Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme : corrupció i poder : criminalització i repressió
Desobediencia Activa por el derecho a la revuelta de Jean Marc Rouillan, compañero de Puig Antich
01 jun 2006
Jean Marc Rouillan al resistir a despolitizarse, a vaciar su historia de revuelta y de razones políticas, está descubriendo la mentira del estado francés, que actualmente niega la existencia de prisioneros políticos, DESOBEDIENCIA ACTIVA POR EL DERECHO A LA REVUELTA DE JANN MARC ROUILLAN, COMPAÑERO DE PUIG ANTICH

Ya hemos explicado que los antiprotagonistes del libro "Cuenta atrás" de Escribano de TV-3, y del guión del film "Salvador" son los compañeros del MIL, y en especial los franceses, puesto que han hecho un film que hasta ahora (antes las críticas) presentaban como "un homenaje a Catalunya", por supuesto imaginario, y como "una deuda al luchador catalán Puig Antich, icono de Catalunya y representante de las víctimas del franquismo".

También hemos denunciado que libro y film reducen la lucha de los compañeros del MIL a atracos a bancos, sin rumbo político, fruto más bien de un romanticismo irresponsable. Roures aprovechó y compró la exitosa novela de Escribano gracias a los citados ingredientes, para hacer un film comercial y espectacular. Como decía Roures " tenía todos los ingredientes para hacer un film de éxito".

También hemos denunciado que de la historia de Puig Antich desaparece el contexto social, el por qué de la lucha armada, el resurgimiento de grupos armados, la lucha de clases, la radicalización de huelgas estudiantes y obreras.

Y especialmente hemos *señalado que libro y film ignoran el protagonismo de Jean Marc Rouillan y Jean Claude Torres, que vivían en el mismo apartamento con Puig Antich, a los que presenta como "alocados que hacían atracos a bancos para seguir haciendo atracos".

EL SILENCIO ACTUAL CONTRA JANN MARC ROUILLAN.

Jean Marc Rouillan está sufriendo prisión en Francia desde hace más de 20 años. Ha cumplido la condena y la cadena perpetúa, que son 18 años, y ahora le chantajean manteniéndolo en la prisión hasta que pida perdón, se arrepienta públicamente de sus acciones, condene su pasado y las acciones de Acción Directa.

Su silencio y marginación y la caricatura que hacen en el film de él, son por lo tanto más graves y insoportables.

Jean Marc Rouillan, junto con Natalie Ménignon y Georges Cipriani siguen en la prisión porque se resisten a condenar las acciones pasadas. Ellos defienden con dignidad lo que pensaban y hacían, errores incluidos.

Una lucha sin armas contra las autoridades.

Desafían sin armas al gobierno francés que hoy terca e ilegalmente quiere humillarlos a renunciar a su historia, a las acciones políticas de 25 años atrás y a hacerlos declarar públicamente que se arrepienten. Los quieren borrar de la historia, escrita por los vencedores.

Y así niegan la historia resultado de la lucha de clases, de rebeldias, de estallidos revolucionarios, y de miles de rebeldes anónimos contra las autoridades.

Su lucha puede parecer quijotesca, incomprensible, vana al centrarse en un aspecto rutinario e institucional como el de firmar una confesión de "sincero arrepentimiento" antes de salir en libertad. Más incomprensible si esta concesión y teatro del arrepentimiento (que rechazan hacer) supone la libertad y ya llevan 20 años en la prisión.

Una lucha solitaria y silenciada de tres miembros de AD, grupo revolucionario que tenía como estrategia responder con violencia a la violencia del estado y del Imperio. Ahora pone cristianamente la otra mejilla, obligando al sistema judicial a mantenerlos en prisión, desenmascarando el rol represivo de la Justicia oficial. Según mi parecer que no es el de especialista, estan provocando y consiguiendo lo siguiente:

* El Estado y sistema judicial no pueden cantar victoria ante unos irreductibles que no se integran, ni se someten pese a la violencia extrema de las condiciones carcelarias, ni renuncian a su revuelta pasada. El gobierno no puede cantar victoria sobre Acción Directa, el enemigo número 1 de hace veinte años, si no hay la claudicación, arrepentimiento y renuncia de los propios vencidos.

