Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
    01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Accions per a Avui
11:00
12:00

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: sexualitats
El avestruz y los trabajadores del sexo
29 des 2016
Esconder la cabeza como un avestruz, dar la espalda, estigmatizar o culpabilizar a otros, no suelen ser estrategias útiles a la hora de tratar de mejorar realidades "desagradables".
avestruz.png
Habitualmente se emplea la frase «esconder la cabeza bajo tierra como un avestruz» para describir la actitud de dar la espalda a un problema, queriendo negar así su existencia en lugar de afrontarlo. Es una forma de actuar cómoda, pero del todo inútil a la hora de solventar conflictos. Los problemas no atendidos no suelen mejorar o desaparecer por si solos, como mucho se quedan como están, o empeoran. Tampoco sirve de nada echarle las culpas a otros, un vicio inmovilista y bastante común. Seamos prácticos.

Un ejemplo de realidad «desagradable» a la que sistemáticamente se da la espalda, se condena a la invisibilidad, y se culpabiliza, es el trabajo sexual.

Si buscas en Wikipedia «trabajo sexual» -termino diferente al de prostitución» aparece la siguiente definición: «Un trabajador sexual es una persona adulta en pleno ejercicio de sus facultades que, sin coacción alguna de terceras personas para ejercer esta actividad, gana dinero u otra forma de retribución mediante el ofrecimiento de un servicio sexual» (1).

Desde el activismo llevado adelante por parte de algunos colectivos de trabajadores sexuales, se optó por el término «trabajo sexual» y no «prostitución» a causa de la connotación negativa que subyace bajo el término «prostituta» (2).

En España, la prostitución no es ilegal, siempre y cuando sea ejercida por una persona adulta y por voluntad propia. Pero sí es constitutivo de delito que un individuo extorsione, fuerce o se lucre de la prostitución de otras personas, independientemente de su edad y de su voluntad (L.O. 10/1995 del Código Penal, cap. V, art. 187 (3). Así y todo, tampoco se puede decir que el estatus de trabajador sexual esté plenamente reconocido ni legal, ni socialmente para la mayoría de trabajadores del sexo. Debe tenerse en cuenta que bajo el término «trabajo sexual» se incluyen trabajos sí reconocidos, como bailarines y bailarinas de striptease, teleoperadoras de líneas eróticas, y actores y actrices porno. A este respecto recomiendo encarecidamente ver la película «The Sessions» de Ben Lewin, estrenada en 2012 (en España bajo el título «Las Sesiones»), que ofrece una perspectiva del trabajo sexual más allá del estereotipo de lo sórdido (4).

¿Es inteligente seguir haciendo el avestruz? ¿Ha mejorado esta realidad por no querer afrontarla de una forma positiva, sin buscar «las culpas»? Lo cierto es que ahí sigue, igual o peor: la falta de reconocimiento suele teñirse de clandestinidad, lo que casi siempre implica peores condiciones laborales, si no inaceptables y conduce a la criminalización, por lo que aquellas personas que ejercen el trabajo sexual se encontrarán en riesgo de ser explotadas o incluso esclavizadas. Si no existes, es difícil denunciar y defenderte.

Podríamos escribir páginas analizando el por qué de la existencia la prostitución. Porque si existe, será por algo, y es posible que la propia estructura social patriarcal conduzca a ciertas personas a pagar por servicios sexuales a los que de otra forma no tendrían acceso para satisfacer sus necesidades. En tanto este conflicto de insatisfacción sexual que conduce al comercio con el sexo se llega a afrontar e incluso a solventar -¡uff!-, es necesario que todos los trabajadores sexuales tengan los mismos derechos laborales y reconocimiento social que cualquier otra clase de trabajador, de lo contrario se les arrincona, estigmatiza, margina y quedan inermes en caso de abusos, como el impago, la agresión, la violación y la explotación por parte de terceros.

