Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
    01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: corrupció i poder : educació i societat : laboral : amèrica llatina : dones
Ante el nuevo poder de las mujeres, ¿renace la quema de brujas?
26 mai 2017
Carmen R. Ponce Meléndez aborda la cuestión de la reacción patriarcal de "nueva caza de brujas" frente a la lucha por la igualdad de las mujeres.

Carmen en alguna parte del texto expone: "Al igual que en el caso de los asesinatos de periodistas o de otros feminicidios, lo primero que se hizo fue descalificar moralmente a la víctima..."

No es una casualidad que ante la publicación de artículos de mujeres sobre la violencia en contra de ellas o la denuncia de las opresiones patriarcales, siempre aparezca alguien que en vez de argumentar, "lo primero que hace es descalificar moralmente" a la autora o a quien cuelga la información.... Que si burguesa, que si socialdemócrata, que si el patriarcado no existe, que si las mujeres mienten (no más que el resto de personas)...
La cacería de brujas de los Siglos XVI y XVII, su persecución tanto en Europa como en el Nuevo Mundo tuvo como finalidad quitarles el “poder” a las mujeres. Y fue fundamental para:

-El desarrollo de una nueva división sexual del trabajo que somete al trabajo femenino y la función reproductiva de las mujeres a la reproducción de la fuerza de trabajo (el trabajo doméstico no remunerado).

-La construcción de un nuevo orden patriarcal basado en la exclusión de las mujeres del trabajo asalariado y su subordinación a los hombres.

-La mecanización del cuerpo proletario y su transformación, en el caso de las mujeres, en una nueva producción de nuevos trabajadores.

Son señalamientos de Silvia Federeci en “Calibán y la Bruja. Mujeres, cuerpo y acumulación originaria”. Colección Nociones comunes.

En todo este proceso fue fundamental e indispensable quitarles poder a las mujeres, en el feminicidio más importante de la historia (hasta ahora). La cacería y persecución de las brujas, mujeres empoderadas que violentaban ese nuevo poder masculino, ese nuevo orden patriarcal que hasta hoy más o menos funciona, pero que afortunadamente se ha venido resquebrajando. Como parte de ese proceso está mostrando su peor cara: los feminicidios.

En México han sido asesinadas 44 mujeres activistas desde 2010 (La Jornada 12 mayo, 2017). Ser activista implica necesariamente un cuestionamiento al sistema, del orden que sea, pero también una renovación del poder femenino.

Entre esos asesinatos está el de Lesvy Berlín Osorio de 22 años, cuyo cuerpo fue encontrado en Ciudad Universitaria en una caseta telefónica. Este feminicidio se suma a un clima de violencia contra las mujeres en todo el país. Una violencia creciente y exacerbada, tolerada por los medios y desde luego por las propias autoridades.

Al igual que en el caso de los asesinatos de periodistas o de otros feminicidios, lo primero que se hizo fue descalificar moralmente a la víctima. En síntesis era una mujer “disfuncional” o “trasgresora”: no terminó la prepa, era alcohólica, tampoco vivía con sus padres, no era casada, vivía en unión libre, etc., etc.

Todos estos elementos la convertían en una mujer que atentó contra los “valores” patriarcales y ofendió o vulneró los pilares de la masculinidad. Mujeres como ella abundan en todo el país y en el mundo, están revolucionando la sociedad patriarcal, voluntaria o involuntariamente. Las Mujeres tienen nuevos “poderes”, son nuevas “BRUJAS”.

Su común denominador es precisamente que atentan contra la ortodoxia de la masculinidad, la violentan. Vamos, son las nuevas BRUJAS, porque tienen un nuevo poder, y lo más grave lo ejercen pública e impunemente. Para la misoginia, merecen un castigo, el peor de todos, la muerte y si es dolorosa mejor.

Son las nuevas guerreras. Están en el mercado de trabajo –un espacio esencialmente masculino-, siguen ejerciendo la maternidad sin pareja, luchan por sus derechos sociales.

En 2015, de las mujeres de 12 y más años con al menos un hijo nacido vivo, 27.8 por ciento ejercen su maternidad sin pareja. De ellas, 21.3 por ciento estuvieron alguna vez unidas mientras que 6.5 por ciento son madres solteras (Datos de Inegi).

grafica_monedero_18mayo17.jpg


Otras “disfuncionales” (Brujas), para el patriarcado y la misoginia son las mujeres Jefas de Hogar, como muestra la gráfica; y, para colmo, la gran mayoría (71 .0 por ciento), tienen por lo menos un hijo; ejercen un poder de padres/madres en la mayoría de los casos. Eso atenta o violenta las masculinidades, hay una nueva realidad para los hombres, donde sienten que están perdiendo poder.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), en el cuarto trimestre de 2016 la tasa de participación económica de mujeres de 15 y más años con al menos un hijo nacido vivo es de 43.4 por ciento. ¿Dónde quedó el “paradigma” del hombre proveedor y la mujer ama de casa? Otro empoderamiento de las mujeres, bastante costoso por cierto, también otro motivo para agredirlas o matarlas.

