Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: globalització neoliberal : criminalització i repressió : mitjans i manipulació : pobles i cultures vs poder i estats : guerra
Reflexiones en torno al anarquismo…Francisco Solar Dominguez
13 ago 2014
    He estado dándole vueltas al tema de la coherencia y consistencia del anarquismo, a determinar qué es en definitiva lo que nos motiva a declararnos anarquistas y no otra cosa, qué es lo que nos lleva a vivir una vida donde uno de los temas más recurrentes son la policía, los seguimientos y la prisión, temas que evidentemente no gustan a nadie pero que siempre están porque marcan nuestra cotidianeidad. Pienso que el antiautoritarismo es central en este sentido, es lo que junto con el intento de libertad nos diferencia políticamente con las otras corrientes políticas y también dentro del propio anarquismo. Y es que el antiautoritarismo implica un quiebre con todo lo establecido y con las ideas que son su sustento, entre las que se encuentra el paradigma “judeo cristiano” de progreso que se encuentra enquistado en la mayor parte del pensamiento occidental, ya sean revolucionarios o no.
bannerweb.jpg
    Entonces ¿es necesario quebrar con la tradición de pensamiento judeo cristiano? Evidentemente. Si el anarquismo pretende romper con lo establecido no puede ser parte de la reproducción de uno de los pilares de la opresión: el pensamiento sagrado. Es cierto que gran parte de la corriente ácrata postula que gracias a la revolución social se logrará un estado de completa armonía, que por la ciencia se llegará a la plenitud. Esto lo encontramos en la mayor parte de la literatura anarquista del siglo XIX y principios del XX la cual estaba imbuida por la ilustración y su consecuente enaltecimiento de la razón. Por lo tanto, el pensamiento sagrado se mantiene, no se cuestiona, por lo que no se genera una ruptura real con lo impuesto. El anarquismo se torna sagrado de la misma forma que lo es el cristianismo.

    Sin embargo hay posturas que no siguen tal juego como lo son los planteamientos de Bakunin y Stirner. El primero al señalar que toda destrucción es a la vez creación se aparta del pensamiento ilustrado abriéndonos nuevas puertas. La destrucción y la creación serían inseparables, no constituirían fases separadas, si no que el acabar con lo existente abrirá un amplio abanico de posibilidades marcadas por la revuelta constante. Por su parte, Stirner afirma claramente: “no se suprime lo sagrado con tanta facilidad como parecen creerlo muchos que todavía rechazan esta palabra impropia. Que ese “algo sagrado” sea, por otra parte, tan humano como se quiera, que sea lo humano mismo no quita nada de su carácter, como mucho se convierte ese sagrado supraterrenal en un sagrado terrenal. De divino a humano”. (Stirner: 2007. P44)

    La ilustración remplaza ese objeto sagrado: el Estado, resultado y expresión de la razón, toma el lugar de dios adquiriendo sus mismas características, lo que le asegura un dominio absoluto. Este “traspaso de poderes” refleja la continuidad de una determinada estructura de pensamiento que se manifiesta en gran parte de los movimientos revolucionarios de occidente. Se reproduce el paradigma de la opresión. En este sentido, se hace indispensable generar una fractura con “lo sagrado” en cualquiera de sus formas, ya sea ciencia o doctrina política. De esta manera el cuestionamiento de nosotrxs mismxs y nuestro entorno intenta eliminar cada expresión sagrada de nuestras relaciones que, en definitiva, es la manifestación de la autoridad. Somos iconoclastas. Por lo tanto, pienso que en esta búsqueda debemos ser consecuentes; no somos los salvadores de nada ni de nadie si nos enfrentamos al poder es porque lo queremos eliminar de nuestras vidas y no porque esperamos que de sus ruinas surja un paraíso. Lo nuestro es la negación completa de lo establecido y lo que eso pueda deparar es un enigma. Eso es lo que nos motiva.