* El sistema judicial no ha podido destruir con la cadena perpetúa en Jean Marc Rouillan, Nathalie Ménigon. Cipriani, Régis Schleicher, excepto Joëlle Aubron, que ha muerto este marzo pasado por mala atención médica en la prisión despúes de 19 años encarcelada. Jann Marc Rouillan denuncia que las prisiones matan, torturan, y destruyen a los individuos, y que la pena de muerte existe de forma encubierta. Por lo tanto este régimen mucho más violento que ellos, no tiene ninguna autoridad para darles lecciones de moral, ni ninguna legitimidad para convertirlos en los culpables de la violencia social y menos obligarlos a condenar lo que eran y hacían.

* Con su actitud de no arrepentirse, estan obligando al gobierno a transgredir sus propias leyes, manteniéndolos en prisión ilegalmente para obligarlos a rendirse, esperando que firmen su capitulación y así reconozcan la victoria del sistema.

* Denuncia de secuestro y detención ilegal. Jean Marc Rouillan hace frente y denuncia al gobierno que los tienen ilegalmente en la prisión, secuestrados desde hace dos años por un delito futuro, inexistente, imaginario, fruto del miedo ante el que no se arrodillan. Jean Marc no negocia el derecho de haberse sublevado, puesto que los derechos no se negocian. (Esto tendrían que aprender PSC y CIU cuando valoran tan positivamente y capitulan ante estatutos recortados en Madrid y a derechos negados a la autodeterminación).

* *Jann Marc muestra que es un personaje con mucha dignidad, irreductible, irrecuperable y que a pesar de las represalias continúa en la lucha.

Mientras tanto en el film Salvador presentan a Jean Marc y sus compañeros del MIL ridiculizados, caricaturas de revolucionarios, donde se silencia su compromiso pasado, por el que hoy, Jean Marc está luchando en solitario. Reducen su lucha a simples atracos a bancos, cuando sólo eran un medio para armarse para la revuelta.

Jean Marc Rouillan y el lapsus de los intelectuales y políticos.

Para nosotros la crítica al film, va unida a promover una campaña por la libertad inmediata de Jean Marc Rouillan, el amigo de Puig Antich. Jean Marc es el integrante del MIL más silenciado, justamente el que sigue luchando contra las injusticias de las prisiones y el sistema judicial, mientras en Catalunya hacen espectáculo y sacan tajada de unos anecdóticos atracos.

Por esto, nosotros criticamos a Escribano su humanismo y comprensión exagerada hacia los militares y carceleros del regimos franquista, régimen, que parece olvidar ha sido causante de cientos de miles de ejecuciones (400.000?), realizadas ya acabada la guerra. Y criticamos a Escribano y Huerga el silencio sobre tantos silencios de la sociedad española hacia las víctimas, y en especial el silencio de las fuerzas progresistas ante la ejecución de Salvador Puig Antich. Y le criticamos que su talante comprensivo y progresista, no lo utilice para recordar a Jann Marc Rouillan, personaje silenciado por TV-3, que sigue en la lucha y desgraciadamente en la prisión debido en parte a la nula atención y comprensión de los medios de comunicación y de los políticos.

Jean Marc critica la justicia francesa con razón, (pero debemos reconocer que es más civilizada que la española). Critica el abuso de la justicia francesa, que impone medidas diferentes a los que no quieren renegar de su propio pasado, una justicia hipócrita y de clase que criminaliza la os extranjeros, a los desempleados, revolucionarios a los inmigrados y favorece a los políticos corruptos y delincuentes de cuello blanco.

Jean Marc Rouillan,el integrante del MIL más silenciado e ignorado, sigue firme en su compromiso político y no quiere hacer ver que se arrepiente, ni siquiera teatralmente, no quiere dejar sombra de duda sobre su lucha pasada para que se los tergiverse como hacen alegremente aquí en España y en Catalunya. Sabe que una imagen y un gesto, valen más que mil discursos.

De los medios de comunicación oficiales no podrán decir que su lucha fue un error, tranquilizando así a los que no hicieron nada, ni un entusiasmo motivado por el contexto de una época, etc. No podrán decir que la motivación fue sólo la afición a las armas y robar bancos y banqueros, que roban más en un año que todos los atracadores en un siglo. No lo podrán decir porque ahora Rouillan sigue luchando sin armas y siempre contra las injusticias. No lo podrán recuperar.

Es difícil comprender que alguien que ha sufrido 20 años de prisión, no firme un papel insignificante diciendo que se arrepiente de todo, que se comportará bien, que trabajará como dios manda, y que avisará a las autoridades de cada cambio de residencia, y se liará más con política, ni hará proclamas incendiarías. Yo evidentemente ya habría firmado el papelote hace años, por esto admiro la valentía, coraje, y desafío del Jean Marc Rouillan. Después de veinte años sigue sin pasar por el tubo, sin hacer concesiones, y sigue vigilando a que no se le manipule.

Para mí, que firmaría como la mayoría, este rechazo es mucho más importante que los muchos atracos de la primera época. Y no tengo palabras para explicarlo, ni la filosofía suficiente para mostrar el alcance de este desafío.

De entrada, es un hecho que pocos hacen, y que se escapa del sentido común, y no es comprensible puesto que se considera una lucha que no sirve para nada, que lo destruye más al obligarse a estar más años en la prisión, y que se puede eternizar, sin que de ningún fruto, puesto que el gobierno tiene la sartén por el mango y mantenerlos en la prisión y destruirlos es el que quieren. Parece una revuelta inútil, que ellos sin nada se enfrentan a una justicia represiva que los odia y sigue criminalizando, y les sigue aplicando más prisión hasta que firmen o se pudran. Esta solicitud de libertad sólo se puede pedir cada dos años, y para salir deben pedir perdón. Por tanto con la negativa a pedir perdón, parece que sólo conseguirán años de prisión inútiles.

Pero si lo miramos bien, es una tentación faustiana, la venta del alma. Si firman tendrán derecho a la libertad y al espejismo de la sociedad del bienestar. Sólo deben firmar que se quieren integrar y renunciar al alma, a su dignidad, a ellos mismos, que se han forjado luchando contra las injusticias.

Con este desafío, están mostrando que los quieren destruir psicológicamente, y mostrarlos, no ya como víctimas, sino como víctimas sin ideales, recuperados, reingresados, dominados por los vencedores.

Desafiando al estado, están mostrando que ya no sólo los intenta asesinar con años de prisión, destruirlos anímicamente y físicamente, sino que al final, les hacen un lavado de cerebro, para que renuncien al derecho a la libre opinión. Les hacen renunciar a sus ideas pasadas, puesto que nadie puede saber lo que piensan en la actualidad, hecho sin precedentes en Francia, cuna de los derechos humanos.

Con este desafío estan denunciando un sistema autoritario, despótico infame, importado de los EE.UU., para destruir psicológicamente a los rebeldes y hacer inútil su lucha. Es el sistema que ha puesto de moda los EE.UU. con la resistencia negra, jamaicanos, opositores y guerrilleros de todo tipos. Si no hay confesión, arrepentimiento, no hay libertad. Y debemos recordar que la Audiencia Nacional en España fue de los primeros en copiar este sistema.

Jean Marc Rouillan al resistir a despolitizarse, a vaciar su historia de revuelta y razones políticas, estando descubriendo la mentira del Estado francés, que actualmente niega la existencia de prisioneros politicos, y que obliga a los prisioneros políticos que dice no existen en su país, que renuncien a sus ideas pasadas, a su lucha contra el imperio y el sionisme, cuando fueron detenidos. Si los encarcelados reniegan de su pasado político, entonces el estado confirmaría su propaganda de terroristas sin ninguna legitimidad, de asesinos y asociales aislados, delincuentes que sólo pretenden alterar el orden social, y al arrepentirse mostraría el absurdo e inutilidad de sus propias acciones.

Pero como se resisten a las leyes absurdas del arrepentimiento ante delante de los que le oprimen y destruyen, están mostrando una conciencia de un alto nivel político, que desdice la mentira del Estado que no hay prisioneros políticos, la mentira de 20 años diciendo que sólo son terroristas.

