Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
    01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Accions per a Avui
11:00
12:00

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: dones
Resolució de suport a la jornada mundial d'acció global pel dret a l'avortament legal
25 set 2017
El recent 8M amb l'aturada internacional de dones va marcar una fita en la lluita de les dones a tot el món, que actualment són una gran part de les avantguardes que s'enfronten als governs ajustadors i masclistes. En les diferents expressions que va adquirir la jornada a cada país, es va sostenir com a estendard comú a la consigna pel desenvolupament d'un feminisme internacionalista, anticapitalista i antipatriarcal com a eina per acabar amb la violència i opressió de les dones.
El pròxim 28 de setembre, data en la qual es commemora el dia internacional per la despenalització i legalització del dret a l'avortament, organitzacions feministes i d'esquerra de tot el món estan organitzant una gran jornada global de lluita. En els països centrals, el dret a l'avortament conquistat fa dècades es troba permanentment amenaçat pels governs ajustadors i clericals que pretenen arrabassar aquesta conquesta al moviment de dones, com s'ha intentat en els casos de Polònia, Itàlia, l'Estat Espanyol i en molts estats dels USA. En regions com Llatinoamèrica, Àfrica i Àsia l'avortament es manté majorment com a il·legal o amb fortes restriccions, sent la principal causa de mort de dones gestants, en la seva majoria joves, pobres i migrants.

El reclam pel dret a l'avortament legal, segur i gratuït constitueix una demanda molt important en l'emancipació de les dones i, en particular, de les dones treballadores que paguen amb la seva vida la clandestinitat i la criminalització del dret a l'avortament. En aquest marc, la UIT-QI ha d'impulsar aquesta gran jornada i impulsar l'organització de les dones, especialment, de les dones treballadores per acabar amb les diferents formes de violència, opressió i explotació.

El congrés de la UIT-QI resol:

1. Participar activament en cada secció en l'organització de la jornada d'acció global pel dret a l'avortament legal.

2. Realitzar una declaració pública, un flyer i un vídeo de la UIT-QI en relació a la jornada, per impulsar l'organització de les dones treballadores a tot el món i, especialment, en les seccions.

3. Participar també en cada secció en l'impuls i organització de la jornada del 25 de novembre (Dia Internacional contra la Violència sobre les Dones i Nenes).

4. Impulsar aquestes campanyes reivindicant un feminisme de classe i socialista.

VI CONGRÉS MUNDIAL DE LA UNITAT INTERNACIONAL DELS TREBALLADORS – QUARTA INTERNACIONAL (UIT-QI)

Juliol 2017

This work is in the public domain

Comentaris

La difusión del abortismo en las mujeres proletarias del mundo corre en contra de sus intereses históricos.
25 set 2017


(…) Y Hitler se había referido al tema de la raza en los siguientes términos en sus entretenidas conversaciones de sobremesa, alrededor de la copa y el puro y en la entrañable compañía de sus más “queridos colaboradores” e íntimos:

Si cualquier idiota tratara de oponerse a la utilización de métodos abortivos puestos en práctica en los territorios del Este, yo, personalmente, lo haría fusilar. Dada la abundancia de niños de esas poblaciones, nos interesa que las mujeres y las muchachas se hagan abortar lo más posible.

"Como es natural no tenemos ningún interés en el crecimiento de la población no alemana".

Siguiendo, pues, a rajatabla el “pensamiento” del Führer, Himmler enviará las órdenes más brutales a todos los “expertos raciales”, directamente encargados de eliminar los “elementos nocivos” en las naciones conquistadas.

Algunas de esas órdenes son tan “encantadoras” que no resisto la tentación de reproducirlas para ejemplo de ciegos sin remedio:

Se deberá estimular para que aborten a las mujeres de esas regiones (se refiere concretamente a los países del Este de Europa). El ocupante alemán deberá desarrollar paralelamente un floreciente comercio de preservativos anticonceptivos.

No deberá prestarse a esas poblaciones asistencia médica ninguna (vacunas, intervención quirúrgica, etc.).

Convendrá desarrollar una intensa propaganda a fin de inculcar a esas gentes:

1. Que es perjudicial tener muchos hijos.

-2. Que la vida de la mujer corre peligro con el parto.

-3. Que el aborto es beneficioso, recomendado e incluso “supervisado” científicamente.

-4. Que es deseable la esterilización voluntaria.


Por otra parte, no deberá combatirse la mortalidad infantil; las casas infantiles serán suprimidas y la educación de los que, a pesar de todo lo que antecede, hayan sobrevivido, se reducirá a su expresión más primitiva."(*)

(*)Grandes Tragedias de la Segunda Guerra Mundial. La selección de la raza aria.[Lebensborn] Juan Jose Abad. Ginebra, 1978. Cap. Hijos del odio. Pp. 170-171.

* * * * * * * * * * * * * *


Hay una geopolítica (y una política) del abortismo, concerniente al proletariado, que creo que ya no podeís seguir haciendo como si no la conocieráis. Pero no solo hay una geopolítica imperialista del abortismo, hay también una dialéctica de transformación de los Modos Históricos de Reproducción Biológica y Social, especialmente en el momento en que las poblaciones se proletarizan y desruralizan, cuando grandes territorios se incorporan a las redes urbanas productivas y extractivas del mercado mundial capitalista, y todas las prácticas culturales reproductivas anteriores que si tenían sentido en un contexto y totalidad histórica campesina y rural anterior, se descomponen para ser sustituidas por otras, industrializadas y malthusianas, que lejos de lo que nos estáis vendiendo no solo no son liberadoras sino que además pueden correr y corren trágicamente en contra de los sujetos proletarios femeninos.

