Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: @rtivisme
[Rubi] Jornada sobre el Caso Scala
18 jun 2010
CHARLA – DEBATE
EL 19 DE JUNIO A LAS 18.00 HORAS
LOCAL CGT/Espai Cultural --> PL. A. CLAVÈ, 4-6
casoscala_rubi.jpg
CHARLA – DEBATE

EL 19 DE JUNIO A LAS 18.00 HORAS

LOCAL CGT/Espai Cultural --> PL. A. CLAVÈ, 4-6

Exposición a cargo de: Xavier cañadas Gascón, libertario, estruvo afiliado a la CNT en los años setenta. Fue condenado a 17 años de cárcel por el caso Scala. Salió en libertad condicional trás ocho años de cárcel, ha escrito varios libros entre ellos: Caso Scala, terrorismo de Estado y algo
más.

Luego habrá una jam-sesion de Jazz y se podrá tomar algo.

ORGANITZAN: CGT-RUBÍ Y ALDARULL EDICIONS
http://cgtrubi.blogspot.com/
http://www.aldarull.org




El 15 de enero de 1978, en Barcelona, más de 10.000 trabajadores acudían a la manifestación libertaria convocada contra los Pactos de la Moncloa. La manifestación termino poco antes de la una de la tarde. Sobre la una y cuarto, comienza un incendio en la sala de fiestas Scala, situada en el Paseo de Sant Joan, causando la muerte a cuatro trabajadores y la destrucción del edificio.

En la madrugada del día 16 son detenidas en la localidad de Barcelona, Santa Coloma y Rubí, once jóvenes, a tres más se ordena su busqueda y captura. Acusados de tirar cócteles Molotov contra el Scala y de producir el incendio. La prensa de la época destaca informaciones sobre los hechos en plan sensacionalista, la policia en una nota oficial los ” acusaba de estar relacionados con la CNT, la FAI y las JJ.LL.”. En los siguientes días serían detenidos afiliados y militantes anarcosindicalistas, por el simple hecho de aparecer en alguna agenda de los acusados, después de ser interrogados y pasar alguna noche en comisaría, eran puestos en libertad sin cargo alguno. Resultava evidente que la policía no buscaba nada ni a nadíe, se trataba simplemente de amedrentar a los afiliados y de ahuyentar de la organización a miles de trabajadores afiliados.



La cosa no era de broma, las noticias de nuevas detenciones crearon un ámbiente de inseguridad en gran parte de la afiliación. Por otro lado, la certeza de la implicación en el atentado fue afianzándose en la opinión pública -de eso se encargaron los medios de comunicación – lo que provoco un deterio en la imagen del sindicato y de los anarquistas por extensión. Si a esto añadimos las noticias de agresiones y de asaltos por parte de grupos fascistas, que en aquellos días se incrementaron de forma considerable, podremos hacernos una imagen de la situación. Los medios de comunicación lo hicieron impopular, la policía y los grupos de extrema derecha peligroso.

Pero para hacernos una idea de lo que estaba ocurriendo, es necesario analizar a grandes rasgos el contexto histórico en el que desarrollan los acontecimientos del caso Scala. El año 1978 fue crucial en lo que se ha dado en llamar la trancisión. Si los primeros años se caracterizan por una fuerte tensión generada por la presión de los distintos sectores políticos y sociales en un intento de imponer su modelo político y social, eso va dando paso a una segunda etapa carcterizada por el consenso, en donde las fuerzas políticas y sociales se ponen de acuerdo en cuanto a la configuración del nuevo régimen. El año 1978 será donde se materializa ese gran pacto en sus dos vertientes: el pacto político que dará lugar a la Constitución, y el pacto social que se establererá con los llamados pactos de la Moncloa.

Las grandes organizaciones sindicales CC.OO. y UGT, en perfecta sintonia con los criterios del PCE y el PSOE asumen el pacto con entusiasmo y hasta lo proclaman como una gran victoria de la clase trabajadora. La única organización sindical importante que se opone a se pacto es la CNT. Reconstruida hacia dos años y con una extendida implantación entre los trabajadores tanto a nivel social como cultural que no encaja con el sistema que se estaba configurando. Pero lo que hacia peligroso al movimiento libertario no era su fuerza, sino su posible capacidad para encauzar el descontento social que se avecinaba.

En ese contexto tenemos que situar el llamado caso Scala. Hay un antes y un después para el movimiento libertario, aquellos acontecimientos supusieron un duro golpe. Aquellos sucesos siguen todavia sin esclarecerse. Treinta y dos años después – ya era hora- Hemos decidido convocar una charla-debate sobre un tema que afecto a compañeros y amigos, a convecinos.

This work is in the public domain
Sindicat