Estas nuevas guerreras-brujas tienen muchos logros. Se reúnen para encontrar a sus “desaparecidos” (los migrantes), viajando desde Centroamérica hacia todo México. Acompañaron a Javier Sicilia en su marcha por todo el país, reclamando enérgicamente a las autoridades para que hicieran algo para detener esta horrible violencia, y también para encontrar a sus “desaparecidos”.

En Veracruz lograron que se encontraran fosas clandestinas con cientos de cadáveres, ahí podían estar sus hijos, sus maridos. En síntesis alguien de su familia. No fue el Gobierno Municipal, tampoco el Estatal y mucho menos el Federal. Fueran ellas, las nuevas guerreras, las nuevas BRUJAS, ejercieron su poder porque no les quedó de otra, y así seguirá siendo.

Ahí están las mujeres de Cherán, en Michoacán, defendiendo los bosques, poniendo a raya a los narcos y su poder. Bueno, qué se puede decir de las madres de las “muertas de Juárez” y su enorme lucha. Ellas –las Mujeres- volvieron viral el hastag #SI ME MATAN, y si, las están matando, nos están matando.

Y en el colmo de los colmos, también están en la esfera política. Como ciudadanas votando, como candidatas, gobernando pero, claro, también son objeto de violencia política, porque atentan contra un espacio que también era exclusivo de los hombres.

Por si todo esto fuera poco, quieren ser dueñas de su cuerpo, decidir sobre su maternidad, no aceptar agresiones o decisiones ajenas en su cuerpo. Ser ellas las dueñas y señoras. También eso se consideraba (y considera) propiedad masculina, ellos como únicos dueños.

Hay un nuevo concepto de la feminidad y también debe haberlo de la masculinidad. El retorno de la caza de brujas, es decir la nueva violencia contra las mujeres, es un hecho mundial, es innegable que el ataque contra ellas es permanente y debe pararse.

Y esto sucede en un contexto donde, después de Siria, México ocupa el segundo lugar en violencia: con 23 mil muertos sólo el año pasado y más de 30 mil desaparecidos, según indica el reporte “Armed Conflict Survey 2017” (ACS) publicado por el International Institute for Strategic Studies (IISS) (El Financiero 11 de mayo 2017).

Sin embargo, el gobierno, a través de la cancillería, se apresuró a criticar y descalificar el informe de IISS, porque dijo que no tiene sustento alguno, ya que el origen de las cifras que maneja se desconoce.

Pero resulta que en las encuestas del Banco de México al Sector Privado y a especialistas, consideran que los problemas de inseguridad pública son el principal lastre que tiene el crecimiento económico en adelante.

Este tema está por arriba de cualquier problema financiero, comercial o económico en el mundo. Es una preocupación mayor a la baja en la plataforma de producción petrolera e incluso pesa más que la inflación o la depreciación del peso.

Conclusión: Algo tienen que hacer las mujeres del país para defenderse y para defender lo que queda de México, empoderadas y renovándose, como las BRUJAS contemporáneas.

Carmen R. Ponce Meléndez*

* Economista especializada en temas de género

This work is in the public domain

Comentaris

La represion contra el campesinado y la caza de brujas
26 mai 2017
Buenas Aliss:

Comentarte que el fraude de Federici en relación con las "brujas" es insostenible, las brujas no eran otra cosa que las mujeres de los campesinos revolucionarios previamente asesinados por la burguesía y la nobleza. Normalmente eran asesinadas para poder culminar el robo de sus propiedades comunales y familiares, y no es correcto exonerar a un supuesto sujeto denominado las "mujeres", como hace Federici, de la responsabilidad de la represión ejercida contra el proletariado campesino en los siglos XVI-SVII, es más, es una auténtica pasada, cuando, por ejemplo, resulta que en el proceso de Zugarramurdi las denunciantes fueron un grupo de mujeres que acusan a otras de brujas. Una vez secuestradas estas la burguesía clerical las utiliza para matar a sus maridos, a quienes odiaban por su negativa a pagar diezmos y tributos. La Secta de los Brujos (que no de las brujas) fue un tinglado inventado como coartada para robar tierras y lograr trabajo gratis (plusvalia), sobre todo en el Norte de Europa, de unas clases contra otras. Las fundaciones yankees podrán tergiversar cuanto quieran, subvencionando a burguesas socialdemocratas como Federici, pero no pueden cambiar la historia, cuyo motor principal en esta fase es la lucha de clases.
Re: Ante el nuevo poder de las mujeres, ¿renace la quema de brujas?
27 mai 2017
Pues sí, eso es el patriarcado, ver a las mujeres como "las mujeres de..."