Históricamente, el celestinaje, dar muerte a los embriones humanos rechazados por la madre dimisionaria, durante el capitalismo comercial se realizaba por medios artesanales y conllevaba una alta tasa de mortalidad materna. Por eso las mujeres campesinas eran muy cuidadosas de controlar la concepción y no caer en el abortismo, aunque llegarán a abortar, pero eso si, en situaciones en que, por las circunstancias, ello era un mal menor. En todo caso, a pesar de las apariencias, tenían mayor control esas mujeres de su reproducción biológica y de su sexualidad en su contexto histórico que las proletarias de los medios urbanos de los siglos XX y XXI, aparentemente tan sumamente "liberadas" y supuestamente no alienadas por la modernización capitalista de la explotación y la opresión sino por el demasiadas veces fantasmático "El Patriarcado".

Esto es, en grandes extensiones mundiales no es únicamente que el aborto sea ilegal sino que principalmente es realizado con métodos artesanales, bajo demanda no masificada, pero la modernización de las prácticas abortivas por las industrias biomédicas, - el moderno celestinaje, que no "salud" reproductiva -, que matan con facilidad a los embriones humanos causando una muy baja mortalidad maternal (En Cuba una de cada cuarenta mil abortos)dan una falsa sensación de inocuidad del abortismo que oculta una siniestra realidad malthusiana, antiproletaria, antimaternal y racista. E indefectiblemente, sumados varios factors negativos, entre los que el factor estrella es la normalización de la desprotección de la maternidad proletaria, concluyen en su masificación especialmente en el proletariado.

Al reivindicar la legalización y modernización industrial del aborto en condiciones capitalistas, en todo el mundo, sin hacer nunca distinción de las diversas situaciones colectivas y sobre la base de la "sagrada" individualidad burguesa; sin alertar al proletariado femenino de que se encuentra en un proceso histórico de cambio de Modo de Reproducción Biológico y social (o, en su caso, de Modelo de Acumulación de Capital concreto), ni de las consecuencias colectivas, individuales y de clase que tiene desconocer el caracter estructural del proceso; ni de la intensificación de la explotación a que están abocadas aún en mayor medida si fomentan el abortismo y la desmaternalización en lugar de poner el énfasis en la necesidad de respeto al derecho a la proteccion de la maternidad necesariamente previa a la existencia de un derecho a abortar que no sea simplemente el enmascaramiento de crímenes clasistas en la reproducción; ni del caracter humano de los embriones incluso aunque ya no ponga en riesgo la vida de la madre su muerte provocada, dada la modernización industrial que lleva el abortismo; ni de que la solución de la pobreza no es abortar; ni de que la caida de la tasa de fecundidad en el centro imperialista no reviste la misma gravedad que en la periferia explotada; ni de los intereses brutales existentes para reducir la sobrepoblación relativa mundial por parte del capital más concentrado e internacionalizado, para A/ liberar masivamente fuerza de trabajo femenina y B/ para eliminar sobrepoblación relativa sobrante a los grandes monopolios concentrados internacionales para reservarse las propiedades territoriales y los recursos naturales que les correspondierían; cuando, ante la existencia de tal número de peros tan graves del abortismo, nos pasais, existiendo todo esto, este ignominioso documento de desinformación cuando no de voluntad de desinformar al proletariado mundial femenino, os ponéis en contra y no a favor de los intereses del proletariado mundial.
Re: Resolució de suport a la jornada mundial d'acció global pel dret a l'avortament legal
27 set 2017
Sr “Fumanchú”, las mujeres no abortan para fastidiarle a usted o fastidiar sus fantasías de poder proletario, lo hacen por necesidad. Usted disculpa los abortos de la burguesía y las clases sociales acomodadas, o por lo menos nunca dice nada al respecto.

Es un hecho incuestionable que son las mujeres pobres las que mueren cuando el aborto no es legal. Usted no puede hablar en nombre de “los intereses históricos de las mujeres”. Ni tan siquiera es mujer para saber lo que se siente. Ni yo como mujer puedo hablar de “los intereses históricos” de nadie, especialmente porque históricamente las mujeres hemos formado parte de clases diferentes y nuestros intereses también lo han sido. Los únicos “intereses históricos”, y no siempre entendidos y reivindicados por todas las mujeres, han sido en relación a las múltipls opresiones.

Le viene muy bien esa entradilla a lo Hitler. El sr. “Adolfo Fumanchú” buscaba la pureza de razas, no la interrupción voluntaria del embarazo, es por eso que creía que las “razas” del este eran impuras. Usted es un manipulador mediocre y devoto de Himmler, pues el texto que destaca alude a los “Lebensborn”, los paritorios nazis para que las mujeres racialmente aptas, procrearan y parieran hijos para los batallones del tercer reich. SI usted se atreve a negar que la vida de la mujer corre peligro en los abortos clandestinos, es que es un miserable que disfruta con esas muertes.

Esos cuatro puntos propagandísticos que anuncia como si fueran titulares de denuncia, son falsos o cuando menos verdades a medias, las peores de las mentiras. Esos puntos solo se aplican a mujeres determinadas y no son decisiones voluntarias, sino de estado, igual que sus propuesta de parir proletarios. Usted mismo escribe que “no deberá prestarse a esas poblaciones asistencia médica ninguna”, por tanto no hay aborto voluntario, ni asistido.

