Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: educació i societat
Desnudo femenino...belleza de mujer
03 jun 2007
Parece mentira que, en los tiempos actuales, con tanta información que observamos aparentemente entre los seres vivientes, sean necesarias las agencias del corazón dedicadas a poner en contacto corazones–llenos de humanidad–de mujeres. Esta última relación ha sido y es siempre personal e intransferible. No obstante, interponemos muchas veces nuestros propios ( ... )
Mariano foto  año 2006.jpg
Desnudo con flores5931408691565673.jpg
Desnuda...ante la soledad

Aquella noche Jorge la había pasado mal, realmente mal. Rodeado de sueños entrecortados, ensueños pasajeros, quizá alucinaciones...Y él me contaba, con palabras entrecortadas, silenciosas, como si tuviera en su cuerpo los mil demonios que todos llevamos dentro y tratamos de dominar. Y así exclamó: âLa vi solo unos instantes, sola, sobre la quieta nieve emanando dulzura, quietud, belleza...eternidad. Desnuda estaba decúbito prono, pero enseñando nada en su desnudo cuerpo. Escuche voces, divinas palabras...Su cuerpo emanaba olor puro rosas, no concupiscencia; allí donde los ojos admiraban sin clavar dardos venenosos, allí donde pensamientos se sumaban en el olvido, allí donde el hombre contemplaba en ella a su Dios Creadorâ?.

Le dije a Jorge que no se preocupara porque soñar, lo que se dice soñar... soñamos todos. Y escucho mis palabras como si viniesen del propio Dios. Ãramos amigos de los de siempre. Si, realmente, de esos amigos que se cuentan con los dedos de una mano, y, a veces faltan dedos, como muestra inequívoca de que la amistad âes poca la que se posee y perecederaâcuando nuestras cabezas empiezan a peinarse con canas, que son los testigos del tiempo que nos marcan nuestro paso por la vida terrenal.

Pero Jorge me seguía hablando y más hablando, y, desde luego era edificante y provechoso, al mismo tiempo, el escucharle. Y me siguió diciendo: âEscucha, escucha la continuación de mi sueño: â Desnudo femeninoâ¦belleza de mujer m ; posturas no escogidas que ojo quiso ver y sólo vio belleza, desnudo de mujer; y sólo silueta...ciega niebla..., y se fue. Quizá un sueño tuve, soñé..., ¡ya no lo sé! Desnudo femenino...belleza de mujerâ y observa a qué son debidos estos malestares que ocupan mis sueños diariosâ?.

Desde luego, y la vista de lo oído, uno se pregunta que quién no ha soñado alguna vez en la vida. Todos y cada uno de nosotros. Sueños libres, sueños muertos, sueños tenebrosos, sueños..., si, simplemente sueños. Porque vivir quiera decir soñar. Y mi buen amigo, Jorgeâque no había asistido de joven a una escuela para cultivar el amor dentro del matrimonio, porque no existe ni existirá...esa escuela, dado que el amor es y son vivencias, experiencias, sentimientos, imaginaciones, cierta pequeña enfermedad de nuestro intelectoâ, soñaba, porque vivía. Estaba viviendo una mala experiencia: su esposa se le había marchado con un íntimo amigo, todo había ocurrido sin mediar palabra alguna...Mas le traté de consolar, diciéndole: âMira, Jorge, tienes toda una vida por delante y ya sabes que âenemigo que huye, puente de plataâ. No es bueno que el hombre/mujer esté solo, que estés solo. Tu sabías y todos sabemos que el âDios de todas las religionesââa mujeres y hombresânos han concedido los placeres y los dolores del amor. Sin embargo, el amor es algo maravilloso...que hemos de cultivar a lo largo de nuestra vida terrenalâ?.

Parece mentira que, en los tiempos actuales, con tanta información que observamos aparentemente entre los seres vivientes, sean necesarias las agencias del corazón dedicadas a poner en contacto corazonesâllenos de humanidadâde mujeres. Esta última relación ha sido y es siempre personal e intransferible. No obstante, interponemos muchas veces nuestros propios individualismos, egoísmos...en función de lo que otros nos puedan resolver.

Entristece comprobar que las prisas, el estrés, el exceso de trabajoâpara unos y otrosâ, las comodidades...nos mediaticen de tal manera nuestros corazones que nos hacen olvidar que poseemos âcorazones vivosâ? para amar, desear, que se convertirán en corazones muertos de nuestra propia soledad, si no los usamos de forma racional, humana. Dice un proverbio chino: âSólo se consume el que no ama, pero quien ama da hasta los huesos a los demásâ?.

Había casi nadie. Corrían las siete de la tarde cuando me encontraba tomando un cafetín, y ojeando revistas âmatacorazonesâ?. Entró en el establecimiento la hija de un buen amigo mío -por el que siento gran afecto-, que me dijo: â¿Dispones de cinco minutos?â?. âY de cinco milâ?, le contesté. Clavó su mirada sobre mis ojos, y exclamó: â¡Deseo ser madre, lo necesito...!â?. En mi sesera pululaban mil y una preguntas, y le inquirí-tratándole de ayudar-: â¿Estás embarazada, quizá?â?. Al pronto, respondió: â¡Ni mucho menos!...â?. Me comentó que salía con chicos, tipos-casados y solteros-, y que âmás valía no hablar de sus...â?. También me explicó que su vida pasional-ley del deseo sexual-así la resolvía, mas su corazón aparecía frío, con color de muerto. Esta semejante nuestra ha sido y es una competente mujer siglo XXI: tiene talento, escribe libros, es maestra del Estado...formando parte del organigrama social por méritos propios. Mi buena amiga-salvando edades-es atea, no cree en los hombres y menos aún en el amor. Así me lo confesó, y anuencia me dio para comentarlo.

En cualquier caso, mi contertulia es una criatura valiente-hermosa, guapa e inteligente-, que escogió su voluntaria soltería. Es decir, el afrontar la vida lejos de sus progenitores, siendo responsable de sus propias decisiones. Esta solitaria y amorosa mujer- sabe que âel amor es una flor demasiado preciosa para cortarlaâ? (proverbio chino)-, prosiguió con sus confesiones amigables. Así, desalojó de su interior miedos y temores con soledad. Y me dijo más: âNecesito dar (entregar) cariño a alguien, necesito un âhombreâ para fabricar un bebé-el de mis sueños-, pero ¡maldito sida!: tropiezo con él a la vuelta de cualquier esquinaâ?. Es evidente, hoy por hoy, que existen niños/as educados, y bien, por sus madres solteras.

Ante sus temores-que son los nuestros- aconsejé: âBusca un hombre-¡qué los hay!-, que respete tu cuerpo y temple tu almaâ?. Explícale tu proyecto amoroso-le dije-, pues hallarás ese hombre X n . Ãl te transmitirá sus sentimientos de admiración, aprecio y agradecimiento..., que dejarán huellas perpetuas en el interior de tu vientre .Ãsta es nuestra soledad de amor que estamos creando. Paradojas de las postrimerías de nuestro siglo XX: un solo niño, una sola madre también. Erikson mantuvo que âlas mujeres están destinadas a tener hijosâ?. Se equivocó, como seres humanos que somos. En verdad esta muchacha estaba mendigando maternidad. Si mi hija, de su edad, me hubiese pedido consejo, quizás, mi corazón lloraría lágrimas, y mi laringe articularía palabra alguna.

La Coruña, 4 de junio de 2007
-
* Mariano Cabrero Bárcena es escritor
( COPYRIGHT )

http://canarias.indymedia.org/usermedia/application/11/mi_firma_actual.d

Copyright by the author. All rights reserved.

Comentaris

No cola
05 jun 2007
Senyor Mariano Bárcena, hauria de comptar que tinc molt bona memòria i aquest text amb data 4 de juny de 2007 és un refregit d´un altre text que ja va publicar fa mesos a aquí mateix:

http://barcelona.indymedia.org/newswire/display_any/295523


Si no té idees noves, no ens torturi amb escrits mig-repetits que no sé que pinten a indymedia. Hi han miles de blogs literaris on pot publicar la seva fina prosa, o millor, pot crear-se un blog pe a vostè solet.
Sindicat