El estado francés criticó y criminalizó a los militantes de Acción Directa por utilizar las armas. Ahora vemos a los militantes de AD sin armas, encarcelados, controlados por hombres armados, regidos por normas y leyes estrictas penitenciarias, y luchando ante todo el aparato judicial frances, sin nada más que la desobediencia, la resistencia a leyes idiotas, que vuelan hacer cumplir con el terror y amparados por las armas de los policías. Es una lucha digna por el derecho a pensar libremente, que ensucia a las autoridades que los mantienen en la prisión.

¿Quien, si no el Estado, impone las leyes contrarías a los ciudadanos por la vía de la policía, hombres armados?

Jean Marc consigue legitimidad ante los ciudadanos contra el abuso del Estado, cuando durante 20 años el estado francés ha hecho propaganda presentándolos como terroristas sin legitimidad.

Jean Marc consigue respeto y solidaridad de los ciudadanos al mantenerse él mismo y no renegar de las ideas pasadas, bajo chantaje, y los ciudadanos reprueban este sistema vengativo del gobierno, que impone a los prisioneros un lavado de cerebro después de cumplir la cadena perpetúa.

Jean Marc Rouillan consigue que las peticiones aisladas de libertad de sus amigos y reducidos militantes pasen a ser un objetivo de múltiples colectivos, organizaciones y ciudadanos.

La lucha contra las prisiones y sistema penitenciario que Jean Marc hace desde dentro, con el silencio más total de los medios de comunicación, tiene conexión con las revueltas desesperadas de prisioneros en Guantánamo, en Brasil, en España, al País Vasco, en Egipto, en los EE.UU.. Es una lucha contra las prisiones y como mínimo la exigencia de condiciones dignas de detención.

¿Es que el Rey ha pedido perdón por ser jefe de estado del regimen criminal franquista? Por que Jean Marc Rouillan que luchó contra Franco, la Monarquía y el capitalismo democrático en Francia debe pedir perdón?

Nuestra crítica a la tergiversación de los integrantes del MIL es sólo un complemento de la lucha de Jean Marc Rouillan, que sigue en prisión por no condenar lo que ha hecho. Nosotros no arriesgamos nada con nuestras denuncias, a diferencia de él, pero así acompañamos a Jean Marc Rouillan en su lucha, una lucha por la dignidad, que es también la nuestra, y exigimos su libertad inmediata.

Actualmente piden la liberación de los encarcelados de Acción Directa más de 3.000 intelectuales y políticos franceses de renombre y docenas de organizaciones de izquierda y extrema izquierda francesa, incluidos grupos cristianos, ecologistas, y el PCF (partido comunista) de la región de Gers "puesto que han cumplido la condena de cadena perpetúa". Esta lista se va ampliando, y últimamente con más organizaciones de Catalunya y el País vasco.

Mientras tanto Jean Marc Rouillan sigue silenciado e ignorado por TV-3, por los promotores de film "Salvador" y por los actores que parece que no se hayan enterado todavía de la historia del MIL

Txema Bofill, Baix Empordà

Dirección electrónica para firmar por la libertad de Jean Marc Rouillan.

http://nlpf.samizdat.net/article.php3?id_article=84

Pero puesto que la perspicacia es el primera arma de los oprimidos/as y revolucionarios/as, no estamos necesariamente desarmados/as en esta guerra tampoco.

(...)

En cuanto a la línea de conducta por tenerse, Albert Goullé, condenado entre los condenados/as, condenado por rebeldía por su participación en el Municipio de París de 1871, nos da a través del tiempo el secreto al recordar lo que escribió a los Jueces encargados de las actuaciones judiciales:

"No reconociéndome ningún criminal, resisto para que no puedan suponerme arrepentido e infligirme el deshonor de su perdón. "

Georges Cipriani, mars 2006

Más info:

http://www.paremoslapeliculasalvador.tk

http://www.action-directe.net

Por Uhuru.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Desobediencia Activa por el derecho a la revuelta de Jean Marc Rouillan, compañero de Puig Antich
02 jun 2006
: Mira, un guarda civil.
BOOUUM!!!!!
Ja no hi ha guarda civil.
Sindicat