Para destacar esos puntos no hace falta recurrir a la monstruosidad del nazismo. Su maravilloso mundo capitalista hizo lo mismo con las poblaciones indígenas en todo el mundo. No es “una geopolítica del abortismo” sr “Fumanchú” manipulador, es dominación colonial e imperialista y apropiación del territorio y los recursos naturales a sus legítimos pobladores originarios.

Dice de las “mujeres campesinas” que nunca conoció, que eran “muy cuidadosas de controlar la concepción y no caer en el abortismo, aunque llegarán a abortar…” ¿Usted piensa que actualmente las mujeres abortan día sí y noche también?, a saber qué considerará usted “mal menor”, ¿al que necesita su visto bueno?.

Ninguna mujer le necesita para considerar si necesita interrumpir su embarazo. Aunque le moleste enormemente, ya no son ustedes los hombres quienes toman las decisiones por nosotras…

¿Abortos realizados por “métodos artesanales”? O sea, que hay “artesanos” que realizan abortos. Desde luego usted está completamente “iluminado”. Parece que aún le parecen pocas las mujeres que mueren por causa de un interrupción del embarazo. ¿Cuántas tendrían que morir, según usted, para que dejáramos de sentir como “inocuo” el aborto?

Dudo mucho que usted esté en la mente de todas las mujeres que abortan para saber que piensan que es inocuo. Usted no hace más que inventarse teorías sobre las mujeres, y siempre para dejarlas basureadas. Las mujeres no abortan porque quieran acabar con la pobreza. Deje de decir barbaridades inventadas como si fuera un tontiloco en pleno éxtasis de tonterías cultivando flores del ridículo. Su comentario es tan vergonzoso como usted. Búsquese otra esquina porque en esta nadie le va a comprar sus boletas falsas y torticeras.

Denos las coordenadas de dónde existe ese “proletariado mundial”, por lo menos el patriarcado es algo que se siente cuando no se es opresor, pero ese “proletariado mundial” que tanto venera, ni se ve, ni se siente.
Planificación Parental para los capitalistas. Por Michael Barker
27 set 2017

Le incluyo otro texto que usted conoce y oculta al proletariado femenino mundial sobre los particulares y avandísimos metodos "neomalhusianos" de eliminar la pobreza erradicando a los pobres. Métodos que usted, consciente o inconscientemente o por mediocridad sin remedio, apoya por ejemplo en sus embellecimientos del abortismo en el proletariado, a la hitleriana, como ya le he demostrado, al igual que oculta que cada mujer muerta en un aborto industrial o artesano conlleva otro muerto, que a usted le importa un pimiento y ni lo menciona nunca. No sin antes recordarle que los maestros en eufemismos no fueron los nazis sino los socialdemócratas, así que las llamadas por el III Reich "fuentes de vida", que eran en realidad de muerte, se parecen extraordinariamente a llamar "salud" reproductiva al celestinaje industrial especializado en destruir a sanos embriones humanos.



Planificación Parental para los capitalistas. Por Michael Barker


La Federación de la Panificación de la Parentalidad “Planned Parenthood” de Estados Unidos desempeña un papel fundamental en la sociedad contemporánea, no como precursor de la caridad y la salud, sino como una herramienta humanitarista integral en la guerra del capitalismo contra la vida. Esta descripción contundente va en contra de la autoimagen liberal de este grupo como un defensor de confianza, informado y apasionado de la salud reproductiva en todo el mundo, y lo más probable es que no refleje las tendencias ideológicas de un gran número de sus simpatizantes bien intencionados. Sin embargo, el mes pasado, la presidenta nacional de Planned Parenthood, Cecile Richards, fue recompensada por su extraordinario compromiso con la clase dominante cuando aceptó un codiciado puesto en el consejo de administración de la Fundación Ford, una fundación que es bien aceptada como uno de los principales motores financieros de las redes capitalistas de planificación de políticas. El reclutamiento de Cecile Richards en la junta directiva de este gigante filantrópico era totalmente predecible considerando el papel histórico que las fundaciones liberales han desempeñado en la creación y mantenimiento del establishment de control de la población, un establishment dentro del cual Planned Parenthood ocupa una posición de liderazgo. Por lo tanto, dada la fuerte influencia que Planned Parenthood ejerce sobre el pensamiento popular sobre la reproducción, este artículo proporcionará una breve historia de esta organización, demostrando así por qué su activismo siempre ha servido a los intereses de una pequeña élite capitalista y no a los mejores intereses de los objetivos de su trabajo -- el resto del planeta.


Desde el primer día de su inicio en octubre de 1916, Planned Parenthood ha sido un aliado idóneo en la guerra maltusiana del capitalismo contra los seres humanos, especialmente aquellos individuos atraídos por los méritos del socialismo. Irónicamente, la fundadora de la organización, Margaret Sanger, no siempre estaba tan decantada hacia el capitalismo y previamente "se había aliado con los radicales obreros [como los Trabajadores Internacionales del Mundo (IWW)] y los bohemios para organizar huelgas, piquetes y manifestaciones con la esperanza de lograr una mayor justicia económica y social". De hecho, "Margaret adoptó claramente su ideología feminista, y gran parte de la retórica que luego afirmó como suya, era de Emma Goldman," la anarquista popular. Sin embargo, como muchos otros reformadores elitistas de su época que estaban ansiosos por un cambio rápido, ella "pronto abandonó el socialismo a favor de una alianza con los progresistas, confiando en que el capitalismo podría reformarse voluntariamente". (1)


