Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: pobles i cultures vs poder i estats
El internacionalismo como aspiración moral y política
10 abr 2013
@CapiVidal sobre internacionalismo.
Desde sus orígenes, el anarquismo es internacionalista, al igual que lo fue la corriente socialista marxista, aunque ésta traicionaría pronto esa condición en praxis política. Desde el punto de vista ácrata, es tan sencillo como considerar que las fronteras políticas, las naciones, son una evidente consecuencia de la existencia de Estados; por lo tanto, las naciones y las identidades colectivas son también fruto de una degeneración autoritaria y violenta de la sociedad. El internacionalismo hunde sus raíces en la Antigua Grecia, con los filósofos cínicos y estoicos y su visión de la humanidad como un todo natural y moral; el anarquismo observa esta tradición filtrada por la herencia ilustrada y crea una de los componentes esenciales de su filosofía social. En el anarquismo, a diferencia del marxismo y su visión histórica, se considera el internacionalismo o cosmopolitismo como un hecho natural y, sobre todo, como una exigencia ética. Estado, nación y patriotismo se observan estrechamente vinculados a un gobierno y al enfrentamiento entre los pueblos a través de los ejércitos, fuerzas armadas que se encargan de la defensa de la identidad nacional. El nacionalismo se observa desde el anarquismo como un mistificación política, un valor supremo creado artificialmente por lo Estados, que acaba anulando al individuo; se identifica, al menos en los orígenes decimonónicos, con la clase burguesa, mientras que el internacionalismo debería ser inherente a la clase trabajadora.

Carlos Malato, en La filosofía del anarquismo, considera que la humanidad en su desenvolvimiento ensanchó el círculo en que se encontraba encerrada primitivamente: la necesidad fisiológica impuso la agrupación familiar y la reproductiva dio lugar a la tribu, entre los nómadas, y la ciudad entre los sedentarios. Existirían a partir de ahí dos tradiciones en la historia de la humanidad: la federación de pueblos libres, en una, y el Estado en la otra. La visión histórica de este autor, tal vez demasiado lineal, observa el nacionalismo como un progreso frente al provincialismo medieval; sin embargo, el patriotismo en la modernidad sería sinónimo de conservadurismo y son los partidarios de la federación de pueblos libres, del internacionalismo o de la patria única, los movidos por un impulso progresista, noble y generoso. Esta intención no supone quebrar de forma bárbara las costumbres y las lenguas de los diferentes pueblos, sino buscar afinidades naturales y aspiraciones comunes. Los anarquistas no desean acabar con la cohesión y solidaridad entre los integrantes de una misma región, sino superar los obstáculos y extender esos valores al conjunto de la humanidad.

Así, la visión anarquista sobre el nacionalismo es obviamente negativa, con el afán de superar la estrecheces del patriotismo y de las identidades colectivas, y con el objetivo de buscar los lazos de colaboración entre los pueblos expandiendo la libertad y la cultura; no obstante, al igual que ocurre con la religión, el concepto de nacionalismo no resulta unidimensional, pero sí parece una evidente antítesis de la aspiración ácrata al encontrarse asociado a la creación de un Estado para administrar los intereses de una región. Ya Proudhon observaba la nación disociada del Estado, como parte constitutiva de su federalismo político y un elemento clave en la construcción del internacionalismo en la sociedad futura; su visión era flexible y descentralizadora, ya que lo que entendemos como nación debía estar sustentada en otras entidades autónomas como la región, el municipio o el barrio. En Bakunin, no existía otra "liberación nacional" posible que la que se encuentra unida a la revolución social antiestatista y federalista, situando la voluntad consciente del pueblo por encima de cualquier derecho político o histórico; la nación sería para los pueblos, lo mismo que la individualidad para cada ser humano: un hecho natural y social y un derecho a pensar, a hablar, a sentir y a comportarse de una manera propia enfrentado a unos Estados capaces de anular esa libertad, tanto en naciones como en individuos.

La visión de Kropotkin, no muy lejos de la de Bakunin, insistía en que los anarquistas debían hacer todo el énfasis posible en la cuestión social y económica en los llamados movimientos de liberación nacional antiimperialistas. Con Rudolf Rocker, testigo ya de los totalitarismo del siglo XX, sí asistimos a una nítida aversión al nacionalismo al ver detrás de él una clara voluntad de poder y al considerar que el aparato estatal y la idea abstracta de la nación parten del mismo tronco; la separación entre pueblos tiene su origen y su fortalecimiento en la expresión política estatal. Es sabida la divergencia que realizaba Rocker entre nacionalismo y cultura, en su obra de idéntico título, ya que consideraba que era mucho más influyente en el individuo su entorno intelectual que el llamado "espíritu nacional"; éste, unido a su vertiente política, posee las mismas aspiraciones de dominio. En Rocker y en el anarquismo, la separación entre pueblo y nación es tan clara como entre sociedad y Estado; incluso, hay que considerar según el alemán que la nación es una consecuencia del Estado, y no a la inversa. La conciencia nacional, al igual que la religiosa, es una imposición artificial del entorno ambiental y educativo, un claro obstáculo para la emancipación universal. El nacionalismo es, desde este punto de vista, claramente reaccionario, una creación cultural apriorística que subsume al individuo en la categoría de sujeto colectivo y lo relega a una condición histórico-cultura estrecha y parcelada. El propio Rocker consideraba el nacionalismo como la religión del Estado.

Erich Fromm, que observaba al ser humano de una manera admirablemente amplia y analizaba sus males desde puntos de vista tanto sociales como sicológicos, insistía en la necesidad del internacionalismo y de la fraternidad universal (esa solidaridad que desean primar los anarquistas en el desenvolvimiento social y político). Ésta, es sobre todo una aspiración ética, que pasa por la comprensión de la realidad material, social y sicológica de las personas, y que se ve obstaculizada por naciones y Estados, entre otros problemas. La superación de las fronteras es un objetivo físico y política, pero también intelectual y moral.
Mira també:
http://reflexionesdesdeanarres.blogspot.com.es/2013/04/el-internacionalismo-como-aspiracion.html

This work is in the public domain

Comentaris

Re: El internacionalismo como aspiración moral y política
10 abr 2013
internacional??? antinacional!!!!!
Re: El internacionalismo como aspiración moral y política
10 abr 2013
Es una contradicción bastante grande definirse como internacionalista y al mismo tiempo negar el concepto nación. Otra trampa es meter en el mismo saco el chouvinismo, el nacionalismo imperialista y justamente lo contrario. Otra trampa es hacer afirmaciones categóricas del tipo " traicionaria pronto esa condición en praxis política" y no adjuntar más explicació.
Re: El internacionalismo como aspiración moral y política
10 abr 2013
si los anarkistas en origen se llamaban internacionalistas, no se donde ves la contradiccion, es precisamente eso los que les caraterizaba, que dejaban de ser siervos de una nacion para liberarse e ir a un mundo sin naciones, es como papeles para todos, y los anarkistas dicen papeles para nadie, uno no se afirma como español o catalan, si lo que lo transciende siendo inbternacionalista es decir anarkista, que para los anarkistas viene a decir lo mismo, pero bueno ahora aki en barcelona, con el dogma de la independencia estamos viendo a anarkistas hacer de tontos utiles al amalgama de la democracia del siglo xx1, solo hay que ver las jornadas, que se preparan en sants con el rollo de unidad de clase, eso si catalana, puajjj que asco la nacion catalana, porque? me tiene que gustar la nacion catalana, porque soy catalan, y eso me haria lo de siempre que en nombre de la patria me pusiera en guerra con otros que defiende la suya, pues eso los anarkistas puestos a defender defendemos que no haya patrias, para acbar una mierda muy grande para la marca españa, y otra mierda para la marca paissos catalans, ahora que a los nazionalistas os ha dado por hablar de marca, por cierto que en principio el carlomagno, que para los franceses era frances, y para los alemanes era aleman, a catalunya le llamaba marca hispanika, que ya tiene guasa como es la historia. mi patria el mundo mi familia la humanidad, os suena si son los internacionalistas, los anarkistas.
Re: El internacionalismo como aspiración moral y política
10 abr 2013
Los "siervos" no estaban sujetos a "una nación" si no que a un señor feudal. Nadie defiende la nación abstracta, ni el patriotismo burgués, ni el chouvinismo. Yo, al contrario que tú no soy catalán, ni de sentimiento ni de nacimiento, pero si que participo de la lucha del pueblo trabajador catalan contra una de las formas de imperialismo al que se somete a este pueblo y al resto de los pueblos," la unidad de la patria española" uno de los pilares del fascismo franquista. No es lo mismo quien oprime, que el oprimido.
Re: El internacionalismo como aspiración moral y política
10 abr 2013
menudo repaso le ha pegado farida al "anarkista serrano años 30" en el post sobre las femen, jijiji! una muestra...

