Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
Maratón por la libertad: Magdalena García Durán y el caso Atenco
15 set 2007
La lucha se acelera por la libertad de la indígena mazahua Magdalena García Durán, reconocida por Amnistía Internacional como presa de conciencia, y todos los y las presos políticos detenidos en San SAlvador Atenco el 3 y 4 de mayo de 2006.
Un poco después del amanecer del 11 de septiembre, unos diez corredores arrancaron desde el penal Molina de las Flores en un maratón por la libertad de la presa mazahua Magdalena García Durán y los presas y presos políticos detenidos el 3 y 4 de mayo de 2006 en San Salvador Atenco, la mayoría de los cuales son del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) y la Otra Campaña.

¿El destino? La Suprema Corte de Injusticia en la ciudad de México, a una distancia de 48 kilómetros.

Antes de salir, hubo una ceremonia en la cual una pieza de obsidiana fue entregada a cada corredor y una comisión fue encargada con entregar un pergamino al Presidente de la Suprema Corte, firmado por más de 200 representantes de las culturas mazahua, triqui, otomí, yaqui y purépecha, entre otras. El documento exige la salida inmediata de García Durán y justicia para ella y los demás. También exige que se cancelen los procesos seguidos en contra de personas que están libres bajo fianza y que se presenten con vida a los desaparecidos políticos del país.

Entre miradas de curiosidad, gritos de apoyo, claxonazos y mentadas, varios jóvenes mazahuas junto con hombres y mujeres del plantón de Molino y la Otra Campaña vinieron corriendo por relevos toda la mañana por la carretera. En el camino encontraron unos peregrinos guadalupanos que compartieron su agua con ellos. Aunque encontraron el paso bloqueado al adentrarse en el DF, por fin llegaron sudorosos y jadeantes, pero con un brillo en los ojos, para ser recibidos en un evento político-cultural afuera de la Suprema Corte.

Magdalena García Durán es una defensora de derechos indígenas. Como muchos otros adherentes a la Otra Campaña, ella había viajado a Atenco el 4 de mayo para mostrar su apoyo por el FPDT, la organización bajo ataque por haber defendido con mucho valor
(y éxito) sus propias tierras contra la expropiación decretada por el gobierno para construir un aeropuerto y por defender el derecho de los floristas de Texcoco a trabajar.

Magdalena es una de las 214 personas cruelmente torturadas, violadas y detenidas sin orden de aprehensión por los mismos policías que mataron a Javier Cortés Santiago y Alexis Benhumea aquel día.

De ellas, 28 presos permanecen en los campos de exterminio ââ19 en Molino de Flores, 6 en Santiaguito y 3 en el penal de máxima seguridad del Altiplano, antes La Palma. Los que han salido bajo fianza permanecen bajo proceso penal, un total de 172. Se acerca su sentencia para los 19 de Molino de Flores. La mayoría, como Magdalena, están acusadas de ataques contra una carretera y secuestro equiparado aunque no hay pruebas individuales. Los cargos son genéricos.

Magdalena es reconocida como presa de conciencia por Amnistía Internacional, pero en un obvio intento para ocultar sus crímenes de estado, las autoridades mexicanas no permitieron que la Secretaria General de esta organización la visitara cuando estuvo en México en agosto pasado. Sin embargo les salió el tiro por la culata porque Irene Khan le envió a Magdalena una carta reiterando el apoyo de Amnistío por su âinmediata e incondicional liberaciónâ?. Además, Khan hizo fuertes denuncias contra la violación de mujeres en Atenco y Oaxaca, la tortura, detenciones ilegales, desapariciones, maltratos a los indígenas y la impunidad imperante en México.

El maratón y acto cultural lograron que la comisión entregara el pergamino y que se reuniera con el presidente de la Suprema Corte Guillermo I. Ortiz y los tres magistrados encargados de la indagatoria del caso Atenco. El presidente les informó que los magistrados que empezaron a investigar la violación de garantías individuales en Atenco el pasado 21 de febrero tendrán una ampliación del plazo para concluir su investigación. ¿Será una respuesta a los reclamos internacionales por la justicia? o ¿un pretexto más para prolongar el proceso y mantener a gente inocente en prisión?

A paso acelerado

Después de un año y cuatro meses de retrasos intencionales en las audiencias para escuchar testimonios de los policías y testigos en el caso Atenco, hay desarrollos importantes. Parece que dentro de poco habrá sentencias en los 19 casos de las y los presos ahora encarcelados en Molina de Flores.

Es ominosa la ratificación de la sentencia de 67 años ââcadena perpetuaââ contra los líderes del FPDT, Ignacio del Valle, Felipe Ã?lvarez y Héctor Galindo, por dos cargos de secuestro equiparado en febrero y abril de 2006. El 12 de septiembre, se anunció la confirmación por magistrados de la primera sala penal de Toluca del fallo de mayo pasado por el juez José Blas. El veredicto de culpabilidad dejó sin efecto la apelación presentada por la defensa.

Este fallo viene unos 15 días después de una resolución emitida el pasado 28 de agosto que significa que las órdenes de aprehensión en contra de Martha Pérez Pineda, Ulises Del Valle Ramírez y David Pájaro Huertas, miembros del FPDT, ya no tienen efecto y que no tienen que esconderse. En la resolución, el juez noveno de Distrito en el estado de México, Mauricio Torres Martínez concedió el amparo a favor ellos. Sin embargo, a América del Valle âhija de Ignacio del Valleâ se le concedió un amparo contra ciertas ofensas, pero aún tiene orden de aprehensión por el delito de secuestro.

Un maratón contra la impunidad

El gobernador del estado de México Enrique Peña Nieto, en plena campaña presidencial, ha declarado orgullosamente: âYo ordené el operativo en Atencoâ?.
En una gira en Nueva York para promover la inversión en el estado, dijo que el operativo fue necesario para âreestablecer el ordenâ?.

Los testimonios de las mujeres extranjeras expulsadas del país y las mujeres mexicanas antes encarceladas en el penal de Santiaguito hablan de su experiencia del âreestablecimiento del ordenâ?. Cuentan de la violación tumultuaria, de haber sido encapuchadas, de su ropa desgarrada, de los gritos de âputasâ? y âperrasâ?, de ser golpeadas con saña, de los senos pellizcados y mordidos salvajemente, de la penetración vaginal y anal con objetos o el pene, de ser forzadas a hacer el sexo oral. Tanto hombres como mujeres hablan de haber sido amontonados en el camión durante varias horas en camino a Toluca, de haber sido torturados física y psicológicamente ââgolpeados continuamente, humillados, amenazados de muerte.

Hasta la fecha, ningún policía ha pasado un solo día en la cárcel. Sólo 21 de los 3,500 agentes que participaron en el operativo del 4 de mayo están sujetos a procesos penales por abuso de autoridad y uno fue sancionado por âactos libidinosasâ?, delitos no graves. Todos salieron bajo fianza.

Las violaciones y otras formas de tortura que ocurrieron en Atenco no eran espontáneos actos libidinosos y sádicos de unos pocos soldados malvados (o sea, pueden ser sádicos y malvados pero no es sólo cuestión de eso). Eran acciones planeadas, programadas y autorizadas por los altos mandos para quebrantar al individuo y destruir su dignidad, dominar a la gente y crear un clima de miedo en la sociedad para que no haya resistencia alguna contra el poder. Unos meses después, los mismos comandantes ordenaron las mismas torturas (y algunas peores) en Oaxaca.

¿Y la respuesta de Peña Nieto a las acusaciones de violación y tortura? Echó la culpa a âlos radicalesâ?, diciendo: âEs conocido que los manuales de los grupos radicales dicen que hay que declararse violadas, en el caso de las mujeres, y en el de los hombres haber sido objeto de abuso y maltrato".

¿Los manuales de los grupos radicales? ¿Cuáles son? En su vida ¿algún lector âradicalâ? ha visto un manual de este tipo? Apuesto que no.

Pero, por otro lado, hay varios manuales para capacitar torturadores, como el âKUBARK Counterintelligence Interrogation-1963" (Interrogación de contrainsurgencia), manual que sirvió de base para otros manuales en uso en la Escuela de las Américas hasta entrada la década de los noventa. Seguramente ha sido uno de los textos principales de los altos mandos del operativo de Atenco: Wilfrido Robledo jefe de la Agencia de Seguridad del Estado mexiquense (ASES) y Ardelio Vargas, jefe del estado mayor de la Policía Federal Preventiva (PFP), por no mencionar su colaborador Genaro García Luna, director de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) y experto en contraterrorismo.

Ellos son los que deberían estar en la cárcel.

Jornada de Libertad

Sábado 15 de septiembre habrá festividades en San Salvador Atenco para recibir las tres personas que ya no tienen órdenes de aprehensión. También desde las 9 hasta las 3 de la tarde en el plantón de Molino de Flores habrá un día de resistencia y rebeldía con música, fotos, video y poesía.

Cada fin de semana en el plantón hay un tianguis para vender cosas en beneficio de las y los presos. También hay radio, actividades y visitas cuando sean permitidas. Hace falta acopio para las y los presos y también víveres para las personas que mantienen el plantón a pesar de la lluvia, el frío y la vigilancia del AFI.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Maratón por la libertad: Magdalena García Durán y el caso Atenco
21 set 2007
Estoy buscando información sobre este caso en concreto, desde Amnistia Internacional Alt Penedès queremos comenzar a trabajar un expediente de acción exigiendo la liberación de Magdalena. Nos puedes informar de que grupo a llevado a cabo esta acción para contactar con él. quizás ellos tengan más información.

Gracias,

Laura Carneros Cerezo.
Colera camping CNT