Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: antifeixisme : corrupció i poder : criminalització i repressió : mitjans i manipulació : pobles i cultures vs poder i estats : guerra
La fuerza y la dignidad frente a la brutalidad institucional
08 jul 2003
Artículo de opión de Manuel Márquez sobre Fernando Savater, en el que se analiza su visión de la fuerza y su falta de respeto a la verdad en el caso de Iñaki Perurena. www.kaosenlared.net comunicación libre, alternativa y anticapitalista (ACT)
Otxagabia2002InakiPerurenae.jpg
El verano pasado asistí a una demostración de deportes tradicionales vasco-navarros en el pueblo donde he veraneado los últimos tres años, Otxagavia, en la actuación Iñaki Perurena era el principal aliciente. Lo pude ver en persona, antes lo había visto en TV en numerosas ocasiones, siempre haciendo gala de su fuerza física, puesto que, justamente en esto consiste su actividad deportivo, cultural y tradicional, al margen de su trabajo, según tengo entendido en su caserío. Ahora puedo añadir con toda rotundidad y claridad, después de leer su carta en Gara (que reproduciré al final), que su fuerza es además cultural y dignidad. De la dignad de un hombre fuerte pero de espíritu, un hombre que ama sus tradiciones, que trabaja su fuerza, que lucha día a día por mejorar en su profesión, que anima a otros a que lo hagan y que sabe que su fuerza no es solamente física, sino colectiva. Su ímpetu es la que le da su pueblo, su gente y la gente que siendo de otros pueblos y otras culturas observamos su fuerza física, pero sobretodo cultural. Los practicantes de los deportes tradicionales vascos-navarros, como Iñaki Perurena no utilizan su fuerza, como insinúa el señor Savater en su libro, es decir para dar tortas a otros, como si fuesen matones de tres al cuarto; matones son otros señor Savater y usted lo sabe bien. Savater, habla en su libro con ardor de la fuerza bruta, sin entender que la fuerza de la que él alardea, en esta mentira demostrada, no era propia, sino de otro, esa es su táctica, esperar que su defensa se la de la fuerza de otros y no la suya propia. Esa brutalidad que él espera, es la de los que le defienden su espalda. Así frente a la fuerza y la dignidad de uno que se defiende solo y exclusivamente con la suya, la de su familia y amigos, el espera la de otros, la de los que defienden el estatus quo criminal e inhumano en le que vivimos, y que es el de sus amigos del poder democrático formal capitalista, poder que nos lleva de manera inexorable hacía una nueva y cruel dictadura. Él es el bruto, él es el instigador, no confundamos la fuerza con la brutalidad, frente esta nosotros los fuertes físicos y de espíritu nada tenemos que hacer, pero le digo más Savater que nada semejante a lo que usted dice queremos hacer. Frente a su fuerza armada e institucional nosotros poseemos nuestra razón simple y débil, pero humana. Continúe usted con sus brutos, con sus broncos, con sus toscos que nosotros continuaremos con nuestra fuerza y con nuestra inteligencia alabando solo una cosa: la razón y la dignidad de los hombres y mujeres libres, cosa que ni usted ni la fuerza bruta que representa jamás podrán ni entender, ni encarnar. Manuel Márquez Berrocal Historiador y webmaster de Kaosenlared.net “Carta de Iñaki Perurena a Savater? Mentiras no, señor Savater x Iñaki Perurena Ocurre, a veces, que posturas que nos gustaría adoptar o pasos que deberíamos dar no los damos porque sabemos que van a ser utilizados de tal manera que se hará una lectura distinta a la intención con la que se realiza ese gesto. Lo que no se puede permitir es que se diga que has dado un paso explicando con detalle algo que jamás ha ocurrido, y esa es la razón del título de estas líneas. Me explico. Un amigo me entrega fotocopia de unas páginas del libro "Autobiografía razonada" (Ed. Taurus 2003) de Fernando Savater. En la página 355 el autor hace referencia a mi persona como su compañero en la Plaza de Guipúzcoa de San Sebastián: «Entre los poquísimos personajes populares que aquellos días aparecieron en nuestras concentraciones figuraba el simpático forzudo Iñaki Perurena, campeón de levantamiento de piedras. Yo procuraba ponerme siempre cerca de él por si nuestros hostigadores venían a por nosotros». Me dirijo a usted, Señor Savater, ya que si realmente todo lo que dice o escribe es tan verdad como esto, compadezco a sus seguidores y admiradores. En cuanto a lo de simpático forzudo, le diré que mi forma de entender lo de ser harrijasotzaile no es, precisamente, la de ser forzudo; y en cuanto a lo de simpático, lamento desilusionarle, ya que mentiras como la suya me borran la sonrisa. Creo que mis palabras y actos, así como mi forma de ver las cosas que aquí ocurren son conocidas. Sin embargo, no puedo por menos que hacer una pequeña reflexión al respecto, ya que usted parece desconocerlas profundamente. Por muchas cosas que usted diga sobre movimientos etnicistas, nacionalistas y demás supuestas deformaciones que observa en nuestro derredor, aquí, desde su San Sebastián y tirando hacia el Pirineo por ambos lados, ha existido históricamente una estructura de convivencia absolutamente soberana, independiente y respetada en Europa, con sus leyes, tribunales, cortes, moneda, imprenta, lengua y todo aquello que requería un Estado propio. Una estructura política que durante siglos ha sido erosionada mediante la fuerza. Si resulta que debemos olvidar todo eso y aceptar como verdadera y buena la forma en la que se nos ha hecho creer que ocurrió, así como que fue por nuestro bien, entonces sí señor Savater, entonces puede escribir en la próxima edición de su libro que no sólo nos concentrábamos juntos, sino que luego nos íbamos a cenar, y puede usted incluso hacer mención del voraz apetito de quien suscribe, porque así le quedará más gracioso. Ironías aparte, le ruego que: 1. Diga públicamente que es mentira lo que escribe sobre mi presencia junto a usted en dichas concentraciones. 2. Explique por qué ha escrito dicha falsedad. 3. Diga por qué ha incluido en la mentira la coletilla de «siempre se ponía a mi lado», dando a entender que ocurrió muchas veces; ya que si llega usted a decir que en alguna ocasión aparecí por allí, aunque luego yo lo negase, podría generar alguna duda. Espero que, en caso de nuevas ediciones de su "Autobiografía razonada", la mentira que ha dado lugar a esta carta no vuelva a ser publicada. Nada más. Iñaki Perurena
Mira també:
http://www.kaosenlared.net/
http://www.kaosenlared.net/

