Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: guerra
Les guerres oblidades (Cat / Cast)
09 mai 2005
Segons Metges sense Fronteres
L'any 2004 va estar dominat, en els mitjans de comunicació, per la guerra de l'Iraq i l'anomenada «guerra contra el terrorisme». Però altres guerres cròniques van seguir provocant milions de morts i grans sofriments de forma silenciosa. Fins i tot guerres militarment acabades segueixen arrossegant les seves conseqüències desastroses sobre la població indefensa.

Colòmbia
El conflicte latent entre exèrcit, paramilitars i guerrilla ha provocat més de 3 milions de desplaçats interns, i la violència és encara la primera causa de mort. Els civils poden ser víctimes d'amenaces, atacs o assassinats. La vida en un estat de por constant també està causant estralls en la salut mental de la població.

Etiòpia
Més del 10 per 100 dels nens nascuts a Etiòpia no passen del seu primer any de vida, i s'estima que un 41 per 100 dels 63 milions d'etíops estan desnodrits. El reassentament de milions de persones en les fèrtils terres baixes ha tingut conseqüències fatals, perquè són zones on el paludisme és endèmic. El país no aixeca el cap des de la guerra civil que va viure ja fa molts anys.

Libèria
La guerra ha acabat, però la crisi continua. Més de 300.000 persones viuen encara desplaçades dintre del país i altres 300.000 estan refugiades fora de les seves fronteres. Els serveis de salut, escassos en les principals ciutats, tot just existeixen en les zones més remotes, i únicament 30 metges liberians treballen avui en aquest país. Les dones continuen sent víctimes de la violència sexual.

República Democràtica del Congo
Els serveis mèdics, quan existeixen, són totalment deficients, la cobertura contra el xarampió tot just supera el 50 per 100 i les pobres condicions de sanejament i la falta d'aigua potable causen freqüents brots de còlera i febre tifoide. Al desembre de 2002 es va signar un acord de pau entre 7 faccions enfrontades, però la situació continua deteriorant-se.

Somàlia
Està devastada per l'anarquia i el caos. El col·lapse del sistema de salut ha afectat particularment dones i nens: una de cada 16 dones mor durant el part, un de cada 7 nens mor durant el primer any de vida, i un de cada 5, abans de complir els 5 anys.

Txetxènia
Les ciutats i els pobles estan en ruïnes, i més de 260.000 desplaçats viuen en condicions terribles, tant a Txetxènia com en la veïna Ingusètia. La majoria de les 539 persones entrevistades per MSF el 2004 havien estat exposades als combats o bombardejos. Más d'1 de cada 5 havien estat testimonis d'assassinats. Cal afegir la repressió constant i les tortures per part dels militars russos.

Uganda
El brutal conflicte ha desplaçat més d'1'6 milions de persones (un 80 per 100 de la població del nord d'Uganda), i ara viuen en condicions miserables. El Lord's Resistance Army ha raptat desenes de milers de nens, per obligar-los a combatre i convertir-se en esclaus sexuals, un temor que provoca que 50.000 nens es dirigeixin cada nit en massa als centres de les ciutats buscant un lloc segur on dormir.
_____________________________________


LAS GUERRAS OLVIDADAS (2004)
Según Médicos sin Fronteras

El año 2004 estuvo dominado, en los medios de comunicación, por la guerra de Irak y la llamada «guerra contra el terrorismo». Pero otras guerras crónicas siguieron provocando millones de muertes y grandes sufrimientos de forma silenciosa. Incluso guerras militarmente terminadas siguen arrastrando sus consecuencias desastrosas sobre la población indefensa.

Chechenia
Las ciudades y los pueblos están en ruinas, y más de 260.000 desplazados viven en condiciones terribles, tanto en Chechenia como en la vecina Ingusetia. La mayoría de las 539 personas entrevistadas por MSF en 2004 habían estado expuestas a los combates o bombardeos. Más de 1 de cada 5 habían sido testigos de asesinatos. Hay que añadir la represión constante y las torturas por parte de los militares rusos.

Colombia
El conflicto latente entre ejército, paramilitares y guerrilla ha provocado más de 3 millones de desplazados internos, y la violencia es todavía la primera causa de muerte. Los civiles pueden ser víctimas de amenazas, ataques o asesinatos. La vida en un estado de miedo constante también está causando estragos en la salud mental de la población.

Etiopía
Más del 10 por 100 de los niños nacidos en Etiopía no pasan de su primer año de vida, y se estima que un 41 por 100 de los 63 millones de etíopes están desnutridos. El reasentamiento de millones de personas en las fértiles tierras bajas ha tenido consecuencias fatales porque son zonas donde el paludismo es endémico. El país no levanta cabeza desde la guerra civil que vivió ya hace muchos años.

Liberia
La guerra ha terminado, pero la crisis continúa. Más de 300.000 personas viven todavía desplazadas dentro del país y otras 300.000 están refugiadas fuera de sus fronteras. Los servicios de salud, escasos en las principales ciudades, apenas existen en las zonas más remotas, y únicamente 30 médicos liberianos trabajan hoy en este país. Las mujeres continúan siendo víctimas de la violencia sexual.

República Democrática del Congo
Los servicios médicos, cuando existen, son totalmente deficientes, la cobertura contra el sarampión apenas supera el 50 por 100 y las pobres condiciones de saneamiento y la falta de agua potable causan frecuentes brotes de cólera y fiebre tifoidea. En diciembre de 2002 se firmó un acuerdo de paz entre 7 facciones enfrentadas, pero la situación continúa deteriorándose.

Somalia
Está devastada por la anarquía y el caos. El colapso del sistema de salud ha afectado particularmente a mujeres y niños: una de cada 16 mujeres muere durante el parto, uno de cada 7 niños muere durante el primer año de vida, y uno de cada 5, antes de cumplir los 5 años.

Uganda
El brutal conflicto ha desplazado a más de 1'6 millones de personas (un 80 por 100 de la población del norte de Uganda) y ahora viven en condiciones miserables. El Lord's Resistance Army ha raptado a decenas de miles de niños, para obligarles a combatir y convertirse en esclavos sexuales, un temor que provoca que 50.000 niños se dirijan cada noche en tropel a los centros de las ciudades buscando un lugar seguro donde dormir.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Les guerres oblidades (Cat / Cast)
09 mai 2005
Ya, y cuando dirá medicos sin fronteras quienes el responsable/s de estas guerras???


Se lo curran sobre el terreno, ven la miseria y la destrucción que hay y no denuncian a los responsables de estas guerras!

a lo mejor es que tienen miedo a dejar de salir en los medios, estos mismos medios que tienen las empresas que no quieren que se sepan los motivos de estas guerras porque saben que estan metidas y son responsables

En Africa, todas estas empresas (que tienen los medios de comunicación) están beneficiándose y manteniendo las guerras comprando materias primas,sobre todo minerales y energéticas a los rebeldes que las extraen.


Estaría bien que indymedia se publicara en la parte central todas las noticias que hay(, que supongo que habrán....)sobre los orígenes de estas guerras y de como los occidentales segimos masacrando a los africanos en esta neocolonización.Ésta bien informar localmente pero quizá no estaría de más hacerlo tambien globalmente


Hay un libro que aclara bastante todo este tema,"el libro negro de las marcas"
"El libro negro de las marcas", de Klaus Werner y Hans Weiss
09 mai 2005
portada-libro-negro-marcas.jpg
Título:
EL LIBRO NEGRO DE LAS MARCAS
Autor: WERNER, KLAUS - WEISS, HANS
Editorial: Sudamericana (en el Estado español lo editó DEBATE)
ISBN: 950-07-2383-2

Reseña: "El libro negro de las marcas", de Klaus Werner y Hans Weiss

El crimen que se esconde detrás de las etiquetas y los logotipos

Pascual Serrano
Habitualmente nos suele indignar que los medios de comunicación no se atrevan a desvelar muchas de las miserias y denuncias de las grandes multinacionales. Su poder como accionistas y anunciantes de muchos medios les permiten impunidad a la hora de salir a la luz la verdad de su actividad económica. Apenas se difunden periódicamente la denuncia de alguna ONG sobre las condiciones laborales en las empresas subcontratadas por esas grandes multinacionales en los países empobrecidos y, casi siempre, omitiendo o dejando para la letra pequeña el nombre de la empresa matriz. Este libro es la revancha contra su poder desvelando todos los trapos sucios que rodean a muchas de ellas.

Mantenimiento y complicidad con sangrientas dictaduras corruptas, financiación de paramilitares que masacran sindicalistas, explotación de menores en interminables jornadas laborales, saqueos de recursos naturales en reservas naturales protegidas, expulsión de poblaciones indígenas de sus ancestrales territorios, masivo deterioro medioambiental y desprecio a cualquier regulación fiscal y laboral son los métodos habituales de las grandes marcas comerciales.

Ellas ingresan millonarias sumas gracias a los consumidores del primer mundo, mientras abusan y explotan en los países pobres donde instalan su producción al margen de cualquier legislación y derecho laboral. Como dicen los propios autores "muchos de los hechos descritos en este libro apenas merecen la atención de los medios de comunicación, porque una gran parte de los crímenes de las multinacionales se producen en rincones olvidados del mundo".

El listado de marcas "infames" empezó siendo liderado en la primera edición de este libro por tres empresas cuyos productos están en la puerta de nuestras casas: la farmacéutica Bayer, la petrolera TotalFinaElf y el restaurante de comida rápida McDonald´s. En la presente edición Exxon Mobil y Mattel (la juguetera de las muñecas Barbie) se han incorporado al triste podium de las tres marcas más miserables.

El libro, además de repasar el lúgubre currículo de 48 marcas líder de diferentes sectores de producción, analiza en ocho capítulos algunos ejemplos indignantes de los métodos de funcionamiento de las empresas y su complicidad con gobiernos e instituciones.

Pero antes de todo ello, los autores hacen algunas precisiones que son muy de agradecer. Dejan claro que han elegido sólo algunas marcas a modo de ejemplo, en especial "a aquellas empresas que disponen de una elevada porción del mercado y que tienen marcas conocidas". "El hecho de que nombremos a Nike o Adidas no significa automáticamente que Asics, Brooks, Fila, New Balance o Puma sean mejores: simplemente han tenido la suerte de no estar tan extendidas", afirman los autores.

Para Klaus Werner y Hans Weiss no existen marcas propiedad de multinacionales que pudiesen integrar un "libro blanco", "cualquier empresa multinacional, que obtiene beneficios sobre la base de la diferencia de ingresos existente entre el Norte y el Sur, mantiene el statu quo en tanto no pague voluntariamente salarios que aseguren la existencia de los trabajadores ni invierta para elevar los niveles sociales y ecológicos". La única excepción serían los productos con el sello de "Comercio Justo".

En la revelación de la información de esta obra han participado grupos de derechos humanos, sindicatos, organizaciones religiosas y periodistas críticos de todo el mundo. Algunos de los casos estudiados han requerido la infiltración de los autores en ese mundo. Así, Klaus Werner se hizo pasar por un comerciante del mineral coltan para destapar el papel de Bayer en la financiación de la guerra en el corazón de Africa que ya se ha cobrado 3’3 millones de muertos. Hans Weiss se hizo pasar por ejecutivo de empresa farmacéutica para confirmar que jefes clínicos de Budapest hacían ensayos clínicos prohibidos con pacientes por encargo de grandes empresas farmacéuticas.

Ante las acusaciones de este libro, la mayoría de las multinacionales han reaccionado remitiéndose a su código de conducta en el que se pronuncian contra el trabajo infantil y a favor de la bondad del mundo. Un código cuyo cumplimiento está supervisado por ellas mismas, algo así como si la inspección de nuestra declaración de la renta la hiciese nuestro asesor fiscal. No se dispone de instituciones independientes que controlen el cumplimiento. En otras ocasiones intentan tapar sus miserias con supuestas obras sociales. Así, el presidente de Mercedes habla de "responsabilidad social", mientras su empresa fabrica minas antipersona prohibidas. O se envían a 120 directivos de Siemens a construir un campamento de verano para niños huérfanos de Alemania y de la República Checa mientras millones de personas del Tercer Mundo se ven desplazadas por la construcción de sus represas o siembra el mundo de peligrosas centrales nucleares. Otras veces, simplemente han mentido como hicieron Bayer, Shell o McDonalds.

Y como no podía ser de otra manera, la obra también incluye propuestas y sugerencias para que la ciudadanía reaccione y asuma un consumo consciente, responsable y crítico.

Tras leer este libro, uno tiene la impresión de que, en algunas ocasiones, el sistema tiene resquicios por los que se escapa la verdad y las miserias de los poderosos. No los desaprovechemos, conozcámoslos y esgrimamos la información necesaria para escupirles a la cara.



"El libro negro de las marcas. El lado oscuro de las empresas globales". Klaus Werner y Hans Weiss. Debate. 2004
Mira també:
http://perso.wanadoo.es/camilofidel/Resenas/05-04-04resena_el_libro_negro_de_las_marcas.htm
Sindicat Terrassa