Sólo un detalle, las tierras comunales no eran "propiedad de...", eran comunales, y las mujeres del pueblo, por lo general, si su familia tenía tierra, no la heredaban, y por ello hacían uso de tierras comunales.

Otra cuestión más, no soy historiadora, pero por lo poco que he podido leer acerca de la historia de este país, y del continente, creo recordar que la burguesía era una clase social diferente a la clerical. Esa "burguesía clerical", debe ser otro de tus grandes inventos que no tienen nada que envidiar a los de las "fundaciones yankees".

Federici seguramente "es una reptiliana pagada por la fundación Rockefeller". Ya lo decía en la entradilla, "lo primero que hace es descalificar moralmente" a la autora Federici (o cualquier otra autora).

Lo peor no son tus mentiras, sino que puede que hasta te las creas.
Todita para ti
28 mai 2017
¿Reptiliana?

*****************


«La reestructuración del trabajo doméstico y reproductivo en EEUU durante los años setenta» fue un panfleto distribuido en la conferencia «The Economic Policies of Female Labor in Italy and the United States», que se llevó a cabo en el Centro Studi Americani de Roma del 9 al 11 de diciembre de 1980; fue promovido por la German Marshall Fund of the United States. “

Tomado de: “Revolución en punto cero. Trabajo doméstico, reproducción y luchas feministas. Agradecimientos.
Silvia Federici
https://www.traficantes.net/sites/default/files/pdfs/Revolucion%20en%20p


¿Quién es la Fundación German Marshall?


“The German Marshall Fund of the United States (GMF) strengthens transatlantic cooperation on regional, national, and global challenges and opportunities in the spirit of the Marshall Plan. GMF contributes research and analysis and convenes leaders on transatlantic issues relevant to policymakers. GMF offers rising leaders opportunities to develop their skills and networks through transatlantic exchange, and supports civil society in the Balkans and Black Sea regions by fostering democratic initiatives, rule of law, and regional cooperation."

http://www.gmfus.org/about-gmf
Los procesos contra .la herejia de la Secta de los Brujos
28 mai 2017
"Pues sí, eso es el patriarcado, ver a las mujeres como "las mujeres de...".

Bien, llevadas a Logroño por los inquisidores, son acusadas de brujas, y sus hombres acuden allí desde el Baztan, donde se les detiene, encausa, por brujos, y se les quema en la hoguera junto con ellas. Deduje que eran sus hombres (hermanos, hijos, esposos, novios, padres) y ellas sus mujeres (madres, hijas, hermanas, novias, esposas), y si, este era el caso. Y que todos ellos eran campesinos a los que se quería robar las tierras, dar un escarmiento para quienes no querían pagar diezmos, y quitarlos de enmedio por venganza, entre otros objetivos políticos. Pero de una conspiración de los hombres contra las mujeres nada, una lucha de clases entre grandes propietarios terratenientes y emergente funcionariado monarquico urbano, y pequeños propietarios campesinos, (tambien tenentes en común de propiedades comunales) a pesar de lo que intoxique Federici.
Re: Ante el nuevo poder de las mujeres, ¿renace la quema de brujas?
28 mai 2017
Las 3 primeras mujeres, una madre y sus dos hijas, no son "llevadas" por los inquisidores, sino que se presentan ellas allá, para explicar que sus declaraciones fueron hechas bajo presión, pero no las creyeron y las encarcelaron.

Supongo que Federici no es la única “intoxicadora”, pues curioseando sobre lo que dices, es muy fácil comprobar cómo mientes.

Según la información que he leído, pues desconozco lo de Zugarramurdi, no es un caso que se genere en esa localidad, sino que tiene su antecedente en el país vasco francés, en Lapurdi, y de ahí se desata todo lo demás. Y esto viene “avalado” por “intoxicadores” que vivieron el momento y dejaron su “intoxicación” escrita en extensos informes.

Total, que después de la caza de brujas, y brujos seguramente también, en Lapurdi, se produce lo de Zugarramurdi. En el “auto de fe”, se condenan a 6 personas, aunque las detenidas eran más. Algunas de las juzgadas ya habían muerto, y a las 6 condenadas habría que sumarle las 5 que no asistieron, pero que comentan que fueron quemadas en “efigie”. Estas, como estaban muertas o desaparecidas, no se pudieron arrepentir o “reconciliar”.

