Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: altres temes
Anarquismo sin anarquistas
17 set 2019
48739070757_baea3eef7a_o.jpg
Desde hace un tiempo a esta parte aqui en indy barna ( y no solo) hay un personajillo troskista que con sus varios alias (., aliss, roteta, larrepetit, etc etc) intenta manipular y cambiar la historia y las luchas de lxs anarquistas, algunas veces trae intelectuales burgueses que hace pasar unas veces como anarquistas y otras cono revolucionarixs en general. En otros articulos acusa a los anarquistas de no respetar a las compañeras anarquistas, también que lxs anarquistas no respetan a lxs aborigenes anarquistas y a las negras anarquistas. Otras veces dice que algunas anarquistas estan a favor de las instituciones punitivas y otras todavia acusa a los anarquistas de ser misóginos que defienden el patriarcado. En fin. Una infinidad de sandeces que cuando se le dice de traer una prueba de alguna de sus acusaciones se va por los cerros de ubeda. Eso si es muy anarquista y mucho anarquista pero sin decirlo.....

Casualmente me he topado con un texto que describe muy bien a este tipo de personajes. Como nada de lo escrito tiene desperdicio ahi va el susodicho texto.
------------------------------------------
Anarquismo sin anarquistas

La ofensiva académica postmoderna para desmantelar el movimiento libertario

Grupo Higinio Carrocera (Asturias)

El postestructuralismo y sus ramificaciones posmodernas y relativistas nacidas al calor de la burguesía académica llevan unos añitos tratando desde la teoría y los despachos universitarios de desmontar lo que durante años han construido hombres y mujeres humildes buscando un modelo social emancipatorio frente al Estado y el sistema capitalista.

Estos posmodernos que jamás pisaron una barricada, ni sufrieron la represión por defender unos ideales de igualdad y justicia, tratan con toda su artillería academicista de desmontar el anarquismo o, mejor aún, hacerse un anarquismo a su medida y, en base a su relativismo, desintegrar (¿o deconstruir?) lo que para ellos es el gran relato del pensamiento libertario. Su objetivo es hacer un anarquismo sin anarquistas.

Se han escrito numerosos artículos teóricos defendiendo un autocalificado postanarquismo o neoanarquismo que, a la postre, pretende hacer una nueva lectura del anarquismo más ‘actual’, más posmoderna, que supere a “los clásicos”, pobres almas confundidas que beben del ya superado modernismo y del trasnochado cientifismo como el de Kropotkin.

Se trata de un lobby académico integrado por gente que se cree progre, de ideas avanzadas, muy cercana a los núcleos de mando de Podemos (en España) y que se considera heredera reseteada de los teóricos del anarquismo. Afortunadamente sus tesis, publicadas en sus elitistas foros, apenas calan en las masas trabajadoras que, en cualquier caso no entenderían sus códigos pedantes llenos de conceptos que tratan de vaciar de contenido los principios del anarquismo sin los cuales este movimiento, simplemente, dejaría de existir. Claro que quizás sea lo que busquen nuestros amigos.

Uno de estos artículos ‘de fondo’ que trata de hacer un anarquismo más guay y posmoderno es el de Anahí Méndez e Iván Cicchini titulado con el rimbombante ¿Pos-Anarquismo? Reflexiones sobre la emergencia del pensamiento libertario y su influencia en la renovación de las prácticas anarquistas”. ¡Toma ya!

Méndez y Cicchini, al igual que la mayoría de los autores que citan a pie de página son marxistas renegados que buscan ahora un anarquismo a su medida y vacío. Claro que para ello hay que empezar por renombrar a La Idea y llamarla `posanarquismo’ que no deja de ser un coladero de exmarxistas huérfanos de modelo político y que tratan de meter la cuchara en el anarquismo, cuyos principios no han perdido vigencia y que se han filtrado en los nuevos movimientos sociales. Y por eso ese interés en controlar.

Como no podía de ser de otra manera este texto fue presentado en un congreso académico latinoamericano de Teoría Social en Buenos Aires en 2015. El propio Cichini, defensor del nuevo anarquismo, escribe en un periódico trotskista ‘Frente de Izquierda’ por lo que ya nos va aclarando un poco las intenciones de este nuevo teórico del ‘anarquismo’.

Parten inicialmente estos autores de una definición del postanarquismo como una nueva versión “sin estructuras maniqueas que condicionan y restringen al anarquismo clásico”. Persigue así decir lo que quieren sobre lo que ellos consideran anarquismo para guardarse las espaldas de las críticas y, en un nuevo esfuerzo relativista, buscar la superación de buenos y malos, como si el pensamiento anarquista pudiera desarrollarse en un mundo en el que hay diversidad, tolerancia y debate, obviando que esta sociedad vive en guerra social entre dos bandos, el de los que detentan el poder y la riqueza (una minoría) y los que sufren, son oprimidos y explotados por dicha minoría.

Pero no nos engañan. La pretensión de estos postanarquistas es sintetizar marxismo y anarquismo, algo que por otro lado no es nada nuevo y ya se ha intentado en numerosas ocasiones a lo largo de la historia con escaso éxito porque ambas ideologías son antitéticas, como lo son la libertad y la autoridad. De hecho forjan sus bases teóricas partiendo de una pretendida síntesis de nuestros clásicos como Bakunin, Kropotkin o Malatesta con autores que provienen del marxismo, como Foucault, Castoriadis, Deleuze Holloway o el propio Negri, entre otros.

A partir de ahí empiezan a agitar el cóctel en donde utilizan como base o esencia del mismo a nuestros anarquistas y les dan la chispa con el posmodernismo para conseguir nada más y nada menos que el “renacimiento de la teoría libertaria”. Claro que de esta coctelera no puede salir nada ácrata, sino más bien un destilado autoritario o postautoritario con un nombrecito más light como el gramsciano “construcción de una contrahegemonía”.

El anarquismo no busca el poder, pero eso lo obvian estos posmodernos burgueses que lo que pretenden es darle a sus principios hegemonistas y por tanto autoritarios un tinte libertario, ante el descrédito histórico de las teorías marxistas que derivaron en totalitarismos al servicio de castas y burocracias de los partidos comunistas y leninistas. Ahora les da vergüenza y buscan otra carcasa.

Claro que ese nuevo contrahegemonismo pseudoanarquista que predican es aún una “tendencia” que parte, nada más y nada menos que de Mayo del 68, aseguran.

Pronto, avanzando en este artículo, se quitan la careta y se hacen transparentes, expresando sin tapujos el porqué de su búsqueda de una nueva ideología a su medida. “Con el agotamiento del marxismo-leninismo y la impotencia que manifiestan tanto el trotskismo como otras variantes del marxismo para presentar una alternativa viable y creíble están emergiendo alternativas en el mundo que progresivamente retoman los postulados libertarios”.

Ignoran estos autores que el anarquismo quiere cambiar la actual sociedad y por eso es un movimiento revolucionario que busca la transformación radical, no un nuevo manifiesto comunista revisado y adaptado y un poco más guay que el de los barbudos Federico y Carlos sustituidos en este caso por Negri y Hardt, donde el Manifiesto Comunista del siglo XXI se llama ‘Imperio’.

Muy posmoderno también apelar al uso de herramientas tecnológicas para llegar a la emancipación, como las redes sociales, los móviles o internet que, a su juicio facilitan la “democratización de la información” lo que favorece “la emergencia de nuevas modalidades de resistencia, autoorganización y lucha por la construcción de visiones alternativas del mundo”. Parece que Méndez y Cicchino descubren las formas de lucha usadas, de manera complementaria a otras, desde hace ya algunos años y de manera permanente hasta nuestros días por los anarquistas.

Estos teóricos o gurús creen haber descubierto la luna cuando explican que es necesario hacer confluir a los nuevos movimientos sociales con el anarquismo. Olvidan que dichos movimientos, en gran parte, beben del anarquismo clásico y de sus métodos de organización y lucha, además de compartir sus objetivos de una sociedad autoorganizada y sin Estado y una economía basada en la autogestión y el comunismo libertario.

Claro que a estos posanarquistas no les mola tanto el comunismo libertario como el poder, el entrismo, y la utilización de los movimientos espontáneos de carácter emancipatorio para sus fines partidistas de conquista del Estado. Un caso claro lo tenemos en Podemos, un partido claramente centralista y socialdemócrata que para ser alternativa de otros partidos reformistas manipuló al movimiento 15M para acabar desmovilizándolo a costa de promesas de poder y gobierno. No solo eso, sino que además se quedó con todos los términos clásicos del anarquismo, como la asamblea o el confederalismo vaciándolos de contenido pero añadiéndolos a su fachada posmodernista en donde lo que importa es la cáscara.

No entienden nada de anarquismo Méndez y Cicchini a pesar de pretender ser tan doctos. Bajo su prisma marxista ¿o debo decir posmarxista? creen que los principios libertarios persiguen la “unidad” y la centralidad. Por eso critican la “lógica sectaria” de los libertarios cuando lo correcto según ellos sería el “ensamblaje de los distintos anarquismos”. La esencia del anarquismo está precisamente en su diversidad, en su carácter autónomo y federalista, si se nos permite, en su dispersión por supuesto poco eficaz (como diría Lenin) para la toma del poder. Y ahora ya nos dicen estos salvadores de patrias que el posmodernismo llega para “unificar el movimiento, pero no para mutilarlo”. ¡¡Cómo nos recuerda a los plataformistas de Archinov que buscaban un anarquismo bolchevique centralizado y disciplinado!! Nada nuevo bajo el sol.

Pero no solo los postanarquistas confunden de manera premeditada el panorama del anarquismo sino que además tienen entre sus referentes teóricos a personajes de la talla de Bauman, un sociólogo marxista que formó parte del servicio de inteligencia del Estado polaco (por poner un ejemplo).

Vienen a salvar el anarquismo

Han venido los marxistas fracasados en sus postulados a salvar el anarquismo y claro, como buenos materialistas dialécticos todo lo ven bajo el prisma de las contradicciones que han de ser sintetizadas por una nueva teoría social “que busca ir más allá de los particularismos y dogmatismos ácratas”. Esa teoría social, desde luego será lo que se quiera menos anarquista.

Una teoría social posmoderna que pretende, en base a esta corriente de pensamiento que todo lo invade en la actualidad, que el anarquismo renuncie a sus esencias, es decir las que le conforman como lo que es. Por eso reclaman que el anarquismo se “actualice” y “salga de las paredes de modernidad”. Pero no vamos a hacerlo porque sería renunciar a aquellos ideales de los que nos precedieron en la lucha y que han demostrado que aún están frescos. Y por cierto, muchos de ellos han salido de la “moderna” Revolución Francesa que parió los principios de la igualdad, la libertad y la fraternidad. No queremos actualizarlos porque, al fin y al cabo, no hemos llegado a una sociedad libre, igualitaria y fraterna y por eso seguimos luchando. Somos así de antiguos.

En su retorcida búsqueda de similitudes entre la nueva criatura y el anarquismo, Méndez y Cicchini hacen una lectura sesgada del anarquismo para conseguir que ese acercamiento sea posible. Y entonces su académica precisión científica se va aquí al traste. Así, para estos estudiosos de las ciencias sociales el anarquismo se basa en “la oposición a toda forma de opresión” y entre los medios para lograrlo está “la democracia” (¡horror!, ¿pero no éramos ácratas o neoácratas?). ¿Y el antipoliticismo y antiestatismo?...son solo “otros rasgos” del anarquismo.

Eso sí, a la hora de respaldar y argumentar este nuevo anarquismo democrático destacan que las influencias vienen extramuros del movimiento “provenientes de pensadores ajenos al anarquismo purista”. Es lógico, son autores marxistas (huy perdón, postmarxistas).

El anarquismo, aunque sea post, no existiría sin unos conceptos muy concretos que le dan sustento como son el antiestatismo, el antipoliticismo, el apoyo mutuo, la solidaridad, la autogestión… pero claro, lo más cómodo para quitarse estos elementos esenciales del pensamiento anarquista y encima quedar de molones es decir que los que defienden los mismos son “dogmáticos y ortodoxos”. Es más, se atreven a ironizar sobre los “sagrados principios fundadores”. Pues claro amigos, estamos hablando de anarquismo no de marxismo.

Se sorprenden estos descubridores del nuevo anarquismo que estos principios impregnen movimientos sociales actuales como el zapatismo, las acciones directas contra la globalización, las asambleas multitudinarias, la autogestión obrera en algunas fábricas de Argentina, la creación de zonas autónomas de inspiración ácrata en Exarquía (Grecia), el 15M en España o el Occupy Wall Street en Estados Unidos, el confederalismo democrático de los kurdos... Para estos autores estas manifestaciones provienen del neoanarquismo,. no del anarquismo, cuando la filosofía que inspiran estos movimientos es la de siempre del anarquismo. Quizás es que cuando estos principios ya antiguos en el movimiento libertario se pusieron en práctica nuestros nuevos anarquistas estaban demasiado ocupados en conspirar en los comités centrales de sus organizaciones leininistas y no se enteraron. Estos movimientos sociales actuales maman de la tradición libertaria y no de una teoría neomarxista pergeñada desde la burguesía académica.

Querer atribuir a estos movimientos de carácter revolucionasrio y anarquista un sello postmoderno es vomitivo, aunque no sorprendente, pues el marxismo y ahora el postmarxismo siempre se caracterizó por acaparar y manipular las luchas sociales para su propio beneficio. Es un parasitismo histórico al que ya estamos muy acostumbrados.

