Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
Pequeño resumen de las últimas acciones con que se quería restringir la resistencia militante en Alemania
24 oct 2007
Una vez más, en el transcurso de los últimos meses, nos hemos visto obligados a ser testigos de los sucios movimientos de la BAW (Fiscalía Federal alemana): el 31 de Julio del 2007 en los alrededores de Berlin fueron detenidos tres de nuestros amigos después de la presunta colocación de artefactos incendiarios bajo unos vehículos militares. Una cuarta persona fue detenida en su casa, acusada de haber escrito los comunicados del grupo. Tres personas más están en libertad pero hay sumarios abiertos contra ellos.
Una vez más, en el transcurso de los últimos meses, nos hemos visto obligados a ser testigos de los sucios movimientos de la BAW (Fiscalía Federal alemana): el 31 de Julio del 2007 en los alrededores de Berlin fueron detenidos tres de nuestros amigos después de la presunta colocación de artefactos incendiarios bajo unos vehículos militares. Una cuarta persona fue detenida en su casa, acusada de haber escrito los comunicados del grupo. Tres personas más están en libertad pero hay sumarios abiertos contra ellos.

    ¿Por qué exactamente? Por el párrafo 129a, asociación terrorista: todos están acusados de pertenecer al Grupo Militante (mg), grupo clandestino activo desde el 2001.
    Hemos tomado algunas informaciones de la página web antirepresiva Gipfelsoli para informar de los hechos ocurridos en los últimos tres meses.

    Esta acción (31 de Julio del 2007) fue la tercera de este tipo en el transcurso de los últimos tres meses en Alemania. Desde Mayo del 2007 bajo el párrafo 129a se llevaron a cabo varios registros en Hamburgo, Berlin, Bremen, Strausberg y Bad Oldesloe:
9 de Mayo: acusaciones de âformación de una asociación terrorista con el fin de impedir la cumbre del G8â? (18 personas fueron afectadas y fueron acusadas de haber actuado bajo diferentes nombres de grupos), además de âpertenencia a asociación terroristaâ? (se refiere al Grupo Militante, tres personas están acusadas)

13 y 19 de Junio: acusaciones de âformación de una asociación terroristaâ? (bajo diversos nombres de grupos, p.e. AK Origami). Las acusaciones están relacionadas con atentados incendiarios contra vehículos militares y contra una empresa que fabrica armas de guerra, en Glinde (2002), Bad Oldesloe y Berlin (2004 y 2006)

31 de Julio: Acusaciones de âformación de una asociación terroristaâ? (Grupo Militante, cuatro personas fueron detenidas, tres más estan acusadas).

    El BKA (departamento federal de investigación criminal) repitió varias veces a la prensa que los últimos registros no tienen nada que ver con los registros del 9 de Mayo o el movimiento Anti-G8.     Pero, como lo demuestran experiencias anteriores de juicios similares bajo el párrafo 129a, muchas ordenes de registro se basan en resultados obtenidos de registros anteriores. Son esas autorizaciones las que le dan mas posibilidades a las autoridades de juntar más información sobre la izquierda radical. De esa manera construyen juicios posteriores probablemente relacionados con el movimiento Anti-G8. En total solo un 2 % de todos los jucios por el párrafo 129a terminan con una condena.

    Solo el acta de investigación del 9 de mayo es de aproximadamente 80.000 páginas. Separada de esas investigaciones existía una docena de ordenes de vigilancia telefónica y de microfono-espías en autos y asambleas. Un testigo, que supuestamente identificó a la persona sospechosa del atentado incendiario al auto de Thomas Straubhaar (presidente del HWWA- instituto económico de Hamburgo) entrego al BKA 80 fotos del sospechoso.

    Algunos de los afectados están acusados de haber iniciado un grupo militante contra el G8. Las acusaciones se basan en conversaciones telefónicas en las cuales miembros del grupo âGlobale Landwirtschaftâ? (Agricultura Global) hablaron sobre la intensificación de la campaña. Se hicieron sospechosos cuando visitaron las páginas web de las empresas a las que denuncian o cuando hablaron por teléfono sobre las ubicaciones de las sedes empresariales.

    La mayor parte de los datos consiste en el análisis de âescritos auto-incriminantesâ?, esto signífica la comparación de textos por la formulación de frases, la puntuación o errores gramaticales cómo p.e. el escribir en mayúscula o minúscula. Otros factores son la posición de la fecha, su grafía, el uso de palabras como âimperialismoâ? o âprecarizaciónâ?, referencias hacía otras campañas o grupos de la izquierda o las grafías âdissentâ? o âDissentâ?, como también âG8â? o âG-8â?. También comparan la utilización de ciertas palabras como âdas Scheffeln von Geldâ? (forrarse de dinero), âIWFâ (FMI), etc.     Después de cada análisis se hace un perfil de el eventual/eventuales autor/es culpable/s: localidad de origen, orientación política, educación escolar y posición del autor dentro del espectro político. Algunos textos analisados identifican a personas especificas como fue el caso del sociologo de Berlin.

