la escuela que, estados y empresarios, convirtieron en obligatoria para lxs hijxs de las clases trabajadoras.

Fieles a sus ideologías, tanto el autor como el sr ".", son parte del criminal eco de aquel grito que todavía aún resuena: "muera la inteligencia!"
Re: memoria, ley wert, huelga, la posverdad (la lucha por el control del sistema de enseñanza).
19 gen 2020
Buenas Aliss

Ya le vale, señora Aliss, ponerse ahora a defender "la institución educativa", vea vea, vea aquí lo que a un superviviente a esa institución tiene decir desde el campo proletario:

LOS DISCURSOS PELIGROSOS - PEDRO GARCIA OLIVO
https://www.youtube.com/watch?v=cjZ9-bSvlvo

-------------------------

Posdata1: Por cierto, entorno a unos 650.000 alumnos de secundaria padecen hambre y/o desnutrición en el estado español, pregunto ¿el adoctrinamiento de las identidades y el de género son para desviar la atención de este tipo de ignominias?
Re: memoria, ley wert, huelga, la posverdad (la lucha por el control del sistema de enseñanza).
20 gen 2020
Sr ".", no esperaba de usted otra cosa que no fuera una nueva intentona de manipulación. Quien habla de PERVERSIDAD DEL SISTEMA EDUCATIVO, no es usted ni el autor del texto, sino esta que le responde. Es decir, USTED MIENTE cuando afirma que "defiendo la institución educativa".

Pero esa no es su única mentira y falsedad. De la misma manera que usted habla de "ocultaciones", sus comentarios hasta el momento, nunca se habían referido a esas hipotéticas “desnutriciones de alumnxs de secundaria”, entre lxs que seguramente también hay niñas aunque usted no las nombre.

Además, les hago notar que USTEDES DEMUESTRAN UNA TOTAL IGNORANCIA sobre los orígenes de la escuela obligatoria. ¿Los conocen ustedes...? Si los conocieran, usted no afirmaría tan alegremente que "defiendo la institución educativa".

A ustedes solo les interesa crear controversias inútiles que no van a la raíz de los de los problemas, y por eso sitúan en un mismo nivel el conocimiento o tener estudios, con la educación institucional, pues dan a entender que no se puede estudiar más allá de la institución o incluso que en la institución puedan aparecer disidentes, resistentes o excepciones como García Olivo (o el mismo Ivan Illich que oh!, paradojas de la vida, llegó a ser vicerrector de una universidad católica). Aparte de no reconocer en las clases trabajadoras ningún potencial crítico y para ustedes, sólo pueden estar adoctrinadas si han estudiado o ser parte de la "pequeña burguesía para arriba".

Y en todo ese negacionismo falaz, pone como ejemplo a la excepción resistente de García Olivo, alguien que fue parte de sistema educativo. Es decir, niegan la posibilidad de nuevas apariciones de lo que ponen como ejemplo. Supongo que hay muchxs más "supervivientes" a esa institución educativa tan "peligrosa". El problema no es solo lo que se enseña, sino la finalidad de lo que se enseña, y esa finalidad actualmente no es la de adoctrinar como usted y los ultraconservadores afirman. ¿Quién oculta la media verdad?

Con sus falacias, ustedes desvían la atención de las verdaderas finalidades educativas que ha creado sociedades tan neoliberales, como patriarcales, y que los aparentes giros educativos, nunca van contra los pilares que sustentan sus beneficios, sino a asimilar e incorporar las poblaciones humanas que se encuentran en las periferias sociales. Ferrer i Guardia o Ivan Illich ya alertaron sobre las finalidades y estructuras que condicionaban el sistema educativo, y no eran como usted pretende insinuar, ni las identidades, ni los géneros, ni nada de lo que usted pretende hacer pasar por verdad.

El artículo que empieza hablando sobre la "posverdad", no deja de ser una muestra más de esa "posverdad", pues no atiende a hechos objetivos sino, al igual que usted, apela a emociones como esa "ignominia" de los "desnutridos y famélicos alumnos de secundaria". Lo que afecta a un número cada vez mayor de población es la pobreza, de la que el hambre y la desnutrición son parte de sus consecuencias. Y en esa población en aumento, hay familias que tienen niñxs en edad de escolarizar, y la secundaria no es una etapa de mayores hambrunas y desnutriciones que las otras, sino que la pobreza afecta a todas las etapas escolares de esxs niñxs escolarizadxs de esas familias empobrecidas.

Pero esas graves situaciones, pues la desnutrición no es la única que les afecta, no excluyen ni desligitiman otras necesidades como las identitarias, en contextos en los que desde las instituciones se ha barrido cualquier signo identitario que no sea el sistémico, como tampoco excluye que se pueda apelar contra la opresión de género.

Usted, sr ".", pretende insinuar que esa desnutrición, si es cierta, es como consecuencia de otras luchas sociales, cuando los "hechos objetivos" evidencian que las causas son otras muy distintas y que quienes las sostienen, son los mismos que no conciben avances en las luchas contra esas estructuras de los sistemas de opresión, y ustedes sacan a colación cuestiones dispares solo para reforzar a esos sistemas, y no para visibilizar y alertar sobre sus terribles consecuencias.

Los textos y palabras de Illich o de García Olivo son muy necesarias. Lo preocupante son las interpretaciones e instrumentalizaciones que ustedes hacen de ellos para sacar sus reduccionistas conclusiones personales y llevarlas al terreno del pensamiento más ultraconservador y reaccionario.
Re: memoria, ley wert, huelga, la posverdad (la lucha por el control del sistema de enseñanza).
23 gen 2020
Buenas Aliss:

Por favor señora Aliss, no siga blanqueando al estado y sus policias educativos, y deje de manipular al anarquismo para camuflar su impresentable socialdemocratismo. Se ha visto que usted no es anarquista pues reinvidica la entrega de la infancia proletaria al funcionariado estatal, de clases medias, La Autoridad Educativa reformista. ¿Qué será lo siguiente, señora Aliss?