De nada sirve esconder la cabeza como los avestruces. Lo útil será afrontar la realidad, nos guste o no, y tratar de mejorarla. Por cierto... no es cierto que los avestruces escondan la cabeza bajo tierra cuando ven el peligro venir... ¡No son tontos! Lo más que llegan a hacer es bajar la cabeza a ras del suelo para pasar desapercibidos y parecer un arbusto. Aunque lo más normal es que salgan corriendo velozmente ante una amenaza, o si la confrontación es inevitable, se defiendan con sus poderosas patas.

Para terminar, quiero dejar una perla de la literatura clásica:

«Hombres necios que acusáis
a la mujer sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis.
(...)
¿O cuál es más de culpar,
aunque cualquiera mal haga:
la que peca por la paga
o el que paga por pecar?
¿Pues para qué os espantáis
de la culpa que tenéis?
Queredlas cual las hacéis
o hacedlas cual las buscáis.»
Fragmentos del poema «Hombres necios que acusáis», de Sor Juana Inés de la Cruz.

(1) https://es.wikipedia.org/wiki/Trabajador_sexual
(2) Avalle G, Brandán Zehnder MG. El cuerpo entre la lucha y el trabajo: el caso de las trabajadoras sexuales de la ciudad de Córdoba. Revista Pequén. 2011; 1(1): 93-107. http://www.ubiobio.cl/miweb/webfile/media/265/el%20cuerpo%20entre%20la%2
Red por el Reconocimiento del Trabajo Sexual AMMAR (Asociacion de Mujeres Meretrices de Argentina): http://redreconocimientotrabajosexual.blogspot.com.es/
Colectivo Hetaira: http://www.colectivohetaira.org/web/ique-es-hetaira.html
(3) Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal. Capítulo V. Artículo 187:
https://www.boe.es/buscar/pdf/1995/BOE-A-1995-25444-consolidado.pdf
(4) Película «The sessions» (Las sesiones): http://www.filmaffinity.com/es/film189922.html

COPYLEFT DEL TEXTO (CC) RECONOCIMIENTO-NO COMERCIAL: https://creativecommons.org/licenses/by-nc/4.0/deed.es_ES
Imagen en https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Ostrich_head_04.jpg

This work licensed under a
Creative Commons license

Comentaris

Re: El avestruz y los trabajadores del sexo
29 des 2016
¿Alguna alternativa a la prostitucion o al trabajo sexual?

Acabar con el patriarcado no resolvería las necesidades sexuales, por tanto no me sirve como respuesta.

No tengo nada que decir sobre lo que has escrito, solo puedo aportar mis temores, pero son solo míos.

No te parece que "regularizar" esas condiciones sería institucionalizarlo y crear un espacio más de dependencia institucional desde el que se haría difícil cambiar el sistema.

No vale preguntarme por qué no me planteo lo mismo con cualquier otro trabajo, pues mi preocupación parte exactamente de ahí, de que desde esos otros trabajos, es más complicado romper las dinámicas normativizadas que desde un espacio sin regularizar y que está todo por hacer.
Tres enlaces relacionados que no hay que perderse...
30 des 2016
Hola Bernarda, curro doce horas al día, en esta temporada, y tardaré en poder contestarte a tus ideas generistas y liberales radicales (que no feministas), pero te recuerdo que incluí este enlace que no está de acuerdo con la legalización y argmenta el por qué, enlaces que o no has visto o -, espero que no-, te has hecho de la vista gorda para no verlo:

Carta abierta a Amarna Miller. ¿Se puede ser puta y feminista?
Por Lucía Etxebarria -
http://diario16.com/carta-abierta-a-amarna-miller/


Aquí tienes otra aportación con conclusiones muy distintas a las tuyas:

Kajsa Ekis Ekman: Quienes defienden la legalización de la prostitución no se han enterado de nada

http://www.elviejotopo.com/topoexpress/kajsa-ekis-ekman-quienes-defiende/


Y sobre la legalización de la prostitución en Alemania, decirte que ya se sabe que ha dado en megaburdeles y un gran negocio capitalista comercial:

Alemania, el paraíso de los "megaburdeles"

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/02/140221_alemania_burdeles_prost