    La mayor parte de los datos acumulados no tienen la intención de ser usados sólo en un caso específico, sino para la base de datos de la Oficina Federal de Protección de la Constitución. Eso se demuestra en que las autoridades empezaron a juntar informaciones desde el inicio del movimiento Anti-G8. Para los últimos dos encuentros de la red âdissent!â? había autorizaciones con las cuales fue posible observar la red-móvil alrededor del Mehringhof en Berlin (centro autónomo de la izquierda) y alrededor de la Universidad de economía y política en Hamburgo. Todos los móviles que se encontraban dentro de la red local fueron registrados, más de 250 personas fueron afectadas. La presencia de informantes tampoco fue una sorpresa.

    En resumidas cuentas, después de tanto tiempo en la oscuridad y de incertidumbre a lo largo de la âcampaña militante contra el G8â? (una campaña militante de dos años en todos lados de Alemania, llevada a cabo por varios grupos autónomos, con más de 100 atentados incendiarios y destrucción de propiedades) las autoridades atacaron con especial fuerza para parar todo esto. Eso fue un intento de intimidar la resistencia militante. Pero no les salió como lo tenían pensado, ni podían socavar la solidaridad dentro del movimiento autónomo, ni tampoco terminar con los ataques militantes.

    Hasta aquí un pequeño resumen de los hechos ocurridos, algo que nos interesa de la misma manera es decir unas palabras sobre la solidaridad, ya que es positivo destacar la gran solidaridad mostrada rápidamente después de los registros en Mayo pues en la misma tarde tenían lugar varias manifestaciones no sólo en Alemania, las manifestaciones más grandes tuvieron lugar en Hamburgo, con 2.000 personas y unos disturbios, y en Berlin, con 5.000 personas bajo el lema âTodos somos 129aâ y âSomos todos el Grupo Militanteâ?. Además se llevaron a cabo muchas acciones directas en los días siguientes, una de ellas del mismo Grupo Militante, lo que tuvo como resultado la quema de dos furgonetas policiales.

    La meta de los órganos de represión de intimidar la resistencia radical contra el G8 y el capitalismo no les resultó como habían esperado a la vez que hubo muy pocas voces que se distanciaran (la principal fue la cabeza de âAttacâ? etc., pero no de su base) frente a las personas inculpadas o la resistencia militante, esto se puede valorar como algo muy positivo.

    Ya han sido citadas unas personas del norte de Alemania por la Fiscalía Federal para hacer declaraciones acerca de sus compañeros acusados en la operación del 13 y 19 de Junio, la primera de estas personas se presento a tal cita con 40 personas solidarias ante la policía y explicó que no va a declarar y que esta dispuesto a asumir las consecuencias. Cuando alguien en Alemania es citado para hacer una declaración y se niega es posible recibir hasta seis meses de cárcel, eso sucedió en el caso 129a de Magdeburgo, donde varias personas tenían que declarar acerca de sus compañer@s. Uno de los testigos fue encarcelado por casi seis meses, para después igual chantajearle una declaración.

    Devuelta al último golpe del aparato represivo contra el presunto Grupo Militante, es un hecho que tres compañeros se encuentran en prisión preventiva bajo duras condiciones, desde el comienzo se ha demostrado mucha solidaridad sobre todo con uno de los detenidos. No le detuvieron mientras realizaba un supuesto atentado incendiario y trabaja en una universidad por eso para mucha gente tiene un estatus especial, al parecer para mucha gente no le es difícil demostrar solidaridad con un profesor criminalizado y víctima del sospechoso juego policial. Y nosotr@s, por supuesto, también le damos toda nuestra solidaridad de hecho mientras estamos escribiendo este texto, nos alegra saber que este compañero esté saliendo de la prisión preventiva, lo han dejado en libertad después de haber pagado una fianza, pero es incierto si tiene que ir otra vez a la preventiva antes del inicio del juicio.