Numerosas presiones surgieron para influir sobre los activistas radicales de la época, especialmente sobre aquellos que, a diferencia de Sanger, continuaron luchando por la justicia económica y social oponiéndose a la Primera Guerra Mundial. La formación de la Liga Nacional de Control de la Natalidad en marzo de 1915 también ayudó a socavar los remanentes de la política radical de Sanger, ya que sus miembros conservadores "se unieron" en torno a su causa. Mientras que otra fuerza externa que pudo haber tenido una influencia particularmente fuerte en la evolución política de Sanger fue el repentino interés que la prensa liberal mostró en su trabajo. Así, antes de 1915, la "única cobertura" del trabajo de Sanger provenía de "partidarios predecibles a la izquierda" (como las revistas The Call y The Masses), pero en marzo de 1915 las cosas comenzaron a cambiar y la recién formada revista, The New Republic, se unió a su lado presentando "una defensa enfática de la defensa de la anticoncepción". Otros medios de comunicación de élite como Harper's Weekly pronto se unieron al carro de la (*reforma de la) reproducción, y el control de la natalidad comenzó a embellecerse con una legitimidad seria cuando el New York Times decidió concentrarse en el activismo de Sanger. Para 1916, aunque "Margaret [Sanger] seguía identificada en los periódicos como' líder socialista', estaba claramente cortejando a un electorado de élite", aunque es interesante notar que incluso en esta etapa su trabajo aún era apoyado por la comunidad radical. (Hacia el final de la Primera Guerra Mundial, sin embargo, "pocos de los viejos amigos de izquierdas de Margaret permanecieron en posiciones de liderazgo o autoridad nacional, aquellos que sí desdeñaron sus prioridades, tanto como ella abandonó las suyas.").


Al formar Planned Parenthood, Sanger, cuyos orígenes intelectuales residen en el movimiento anarquista, se hizo amiga de una antigua partidaria de su trabajo, Juliet Rublee, la esposa de George Rublee, una persona poderosa que sirvió como asesora legal de las administraciones Wilson y FDR. Juliet, al parecer, estableció la "legitimidad de Sanger con una gran red de individuos poderosos y adinerados en Nueva York, Washington y Chicago"; pero otros benefactores importantes de las actividades de Sanger fueron Gertrude Pinchot y "Dorothy Whitney Straight, la filántropa activista que con su esposo Willard publicó The New Republic". (2)


La dependencia de Sanger respecto a las elites para promover su visión del activismo de control de la natalidad significó que para "lograr la plena aceptación y credibilidad", era "necesario que ella repudiara todas las implicaciones radicales del control de la natalidad". Para hacer esta transformación, Bonnie Mass observa cómo "Sanger digirió las nociones de Samuel Gompers de la conservadora Federación Americana del Trabajo, y las volvió a enfatizar para propósitos eugenésicos y neo-malthusianos". (3) Para 1922, como observó Thomas Shapiro, Sanger era ahora de la idea de que "la miseria no era atribuible a la economía y la dislocación política, sino a la fecundidad de la clase obrera misma". (4) Tales puntos de vista eran evidentes incluso antes, aunque, como en 1921 cuando fundó la Liga Americana para el Control de la Natalidad (American Birth Control League), eligió al eugenista Lothrop Stoddard, autor del infame libro The Rising Tide of Color Against White World-Supremacy ( (*La creciente marea de color contra la supremacía del mundo blanco [Hijos de Charles Scribner, 1920]), para formar parte de la junta directiva de la Liga. (5) El compromiso de Sanger con la eugenesia significó que no sorprendió que se uniera a los cantos de sirena capitalistas pidiendo las restricciones migratorias que eventualmente llevaron a la aprobación de la ley racista de inmigración de 1924.


“El calibre, alcance y sinergias crecientes de la red de Sanger se hicieron evidentes cuando comenzó a organizar una conferencia internacional que tendría lugar en Nueva York en 1925. Considere, por ejemplo, su itinerario durante una visita preparatoria a Londres. En un período de treinta y seis horas cenó con su amiga y amante Havelock Ellis, la investigadora sexual líder en el mundo, vio a John Maynard Keynes al día siguiente para almorzar, tomó té con el autor y diputado Harold Cox, compartió otra comida con los poderosos Malthusianos Alice y Charles Vickery Drysdale, y se reunió a la mañana siguiente con H. G. Wells (otro amante). Entre otros que ella vio en este viaje, a menudo múltiples veces, estaban Lord Buckmaster -- el antiguo canciller George Bernard Shaw, y dos médicos de la familia real. (6)”


Durante este período, la reorientación ideológica de Margaret Sanger la convirtió en una beneficiaria favorita del tesoro filantrópico de la familia Rockefeller, pero su segundo matrimonio (en 1922) con el magnate petrolero Noah Slee también la ayudó enormemente en su activismo. Sin embargo, durante la Depresión, Margaret...


".... intensificó sus esfuerzos para acomodar las nuevas circunstancias [en su Oficina de Investigación Clínica de Control de la Natalidad] reemplazando a las mujeres voluntarias que previamente la habían ayudado como recaudadoras de fondos con una junta directiva de más peso social, que incluía a las esposas de algunos de los industriales y financieros más conocidos y ricos de Nueva York como J. P. Morgan, William K. Vanderbilt, Thomas Lamont y Otto Kahn. ....