Bernarda, ¿para cuando la lucha teórica por la revolución social internacional en lugar de la defensa teórica del reformismo social brocrático normalizador de la cosificación salvaje del proletariado (femenino)?
Re: El avestruz y los trabajadores del sexo
30 des 2016
Las políticas abolicionistas nunca han tenido éxito.
Los y las trabajadoras del sexo existen, son una realidad. Por muchas alternativas que queramos plantear, seguirán existiendo. Así que necesitan ser respetados y considerados como el resto de trabajadores.
A causa de la falta de regulación y de la marginación social, las condiciones de trabajo de las personas que trabajan en este campo no son las mismas que las de otros trabajadores (por ejemplo: tener horarios laborales que no dependan de las ganancias conseguidas, cotización a la seguridad social, derecho a baja remunerada, atención médica en mutua, jubilación).
No es justo que estas personas se vean estigmatizadas socialmente y que no dispongan de los mismos derechos que otros trabajadores. Negarles la legitimidad de estos derechos, no sólo no influye en absoluto en que sigan existiendo, sino que los convierte en clandestinos, inermes y víctimas constantes de abusos y vejaciones.

Por favor, cuando veas la película que recomiendo, si quieres coméntame si te parece que la trabajadora del sexo que en la película aparece. ejerce su trabajo de forma indigna para su persona, o para el resto de la sociedad. O si por el contrario, te parece que por medio de su trabajo realiza una labor encomiable y necesaria, además de en unas condiciones completamente correctas.

Sería interesante conseguir desdramatizar el sexo. Herencia de nuestra herencia cultural judeocristiana, lo dotamos de una importancia y una sacralidad innecesarias.

Opino que la prostitución no dejará de suponer un grave problema de integración social para quienes la practican, hasta que no se pueda decir, con la cabeza bien alta y total naturalidad, que efectivamente, se es una trabajadora del sexo por voluntad propia, sin tener por ello que sentir el desprecio o la compasión condescendiente de los demás.
El avestruz ante el Patriarcado y el Capitalismo
30 des 2016
(RAE) Coacción(1): Fuerza o violencia que se hace a alguien para obligarlo a que diga o ejecute algo.

Es fuerza y condiciones de violencia lo que el Capitalismo nos establece para que aceptemos el trabajo asalariado en general. Por lo tanto, si el trabajo sexual es asalariado, se ejerce bajo coacción.

Las políticas abolicionistas no han abordado nunca el problema del Patriarcado ni el Capitalismo, y es por ello que no vieron los éxitos esperados.
Imaginemos que fuera así de «alegal» el trabajo en una central nuclear, y discutiéramos sobre la legalización o no de ese nocivo trabajo sin enfocarnos en el problema nuclear.

Afrontar la realidad y tratar de mejorarla no son exactamente lo mismo. Afrontarla a menudo pasa por construir algo nuevo sobre las ruinas de lo viejo.

Es demoledora esta frase de Kajsa Ekis Ekman: En la prostitución hay dos personas: una que quiere tener sexo y otra que no quiere. La que quiere paga a una persona que no quiere.
Re: El avestruz y los trabajadores del sexo
30 des 2016
Aleksandra Kolontái hizo frente a la realidad y, en lugar de legalizar o ablandar las condiciones de las parias, apoyó abiertamente la revolución.
Tampoco se dejó someter ni se dejó ejecutar ante la contrarrevolución de Iósif Stalin que acabó con el proyecto socialista.

https://es.wikipedia.org/wiki/Aleksandra_Kolont%C3%A1i

https://www.traficantes.net/libros/mujer-y-lucha-de-clases
Re: El avestruz y los trabajadores del sexo
30 des 2016
No estoy seguro que toda fase de la vida tenga que estar regida por relaciones mercantiles.
El hecho de que las necesidades sexuales no quiere decir que justifiquen que se convierta el sexo en mercancía y por tanto que se pueda adquirir como bien de consumo mediante relación mercantil.
También es necesario el afecto(más vinculado al sexo de lo que parece en la dicotomía católica separada de sexo-amor), y estoy completamente convencido que siendo una de las necesidades que más carencias producen hoy en día la solución no pasa por que se pueda adquirir como bien del consumo.
Qui paga mana(Quien paga manda) es un dicho catalán para expresar que el cliente tiene razón, por tanto las relaciones mercantiles si tienen algo de forzado.
En fin, abrazos a todos.
En una sociedad con valores más sanos no existiría tales necesidades no satisfechas ni se xuales ni afectivas
Re: El avestruz y los trabajadores del sexo
31 des 2016
Que la prostitución sea legal no quire decir que se acabe con la explotación, sino que haya mecanismos para que sea menor.

Lo que se tendria que reflexionar es porque hombres, muchos jovenes y hasta bien guapos se van de putas como si se fueran a jugar al domino. Y como hacer que esto no pase.

Es mentira que los hombres se vayan de putas por necesidad, salvo casos muy especificos de problemas mentales o malformaciones, etc.

Legalizar no va a terminar tampoco cn que haya muchas mujeres que ejerciten la prostitución porque ganan mas dinero que por ejemplo limpiando o porque no tengan otra alternativa.

El debate tendria que ser como crear alternativas a las mujeres que si las hubiera saldrian de la prostitucion y como cambiar la mentalidad de tantos hombres.
Re: El avestruz y los trabajadores del sexo
31 des 2016
Bonifacia, coincido contigo en que las políticas abolicionistas no han tenido éxito, pero las reformistas tampoco, y lo que propones es tanto una política reformista, como abolicionista, pues pretendes cambiar la actual prostitución, por una regulada. ¿Y quién será el regulador que regularice la prostitución?, pues nunca un buen regularizador será...

Ya se habla en alguno de los enlaces y comentarios que, quienes más a favor de la regulariuzación de la prostitución, son los grandes empresarios de los club y negocios, aparte de los políticos más reaccionarios. En Valencia, el que era presidente de clubs de alterne, un señor de extrema derecha y promotor de partidos políticos como España 2000, conocido como "El Cojo", ya hizo todo lo posible para sacar a las mujeres de las calles y ofrecerles la "seguridad" de su locales. Si además tenemos en cuenta que ese señor es al vez dueños de gimnasios y empresas de seguridad, ya podemos intuir por dónde van a ir los negocios de extorsión, amenazas, chantajes, trata de blancas, negras y todos los colores, sin olvidar las armas y las sustancias... Un escenario ideal. Ríete de las mafias y de los cuerpos de seguridad del estado.

¿Y todo eso a cambio de qué, de seguridad social, médicos y jubilación? Vamos, que en los clubs a la que superas cierta edad ya no te quieren, o sea, que jubilación poca... ¿Médicos? ¿Acaso te van a dar permiso para ponerte enferma?

A mi me parece que esa situación es mucho peor que el proxenetismo, pues lo legaliza.

Vivamos en el modelo social que vivamos, las necesidades sexuales van a existir, y por tanto, tendríamos que ir a la raíz de esas necesidades para empezar a pensar como plantearse abordarlas.

De entrada tenemos en contra este sistema capitalista y neoliberal, así como la estructura patriarcal de las relaciones de opresión... Desmontar todo eso reclama de lucidez, no de reformas para maquillar la explotación.

Te he leído unas pocas veces, no las suficientes como para hacerme una remota idea de lo que propones y planteas, pero he leído lo de los bonobos, y ahora lo de la avestruz..., y no se si tanta comparación con animales, nos ayuda a entender de qué hablamos y a qué nos enfrentamos.
Re: El avestruz y los trabajadores del sexo
02 gen 2017
Ninguna empresa (ni autónoma) ha encontrado problema alguno para que las prostitutas tengan su contrato laboral y coticen a la seguridad social.

Fíjense la cantidad de personal de diversa índole que en tantas empresas es contratado como «auxiliar administrativo» haga las tareas que haga. Pues lo mismo con las camareras, que tanto las hay haciendo de jefas de cocina como de alterne.

¡Hasta a los curas les hacen un contrato de trabajo aunque no figuren como tales ni tengan convenio colectivo! Si eso significa que hacer de cura no está legalizado, ya me dirás qué lo es...

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more