Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: antifeixisme
La hipocresía de los teólogos de Attac
22 abr 2005
Teólogos de Attac Chile que participan de la estrategia contrarrevolucionaria de la Iglesia Católica de la mano de Sodano "el amigo de Pinochet", critican a Ratzinger por su juventud hitleriana
¿Cómo es posible que estos teólogos asuman con normalidad el trabajo diario que realizan con el Consejo Pontificio Justicia y Paz que dirige el Secretario de Estado Vaticano, Angelo Sodano, conocido como "el amigo de Pinochet"?

Mientras que estos teólogos sigan amamamantándose de la "doctrina social de la Iglesia" que administra elo citado "amigo de Pinochet", sus críticas a Ratzinger por haber militado en las juventudes hitlerianas en su juventud, no son más que ruido de moscas.

Por otro lado, reitero mi posición contraria a que ATTAC, que es un movimiento internacional que se define como democrático, mantenga estrechas relaciones como viene manteniendo y lamentablemente acrecentando con toda clase de "teólogos" y en especial con los vinculados a la llamada "doctrina social de la Iglesia" que administra el "amigo de Pinochet" desde el Consejo Pontificio Justicia y Paz - quien por cierto acaba de ser refrendado en su cargo por Ratzinger- dado que la "teología" es una supuesta "ciencia" que se ocupa de las verdades absolutas, y por tanto, es en todo caso contraria y cuanto menos completamente ajena a la democracia.

Reproduzco a continuación el hipócrita artículo del teólogo contrarrevolucionario de ATTAC CHILE (que se presenta a sí mismo como ecuménico), Alvaro Ramis, el cual critica a Ratzinger, pero oculta su colaboración con el "amigo de Pinochet", que acaba de ser por otro lado ratificado en su cargo de Secretario de Estado y responsable de JUSTICIA Y PAZ por el nuevo jerarca vaticano.

Ratzinger en acción: botones de muestra de su trayectoria

por �lvaro Ramis, teólogo de ATTAC CHILE

Hace sólo cuatro meses atrás, el 13 de diciembre de 2004, Joseph Ratzinger, prefecto de la congregación para la doctrina de la fe, firmó una nueva carta de condenación a un teólogo "desbocado". En esta ocasión el sancionado fue el padre Roger Haight, un jesuita norteamericano, profesor de la Weston Jesuit School of theology y ex presidente de la sociedad teológica católica americana.

Según Ratzinger "las afirmaciones contenidas en el libro "Jesus Symbol of God" del Padre Roger Haight S.J. deben ser calificadas como graves errores doctrinales contra la fe divina y católica de la Iglesia. Por consiguiente, le es prohibido al autor la enseñanza de la teología católica en cuanto sus posiciones no fuesen rectificadas, de forma a estén en plena conformidad con la doctrina de la Iglesia[1]".

El caso de Roger Haight es uno de los muchos ejemplos que ilustran el modus operandi de Ratzinger, que desde 1981 ha encabezado la Congregación para la Doctrina de la Fe. Esta departamento de la curia romana originalmente se llamaba Sagrada Congregación de la Romana y Universal Inquisición, y fue fundada por Pablo III en 1542 con la Constitución "Licet ab initio", para defender a la Iglesia de "las herejías".

Es la más antigua de las nueve Congregaciones de la Curia. Como afirman los documentos de esta misma Congregación, su misión es «difundir la sólida doctrina y defender aquellos puntos de la tradición cristiana que parecen estar en peligro, como consecuencia de doctrinas nuevas no aceptables».

En estos años, los métodos aplicados por Ratzinger para defender a la Iglesia "de las nuevas doctrinas" pueden muy bien aparecer entre las formas de violaciones a los derechos humanos que aplican los estados totalitarios a sus ciudadanos. La persecución y el acoso, en abierta disidencia a la libertad de conciencia que garantiza la declaración universal de los DD.HH. se ha desarrollado bajo Ratzinger de múltiples formas. Bajo su poder han caído desde los renombrados moralistas Bernard Häring y Charles Curran a Ernesto Cardenal, pasando por Gustavo Gutiérrez, Ivonne Guevara, Leonardo Boff, y Edward Schillebeekx, entre otros.

