Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Octubre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
01 02 03 04 05 06 07
08 09 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: educació i societat
No es el fin de la corrupción ni de los corruptos en su gobierno Sr. Presidente Moreno
23 mar 2018
Es todo un drama de corrupción y pobreza mental que vive Ecuador.
No es el fin de la corrupción ni del corrupto en su gobierno, presidente Moreno.

La destitución del presidente de la Asamblea Nacional y del superintendente de comunicaciones, el juicio político al fiscal general de la nación, la cárcel para el vicepresidente de la Republica, algunos ministros y funcionarios relacionados con Odebrecht y refinería, el ex Contralor prófugo y el actual con poca credibilidad, la fiscal subrogante acusada de delincuencia organizada lo mismo que el titular, la desaparición de la secretaria nacional de inteligencia son entre otros casos gotas de agua que no llena el vaso de la corrupción que existe en el país Sr. Presidente Moreno.

La sociedad pide a gritos que se fiscalice al presidente de la Corte Superior de Justicia, donde está la auditoria sobre las carreteras, hospitales, hidroeléctricas, colegios, escuelas, FFAA, ministerios especialmente el del interior en la gestión del delincuente José Serrano ex presidente de la Asamblea Nacional salpicado por 7 casos de corrupción mientras fue ministro de esa cartera y así por el estilo, el pueblo se pregunta ¿dónde está la plata robada?

Por fin se levanta la reserva sobre los informes actuariales del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) no así los informes financieros del Banco Central, Finanzas y otras instituciones, imposible evitar que la corrupción continúe compañero presidente.

Los círculos de poder que lo rodean Lenin, en primer lugar sus familiares, amigos y colaboradores más cercanos con quienes se lo ve en fotos e informativos, luego están los compañeros de lucha y del movimiento por últimos los asambleístas aliados con usted y todos influyen en mayor o menor grado en sus decisiones políticas.

Los opositores, autoridades de control, movimientos sociales, sindicales y otros grupos de personas cercanos a su gobierno, con los diálogos hemos visto, también influyen, y no se puede satisfacer a todos y todos opinan, todos creen tener la razón y todos no la tienen eso se descubre cuando se dialoga que es una de las políticas del su gobierno que yo aplaudo Sr. Presidente Moreno, sin embargo, está demostrado su enorme equivocación al sostener en su gobierno a correistas oportunistas, corruptos y mediocres, esto no puede ser ya, 10 meses después de estar en el gobierno un producto de su ingenuidad ¿Qué es?

En los más altos niveles de su gobierno compañero presidente Moreno, trabajan gente incondicional de Correa y que hoy muy entusiasmados combaten la corrupción sin que importe su complicidad, mediocridad, prepotencia ejercida por 10 años de correismo, esta gente apoyaba a Correa con devoción, en las sabatinas eran fogosos exaltados y nunca vieron la corrupción ni la mediocridad en la administración pública.

Esta situación de oportunismo puro evita que la corrupción termine en su gobierno, esta gente son camaleones que saben cómo robar, lavar dinero y hacerse los pendejos con el resto de corruptos de menor cuantía en su gobierno Sr. Presidente Lenin Moreno.

¡Viva la impunidad! ¿Y la plata dónde está?

El híper presidencialismo que maneja la voluntad del poder está a su lado como falso institucionalismo en perjuicio de la legalidad de un reordenamiento jurídico. El sistema una gran parte de él está blindado para sostener la impunidad.

Imposible establecer un estado de derecho sin un límite al poder político y es imposible todavía porque las políticas públicas o burocracia están sobre el pueblo, sigue lo mismo del correismo. El poder de la muerte cruzada para disolver la Asamblea Nacional está escrito en la Constitución.

La influencia y poder de altos funcionarios del gobierno condiciona la función pública a los intereses políticos, esos interese restan institucionalidad al sistema de las Cortes y al servicio del gobierno. Son los núcleos del poder que están identificados y que sabemos cómo operan pero que no han sido desmontados ni se ha reordenado las instituciones excepto el Consejo de Participación Ciudadana, sin embargo, no hay una división efectiva de las funciones del Estado como tampoco hay un modelo nacional de salud, de educación, y, ni para que hablar de cultura tan menospreciado por todos los gobiernos mientras la ética y la moralidad se vienen abajo rápidamente.

El problema está en la Constitución, en todos sus programas jurídicos, políticos y económicos sujetos a férreos nudos de poder político que conspiran contra las libertades y el concepto mismo de Republica.

El otro gran problema quizá el más agudo es, si la población ecuatoriana tiene vocación democrática y si se siente digna y libre, responsable y critica, con conocimiento o ignorante para encaminar sus esperanzas y poder controlar las politiquerías del caudillo de turno. Populistas oportunistas que se saben sin control social porque no usamos con sabiduría la única arma que tenemos como pueblo que es, la popularidad del presidente.

Usted Sr. Presidente en estos 10 meses de gobierno ha aplazado decisiones importantes en el aspecto económico y los problemas de deuda, deflación, desempleo, inseguridad, cresen; ya se presentó la deuda publica analizada por una veeduría que hasta fines del 2016 suma 56.000 millones de dólares pero más los bonos emitidos en el 2017 y 2018, deuda al Banco Central, IESS y otros la deuda llegaría según la Cámara de Comercio de Pichincha a 90.200 millones de dólares. La pregunta es, seguimos con el dólar o nos cambiamos al sucre o como quiera llamarse la nueva moneda Rumiñahui, Cóndor, Atahualpa, el asunto es que necesitamos soberanía financiera Sr. Presidente.

La salud pública y la del IESS es paupérrima, la educación mediocre, las empresas publicas alguien las comparo como vehículos chocados imposible de venderlas en esas condiciones, la Fiscalía abarrotadas de trabajo con sus jefes acusados de delincuencia organizada, la Asamblea Nacional es todo un pozo séptico cuya porquería sale por las ventanas del edificio y, en nombre del pueblo que los eligió son los más fantoches de los servidores públicos, vagos y oportunistas que el país tiene en su representación. Drama de nunca terminar.

Las negociaciones entre las FARC y el gobierno de Colombia duraron cerca de 5 años, en todo ese tiempo nuestro ejército no se preparó para la guerra sucia que produce el narcotráfico y las bandas criminales organizadas, hoy, mueren ecuatorianos con uniformes de militares que no han sido preparados para estas guerras asimétricas ¿Por qué? Porque las fuerzas militares de nuestro país no solo que son obsoletas perdieron su mística, perdieron su vocación, se desunieron, ya no hay ese espíritu de cuerpo que las sostenía unidas y fuertes; el divide y vencerás de Correa no solo las fracciono en el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de donde salen los radares que no funcionan, los helicópteros que se caen, los aviones que no vuelan y los fusiles que llegan usados y que son más viejos que el saludo, perdieron la confianza del pueblo ¿Dónde estuvieron cuando el pueblo más los necesito en esos 10 años de Correa, prefirieron hacerse los pendejos mientras robaban.

Hay que realizar una auditoria integral a esos generales y coroneles hacia abajo para que nos digan ¿Dónde está la plata, algo más de 1.700 millones de dólares? ¿Por qué el Contralor ni el presidente se pronuncian ordenando una auditoria a los militares, acaso tienen miedo?
Mientras esto no cambie, es muy difícil que la corrupción termine en su gobierno compañero Lenin.

Raúl Crespo.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona