Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: criminalització i repressió
Garzón, UCIE, CIA y Aznar, autores del 11-M.
06 jun 2007
El crimen de Estado es la línea de investigación censurada, tapada, silenciada. Garzón está en el epicentro, y sus esbirros de la UCIE, sección islámica, son los que han preparado, organizado y montado y el atentado. Asimismo han manipulado las pruebas inculpatorias de los inocentes de Lavapiés. Esta semana Garzón ha detenido a árabes, familiares y amigos de quienes han decidido ir a Irak a luchar contra los invasores estadounidenses. Sigue aplicando la política del Pentágono.
Garzón, UCIE, CIA y Aznar, autores del 11-M.

El crimen de Estado es la línea de investigación censurada, tapada, silenciada. Garzón está en el epicentro, y sus esbirros de la UCIE, sección islámica, son los que han preparado, organizado y montado y el atentado. Asimismo han manipulado las pruebas inculpatorias de los inocentes de Lavapiés. Esta semana Garzón ha detenido a árabes, familiares y amigos de quienes han decidido ir a Irak a luchar contra los invasores estadounidenses. Sigue aplicando la política del Pentágono.

En 1997, Garzón quebrantó la tranquilidad y buena convivencia de siglos entre magrebís y españoles, deteniendo a inmigrantes argelinos, inducido por presión de los EEUU. Les encarceló por delitos imaginarios e inventados y además fuera de España âpertenecían al GIAâ? (âGrupo Islámico Argelinoâ?, ganador de elecciones, y derrocado por un golpe de Estado militar) y los acusó de ser terroristas sin haber hecho nada en España. Entre ellos estaba Allekema Lamari, considerado jefe del 11-M. Fue un servicio más a los Estados Unidos.

A partir de 1995, por orientación de la CIA, Garzón puso bajo escucha a las mezquitas y árabes disidentes de dictaduras del Medio Oriente, como a los de Lavapiés o como el periodista Alony. Y durante 12 años de escuchas ilegales, lo utilizó para dar información de opositores a los EEUU y a las dictaduras del Medio Oriente. Muchos de ellos fueron encarcelados en las dictaduras de Medio Oriente y luego convertidos años más tarde por Garzón en terroristas fanáticos de Al Qaeda.

Después del 11-S, Garzón detuvo y encarceló a más de 50 musulmanes inocentes acusándolos de pertenecer a Al Qaeda y de haber organizado el 11-S. También lo hizo en colaboración y bajo la dirección de los EEUU, cuya política era la de extender en Europa la amenaza terrorista de Al Qaeda y el peligro de terroristas islamistas. Asimismo lo hizo en colaboración del Gobierno Aznar y los medios de comunicación que empezaron la guerra contra el Islam. Aznar dio carta blanca a los mercenarios y estrategas de la CIA y FBI para interrogar a presos y moverse por el Estado español, como por su casa, y realizar sus operaciones encubiertas.

Las consecuencias fueron el aumento de racismo, xenofobia, agresiones, crispación que fue mantenida, retroalimentada y aumentadas por una campaña mediática sin precedentes convirtiendo a los musulmanes y árabes en víctimas, y a España en el país donde Bin Laden iba despertando a durmientes inmigrantes y a los que animaba a hacer la yihad en Europa contra Occidente. Una confrontación y guerra unilateral contra inmigrantes musulmanes, que no existía, y a los que se acusaba de ser de Al Qaeda y de haber organizado los ataques a los centros del poder de los EEUU.

El auto de Garzón está plagado de invenciones inverosímiles. Garzón acusó a los musulmanes de Lavapiés de financiar al multimillonario Bin Laden. Acusó a musulmanes por tener libros y videos contra el invasor estadounidense y sobre el Islam y de reunirse en la mezquita. Garzón encarceló criminalmente a musulmanes de ser terrorista de Al Qaeda y de haber organizado y preparado los ataques del 11-S.

Garzón puso en peligro a los españoles dentro y fuera de España, por la política de la Audiencia Nacional de perseguir a musulmanes y acusarlos injustificadamente a miles de años y miles de muertes. Las detenciones injustas de Garzón tuvieron sus graves consecuencias, meses antes del 11-M: Un agente del CNI, Bernal, fue asesinado, mientras intentaban secuéstrale, para pedir la liberación de los inocentes musulmanes detenidos en España, acusados por el delirio de Garzón de ser los autores del 11-S. Luego, unas semanas más tarde, fueron asesinados otros 7 agentes más del CNI en una emboscada en Irak.

Los esbirros de Garzón, los de la UCIE, se pasaron tres años buscando falsos testimonios en todas las prisiones del mundo, incluida Guantánamo, para poder acusar a los detenidos de Lavapiés, de ser los autores del 11-S. No encontraron nada.

Los esbirros de la UCIE organizaron el atentado del 11-M, con sus confidentes, con Trashorras, Toro, Lavandera, Nayo, a los que tenían chantajeados por su tráfico de explosivos y drogas, en la operación Pipol, a los que podían utilizar con toda tranquilidad. Igualmente a un grupo de delincuentes y confidentes como Cartagena, el tunecino, Said Berraj, y demás a quienes les comanditaron el atentado. âEl tunecinoâ? fue pidiendo voluntarios para el que encontró delincuentes marroquíes y manipularon a Lamari, que ya en prisión medio loco por tantos años de prisión injusta, decía, según el CNI, que quería vengarse y meter una bomba en la Audiencia Nacional. Por error de la Audiencia lo sacaron y garzón un año después de Lamari estaba de nuevo trabajando, en junio 2003, lo reclamó de nuevo. Cartagena y el carnicero le avisaron y le pusieron en contacto con los mercenarios autores del 11-M.

Todo este grupo de mercenarios dirigidos y manipulados por los de la UCIE y Garzón, quien quitó el seguimiento a estos delincuentes, provocaron la cruel y horrible matanza del 11-M. La mayoría de los autores estaban controlados por Garzón y chantajeados por la UCIE..

Y lo más sorprendente de todo, el comisario Gómez Menor, el que se pasó tres años buscando falsos testimonios para Garzón, encontró la prueba que serviría a Garzón, a Zougam como autor del 11-M. Los de la UCIE, que conocían perfectamente a los autores que asesinaron en Leganés, detuvieron a Zougam, de Lavapiés, justamente la prueba que les había encargado Garzón el próximo juicio del 11-S, para mostrar que los musulmanes de Lavapiés son unos terroristas, y así justificaba sus invenciones. Todos los demás detenidos fueron relacionados con los inocentes detenidos por Garzón.

Esa es la causa principal del 11-M. Así Garzón se libraba de la cárcel, y los de la CIA y Aznar seguían con su guerra a los terroristas de Al Qaeda, e implementaban la política del Pentágono de extender la guerra contra el terrorismo islámico en Europa y justificaban las guerra preventiva a Irak. Luego de perder Aznar las elecciones, los estadounidenses se inventaron que la causa del 11-M fue la guerra de Irak. . Nadie mata a civiles de un pueblo que manifestó contra la guerra ilegal y criminal de Irak contra su propio Gobierno. Nadie que esté contra la guerra de Irak, mata a civiles que manifestaron contra la guerra. Eso lo hacen mercenarios pagados o chantajeados por quienes estaban a favor de la guerra, por gobernantes que apoyaron una guerra ilegal y asesina, sin hacer caso el sentir general de los españoles..

Garzón huyó preventivamente a los EEUU, esperando ver el resultado del juicio 11-S. O bien le tapaban sus invenciones criminales, o bien, le condenaban por haber creado âla amenaza islámicaâ?, âel terror de Al Qaedaâ? e inculpado a inocentes. Como el juez Gómez Bermúdez y Rubira cooperaron y ni siquiera los esbirros de la UCIE fueron imputados, ni tampoco salió su nombre, regresó a su Juzgado 5.

Garzón es el primer y único juez de Europa y EEUU que ha detenido a musulmanes acusándolos de Al Qaeda. Y la Audiencia Nacional es el único tribunal europeo que ha condenado a musulmanes por ser de Al Qaeda. Ni siquiera en EEUU.

Ahora en el juicio 11-M acusan criminalmente a un grupo de inocentes de cómplices y autores âintelectualesâ? del 11-M, realizado por la organización internacional de Al Qaeda (inexistente), dirigida por el Bin Laden (difunto). Esa es la versión oficial de la Fiscalía, un complot tan absurdo y aberrante, como el cuento complementario de ETA. Un juicio donde se la han pasado entreteniendo a los espectadores con ETA, para que la Fiscalía y Tribunal decidan que ha sido la única otra opción posible, la teoría del complot internacional islamista de Al Qaeda, la versión impuesta por los EEUU desde el 14-M. Los autores del 11-M, asesinados en Leganés, estaban todos investigados por Garzón y bajo control judicial antes del 11-M

Sigue Garzón trabajando para la política del Pentágono. Su tapadera es ir exhibiendo cartas y escritos contra la guerra, contra la tortura, y a favor de los derechos humanos, mientras por debajo mano sigue haciendo la política de los EEUU más reaccionaria y criminal, como en tiempos de Aznar.

La impunidad de jueces les permite cometer cada vez mayores crímenes para así obtener más poder, y tapar sus crímenes.

Si Garzón persiguió y encarceló a los que fueron a Afganistán e Irak a luchar contra guerras e invasiones ilegales de los Estados Unidos, debería perseguir a los de la CIA y FBI, a los miembros de la Embajada de los EEUU y empresas que apoyan al gobierno de los EEUU, que envía mercenarios a Irak y han asesinado a españoles y cientos de miles de civiles en Irak.

Al menos los funcionarios de EEUU en España tienen una responsabilidad directa, y no los familiares y amigos de los que han decidido ir a luchar a Irak contra el dominio de los EEUU.

Garzón al principio se inventó que los árabes encarcelados pretendían hacer la yihad en Europa, ahora les acusan de ir a luchar por liberar Irak de los norteamericanos, quienes sigue ahí robando petróleo, y matando y torturando a miles de civiles, creando la guerra civil, a base de incentivar atentados de unos contra otros. Garzón acusa a los que luchan contra los asesinos y torturadores estadounidenses, sus amigos.

Sigue Garzón aplicando la política estadounidense de mantener el peligro islamista, de incentivar la amenaza de Al Qaeda en España, deteniendo a inocentes. Sigue poniendo en peligro la vida de españoles dentro y fuera de España

Si los del Pentágono crearon el ántrax, para crear la amenaza islámica y el terror de Al Qaeda, además de otras amenazas semanales, para que su pueblo quisiera la guerra y los jóvenes se alistaran, ¿qué no harían en España donde Aznar les dio carta blanca, para implementar la amenaza de Al Qaeda y la guerra de civilizaciones en Europa?

Eso que explico lo saben perfectamente los criminales de la Audiencia Nacional, la Fiscalía, los desinformadores de El país y demás periódicos nacionales, quienes están incitando al linchamiento de inocentes árabes.

Pruebas reales y concretas sobran.

Txema Bofill, 6 de junio de 2007

Comentaris

Re: Garzón, UCIE, CIA y Aznar, autores del 11-M.
07 jun 2007
Creo que a este comentario tan largo le faltan pruebas. Dicho de otro modo la empanada mental del que lo ha escrito deja al descubierto cosas que no tienen ningun sentido vinculando dos figuras antagonicas como Garzon y Aznar en dicho tragico y luctuoso acto terrorista. Sera que el que lo escribe es de Al Quaeda
Re: Garzón, UCIE, CIA y Aznar, autores del 11-M.
08 jun 2007
Si la prueba que te falta es la vinculación de Garzón con Aznar, de eso hay mucha. Los dos han estado al servicio de los Estados Unidos. La política del gobierno Aznar de dar carta blanca a los agentes del FBI y CIA en interrogatorios, en las prisiones, en las detenciones incluso sale en el Sumario del Olmo como causa y contexto del 11-M.

Garzón ilegalizó Batasuna bajo petición del Gobierno Aznar y luego los grupos afines a Batasuna. Garzón anteriormente imputo a ministros socialista del GAL, que ahora han estado absueltos por un Tribunal Internacional sin pruebas y con informaciones que le llegaron del FBI, Garzón culpó del 11-S a islamistas bajo presión que hicieron los estadounidenses al Gobierno Aznar. Garzón y la Audiencia Nacional siguen haciendo la política de Aznar ahora en pleno gobierno socialista.

Si la inculación de tu Garzón es la prueba que te falta sobre las muchas cosas que he hablado, no deberías hablar de empanadas mentales, y utilizar la razón antes de insultar.

Y si uno no se cree las empanadas mentales de los conspiracionistas de ETA, y la conspiración de Al Qaeda, la versión oficial, no deberías tratarme de agente de Al Qaeda, algo además en Europa impulsado y fabricado por Garzón y demás colaboradores. HA sido su manera de criminalizar a los opsitores a las dictaduras del Medio Oriente, y crear la confrontación de Islam y Occidente. En eso también y muchas cosas más Aznar y Garzón van juntos. Y al final van a huir a los Estados donde a los fieles colaboradoes les dan trabajo, honores, y protección. Los dos acabarna con cargos internacionales por su sometimiendo a los intereses del Imperio.
Sindicat