    Para un gran número de personas, como los burgueses, los profesores universitarios y los que se creen políticos dentro de nuestro movimiento es imposible de mostrar apoyo a los que posiblemente realizaron un atentado incendiario contra la mortal maquina militar alemana. Mucha gente tiene miedo de ser encasillado por el Estado como ayudantes del Grupo Militante o como personas âdispuestas a la violenciaâ? mientras otros juzgan absolutamente cada forma de violencia, incluso la que va contra objetos.
    En general unos se conforman con no hablar tanto sobre âlos tresâ? porque podría resultar difícil de encontrar apoyo dentro del grupo anteriormente mencionado.

    Queremos reclamar la necesidad de mostrar solidaridad y apoyo abierto también para l@s que son declared@s âculpableâ? de haber hecho algo ilegal por que para nosotr@s no hay una diferencia entre âculpableâ? e âinocenteâ?: esta categorización no se encuentra dentro de nuestro fondo anárquico y tampoco se debería escuchar entre sinceros radicales de la izquierda.
    Tenemos que ser capaces de mostrar todo nuestro apoyo frente a los que están luchando con sus medios preferidos contra la sociedad actual. Tienen que sentir que no están sol@s y que estamos con ell@s y sus posibles acciones. Claro que esa solidaridad no debería excluir un debate crítico y permanente con nuetr@s amig@s.

    Por eso es muy importante que no nos dejemos dividir entre âlos buenosâ? y âlos malosâ?, eso es el juego habitual del Estado y del capital. Es importante de mostrar apoyo decidido para tod@s l@s compañer@s encarcelad@s sin cualquier tipo de diferencia.

    Estamos felices que un gran número de voces está haciendo coro con nuestra opinión como lo muestran muchos actos solidarios dentro de los últimos días. Entretanto se llevaron a cabo tres plantones delante de la cárcel en la cual están encerrados nuestros compañeros, entre 200 y 300 personas participaron en cada uno de los plantones, en la noche de las detenciones fue quemado un vehículo del Tribunal Constitucional Federal, días después había un intento de atentado incendiario contra un edificio judicial en Berlin, el cual causó pánico en policía y la prensa, al fin de semana siguiente fueron quemados varios vehículos de empresas las cuales están involucradas en el transporte atómico y un vehículo militar. Mientras tanto había varios encuentros solidarios, muchas declaraciones de apoyo, se repartieron volantes, se colgaron pancartas y se organizó dinero.

    Para aclararlo nuevamente- no nos pueden intimidar. Preferimos seguir luchando en vez de quedarnos en casa para escribir cartas a los presos (aunque igual es una parte importante de nuestra lucha). También es notable que incluso grupos reformistas, como los grupos de base de Attac y parte del mundo universitario, están participando en las campañas solidarias. En el campamento de verano de Attac 400 personas se juntaron para una manifestación espontánea bajo la lema âsomos todos terroristasâ?(!). Probablemente todo eso es sólo un tigre de papel surgido del hecho que uno de los acusados es un sociólogo. Pero hay que prestar atención, ya que posiblemente algunas personas empezaron a preguntarse sobre el real hecho de las ultimas acciones por parte del aparato represor.

    El uso abundante del párrafo 129a tiende a criminalizar nuestra resistencia. En países como España o sobre todo en Italia, donde prácticamente cada dos meses hay un caso de estos, ya llegó a ser bruta realidad. ¿Nos estaremos moviendo en la misma dirección aquí? Como ya hemos dicho en un fanzine anterior, sobre la represión contra los anarquistas italian@s, es sólo una cuestión de tiempo hasta que cada uno de nuestros amigos va a ser categorizada bajo este párrafo. No obstante estos acontecimientos desembocaron en el inicio de una gran campaña para la abolición del párrafo 129a y b.     Además eso es sólo el comienzo de una ofensiva contra el estado de vigilancia y sus variados medios de control social, por ejemplo para el día 22 de septiembre se ha convocado a una gran manifestación, donde también se ha propuesto la formación de un bloque negro, todos en contra del estado de vigilancia y el párrafo 129a..

    Y una vez mas repetiremos, para nosotr@s solo hay una organización terrorista y ésta es la del Estado, es por ello una gran contradicción que personas que se oponen activamente contra una de las organizaciones principales del terror y la muerte, como el militar, ahora les llamen terroristas. Eso es algo sobre lo que cada uno tiene que reflexionar.

    No podemos olvidar que el problema no es sólo la encarcelación de personas de nuestro entorno sino aún más la propia existencia de las prisiones, la existencia de esos muros grises es una amenaza para tod@s nostotr@s y cada día hay que luchar para su destrucción.

Libertad para Axel, Florian y Oli!
Para el sobreseimiento de todos las investigaciones por el párrafo 129a y b!
Libertad para tod@s!
Destrucción de todas las cárceles!

ABC Berlin

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa