Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: corrupció i poder : criminalització i repressió : pobles i cultures vs poder i estats
POLIC�A ASESINA: «Ella le decía ‘asesino, etarra’, y Berrueta le pedía que se fuera y le dejara en paz»
17 jun 2005
Vecinos, comerciantes de la zona y transeúntes que pasaban por el lugar en que murió Angel Berrueta ofrecieron ayer al tribunal numerosos detalles sobre la acción. Varios de ellos vieron al policía con la pistola en la mano, y oyeron a su mujer, Pilar Rubio, gritar «asesino» y «etarra» al panadero de Iruñea fallecido en el ataque.
IRUÑEA.- Los primeros testigos en declarar ayer por el «caso Berrueta» constataron que Valeriano de la Peña bajó de su domicilio con el arma en la mano y remarcaron que su actitud tras efectuar los disparos y salir del establecimiento de Angel Berrueta era de tranquilidad. También coincidieron en señalar que durante la discusión previa que María Pilar Rubio mantuvo con el vecino de Donibane a cuenta de la colocación de un cartel que decía «ETA no», la esposa del policía se dirigió a Berrueta con gritos de «etarra» y «asesino». Un testigo calificó la discusión de «hiriente y agria» por parte de Rubio.

Una de las vecinas de los acusados que el día en que mataron a Berrueta coincidió dentro del portal con el matrimonio cuando bajaban de su domicilio para entrar en la panadería subrayó al jurado que De la Peña «iba callado y llevaba una pistola en la mano» mientras que «ella me dijo que iba ‘a matar a ese hijo de puta’».

De la Peña dijo «ya está»
En cuanto a la discusión que precedió al ataque del hijo y el padre, los testigos incidieron en los insultos que Rubio profirió contra Berrueta. «Llegaba al portal y vi una discusión ya empezada. El objeto era un cartel pegado en el que se leía ‘ETA no’. La mujer le decía ‘etarra, maricón, cabrón’. Me quedé en el centro de la acera clavado. La mujer defendía el papel poniendo la mano. Cuando ella se fue, Angel entró de nuevo en la tienda y me dijo que le iba a poner una denuncia. Me preguntó en qué piso vivía y yo se le dije porque es mi vecina. Tocó el timbre y ella volvió a la misma retahíla de insultos. Ante esa reacción colgó el telefonillo y entró en la tienda. Me quedé en frente del comercio, su puerta estaba abierta. Y vi a los tres corriendo al interior», declaró.
Otra de las personas que compareció como testigo explicó que Rubio le gritaba a Berrueta «tú eres un asesino, un etarra. Angel le contestó ‘vete a casa, déjame en paz’. Cuando la mujer se fue le pregunté a Angel qué había pasado. Nos metimos en nuestras tiendas y a los minutos oí unos chillidos y luego un ‘pa, pa pa’».

Otro de los vecinos de los procesados manifestó que estaba en su casa, justo en una habitación situada encima de la tienda de Berrueta. Explicó que oyó unos ruidos y que se asomó a la ventana, y entonces escuchó a De la Peña decir «ya está». «Lo dijo en un tono perfectamente audible. Me imaginé lo peor y salí corriendo hacia la calle. Me crucé un segundo con ellos, que subían. Ella iba hablando por el móvil. Cuando llegué a la tienda vi a Angel detrás del mostrador, sangrando por la boca pero aún vivo».

Otro de ellos aseguró que una vez que salieron del comercio oyó al agente de Policía decir a su esposa: «Tú cállate, que la culpa de todo la tienes tú».

Uno de los testigos que pasaba casualmente por el lugar afirmó que le llamó la atención «un sonido seco, fuerte, que parecía un disparo (...) Luego sonaron otros tres disparos. Llamé a la Policía. Entonces vi salir a un señor haciendo el gesto de meterse algo en la chaqueta, y entonces me escondí tras un coche».


El juez llama la atención por la actitud contra los testigos
En varias ocasiones, el magistrado llamó la atención a los abogados de la defensa por su actitud hacia los testigos. Estos letrados llegaron a recriminar a algunos testigos que aportaran detalles que no coincidían con los de otros. Las defensas también les inquieron por qué no fueron a declarar antes y tardaron «varías días» en hacerlo. Los acusados, que ayer mantuvieron una actitud más relajada que la del primer día, también hicieron algún que otro comentario sobre los testigos. En concreto, María Pilar Rubio comentó a su hijo en relación a una testigo: «Esa es amiga de Berrueta». -


Los familiares tuvieron que dejar la sala dos veces
A.L. IRUÑEA.- Los hijos de Angel Berrueta, así como varias de las personas que estaban siguiendo el juicio, tuvieron que ausentarse en más de una ocasión de la sala, visiblemente emocionados y llorando. Los momentos más dolorosos se vivieron cuando al inicio de la sesión emitieron un video en el que se veían imágenes del portal de acceso a la vivienda de los tres acusados y el interior de la tienda de Angel Berrueta, después de que se hubieran producido los hechos. El video reproducía el estado en el que quedó la tienda y la sangre por el suelo y el mostrador. La dureza de las imágenes provocó que algunos de los presentes tuvieran que ausentarse y que el silencio que en esos momentos reinaba en la sala sólo se viera interrumpido por llantos.

Aunque tras finalizar esta emisión volvieron a entrar, familiares abandonaron la sala también cuando comenzó a declarar un testigo que relataba cómo encontró a Berrueta. Los acusados no prestaron casi atención al citado video.


Diari Gara, 17 de juny de 2005
www.euskalherria.com

This work is in the public domain

Comentaris

Manifestación: "¡¡Exigimos justicia!!"
17 jun 2005
¡¡Exigimos justicia!!
Justizia aldarrikatzen dugu

MANIFESTAZIOA

18 de junio, sábado, 18h30 desde la Plaza Recoletas (Pamplona).
Ekainak 18a larunbata, arratsaldeko 18:30etan Errekoletak Plazatik (Iruñea).

Angel gogoan zaitugu


Gurasoak
Re: POLIC�A ASESINA: «Ella le decía ‘asesino, etarra’, y Berrueta le pedía que se fuera y le dejara en paz»
17 jun 2005
espanyols aneu-vos-en a casa, deixeu-nos en pau
Re: POLIC�A ASESINA: «Ella le decía ‘asesino, etarra’, y Berrueta le pedía que se fuera y le dejara en paz»
17 jun 2005
Ets un flipat...
I no ets basc.
Sindicat