Comentaris

Re: La fuerza y la dignidad frente a la brutalidad institucional
08 jul 2003
Inaki Perurena bien que se ganó unos buenos milloncejos prestándose para un anuncio de cuajada Danone, una empresa del enemiga, no -quizás eran otros tiempos, aunque no creo, pues a nadie le amarga un dulce, aunque proceda del "enemigo aquí y amigo allí"?

No creo que Perurena tenga tanta razón como dice. En todo caso, parte con una perversa ventaja dentro del Pais Vasco (la de su nacionalismo hegemónico allí), y dejarse cegar porque es un representante del tradicionalismo de la zona...si tan íntegro es Perurena, como es que aceptó vender su imagen a un anuncio "español"? me lo pregunto...

El nacionalismo tradicionalista es una psicopatía que entra, forzosamente en contradicciones, como todos los fundamentalismos. Sabater tampoco va tan desencaminado -aunque no niego que su alusión a Perurena sea una fición de relato interesada. Por eso le odian tanto. Ciertamente, que se haya vendido al PP -como realmente parece ser- duele bastante.
Re: La fuerza y la dignidad frente a la brutalidad institucional
08 jul 2003
Amiga Yoyes,

Lo que duele es la mentira, lo que duele es que se prohiba pensar y decir lo que se quiera, y como sabrás Savater defiende las dos cosas.

Perurena serà lo que quiera ser, y no lo que le imponga un botarate sin escrúpulos como Savater.

A mi que Savater sea del PP o del Ku-Klux-Klan me da igual y no me parece raro; lo que no me da igual es que nos mezcle a todos en su odio y en su apuesta por la barbarie.

Un abrazo
Re: La fuerza y la dignidad frente a la brutalidad institucional
08 jul 2003
asina ke danone ha registrado la propiea intelectua y se kie kear la denominacion kuajada ¿no?
Re: La fuerza y la dignidad frente a la brutalidad institucional
09 jul 2003
Mas vale anunciar danones que venderse al PP por un plato de lentejas(premios,conferencias,televisiones,homenajes,entrevistas,propaganda de sus libros...etc)Savater no tiene fuerza...ni moral.
Colera camping CNT