El teólogo español José María Castillo, que ha vivido ese proceso en carne propia, lo describe así: "En la Iglesia nadie tiene derechos adquiridos. Te pueden quitar de párroco, de profesor, de obispo... con un simple escrito, con una llamada telefónica, de palabra. Y no tendrás a quien recurrir, ni contra quien protestar, porque generalmente la orden te vendrá dada por alguien que nadie tiene que ver en el asunto, que es un mandado de otro. Es más, te considerarán mala persona por el solo hecho de no aceptar en conciencia el monitum recibido. Y esto, por desgracia, está siendo el pan nuestro de cada día[2]".

Las consecuencias de esta represión doctrinal nos permiten entender el drama que viven hoy los católicos en el mundo entero: "la situación de discriminación permanente a la mujer en la Iglesia; la situación de muchas comunidades eclesiales que, por falta de ministro ordenado, no pueden celebrar la Eucaristía, a la que tienen derecho; de sacerdotes que reivindican la posibilidad del matrimonio para si; un gran núcleo de hombres y mujeres que, por una orientación homosexual, están llamados a vivir bajo el signo de la soledad toda su vida; la situación de multitud de hombres y mujeres que, divorciados se vuelven a casar, sin poder acceder a la eucaristía o al sacramento de la penitencia si no asumen las condiciones estrictas y estrechas de la Iglesia; tampoco podemos olvidar la situación de multitud de profesores de religión que, por una cláusula en el acuerdo Iglesia-Estado, no pueden pensar en la posibilidad de una estabilidad laboral, ya que su auorización para trabajar depende del permiso del Obispo del lugar....[3]"

En este contexto es alarmante que Ratzinger controle de forma absoluta a La Iglesia Católica. Recordemos que la autoridad papal solo es asimilable a la de una monarquía absoluta. El canon 331 del actual Código de Derecho Canónico afirma que el Papa tiene, «en virtud de su función, potestad ordinaria, que es suprema, plena, inmediata y universal en la Iglesia, y que puede siempre ejercer libremente». Por tanto, no existen límites a la potestad del Papa dentro de la Iglesia.

En el canon 333, párrafo tercero, se establece que «no cabe apelación ni recurso contra una sentencia o un decreto del Romano Pontífice». Más aún, el canon 1404 afirma: «La Primera Sede por nadie puede ser juzgada». O sea, la persona del Pontífice se halla fuera de cualquier fuero, eclesiástico o civil, ya que no hay ninguna autoridad superior a él que pueda juzgarle. Y para que no quede posibilidad alguna de limitar la potestad papal, el canon 1372 dispone que «quien recurre al Concilio Ecuménico o al Colegio de los Obispos contra un acto del Romano Pontífice, debe ser castigado con una censura».

Las palabras de Ratzinger, en el vía crucis de este año, muestran que sus intenciones inquisitoriales están más vivas que nunca, cuando se refirió a "lo que tiene que sufrir Cristo por la suciedad que hay en su Iglesia, en la que se abusa de su palabra". Para limpiar esa suciedad, ¿cuáles serán los métodos elegidos por Benedicto XVI? ¿Serán los mismos métodos de limpieza racial e ideológica que conoció en su juventud, cuando formó parte de las juventudes hitleristas?

[1] Congregação para a doutrina da fé. "Notificação sobre o livro "Jesus symbol of god" do padre Roger Haight, s. j."

[2] José María Castillo. ¿Qué está pasando en la Iglesia?. En Discípulos, revista de teología y ministerio. Abril 2003.

[3] Juan Antonio Chaves León, op. "Derechos humanos en la Iglesia", en Revista del Movimiento Juvenil Dominicano de España.

(*) Alvaro Ramis es teólogo, ex presidente de la FEUC y actual investigador del Centro Ecuménico Diego de Medellín. También es miembro de Attac-Chile.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: La hipocresía de los teólogos de Attac
22 abr 2005
Hombre Jano-Magaledro tu otra vez por aquí!!!!