Y lo que tal vez es más importante, Margaret cultivó cuidadosamente a Arthur Packard, que para entonces era el miembro mayor y más influyente del personal caritativo de Rockefeller y en quien generalmente se podía confiar para pequeños legados cuando se le pedía. Packard se puso del lado de Margaret en casi todas las disputas que surgieron entre las facciones de control de la natalidad en la década de 1930... (7)"


Durante la década de 1920, "los eugenistas tuvieron una gran influencia no sólo en Sanger, sino en todo el movimiento de control de natalidad", y estos dos grupos de interés a su vez tuvieron una fuerte influencia en la formación del movimiento de control de la población que ascendió a la cima en la década de 1940. "De hecho, visto desde la perspectiva de los demógrafos profesionales y los reformadores del control de la natalidad, el control de la población fue el sucesor de la eugenesia en todos los aspectos, ideológicamente, organizativamente y en el personal". En este punto, Linda Gordon observa cómo es especialmente notable que...


“... todas las principales organizaciones de control de la población de los años setenta nacieron de la Federación Planned Parenthood. En 1948, Sanger consiguió que la Fundación Brush (con su director, Dorothy Brush, que anteriormente había sido fundadora del trabajo eugenésico) financiara, junto con los Osborns, la Federación Internacional de Planificación Familiar. Su sede central, en Londres, fue provista gratuitamente por la Sociedad Eugénica Inglesa. La labor de la IPPF se centró en el control internacional de la población. En 1961, el PPFA de Estados Unidos lanzó una nueva división llamada Planned Parenthood-World Population (Planificación Parental-Población Mundial) que dominó toda la orientación del PPFA para la próxima década. Hasta el movimiento de liberación de la mujer, la propaganda y los servicios feministas de control de la natalidad eran prácticamente inexistentes en los Estados Unidos. (8)”


A lo largo de estos años, el activista de control de población Hugh Moore tuvo una fuerte influencia en Planned Parenthood y el activismo eugenista en general. Habiendo leído el libro de William Vogt Road to Survival (*Camino a la supervivencia [1948]), Hugh Moore, inspirado por los malthusianos, que ya había formado una fundación con su propio nombre para promover la propaganda malthusiana y apoyaba el trabajo de la Asociación de Mejoramiento Humano de los Estados Unidos, inspirada por la eugenesia (un grupo del que se convirtió en presidente en 1964), se volvió a dedicar al control de la población respaldando el trabajo de Vogt, y en 1951 se dedicó a Vogt. A la cabeza de Planned Parenthood, "las principales preocupaciones de Vogt -- anticonceptivos más baratos, educación e incentivos para aumentar la demanda y vincular la ayuda alimentaria con el control de la población -- ayudaron a establecer una agenda que persistiría durante treinta años". (9)


Como señala Donald Critchlow, Moore "atribuyó a Vogt el mérito de haberme despertado de verdad" al hecho de que la superpoblación mundial era "la causa básica de las futuras guerras" y de "la propagación de la tiranía y el comunismo". En los primeros tiempos, sin embargo, Moore tenía la intención de que Vogt se centrara más decididamente en la amenaza real, el problema demográfico internacional, una preocupación que llevó a Moore y Sanger a formar la Federación Internacional de Planificación Familiar (en 1948). Sin embargo, incluso después de crear esta organización Moore no estaba contento, y en 1953 creó un grupo llamado Comité de Acción Poblacional para que pudiera hacer intervenciones más decisivas en el debate de la población, de las cuales una importante fue la publicación (en 1954) de su folleto llamado La Bomba Poblacional. Por supuesto, este activismo no impidió que Moore continuara colaborando estrechamente con Planned Parenthood, y en 1961 se creó Planned Parenthood-World Population como resultado de la fusión de Planned Parenthood y la Campaña de Emergencia sobre la Población Mundial de Hugh Moore, un grupo cuya conferencia fundacional, que se llevó a cabo en marzo de 1960, fue organizada por Moore y el General William Draper Jr. (10) Sin embargo, incluso esta reorientación del trabajo de Planned Parethood no satisfizo a Moore. "Si la crisis de superpoblación se remediara, [Moore] creía que los derechos individuales tendrían que ser ignorados en interés de la sociedad; la elección voluntaria en planificación parental no necesariamente podía ser utilizada para enfrentar una crisis que amenazara a todo el planeta". (11) Esto llevó a Moore a fundar otro grupo de acción independiente en 1965, otra vez con la ayuda de General Draper, conocido como el Comité de Crisis Poblacional, un grupo que ahora se llama Population Action International [Acción Poblacional Internacional]. (Las personas que actualmente ocupan el consejo director de Population Action International incluyen a C. Payne Lucas, fundador de Africare, C. Payne Lucas, Sr., investigador de la revolución verde, Norman Borlaug, y Robert McNamara, un individuo que en 1968, mientras servía como fideicomisario de la Fundación Ford, "enfatizó la importancia central de frenar el crecimiento de la población" en su discurso inaugural como el nuevo presidente del Banco Mundial).


Mientras que la dedicación de Moore a Malthus, en nombre de la seguridad nacional, lo estaba convirtiendo en una celebridad dentro de las redes de élite, los activistas más moderados de la población se distanciaron – solo en algunos casos de todos modos- de su política abiertamente racista. Dicho esto, la diferencia entre Moore y sus colegas moderados parece ser retórica, como cuando Moore lanzó su campaña publicitaria masiva en 1969 como parte de la Comisión para Revisar la Explosión de Población:


Aunque el más académico Population Council (Consejo de la Población) y el Population Reference Bureau (Oficina de Referencia de Población) no apoyaron formalmente estos anuncios, muchos de sus líderes sí lo hicieron. Eugene Black, miembro de la junta directiva de Planned Parenthood y vicepresidente de Chase Manhattan Bank y jefe del Banco Mundial, firmó los anuncios, al igual que Frank Abrams, ex presidente de Standard Oil of New Jersey (propiedad de Rockefeller) y director del Population Reference Bureau. De los cincuenta y ocho firmantes regulares de los anuncios, treinta y seis eran anteriormente parte del establishment de control de la población, otros catorce miembros estaban estrechamente asociados con Planned Parenthood, y cuatro de los ocho restantes eran socios cercanos de los Rockefeller. (12)


