Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme
La logomaquia del presidente
20 ago 2003
Tal como se manifiesta públicamente este presidente español sobre el asunto en Irak, un día y otro, está visto que resulta más grave todavía si cabe pronunciarse contra las evidencias, como hace él, que si él y su padrino de la Casa Blanca se hubieran enfrentado diplomáticamente a la Comunidad Internacional o a la mismísima ONU arrostrando el efecto inmoral derivado de los acontecimientos...
No pierde ocasión, después de cada acción de la resistencia iraquí, de recordarnos "su" cínico respeto hacia la Comunidad Internacional y demás monsergas, tomando sin escrúpulos, en un ejercicio villano de la metonimia a su servicio, a la parte por el todo; pretendiendo además convertir lo que no es sino abyecta propaganda, en doctrina sobre qué es, hoy, justicia internacional y cómo debe ser, hoy, la liberación de un pueblo por la fuerza... mientras lo destruyen y saquean.

Si el Estado americano, con el concurso primero del inglés y luego del español, hubiera urdido todo este complot contra natura sin violentar sus dirigentes la justificación de las acciones bélicas, hubieran dejado todos ellos a salvo al menos el sentido común, el respeto debido a pueblos y países, y también hubiera quedado a buen recaudo la progresía sobre los derechos humanos y sobre la exigible concurrencia de proporcionalidad entre fines y medios; tesis que a su vez habían sido heredadas de los pensadores más profundos y conspicuos occidentales con cuya filosofía fue redactada la Declaración Universal de los Derechos del Hombre...

De esta manera, con estas comparecencias del presidente español cuyo objetivo es obviamente insistir, como recomendaba Goebbles, en explicarnos hasta la hartura lo que son aborrecibles actitudes políticas (y, lo que es peor, personales), ya puede agobiarnos con sus declaraciones la realidad estrujada para deformarla; lo que llega de ellas y de él al ser humano más normal y juicioso, es una mente retorcida, un entendimiento que hace aguas por todas partes y que acabará enfermo si no lo está ya. Lo que sobresale en esas manifestaciones pausadas y casi solemnes es el triunfo del disparate solemne, la ley de lo descabellado, la perversión de los conceptos políticos más escolásticos después de haber acometido acciones belicistas notoriamente canallescas, a las que siguen, como delito continuado contra el derecho de gentes que es, acciones descaradamente depredadoras. Sobre todo, el intento de justificar lo injustificable a base de una contumacia a prueba de potro de tortura; o, lo que es lo mismo, el empeño en hacernos ver lo blanco negro, echando mano al principio de una autoridad de la que carece ya hace mucho tiempo por diversas y siniestras razones...

Porque este golpe de mano contra la decencia básica del gobernar empeñándose en revestir de legitimidad lo que ha sido, es y será una histórica impostura a nivel planetario, es lo que hace de este presidente, y naturalmente de su mentor americano, los humanes más repulsivos y odiados de la historia de estos últimos tres cuartos de siglo después de Hitler. Al menos, para esa parte del mundo que todavía no ha perdido la cabeza, aplastada por la charlatanería o argumentario de la prepotencia.

Diríase en castizo que no se lo creen ni ellos... Pues de no haber contado, tanto un compadre como el otro, con los ejércitos, con todo el aparato del Estado y con la televisión como vocero, tras sí, a buena hora alguien les hubiera escuchado un solo minuto en cuanto abrieran la boca para explicarnos lo que saben ellos perfectamente no hay por dónde cogerlo...

Comentaris

Re: La logomaquia del presidente
21 ago 2003
Muy bueno, Jaime
Sindicat