Se habla de 21 personas “reconciliadas”. De las 5 personas quemadas en “efigie”, 3 eran mujeres y dos hombres. Y de las 6 personas condenadas y quemadas vivas, 4 eran mujeres y 2 hombres. Es decir, 7 mujeres en total, y 4 hombres. Mientes más que escribes.

Un sacerdote e inquisidor llamado Alonso de Salazar y Frías, reconoció que muy probablemente las personas quemadas no eran brujas y envió un memorial que sirvió para que la inquisición española, abriera el escepticismo hacia las acusaciones de brujería.

Y claro, Federici “intoxica” porque está pagada por no se sabe que grupo de poder en la sombra y porque para ti es una socialdemócrata burguesa. Pero la quema de brujas existió, y precisamente, el juez Pierre de Lancre, en Lapurdi mandó quemar a 80 mujeres por ser supuestamente brujas, lo que dicen que originó cierto pánico en los valles del norte de Navarra, y de ahí surge lo de Zugarramurdi, a través de una delatora. Eso y la fama de ser zona de brujas provocó la intervención del tribunal de la inquisición de Logroño.

Luego está el proceso a las brujas de Fuenterrabía (Gipuzkoa), cuatro mujeres a las que desterraron, siendo obligadas a abandonar sus casas y a separarse de sus maridos.

Las dos brujas presas en Azpeitia, también eran mujeres.

Uno de los “creyentes” en brujas, fue el eclesiástico erudito e historiador de Guipúzcoa doctor Lope Martínez de Isasti, párroco de Rentería. Este hombre decía que las mujeres "se hacen brujas por saber nuebas de sus maridos e hijos que andan a las Yndias y a Terranova y Noruega, y también por actos de luxuria y por stipendio que les da el diablo y por comida aunque malas y desabridas”. Es decir, muchas brujas eran mujeres sin marido o que este había partido hacia otros mundos. Tu teoría se desmorona. Las brujas y su persecución, no es un invento de la “intoxicadora” Federici, y esa negativa que haces sobre las brujas, es tan falsa como la misma negativa sobre el patriarcado. El patriarcado eres tú, que te niegas.

Sólo hay que poner en cualquier buscador “brujería vasca”, y la cantidad de información, es asombrosa. Pero claro, las mujeres como buenas brujas, todas somos "intoxicadoras", menos tú, que eres el inquisidor que lleva la palabra verdadera.
Re: Ante el nuevo poder de las mujeres, ¿renace la quema de brujas?
28 mai 2017
Como se puede comprobar, Carmen R. Ponce Meléndez no habla de "las brujas de Zugarramurdi", sino de la quema de brujas. Lo de Zugarramurdi lo introduces tú, como siempre, para evitar que se hable de lo que proponen los textos. Eso a ti no te interesa porque tú, como siempre, has venido a hablar de tu proletariado. Un proletariado que es tuyo, que lo has adoptado tú y que te has convertido en un ferviente cruzado de sus santos lugares revolucionarios.
Crítica a la manipulación generista de la historia de la lucha de clases
28 mai 2017
Buenas Aliss:

Estas en un error. Llevo casi 30 años estudiando la llamada brujería vasca, los famosos autos de fe, que empiezan en Durango en el siglo XIV y terminan en Navarra en el siglo XVII, e inmediatamente que se terminan comienzan las llamadas Matxinadas (de meatzain, mineros) literalmente, Mineradas, en las que las mujeres proletarias campesinas y urbanas tienen un protagonismo enorme, y suelen ser las desencadenantes de los estallidos populares, según aumentan los precios de los bienes básicos o los impuestos.

Pierre Lancre cuando entró en Navarra, enviado por el rey de Francia, afirmó haber visto diez mil demonios (no 10.000 brujas). Pues bien, el muy canalla sabía muy bien que los hombres habían ido salido a la pesca de la ballena a Terranova, y solo atacó en ese momento. Cuando los hombres no estaban, y se puso las botas a quemar personas, pero era para hacer daño a los hombres que estaban en Terranova en ese momento, no te equivoques, matando a sus mujeres, y para lograr que se sometieran a la política de la monarquia francsa y de los grandes propietaros feudales, contratantes de estos burgueses clericales criminales, y cejaran de desarrollar sus negocios particulares, con los indigenas de Abua Yala y con el rey de inglaterra, - también gran jefe en esas costas -, propios de pescadores de ballenas en el Canada.