Yo de Attac paso como de los reformistas, así que no perderé el tiempo en leer tus parrafadas
Re: La hipocresía de los teólogos de Attac
23 abr 2005
Es sabido que lo que escribe Magaledro está obsesionado con conspiraciones de la Iglesia, la cual todo el mundo sabe no tiene ninguna influencia en el mundo porque ya nadie va a misa, y si Bush fue al entierro de Woytila es porque las buenas personas tienen buenos sentimientos, nada más.
Re: La hipocresía de los teólogos de Attac
03 mai 2005
Para Jano Magaledro:
que sepa muy gueón que tengo todo el derecho a expresar lo que se me antoja, a pertenecer a la asociación que se me de la gana y que desde europa no nos va a dar lecciones "de "revolucionarismo" a los que combatimos la dictadura de pinochet. Y que se pudra, Magaledro, Sodano y Pinochet, que son la misma mierda.
Alvaro Ramis, desde Chile
Re: La hipocresía de los teólogos de Attac
05 mai 2005
No doy ninguna veracidad al mensaje firmado por Alvara Ramis: en todo caso, si alguien en ATTAC CHILE considera que "Sodano es la misma mierda que Pinochet", ¿qué hacen trabajando con el CONSEJO PONTIFICIO JUSTICIA Y PAZ? ¿No saben que este Consejo Pontificio está dirigido por Angelo Sodano?

¿Dónde está la coherencia? ¿Cómo se puede alardear de haber luchado contra Pinochet y estar trabajando ahora codo con codo con Sodano? Esto no se entiende ¿no les parece?

¿Cómo se combate una cosa de la mano de los que lo apoyaron?
Re: La hipocresía de los teólogos de Attac
05 mai 2005
Eres increible Magaledro. De donde sacaste que puedo tener alguna relación con el vaticano, con el famoso consejo justicia y paz, o con el Sodano. Pero con lo intolerante y simplón que eres, bien cabe identificar tres nombres: Magaledro = Sodano = Pinochet. Nuevamente desde Chile, aunque no lo creas, Alvaro Ramis.
Re: La hipocresía de los teólogos de Attac
06 mai 2005
¿Cómo un teólogo de ATTAC CHILE se puede preciar de no saber que miembros de la JUSTICIA Y PAZ que dirige Sodano son los que marcan las estrategias buenistas de esta organización en casi toda América?

El profesor J, autor que seguramente conoce el señor Ramis, tiene un buen artículo sobre el papel de la "izquierda buenista o humanitaria" en el desarrollo del capitalismo: reproduzco aquí una parte de uno de los artículos del Profesor J que escribe desde Chile, sobre el tema, publicado el pasado 15 de abril, cuando el propio autor no sabía que el capital iba a optar por la "guerra de exterminio" dando por finalizada su etapa de desarrollo "buenista":

La cuestión es si los buenistas se están dando cuenta de que los que los han subsidiado hasta ahora se disponen a "reducirlos" por el mismo odio de clase que profesan contra los trabajadores

Ahí va la mejor parte en mi opinió, del citado artículo del Profesor J

El nuevo Papa y el ocaso de los dioses.- 15/04/05

Por Profesor J




El nuevo Papa y el ocaso de los dioses

Después de la Segunda Guerra, acabado el reinado de Pío XII, cura caracterizado por su descarada colaboración con el fascismo, el capital había entrado en un proceso de reordenamiento adecuado a sus necesidades... De perogrullo, pero hay que sacarlo del baúl del tiempo y ventilarlo, de otro modo la sociedad del espectáculo y el oportunismo campean como Pedro por su casa.