"Cualquier mujer saharaui os podría explicar lo que siente cuando cubre su cabeza con un pañuelo. Veneráis su lucha por la libertad de su pueblo, pero maldecís su tradición y la consideráis sometida por su "fe", cuando probablemente sea esa "fe" la que mantiene el coraje de su resistencia"
Re: El internacionalismo como aspiración moral y política
11 abr 2013
hay la anecdota de durruti, cuando esta en bruselas y hace una prueba para poder trabajar en una empresa, el empresario al oir como habla con acento extraño, le pregunta de que nacionalidad es y durruti le contesta que es mecanico. Pero claro todo esto ahora con el rollo la lucha del pueblo trabajador se convierte en liberacion nacional, es dificil de entender, pero no imposible, como el anarkismo no es español es iberico, pero bueno entre el jon y travos pues hala a tener fe y a ser patrioticos en nombre de pueblos trabajadores nacionalistas, joder con la ignorancia, que fuerte, hay otra es cuando en julio del 36, garcia oliver le dice a trarradellas porque quereeis unas instituciones de la edad media como la generalitat cuando podriamos hacer colectividades del porvenir como consells anarkistas.
Re: El internacionalismo como aspiración moral y política
11 abr 2013
a mi me parece muy bien ke kieras ser mecanico como durruti, solamente mecanico y te sientas agusto definiendote asi, pero yo soy vasco y ademas montador de andamios en paro, entre otras cosas, es asi de sencillo de entender aunke a ti te cueste un poco, tu eliges ser mecanico como durruti e ya, ¿podemos elegir lxs demas como definirnos si nos preguntan a ke pueblo pertenecemos?, o kizas solo sirve seguir los pasos del "santo grial"

como tampoco me considero nacionalista sino solamente vasco internacionalista y separatista sin mas, entre otras cosas, ni mi deseo es un estado vasco, ni un gobierno vasco, ni una institucion como la generalitat u otras

kizas vivir al margen del rio bidasoa me acerke mas a occitania ke a iberia, ¿puedo elegir, o tengo ke ser ibero por tus pelotas?

la lucha de clases va ir siempre unida a la libertad de un pueblo o comunidad ke ha sido ocupada y aplastada a sangre y fuego en nombre de otro pueblo como el español por ejemplo, ahi tienes al pueblo mapuche aplastado por el estado chileno y ellxs no tienen ningun problema en decirse nacion mapuche y reivindicar la autonomia y autogestion de los territorios ke habitan, pero a dia de hoy no les he oido decirse como nacionalistas mapuches, ni a ti llamarles y despreciarles diciendoles patriotas mapuches e ignorantes

aunke te cueste creer, aun rodeados de autopistas, trenes de alta y baja velocidad e i+d+i, instituciones, militares, juezes y policias, aun kedamos aborigenes en el mismo centro de la europa del capital

recordando a marck legasse ke bajo mi punto de vista era tan lucido como durruti o garcia oliver...

KONTRABANDISMOA TA SEPARATISMOA! BIETAN JARRAI
Re: El internacionalismo como aspiración moral y política
11 abr 2013
Yo creia que el anarquismo era universal, al igual que el internacionalismo obrero. Ahora me entero que es ibérico.Trevo, és una palabra portuguesa que significa trebol, travo no se que es.La base de mi pensamiento, excuetamente ya te la expuse mas arriba, la extereotipación, eso ya la dejo a tu gusto.¿ Patriota, nacionalista, fe ? creo que te equivocas.
Re: El internacionalismo como aspiración moral y política
12 abr 2013
eres el mejor jajajajaj, que razontienes, jon lendakari otegui kampari.
Re: El internacionalismo como aspiración moral y política
13 abr 2013
ya te lo he dicho en otro post, "anarkista serrano años 30" yo lehendakari muerto y tu nuestro papa jesuita con ligueros rojos y negros
repartiendo eucaristia desde su pulpito insu-recto

amen, amenudo llueve
Sindicat