Como se ha mostrado en este artículo, históricamente hablando Planned Parenthood tiene el dudoso honor de contribuir a la promoción del tipo de ideas malthusianas elitistas que han aprovechado con éxito la salud reproductiva en el complejo militar-industrial. El resultado de este proyecto ha sido devastador, y Planned Parenthood es una parte muy importante del establishmet poblacional que se beneficia de la generosidad "humanitaria" de las agencias gubernamentales y fundaciones filantrópicas (como las fundaciones Ford, Gates y Rockefeller), que están comprometidas en primer lugar y sobre todo a sostener el capitalismo, no la vida humana.


En contraste con esta triste historia, el sitio Web de Planned Parenthood señala alegremente cómo "Durante más de 90 años, Planned Parenthood ha promovido un enfoque de sentido común para la salud y el bienestar de las mujeres, basado en el respeto del derecho de cada individuo a tomar decisiones informadas e independientes sobre la salud, el sexo y la planificación familiar". Con esto deben significar un enfoque capitalista que beneficie a la clase dominante a expensas de todos los demás. Contrariamente a la orientación ideológica de muchos de sus activistas y partidarios sobre el terreno, Planned Parenthood ha promovido un enfoque de sentido común a los principios de dominación de la élite y bienestar de la clase dominante, basado en el respeto por los derechos de propiedad económica y la planificación de la élite. Ahora que su presidenta, Cecile Richards, es fideicomisaria de la Fundación Ford, Planned Parenthood está anunciando sus credenciales de elite para que el mundo las vea. Exigen con eficacia que los grupos preocupados por la salud de las mujeres se enfrenten al desafío y creen alternativas humanistas y radicales para suplantar el legado tóxico de la ingeniería social de Planned Parenthood. La esterilización en este caso puede ser aprovechada a nuestro favor, ya que cuanto antes cortemos nuestro activismo de la vida (más bien, la muerte) proporcionando el dinero de los capitalistas, antes podremos hacer estériles a esas elites, de manera que podamos empezar a crear movimientos para el cambio social que sean capaces de abortar el capitalismo de una vez por todas.


_________________

Notas

  • 1. Ellen Chesler, Woman of Valor: Margaret Sanger and the Birth Control Movement in America (Simon & Schuster, 1992), p. 13, p. 81, p. 13. En el reconocimiento a este libro, Chesler señala que en la preparación de su libro recibió "una beca de dos años del Programa de Investigación de Población en Ciencias Sociales, patrocinada conjuntamente por las Fundaciones Ford y Rockefeller". Desde que publicó Woman of Valor, Chesler pasó a ocupar el cargo de jefe del programa de $35 millones de dólares de George Soros Open Society Institutes en salud reproductiva y derechos reproductivos entre 1997 y 2006.


    Emma Goldman "introdujo a Margaret a una ideología neo-malthusiana entonces de moda entre los socialistas europeos, quienes disputaron las ortodoxias marxistas que condenaban la anticoncepción como una burguesía desesperada y fomentaban una alta tasa de natalidad proletaria. Sostuvieron, en cambio, que el control de las mujeres sobre la reproducción no era menos esencial para los objetivos de una lucha de clases revolucionaria que el control sobre las condiciones de empleo. Tras asistir a las históricas reuniones de la Internacional Socialista en París a principios de siglo, donde esta ideología se convirtió en la sabiduría convencional entre los europeos, Goldman regresó a los Estados Unidos y comenzó a promover la anticoncepción en sus propias conferencias". (p. 86)


  • 2. Chesler, Woman of Valor, p. 131, p. 129, p. 141, p. 162, p. 167. "En 1914 había sólo tres artículos en el Times sobre el control de la natalidad, y sólo catorce en 1915, pero en los dos años siguientes, había un total de noventa". (p. 130)


    Más tarde, en 1952, cuando Sanger visitó la India para lanzar la Federación Internacional de Planificación de la Familia, un grupo del que fue su primer presidente, Chesler relata cómo "A instancias de Iphigene Sulzburger, la formidable esposa y madre de los editores del New York Times y admiradora de Margaret durante mucho tiempo, los procedimientos en Bombay recibieron cobertura de primera plana record en el periódico estadounidense, convirtiéndolo en un éxito rotundo". (p. 424)


  • 3. Bonnie Mass, Population Target: The Political Economy of Population Control in Latin America (La Economía Política del Control de la Población en América Latina [Zed Press, 1976]), p. 30. "El liderazgo de Sanger en el movimiento de control de la natalidad, con su énfasis en la liberación sexual y la exploración del ser interno, sirvió para reforzar muchos de los prejuicios sociales opresivos que tradicionalmente mantenían a las mujeres en esclavitud. Según el historiador David Kennedy, los intereses de las mujeres burguesas perseguidos por un camino similar al de Margaret Sanger serían contraproducentes:"El control de la natalidad en Estados Unidos, proporcionó un nuevo aliento y una nueva viabilidad tecnológica a los dogmas y la piedad victorianos de los que muchas feministas intentaban escapar. En la búsqueda de la liberación sexual y psicológica, Margaret Sanger había encontrado en Freud una falsa liberación y había abrazado un conjunto de ideas confinantes y deterministas, en algunos aspectos reaccionarias. La suya se convertiría en una actitud característica de las mujeres americanas". (p. 31)