¿Cuál fue la salida? El Plan Marshall y el fuerte papel del estado como administrador de los circulantes, además, óbvio, del control de la población aturdida por los encendidos discursos patrióticos, de paz y de derechos humanos, temas que no interesaban para nada a las potencias antes de... Ahora, los nazis a la picota y Nuremberg ocupa el centro de la noticia. La quema del Judas. Dos o tres a la hoguera en el show de la democracia para decirnos que el sistema es bueno y sólo se trató de que asumieron las riendas del poder los que no debían... fantasma que queda para el futuro, como luego Pinochet y Schafer, los malvados que echan pelos en la leche, como Collor de Melo en Brasil al que quemaron como corrupto para salvar el modelo. En fin, uno tras el otro, y los diarios venden el más simplón sensacionalismo, como la muerte de Wojtyla, un tipo como otros, sólo que a la cabeza del más poderoso aparato ideológico del planeta, de modo que hay que llenar la fila del funeral, para quedar bien con el siguiente y de paso dar pauta para un empujoncito a los que cortan el queso entre cuatro paredes cerradas a candado.

Así, después de la segunda guerra, entre bombos y platillos, el capital abre su mano a los ansiosos burócratas de la izquierda y se inauguran los frentes populares, truco capitalista para evitar la autonomía de la lucha social. La URSS entrega sus peones firmando los acuerdos de Yalta para el reparto del mundo. La izquierda se vuelca alegremente al Forro de Porto Alegre, perdón, digo al Consejo Mundial de la Paz, donde los humanistas se dan cita para asegurar la ideología corderil y la conciliación de clases.

La URSS convence, no sin reticencias de algunos no tan corderos, al PC italiano de desmantelar el poder popular, como más tarde haría con el PC portugués, desarmar al pueblo y retirarse de las regiones liberadas por los partisanos, que se quedaron con el Bella Ciao en la boca. La película 900 de Fellini es un grito de dolor y de protesta del cineasta por este crimen histórico realizado por el frentepopulismo, donde aparecen estos partisanos desenterrando las armas y las banderas para entregarlas llorando a los camiones del ejército yanqui ocupante.

Vergüenza, traición, estigma. El poder popular transado por los apetitos de poder institucional.
La clase obrera y los pueblos a nivel mundial son sometidos a esta nueva realidad de conciliación.

Los curas, obviamente, para nada iban a poner de cabeza otro fascista como el Pío aquel, aunque candidatos nunca faltan âtienen para todos los gustos y necesidades, no os preocupéis- y escogieron uno acorde con la dinámica del capital, cumpliendo a la altura con su papel de organizar el ganado de ovejas, reubicar a los descarriados y traerlos de vuelta al redil institucional.

Eligen a Juan XXIII que lanza la llamada Doctrina Social de la Iglesia, que obviamente no habrían ni insinuado cuando mandaban a los disidentes a la hoguera ni cuando coqueteaban con el Duce.
Elemental, mi querido Watson. Juanito publica la trilogía de las encíclicas principales que son distribuidas por millones en parroquias, escuelas, periódicos y cuanto medio se les puso por delante: Urbi et Orbe, Populorum Progressum y Rerum Novarum.

Los partidos Democrátas Cristianos, en especial el italiano, el alemán y por estos lados el chileno, así como muchas organizaciones socialdemócratas, sindicales y pastorales, se lanzan a predicar la buena nueva. Aleluya! la verdad ha llegado! Estos textos permitieron seducir mejor a la población laboriosa para continuar manejando las máquinas ây, dicho sea de paso, asegurando la continuidad de la ganancia-
con el favor del estado de bienestar, el welfare state adecuado a la política económica keynessiana y al fordismo en pleno auge. El resultado económico más notable se percibió en el corto plazo en Alemania y Japón, extrañamente los países que habían liderado el llamado eje del mal, algo así como los Claro, los Edwards, los Matte y los Angelini, que pusieron al títere Pinochet para que el muy burro después pagase los platos rotos.

Luego viene la época del fin del modelo, adiós al estado de bienestar y a la política keynessiana, viene el neoliberalismo y la globalización, a Keyness le sucede Friedmann y la Escuela de Chicago, al fuerte rol del estado le sucede el libre mercado, al fordismo el posfordismo, a la estabilidad laboral âdefendida por la doctrina social de la iglesia- le suceden la inestabilidad y la precariedad.

