Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
Dabid Pla, ex preso político: "Buscan forzar que presionemos a la izquierda abertzale, y no lo lograrán"
21 ago 2006
Dabid Pla abandonó el jueves por la tarde la prisión gallega de Monterroso, mientras Aitor Lorente dejaba atrás la de Teixeiro. Han pasado tres semanas más en prisión porque Garzón paralizó un auto de excarcelación dictado por otro juez. De este conflicto y otras medidas como la eliminación de las redenciones concluye que hay un intento de tratar de que los presos presionen a la izquierda abertzale. «No lo conseguirán, es evidente», responde.
Dabid Pla tenía que haber abandonado la cárcel el 25 de julio con la condena cumplida en su totalidad, pero una decisión de Baltasar Garzón le ha obligado a permanecer tres semanas más en la prisión de Monterroso. Ayer, casi sin dormir todavía, reflexionó sobre ello con GARA.

­¿Cómo valora haber tenido que pasar casi un mes de más en prisión por esta maniobra?

La verdad es que ha sido una situación extraña y como vivenciapersonal, complicada a todos los niveles. Cuando ya teníamos una fecha para salir, que se retrase y parezca que no vas a poder salir de la cárcel pese a cumplir toda la condena y, un mes después, tener que asimilar que estás libre es muy complicado. Es cierto que hay un enfrentamiento entre jueces, pero existe una estrategia de los órganos más relacionados con el Gobierno. La Policía presentó unos informes acusatorios cuando nos quedaba un mes para salir de la cárcel basándose en unos papeles que habían incautado hace años y la Fiscalía ha tratado de mantenernos en prisión con ellos. Es un ejemplo de cómo los presos vascos somos moneda de cambio en todo este proceso por intereses políticos.

­En los últimas semanas se suceden las denuncias de que la situación de los presos es peor que nunca. ¿Cómo se vive la actual situación desde el interior de las prisiones?

Los presos políticos siempre hemos sido utilizados como chantaje contra la izquierda abertzale. La dispersión se puso en marcha para forzar la voluntad de los presos y para ejercer un chantaje a toda la izquierda abertzale. En este momento especial se ve que se está utilizando a los presos más que nunca para tratar de desgastar a la izquierda abertzale. No hay más que recordar lo que han hecho en los últimos meses. Han abierto nuevas imputaciones a Iñaki de Juana para evitar su excarcelación, tal y como declaró el propio ministro de Justicia. Intentaron hacer algo parecido con Unai Parot, tratando de hacer cumplir dos veces la condena. Si bien no consiguieron eso, sí lograron otra medida más importante para el Colectivo, como es eliminar el conjunto de redenciones. Ese punto ha sido, a mi juicio, el que nos ha hecho ver de forma clara que los presos iban a ser utilizados en este proceso. ¿Por qué cuando el Gobierno español sabía que estábamos a las puertas de un proceso negociador toman la decisión de alargar la condena de decenas de presos políticos vascos durante diez o doce años? Está claro que buscan forzar que los presosejerzamos una presión hacia la izquierda abertzale para obligarle a entrar a un proceso limitado. Es evidente que no lo van a conseguir, como no lo han conseguido con otras medidas, pero demuestra que nos utilizan para lograr un beneficio político. En esta situación todo el mundo espera que se den pasos en positivo, ya que uno de los campos en los que los gobiernos español y francés pueden demostrar su voluntad para superar el conflicto es mejorar las condiciones de vida de los presos y aceptar su estatus político.

­En su caso, se han registrado movilizaciones de distintos colectivos en Barañain. ¿Considera importante el apoyo de sus vecinos?

Yo lo extendería al conjunto de la situación política. Hemos abierto un proceso gracias a la movilización popular y está claro que para llevarlo a buen término movilizarse va a ser fundamental. En el caso de los presos, también. A nivel personal, para mí ha sido muy importante el arrope que yo y mi familia hemos sentido. Son mues- tras de solidaridad y de cariño que agradeces. Notar ese apoyo cuando te tienes que quedar en la cárcel después de pensar que ibas a salir es muy importante. Además, es una solidaridad que no es sólo personal, sino también política.
---------

This work is in the public domain
Sindicat