La campaña criminal de De Lancre se comunica hacia el sur de Euskal Herria, involucra la represión contra los contrabandistas y contra ciertas fracciones que no pagan ya diezmos a los monasterios, vale decir, a la mediana y gran propiedad territorial. Los dominicos españoles tuvieron que suspender la campaña inqisitorial, a la que se habian dejado arrastrar por el genócida De Lancre, porque las denuncias cruzadas ya habián desatado el pànico y eran varias miles, de tal modo que los dominicos se hubieran visto obligados a quemar a miles de personas (hombres y mujeres) ¿por qué, ante semejante oportunidad la dejan pasar? Porque la dialéctica del tipo de propiedad al sur y al norte de Euskal herria eran distintas, al sur, el excedente de población se envíaba a América y a las guerras en Europa, la estabilidad de las distintas formas de propiedad era pues mayor, y los insumos de plusvalía del valor alienado en Suramérica, Asia y Africa también.

Las mujeres asesinadas en los autos de fe del siglo XVI no eran mujeres sin familiares ni amigos comunitarios de su nacionalidad y comunidad social, sino las mujeres de los independentistas navarros, campesinos pequeños resistentes, que habían sido asesinados durante los repartos del Reyno de Navarra entre la Corona de Castilla y el Reyno de Francia. Eran mujeres independentistas que seguían siendo insurgentes, el poder imperial lo sabía y las reprimía, pero buscaba ya eliminarlas, mujeres a quienes no se les ataca por ser mujeres como te inventas tu (ni en los procesos del siglo XV, ni en los del siglo XVI ni en los del siglo XVII), sino por ser resistentes campesinas y nacionales navarras que no admitían las desaparición de la soberanía de su país y odíaban a los asesinos imperiales de sus maridos, hijos, novios, amigos y hermanos, y amigas, hermanas, madres, hijas...

En cambio, en el norte de Europa, no había salida a los excedentes campesinos hacia un proceso imperialista como en la Península Ibérica, por lo que se desataban guerras de clases del todo brutales, que la anticomunista Federici quiere reinterpretar como una guerra de géneros no inocentemente, ocultando al motor principal de la historia: La lucha de clases, pero claro, pagada por la German Marshal Foundation. Pues no, no ha colado, toda la pequeña burguesía y la aristocracia obrera va tras la flauta de esa Hamelin, pero los comunistas marxistas NO. Nosotros seguimos analizando la historia de manera revolucionaria, intentando erradicar la ideología y atendiendo a los procesos materiales y a las relaciones sociales de producción y reproducción reales, a la dialéctica del tipo de propiedad y no a los caprichos ideológicos de la socialdemocracia feminista burguesa actual, despiadada, imperialista, falsaria.


Agur


PD: ¿Mujeres heroicas en las luchas campesinas contra la formación de los estados absolutistas y el incremento de la explotación del campesinado que trajo la burguesía? MUCHAS, ¿Mujeres atacadas por los hombres, así, en abstracto, por el mero hecho de ser mujeres, - como dice la burguesa italo-yankee Federici -, en los siglos XV-XVI-XVII? FALSO DE TODA FALSEDAD.
Re: Ante el nuevo poder de las mujeres, ¿renace la quema de brujas?
29 mai 2017
El patriarcado es un tanto mas complejo que eso, eso ahora mismo es mas un vestigio del heteropatriarcado que fue(La reminiscencia a la mujer como propiedad).
De hecho en un mundo en el que tenemos alcaldesa en Barcelona, existen propietarias, y existen explotadoras que explotan hombres, que las mujeres pueden heredar en igualdad de condiciones que un hombre es un error 'dirigido' decir que estamos en un patriarcado, o heteropatriarcado como se viene a llamar.Y la gente que es capaz de pensar por si misma, reevaluar ese termino... y os dareis cuenta, pensar en un patriarcado gitano y contarme si es lo mismo.
Antes de que pienses que hablo que hay igualdad o así, no... claro que existe machismo, feminicidio, actitudes bochornosas de hombres a la mujer en la barra de cualquier bar, y en ciertos casos reminiscencias al heteropatriarcado del que viene esta sociedad, pero ahora no hay heteropatriarcado(lo siento... porque seguro que ofende mi opinion.).Abajo el machismo!(Pero dejemos de sentar catedra mediante idioteces de este calado, idioteces dirigidas para evitar focalizar en el abajo contra el arriba, pero el abajo que existe contra el arriba que pisa, y antye todo para segregar aun mas la maltrecha sociedad).
el otro que tela,, cuanto tiempo dices que llevas tirando el tiempo... estudiando que... madre mia, que mezclas , que mezclas. 30 años y aun no sabes separar la burguesia del clero. De verdad aprende otro oficio, deja de dar por ciertas todas las fuentes del clero - fuentes altamente imparciales - y sobretodo no escribas ningun libro de historia, que el mundo no lo necesita. Pero ya sabes quien vale vale, quien no... da lecciones en indymedia jejeej.
Los inquisidores eran burgueses
29 mai 2017
Buenas @aliss:

Dices que aún no sé separar la burguesía del clero, mira, un cura que cobra 800 euros no pertenece a la misma clase que un cardenal que se mete a la cuenta por ejemplo 6.000 euros mensuales. Es precisamente en los procesos contra la herejía de la Secta de los Brujos en donde encontramos la clave; la burguesía cuando fue emergiendo como clase en un proceso largo, secular, y tomó el poder poco a poco en todas las articulaciones de las formaciones sociales agricolas y feudales, también lo tomó dentro de la Iglesia, aunque para tomarlo hubiera de aplastar el clericalismo mismo. Las luchas papales contra la herejía en los tiempos en que la nobleza feudal era la clase dominante fueron muy diferentes a las represiones inquisitoriales en las cuales es la burguesía la que introduce el proceso judicial canónico en principio irónicamente "garantista" clerical. Los aplastamientos de las sectas declaradas hereticas, por ejemplo, contra los cátaros, no constaron de procesos formales rigurosos como los realizados contra la Secta de los Brujos, hasta que la burguesía comenzó su ascenso definitivo, el periodo en que el capitalismo comercial se desata en Europa Occidental, entre los siglos XV-XVIII. Esto lo que significa es que LOS INQUISIDORES ERAN BURGUESES, correlato dentro de la Iglesia del ascenso de la burguesía en los aparatos estatales absolutistas emergentes, sobre la base del desarrollo de la burguesía como clase. Y si, he tenido que estudiar, reflexionar y aprender mucho antes de llegar a esa conclusión: Burgueses clericales, una de las ramas del desdoblamiento de la clase, que aparece también, a conveniencia, como anticlerical.
Re: Ante el nuevo poder de las mujeres, ¿renace la quema de brujas?
30 mai 2017
Sr “.”, contesto desde mis errores, no desde los tuyos porque esos solo te pertenecen a ti.

Ahora pretendes imponer tus interpretaciones a través de tu autoridad en los “casi 30 años estudiando la llamada brujería vasca”. Como “estudioso” sabrás que si los estudios parten de un error de fundamento, hay que ir sumando error tras error, para evitar que las teorías se desmoronen. Supongo que las fuentes utilizadas en tus “casi 30 años de estudios”, nunca estuvieron financiadas por fundaciones capitalistas, y que lo tuyo es un extenso trabajo de campo y no de ratón de bibliografía.

Como también sabrás, el proletariado es un término que se ha ido transformando con el paso del tiempo, hasta que con la revolución francesa, se le otorga cierta “conciencia”, y es con los socialistas utópicos, premarxistas, Engels y Marx que esa conciencia va adquiriendo “conciencia de clase”. A donde me quiero dirigir, es que hablas de proletariado de manera intemporal com o si ese término o concepto fuese un universal, y ese es tergiversar. Y cuando lo haces con la finalidad de reafirmar tus fraudulentas teorías, eso es manipular. Así de claro y sencillo.

Pese a lo mencionado, el término sí que mantiene algo en común, que es el grupo de población que no tiene propiedades y que forma parte de los estratos de las clases sociales bajas. Hay algún periodo histórico, como el llamado Edad Media, en el que el término desaparece. Tampoco me parece una casualidad que una institución como la Santa Inquisición, aparezca en la Baja Edad Media, y empiecen las condenas de brujos y brujas, no tanto por su actividad de brujería, sino por herejes, y es por eso que en ocasiones se confunden brujería, herejía y paganismo. Tampoco es casual que la persecución de brujas se haya asociado a la iglesia, pues recupera la relación de esas prácticas con los demonios y pactos con el diablo.

Hay una controversia al respecto de si la iniciativa de la persecución de las brujas y brujos, fue de la iglesia, o por el contrario fueron tribunales laicos, y eso se puede entender porque en sus inicios consta que los tribunales que promovían esas persecuciones eran eclesiásticos, y posteriormente fueron civiles, y aunque la iglesia no tuviera una participación directa encendiendo las hogueras, sí que participó activamente en la creación del clima de pánico, violencia y odio, muy especialmente hacia las mujeres brujas, sin descartar a los brujos, nigromantes, magos u otros practicantes de las artes adivinatorias.