AGOSTO, 2014
Mira també:
http://torturesquatrecamins2004.wordpress.com/infos/sobre-la-detencion-de-los-5-kompas-de-bcn/reflexiones-en-torno-al-anarquism

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Reflexiones en torno al anarquismo…Francisco Solar Dominguez
14 ago 2014
Pues yo no me he enterado de mucho
Re: Reflexiones en torno al anarquismo…Francisco Solar Dominguez
14 ago 2014
pues leelo otra vez, igual algo pillas.

te doy una pista, hoy me siento generoso, hay gente que en vez de adorar a dios adora al estado, te suena algo?........
Re: Reflexiones en torno al anarquismo…Francisco Solar Dominguez
15 ago 2014
otra pista...hay gente ke adems de adorar al estado adora una cultura, una moral unos valores eticos todos estos van de la mano de la tradicion ke en occidente (especialmente cristiano) estan relacionados kon estos valores...(estado, dios,patriarca, jerajkis, acciones "anti violentas", familia ,propiedad, respetar las leyes de la sociedad en la ke vives, respetar el orden establecido ....etc) ahora los ke kieren cambiar el mundo deben de tener en cuenta estos temas ke aunke no se "ven" son igual de pragmáticos ke una subida de sueldo o lo ke sea.ahora bien, si para ke nos entiendan...(la vieja excusa) pasamos de intentar modificar esto, estamos haciendo una reforma de la sociedad , pero no un cambio revolucionario , o creativo destructivo o komo se kiera llamar a esta intención o forma de actuar.
eso es kisas lo ke no entiendes o mejor no kieres entender ( lo digo sin odio ni malas intenciones) ya ke es lo complejo de este gran asunto de destruir el "Estado" ke llevamos dentro.
salud.
Re: Reflexiones en torno al anarquismo…Francisco Solar Dominguez
15 ago 2014
Vaya, lo que interpreto del escrito del kompa, es que nos habla de una “tradición” muy concreta, la judeo-cristiana, pero no de la tradición en general en la que se encontrarían ideas y pensamientos a preservar y valores que renunciar y destruir…

Además, señala con precisión que se refiere “al paradigma de progreso” de la tradición judeo-cristiana, “que se encuentra enquistado en la mayor parte del pensamiento occidental…”

Otra cuestión que destaca como fundamental, es el antiautoritarismo y señala que eso y “el intento de libertad”, sería lo que no diferenciaría, no sólo de “las otras corrientes políticas”, sino “también dentro del propio anarquismo”, pues nadie está exento de repetir los esquemas en los que nos han educado. Además, añadiría que, dentro de ese antiautoritarismo, tendríamos que encontrar una inevitable lucha refractaria contra el patriarcado (antipatriarcal), pues ese pensamiento occidental que debemos destruir, se asienta sobre esta base opresiva que consolida y da sentido a la reproducción de esa otra opresión que es el “pensamiento sagrado”.

Y sí, en el pensamiento anarquista del S XIX, encontramos esa poderosa influencia cristiana, de la que Tolstoi es su referente más evidente, pero no el único. Cuando el anarquismo se convierte en doctrina, y esta en dogma, el anarquismo se torna sagrado, infalible e inmutable, y todo lo que se aventure a traspasar sus límites, se convierte en una herejía.

En cuanto a ese “traspaso de poderes” y a la apropiación por parte del Estado del lugar de un dios que lo puede todo, dejando en evidencia la reproducción de una misma estructura de pensamiento, no deberíamos dejar pasar por alto, que el Estado ya no es “uno”, sino que ya, en este mundo occidentalizado, no es más que la voz de ese “dios” que, estos momentos, ha sido suplantado por el Capital, de manera que Estado y Capital son “uno”, reproduciendo esas estructuras religiosas de la fe en el misterio de esta nueva “santísima trinidad” o “troika”.

Desde el momento en que los movimientos revolucionarios de occidente pretenden salvar las estructuras estatales para ocupar sus espacios de poder, desde lo que llaman “contrapoder”, se reproduce ese mismo paradigma de la opresión que da carácter a este sistema patriarcal y capitalista.

En las palabras del kompa, encuentro una parte que desde una convicción apasionada me parece sublime: ese impredecible abrazo del enigma que deberá surgir de la negación completa de lo establecido.

Salud y libertad para nuestrxs kompas encarceladxs por el Estado al servicio de esta cultura del Capital.
Sindicat