Wojtyla en Polonia capta claramente el mensaje y consigue agrupar desde halcones fascistas hasta troskistas detrás de su protegido Lech Wallesa y el sindicato Solidarnost. Se transformó en la carta papal de la nueva época de fin de la doctrina social, presentándose como firme defensor del libre mercado, ejerce notable influencia hacia países vecinos, en especial Hungría, donde George Soros, hábil empresario, se suma también a la nueva dinámica y emerge después de la caida del muro como uno de los más ingeniosos capitalistas que circula enormes masas financieras evadiendo los estados forzando ajustes y nuevas reglas.

Obviamente era Wojtyla el favorito y eso explica la rara casualidad de que uno o dos que siguieron a Juan XXIII tuvieran vida efímera...

Llegado el polaco a la curia principal, se expande notablemente el trabajo contra la politización e izquierdización de multitudes de curas y monjas honestos que descubren que es posible y pertinente la organización y lucha social extra institucional, aunque la mayoría se inclinó siempre al respeto de las reglas establecidas (de otro modo eran enviados a �frica a hacer apostolado...), en especial los procesos electorales de construcción y manipulación de población cautiva. Se desarrolla fuertemente la línea del rescate de la fé y la Renovación Carismática, en contraposición a dos tendencias que se abrían paso en los curas vinculados a lo social: el marxismo, por una parte, muy arraigado en los curas obreros, y la autonomía, por la otra, mediante el reconocimiento y respeto a la diversidad y aún la posibilidad de surgimiento de nuevas formas de pensamiento y autoorganización donde la espiritualidad es vivida en la comunidad sin necesidad de la verticalidad de un ser supremo, lo que naturalmente para muchos es una grave herejía. Dios me valga!

El capital ha debido enfrentar nuevas formas de resistencia y lucha social, esta vez sin las viejas direcciones de los partidos de izquierda, carentes de un modelo para promover en el marketing ideológico. Seattle, Praga, Gotemburgo, la insurgencia zapatista, las ocupaciones de tierras en Brasil, el resurgimiento de las luchas nacionales, etc. van constituyendo un nuevo panorama de difícil manejo para el poder. Tobin ofrece una fórmula salvadora: cobrar una tasa a la circulación financiera. Ramonet y Cassens recogen el guante y crean Attac, la Susan George, presidenta de GreenPeace, deja gente de su confianza en la ONG y se integra como vice de Attac Francia. Dios los cría...

En Brasil, Lula se especializa en la negociación y conciliación con los empresarios. La alianza con Ramonet no se deja esperar y dan forma al proyecto de la humanización del capitalismo, con la tasa Tobin, hasta tener con qué sustituirlo, es decir, hasta contar con un modelo aceptable con el cual competir, digamos, sin necesidad del capital. Raro, pero así está planteado, por lo que en el fondo no es más que una nueva estrategia reformista y fentepopulista de acceso paulatino al poder. Eso de "hasta tener con qué sustituirlo", además de falso, pues hay propuestas populares, tiende a producir en el campo social un estado de indefensión que les permita a estos humanistas erigirse como salvadores y representantes. Por eso la constitución de bloques de sociedad civil entre ONGs, iglesias y sindicatos. Una nueva modalidad de intermediación con el estado que viene en refuerzo de los alicaidos partidos, que con ese oxígeno se levantan otra vez, aunque con programas miserables de administración del capital y neo conciliación de clases. Así se levanta la nueva ola de frentes populares similar a la pos guerra.

Con esta nueva propuesta proveniente del capitalismo, por lo que Attac no es más que una quinta columna del capital, se lanza el Forro de Porto Alegre con apoyo financiero de la Fundación Ford y se elabora la plataforma de la victoria electoral de Lula.

El papel de la izquierda es acabar con la autonomía social y reordenar la dinámica popular de resistencia en función de la cohesión estatal.
Evo Morales es un claro ejemplo de ello. Es sólo bajo esa condición que el capital ha suministrado financiamiento, contactos, ministros, préstamos, renegociaciones, accesos, etc. a los gobiernos progresistas. Es decir, la izquierda le saca las castaññas del fuego al capital administrando los estados, la economía y controlando a la población. Mejor no podía ser para el capitalismo.
Sindicat