La situación es horrible, algunas muy excepcionales veces son los mismos profesores los que están denunciando lo que está ocurriendo como es el caso de Andreu Navarro en su libro "Devaluación continua". Lo de reformar al capitalismo reformando a los niños es un fraude integral, y aún así por lo menos se atreve a hacer algunas denuncias que la socialdemocracia no está nada interesada en que sean conocidas mayoritariamente. Leálo, tómese la molestia de informarse y deje de defender lo indenfendible.

Por mi parte, mantengo la propuesta de cerrar la puerta en toda asamblea proletaria a todo aquel profesor que no sea un probado resistente a hacer de policia estatal de los niños y los jóvenes, especialmente proletarios. Ya es suficiente, no solo son La Autoridad sino que además pretenden seguir yendo a las asambleas proletarias a hacer de comisarios y alcahuetes políticos socialdemocráticos de clases medias, en su obsesión por reconstruir la plusvalía tributaria.

Y ojo, si cuando esta gentuza reformista, desde el PPSOE a PODEVOX pasando por los reformismos socialdemocráticos perifericos, ha estado encajando la Deuda, ocurría que más de medio millón de alumnos proletarios de secundaria estaban malnutridos, desnutridos y/o pasando hambre, ¿qué va ocurrir cuando haya que pagarla? Reservemos nuestras fuerzas para entonces, no haciendo caso a las charlatanerias de personas desnortadas e insustanciales como la señora Aliss.
Re: memoria, ley wert, huelga, la posverdad (la lucha por el control del sistema de enseñanza).
23 gen 2020
Ja, ja, ja, ja, ja... SU falta de argumentos le lleva a inventarse cosas sobre mí. En mis comentarios no he mencionado el anarquismo que usted se inventa. He dicho en numerosas ocasiones que en ningún lugar encontrará definiéndome como anarquista.

Aunque usted aporte un documento de García Olivo, eso no le hace anarquista y no voy a perder ni un segundo para decirle que usted no es anarquista porque se lee en cada párrafo que escribe lo que usted hace, especialmente cuando muestra su pánico a la socialdemocracia, al "sesentayochismo", al feminismo, al "abortismo", etc..., y no es una coincidencia que sean los mismos miedos que intentan infundir los ultraconservadores.

USTED MIENTE PERMANENTEMENTE. Como no tiene argumentos que aportar, se inventa que "reivindico la entrega de la infancia proletaria bla bla bla", simplemente para desviar la atención de sus verdaderas intenciones, que no son otras que las de confundir y crear polémicas inútiles. ¿De dónde se deduce todo eso de lo que me acusa? ¿Dónde está mi defensa de la escuela? No encontrará nada para demostrarlo y por ello necesita inventarse una realidad ficticia, hablando de "horrores" para que no se descubran las causas verdaderas de sus intenciones y de la dominación.

Usted me recomienda un libro que no leeré, pero sí que le voy a hacer una pregunta sobre su propuesta de lectura. ¿Cuál es la profesión de Andreu Navarro? Desconozco quién es este señor, pero sospecho que será otro profesor de esos a los que, en su primer comentario negaba su entrada a las asambleas. En su siguiente comentario ya cambia de opinión al matizar que habría que "impedir la entrada en las asambleas a los profesores que no hayan demostrado..." Curioso que en tan breve espacio de tiempo haya cambiado de opinión, y resulta que la "socialdemócrata" y "reformista" soy yo.

Además, ¿ante quién o quienes "tienen que probar esos profesores su resistencia a hacer de policía estatal"? Si tienen que hacerlo ante personas como usted, ya me puedo imaginar la tendencia de esas "asambleas".

A diferencia de usted, que nos da siempre las respuestas a todo, no pretendo que nadie "me haga caso", sino que cada cual saque sus propias conclusiones. ¿Entiende la diferencia? Para usted, quien no piensa igual a usted o le aplaude, es una persona "desnortada". Aún no he leído nada de lo que usted escribe y publica, que tenga una mínima profundidad, redicalidad o pensamiento crítico, siempre se esconde tras una terminología y dialéctica de apariencia marxista y criticona, para parecer como "autoridad" de algo, una estrategia habitual del perfecto manipulador y tergiversador que sólo pretende crear falsas alarmas, situaciones tremendistas y apocalípticas, algo que su recomendado Andreu Navarro también critica.

Es decir, usted recomienda a un autor que a su vez critica lo que usted dice, pero de eso no nos explica nada. Como suele hacer habitualmente, usted instrumentaliza a personas y textos para su conveniencia, amputando las partes del contenido que lo dejan en evidencia y le contradicen. Navarro critica, por ser muy "hispánico", poner algo por las nubes e idealizarlo o pintar situaciones dramáticas, apocalípticas y desastrosas. Es decir, usted es uno de los claros ejemplos "hispánicos" que critica Navarro.

A mi personalmente me importa poco el sistema educativo español o catalán que a usted tanto le preocupan y a los que se refiere Navarro. Y para información que usted también oculta, Andreu Navarro en su "Devaluación continua", no sólo hace referencia a las graves circunstancias de los "niños", sino también a las de los profesores, justificando así la labor policial por dichas circunstancias, y Navarro sugiere abordar la situación del sistema educativo proponiendo reformas.

Es decir, usted recomienda a alguien que plantea reformas, pero me señala a mi como reformista. Otra estrategia muy típica de los autoritarios para desacreditar a quienes los ponen en evidencia y les señalan lo que son: reaccionarios ultraconservadores.
Sindicat