La conocida como época de la caza de brujas, tiene lugar en el comienzo de lo que conocemos como edad moderna, en la que las oligarquías de Europa tienen necesidad de conseguir importantes reservas de mano de obra, y es por ello que en ese contexto se dan circunstancias históricas como el comercio de esclavos y esclavas, la invasión y colonización de Abya Yala y la caza de brujas. Es por eso que acaban con toda práctica autónoma de supervivencia como la agricultura de subsistencia, apropiándose de los territorios comunales, para así relegar a las mujeres al trabajo reproductivo y dar inicio a una nueva división sexual del trabajo.

Para esta nueva división sexual del trabajo, los amos de los medios de producción confrontaron a hombres y mujeres, negando el trabajo a estas y a aquellos que no rechazaran que las mujeres trabajaran, y disponiendo así, varios niveles o clases de esclavitud social, al modo de la Época Antigua (greco-romana, de hecho el primer proletariado aparece con el derecho romano).

Y cambiando de registro, pero continuando con la respuesta a tu comentario, otra muestra más de tus manipuladoras contradicciones.

Calificas a Federici de “anticomunista” y tú te reconoces como “comunista marxista” que sigues “analizando la historia de manera ‘revolucionaria’, INTENTANDO ERRADICAR LA IDEOLOGÍA y atendiendo a los procesos materiales y a las relaciones sociales de producción y reproducción reales, bla, bla, bla…”. Las demás, analizamos desde nuestros “CAPRICHOS IDEOLÓGICOS de la social democracia feminista burguesa actual, despiadada, imperialista, falsaria”.

Es decir, TU ANÁLISIS NO TIENE IDEOLOGÍA, y el de Federici o el de cualquier mujer, (“así, en abstracto”) SÍ.

O sea, que TU COMUNISMO MARXISTA, NO ES IDEOLOGÍA, ES FOLKLORE. No sé si será una coincidencia, pero de la misma manera que son la gente religiosa quienes negaban la participación de la iglesia en la caza de brujas (para ellas la inquisición no era bastante iglesia), las gentes ultraconservadoras y reaccionarias niegan tener ideología y califican y descalifican a todas las demás como ideologizadas.

Eso mismo sucede con los planteamientos de pensamientos hegemónicos, nunca reconocen la ideología que los sustentan, incluso en el ámbito científico se suele negar muy habitualmente la ideología, pero luego vemos y constatamos cotidianamente el uso estrictamente político, social y económico que hacen de ellos.

También te señalaré cómo planteas que las mujeres, en vez de opinión, tenemos CAPRICHOS”. ¿Decías que ya no existía el patriarcado?, pues ahí identifico algún síntoma de ese desprecio misógino patriarcal.

En tu PD, hablas de “mujeres heróicas”, ese es tu imaginario, TU “CAPRICHO”. No hablo de la lucha de las mujeres desde alguna idealización, ni tampoco desde una mistificación, mitificación o épica heróica, sino como algo consustancial con la vida de quien se resiste a las imposiciones de este sistema, y lucha contra él y las propias contradicciones.

Te podrá gustar más o menos la interpretación que hace Federici, pero ella es honesta cuando en varias partes de sus estudios reconoce que no hay elementos o suficientes elementos concluyentes, pero que por otras relaciones ella interpreta los hechos de esa manera.

En tu caso, no es así. lo tuyo es análisis revolucionario sin ninguna duda, afirmación que ya genera la primera duda, pues un revolucionario, o un análisis revolucionario, no necesita “etiquetarse” porque se reconoce fácilmente. Tu análisis es poco más que una pedrada intelectual de dialéctica marxista con ideas nada marxistas y de tendencia reaccionaria. Se nota que tus aportaciones pocas veces salen del análisis de la cotidianidad en la que todos esos términos de dialéctica, rara vez tienen cabida. Utilizas, como la ciencia médica, tecnicismos de lenguajes crípticos y en gran medida indescifrables para “tu proletariado” idealizado. Ningún narcisista es revolucionario porque sólo tiene sentidos para sí. Necesitas de esa dialéctica del materialismo científico del marxismo, como algo intelectualmente formal pero nada práctico.

Nada de lo que dices tiene alguna proyección colectiva y no hay ninguna revolución en soledad, eso solo son patrañas de los textos de autoayuda.
Re: Ante el nuevo poder de las mujeres, ¿renace la quema de brujas?
30 mai 2017
Para “@Aliss”

Estoy de acuerdo en que “el patriarcado es un tanto más complejo que eso…” Y tal como lo concibo actualmente, el heteropatriarcado sería uno de sus vestigios, pues los roles heteropatriarcales, hemos visto como se reproducen en otras sexualidades.