  • 4. Thomas Shapiro, Population Control Politics: Women, Sterilization, and Reproductive Choice (*Políticas de control de población: Mujeres, esterilización y elección reproductiva [Temple University Press, 1985]), pág. 42. "Un logro importante de la clase capitalista ha sido incorporar la política demográfica dentro del estado de bienestar. Este logro institucionaliza los motivos de control de la población de una elite y hace que sus intereses parezcan universales. También traslada la carga financiera, organizativa e ideológica del control de la población desde los esfuerzos privados y las contribuciones caritativas a las agencias públicas y el apoyo de los contribuyentes. En el proceso se racionalizan las políticas de población, lo que permite un mayor grado de coordinación y planificación. Por último, significa la aceptación de los supuestos de control de la población a nivel público; ya no son meras opiniones privadas sobre el mundo". (p. 18)


  • 5. "La introducción a La Marea Ascendente fue escrita por Madison Grant, abogada, miembro de la clase alta de Nueva York, tesorera del segundo y tercer congresos internacionales de eugenesia, en 1921 y 1932 respectivamente, cofundadora de la Galton Society, presidenta de la American Eugenics Society y miembro de la Immigration Restriction League". Eric Ross, The Malthus Factor: Population, Poverty, and Politics in Capitalist Development (*El factor de Malthus: Población, pobreza y política en el desarrollo capitalista [Zed Books, 1999]), p. 67.


  • 6. Matthew Connelly, Fatal Misconception: The Struggle to Control World Population (*Confusión fatal: La lucha para controlar la población mundial [Harvard University Press, 2008]), pp. 63-4.


  • 7.Chesler, Mujer de Valor, p. 293. Chesler señala que antes de que Franklin Roosevelt "se convirtiera en gobernador de Nueva York en 1928, su esposa, Eleanor, había sido miembro de la junta directiva de la Liga Estadounidense de Control de la Natalidad de Margaret Sanger ". (p. 339)


  • 8. Linda Gordon, Women's Body, Women's Rights: Birth Control in America (*Cuerpo de la Mujer, Derechos de la Mujer: Anticonceptivos en los EEUU. [Penguin, 1977]), pág. 274, pág. 395, pág. 397.


    "En 1952, el control de la población obtuvo impecables credenciales de establecimiento cuando John D. Rockefeller III invitó a treinta destacados conservacionistas, líderes de Planned Parenthood, demógrafos y expertos en desarrollo de Estados Unidos a una conferencia sobre población en Williamsburg, Virginia. En la conferencia nació el Population Council, que encarna la convicción de Rockefeller de que' la relación de la población con los recursos materiales y culturales del mundo representa uno de los problemas más cruciales y urgentes del momento'". Betsy Hartmann, Reproductive Rights or Wrongs: The Global Politics of Population Control (Derechos reproductivos o errores: La política mundial de control de la población. [South End Press, 1995]), p. 102.


  • 9. Connelly, Fatal Misconception (Confusión fatal), p.130.


    ld Osborn -quien en años anteriores había fundado la Conservation Foundation- más tarde se convertiría en líder de Planned Parenthood-World Population. William H. Draper, Jr., cofundador de la Campaña Mundial de Emergencia de Población, fue "quizás mejor recordado como el funcionario del gobierno estadounidense que más ayudó a los industriales nazis y zaibatsu a re-concentrar su poder después de la Segunda Guerra Mundial", y ayudó a Moore a cofundar y más tarde presidir el Comité de Crisis de Población, un grupo que ahora se conoce como Population Action International.


    "Incensado por el rechazo público de[Presidente] Eisenhower del panel Draper[que había incluido al presidente de la Fundación Ford, John McCloy], Hugh Moore convocó a un grupo de prominentes ciudadanos reunidos en Princeton, Nueva Jersey, en marzo de 1960, para considerar lo que se podría hacer voluntariamente para abordar el tema de la población. Margaret prometió estar allí -' si es humanamente posible, si tengo que gatear', como ella dijo. Aunque estaba bastante nerviosa por su salud, hizo el viaje y trajo 25.000 dólares de Martha Rockefeller hacia los 100.000 dólares que Moore juntó para lanzar una Campaña Mundial de Emergencia de Población, que duraría dos años y generaría una membresía de 10.000 individuos y más de un millón de dólares en fondos para la Federación Internacional de Planificación Familiar.


    "Mientras Moore podía atraer hombres poderosos a la causa, como el general Draper y Lammot duPont Copeland, de la familia industrial, Margaret estaba dispuesta a perdonar al rey de la Copa Dixie sus excesos retóricos, por no mencionar el hecho de que ya estaba en su cuarta esposa..." Chesler, Mujer de Valor, p. 456.


  • 11. Donald Critchlow, Consecuencias previstas: control de la natalidad, aborto y el gobierno federal en los Estados Unidos modernos (Oxford University Press, 1999), pág. 31, pág. 17. Hugh Moore "asignó al director del Fondo Moore, Thomas O. Griessemer, un ex refugiado alemán que había huido de la Alemania nazi y seguidor del movimiento federalista mundial de Clarence Streit, para redactar la constitución de la IPPF". (pp. 31-2) Greissimer se convirtió entonces en director de la oficina de IPPF en Nueva York.


    El profesor Hans Harmsen, cuyo nombre ha sido asociado con la esterilización obligatoria de las personas discapacitadas en la Alemania nazi, se unió al centro de control de la población después de la guerra y fundó la rama alemana de la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF), bautizándola con el nombre de "Pro Familia". Fue presidente de esta institución durante mucho tiempo y desempeñó un papel importante en la formulación de las políticas de control demográfico para el Tercer Mundo". Maria Miles,"New Reproductive Technologies: Sexist and Racist Implications (Nuevas tecnologías reproductivas: Implicaciones sexistas y racistas)", en: Maria Miles y Vandana Shiva (eds.), Ecofeminismo (Zed Books, 1993), pág. 182.


