Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Octubre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
  01 02 03 04 05 06
07 08 09 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* %sArticle
Notícies :: antifeixisme
tortura que algo confesaran
10 gen 2008
Unanimidad total en tertulias y medios diversos de comunicación : todos a una"creemos la versión oficial".
¿Son periodistas o loros de repetición?
LUIS CALVO - MADRID - 09/01/2008 22:36


La noticia el pasado lunes sobre el presunto maltrato de la Guardia Civil a dos los etarras detenidos no pilló a Amnistía Internacional (AI) por sorpresa. No hace ni dos meses, en noviembre de 2007, la organización pro derechos humanos publicaba Sal en la herida, un estudio que trata de analizar "la impunidad efectiva de agentes de Policía en casos de tortura y otros malos tratos".

El resultado era demoledor. Tan demoledor como la misma denuncia que desde hace cinco años, en 2002, y volvieron a gritar hace tres, en 2004: en España la tortura existe y "es más que esporádica".

Esteban Beltrán, presidente de la sede española de Amnistía Internacional, retomó ayer sus críticas. En declaraciones a Público, señaló como uno de los grandes problemas para erradicar la tortura, la "presunción de veracidad" de las versiones policiales. Según AI, es común que se considere como cierta la versión de los agentes antes de incluso de investigarla.

Críticas a Interior


Es precisamente en esa "presunción de veracidad" en lo que, denuncian, cayó el pasado lunes el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, al apropiarse la versión policial sin investigarla.

Incluso en el caso de que las denuncias lleguen a los juzgados, los informes de AI inciden en que los magistrados no disponen de Policía Judicial. De la investigación de los hechos pueden llegar a encargarse los compañeros de los acusados.

En el caso de Juan Martínez Galeano, el agricultor que murió en el patio del cuartelillo de Roquetas de Mar, la juez encargó al mismo teniente denunciado por asesinato que investigara la agresión.

En cuanto a los abusos de poder, también se recoge el intercambio de denuncias que sirvan para negociar los cargos. AI recoge casos en los que, ante una querella por malos tratos, los agentes enterraron en demandas a las víctimas acusándolas incluso de intento de asesinato. La intención, lograr que se retiraran las demandas contra los policías.

Factor tras factor, el informe desgrana los elementos de una realidad que Esteban Beltrán considera clara: La tortura en España está aun lejos de ser anecdótica.
Mira també:
http://www.publico.es

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more