Concebir el patriarcado como poder exclusivo de los hombres, es una concepción deformada por la poco precisa percepción de un espacio temporal histórico. El patriarcado, al igual que el capitalismo, es un patriarcado o capitalismo progresado, y eso significa que ha sabido asimilar e incluir muchas de las tensiones de la confrontación.

De la misma manera que el estado y el capital se confunden y desdibujan sus límites, con el patriarcado, reproducido en todas las estructuras jerarquizadas, sucede lo mismo. Que el poder de un estado o del capital, sea ejercido por una mujer, no lo convierte en feminista, pero sí que es patriarcal la estructura que hace que el poder, lo ejerza quien lo ejerza, dirija sus opresiones hacia quienes nos han situado en las partes bajas de esa estructura; y sus privilegios, a quienes son parte de la estructura de poder y que están fuera de la de opresión, pues son ellos quienes la ejercen.

Hay quienes, desde su dialéctica ideologizada, necesitan crear subclases de las clases, por ejemplo el “lumpen proletariado” o la “burguesía clerical”. Esa simbiosis que hacen, la reproducen también en la clase trabajadora y entre hombres y mujeres o personas migradas, etc… Así, en no pocas ocasiones la mujer se convierte en una “subclase” del hombre. Y la “burguesía migrante” en otra subclase de la población migrante que, si fuera burguesa, y sin revoluciones en sus países, no migraría o sería turista.

No cuestiono la existencia de jerarquías en el clero. Las iglesias también son estructuras jerarquizadas para conseguir espacios de poder, tanto económico, como moral, espiritual, cultural, patrimonial, etc… De hecho la iglesia católica, en no pocos momentos históricos, actuó como estado y bajo “la ley de dios”. Ahí está el ejemplo de la familia Borgia (Borja), en la que probablemente Maquiavelo se inspiró para escribir “El Príncipe”, o la de los Médici.

Y eso sucede con cualquier institución, solo que cada una tiene la ley de su “autoridad suprema”. A donde pretendía llegar con tanto rodeo, es a que el modo de vida burgués es diferente al modo de vida de la jerarquía clerical. Si algo define a la burguesía, es la sensibilidad burguesa, y esta es diferente a la de las cúpulas eclesiásticas, que están más emparentadas a las aristocráticas y feudales y si hablamos de la moral, la diferencia en no pocos casos, es más acusada. Sin embargo el patriarcado, estaba en todas, y adquiere su expresión más totalitaria con la imposición de la propiedad privada.

Por lo que llegué a entender, los primeros inquisidores no fueron burgueses, más bien presbíteros o frailes de órdenes religiosas que persiguieron a quienes consideraban herejes. Otros inquisidores, como el famoso Torquemada, se dedicaron a perseguir a herejes, a moros, judeoconversos, gitanos e indígenas y entre “las grandes aportaciones” de los perseguidores de “herejías”, están los juicios contra Giordano Bruno, Galileo Galilei, Servet…

En este país he escuchado una expresión que dice algo así como “quién lleva los pantalones” y que hace alusión a quién manda en la familia, en casa..., pero que remite a “los pantalones del padre”.
critica marxista a la ideologia, y a la ideología generista
31 mai 2017
Aliss, los marxistas cuando empleamos el concepto "ideología" nos referimos a Falsa Consciencia, cuando no es el esfuerzo permanente de aprehensión del movimiento histórico real aquello a partir de lo cual se piensa el mundo sino la idea osificada y sistematizada, como hace el generismo, de la realidad con la que se lo sustituye unilateralmente a partir de una intención de dominación (o supervivencia) clasista.
Re: Ante el nuevo poder de las mujeres, ¿renace la quema de brujas?
01 jun 2017
Sí, entiendo que quienes se llaman marxistas, o por lo menos usted, juzga como "falsa consciencia", a quienes no tienen su "no ideología". Las sectas hacen lo mismo. Son el único movimiento histórico real y portador de la palabra y la verdad. Todos los demás, son ideologías. Ya le digo que los reaccionarios hacen y dicen lo mismo, y la ciencia hegemónica también dice que no tienen ideología, es decir, son los real y no la sustitución de la realidad. Su marxismo es nomás que otro simulacro. ¿Acaso no tienen intención de dominación clasista?

El generismo sostiene sus errores, pero los suyos, deberá sostenerlos usted, no descargarlos constantemente diciendo que las demás estamos equivocadas.

En otra ocasión ya le comenté que no comparto las teorías de género, y que se le pueden hacer algunas críticas fundamentales, pero lo suyo son más bien juicios de valor y descalificaciones que redundan siempre en lo mismo. Son socialdemócratas burguesas, y usted lo mejor.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more