  • 12. Gordon, Women's Body, Women's Rights, p. 398.


    Matthew Connelly en su libro Fatal Misconception: The Struggle to Control World Population (Confusión fatal: La lucha para controlar la población mundial [Harvard University Press, 2008]) señala cómo el propio presidente John F. Kennedy "finalmente aprobó la ayuda para la planificación familiar en abril de 1963 en respuesta a la pregunta de un reportero planteada por[Robert W.] Barnett y el personal de Planned Parenthood. Ese verano, a instancias de Draper, el senador William Fulbright agregó una enmienda al proyecto de ley de ayuda exterior que explícitamente autorizó a los burócratas "asustadizos" a apoyar la investigación sobre problemas de población. Planned Parenthood se aseguró que' la población era ahora el problema número uno de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional'". En particular, Connelly agrega que Barnett "le debía su trabajo en el Departamento de Estado al personal de la Fundación Ford y Planned Parenthood". (p. 199)


ORIGINAL EN:


"Planned Parenthood For Capitalists." by Michael Barker


Re: Resolució de suport a la jornada mundial d'acció global pel dret a l'avortament legal
28 set 2017
Leí en algún lugar que ese personaje llamado Forest Gump afirmaba que “los tontos son los que dicen tonterías”. Me acusa de “ocultar” al “proletariado mundial” un texto que circula por la red. Supongo que es de vital importancia que el “proletariado mundial” conozca su revelador contenido, y para eso está usted aquí, porque tiene una misión que cumplir y una verdad que transmitir a ese “proletariado mundial” ingenuo y fácil de embaucar sino fuera porque existen personas tan admirables y altruístas como usted.

La salvación de la “humanidad proletaria” está en sus manos y en sus pies. Por eso, teniendo todo el espacio virtual del mundo a su disposición, su gran virtud es la de venir a cagar en las pequeñas cosas que hacen las demás, especialmente si son feministas o si somos mujeres.

Esta noche el “proletariado mundial” dormirá mucho más tranquilo porque usted les ha abierto los ojos acercándoles la “planificación parental para los capitalistas” de Michael Barker.

Es todo un alivio saber que a partir del momento cero de esta lectura, ese proletariado estará tan “aceitado” con tan reveladora teoría, que cambiará sus vidas. Debo reconocer que además es usted el perfecto adorador de ese dios único y verdadero que tuvo hijos para después dejarlos morir de frío y hambre. Así son las leyendas de los dioses en la mitología, solo que ese dios al que usted adora, fue de carne y hueso, igual que los hijos que dejó morir. He ahí una de las muchas diferencias. Hay quienes antes de que se les mueran los hijos, prefieren no tenerlos, y hay quienes los tienen, para luego dejarlos morir.

Y como usted, hasta la fecha, nunca ha parido y para que se vaya enterando, aquí tiene un testimonio nada malthusiano, nada burgués, que le acercará un poquito a esa otra también vida real alejada de sus falsas teorías especulaciones de persona aburrida y acomodada, que no sabe a qué dedicarle su tiempo. Entienda el porqué para algunas mujeres es tan importante reivindicar el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo, alejado de toda razón de estado, supuestas teorías malthusianas o conspiranoicas de secretos pactos con fundaciones yankis y entidades capitalistas como la Planned Parenthood para acabar con el proletariado.

http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/515418
Es un texto totalmente socialdemócrata
28 set 2017
Por supuesto, no me asombra que alguien que es capaz de presentar a la abolición del género masculino como el medio para abolir "el salario" como una idea marxista-feminista se esfuerce, a la vez, en publicar diariamente textos tan totalmente socialdemócratas como el texto de Valentina, un texto que se las trae y muy esclarecedor, aunque no habla nada de la supuesta importancia de poder dar muerte libremente a embriones humanos como usted sugiere que hace.

Por supuesto, usted esto lo describe como algo beneficioso, como una "interrupción voluntaria del embarazo", acto que al parecer si lo hace la madre es algo tan aséptico como suena eso; "interrumpir el embarazo", pero si supuestamente lo hacen las FARC u otro sujeto entonces si es dar muerte al embrión, en lugar de ser esto mismo el hecho en si en los dos casos, por mucho que a su propaganda malthusiana esta realidad le descuadre la atractiva pintura verbal del abortismo que insiste usted en hacer para el proletariado femenino, en su afán de presentar al abortismo como algo científico, moderno y modernizador, liberador y sin perdedores/as de raiz, exactamente igual que se denuncia en el texto de Abad que prescribían hacer las directrices de Himmler contra las poblaciones proletarias de la periferia este del brutal imperialismo alemán de inicios del siglo XX, descritas en la cita del primer comentario a este artículo.

Pero aunque el de Valentina no sea un texto neomalthusiano, por mucho que usted pretenda presentarlo así para legitimar en ella y su figura su propio discurso malthusiano, es, de todos modos, un texto totalmente socialdemócrata, y si lo sumamos al reportaje en que se reivindica sotovoce la propiedad privada en nombre del feminismo "islámico", y al diluvio de otras "maravillas" de lo que usted llama contrafactivamente "feminismo", dan como resultado que a lo suyo se le pueda calificar como Generismo Neomalthusiano Socialdemocrata puro y duro.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more