Avanzando en el artículo un nuevo párrafo nos da nuevas claves de quiénes están detrás de este proyecto. Lo reproducimos textualmente: “en las universidades el interés por el estudio del anarquismo va avanzando y es de allí de donde emerge la sugerente reflexión post anarquista” dicen. Ninguna propuesta emancipatoria o pretendidamente emancipatoria, máxime cuando se pone el apellido de anarquista surgirá nunca de la Universidad, del poder académico, sino del pueblo y de las clases trabajadoras. Y sí es así, como en este caso, ya nos dice claramente que su génesis es burguesa.



Parasitando métodos

Méndez y Cicchini, además de burlarse de la “gloriosa tradición” anarquista no buscan realmente un anarquismo para el siglo XXI, sino aprovecharse y parasitar los métodos, que no los fines, del movimiento libertario en su propio beneficio. Insisten en salvarnos de nuestras “disputas estériles” para poder “dilucidar” lo que tienen en común lo que ellos llaman neoanarquistas y postanarquistas.

Acaban así inventándose un pseudoanarquismo que parte de teóricos postestructuralistas como Derrida o el propio Bifo, un defensor de las instituciones y del parlamentarismo. Es lógico, por otra parte, que estos sintetizadores busquen acabar con el anarquismo clásico pues en su ADN llevan el antiesencialismo. Y es que cuando se quiere eliminar del anarquismo su esencia, es decir su carácter revolucionario y antiestatista, desaparece el anarquismo.

El análisis de estos militantes ‘posts’ no deja de sorprender y denota, además, un gran desconocimiento del pensamiento anarquista. En base a su postestructuralismo que no deja títere con cabeza parten de que el anarquismo debe ser superado porque es un producto de la sociedad moderna en su etapa de desarrollo industrial. No es cierto. El anarquismo como tal empieza antes de la Revolución Francesa, se desarrolla en la misma y se perfecciona y amplía en la revolución industrial. Pero sus antecedentes se pueden buscar a lo largo de la historia, ya desde los cínicos griegos, como Diógenes de Sínope. Les recomendamos a estos autores que profundicen más en la Revolución Francesa de la mano del gran Kropotkin, cuya magna obra La Gran Revolución, explica cómo, al igual que años después ocurrió con la Revolución Rusa, los elementos más cercanos al anarquismo que buscaban el fin de la propiedad y el reparto justo de la riqueza fueron aniquilados por la burguesía y los bolcehviques respectivamente. Con esta lectura, ambos autores se cercionarán de que el jacobinismo y el vanguardismo fueron siempre de la mano de los marxistas y nunca de los anarquistas. Además incluyen como una objeción para su pretenciosa síntesis con el marxismo los “fuertes contenidos morales” del anarquismo, como si los mismos fueran una rémora para nosotros. Claro que les entendemos por su relativismo posmoderno y también por sus simpatías marxistoides, en donde ya sabemos que el fin justifica los medios. Pero nosotros siempre tratamos de ser muy éticos en la teoría y la acción y tenemos hasta todo un tratado del mismo Kropotkin.

Otro error en su análisis del anarquismo es creer que el Estado como causa principal de la dominación política “era algo muy común en el pensamiento libertario”, cuando junto al anticapitalismo es un elemento esencial. Para los anarquistas el Estado no es el Gobierno y los poderes judicial, ejecutivo y legislativo. El Estado lo impregna todo y sus instituciones son múltiples, también los psiquiátricos, las cárceles y las escuelas.

El caso es que llegados a la parte final del artículo nos resumen estos dos “investigadores” lo que es el postanarquismo. Entonces uno se da cuenta de que los elementos que le dan consistencia y su “gran potencia”son precisamente… ¡los principios anarquistas de toda lavida!: “la autoliberacoón, la prefiguración de un nuevo mundo, las relaciones de poder, la concordancia con medios y fines, la fuerte oposición a todas las formas de autoritarismo..”. Resumiendo, el post anarquismo es el anarquismo pero sin anarquistas que han sido sustituidos con marxistas “abiertos”.

Explican, por último, que aparte de los principios, los métodos y formas de lucha que adquieren los nuevos movimientos sociales son propias del “neo-anarquismo”. Méndez y Cicchini desconocen (o lo obvian para barrer para casa) que la acción directa, la organización asamblearia, la inexistencia de líderes y portavoces, el consenso, el sabotaje… son maneras de actuar del anarquismo de toda la vida y cuya eficacia y frescura en las luchas actuales demuestra que no hacía falta ningún neoanarquismo para salvarnos. Para este viaje no hacían falta estas alforjas.

Soberbia y cinismo (del malo, no del griego), es la lo que caracteriza a estos ‘post’ y ‘neos’, que se quieren quedar con lo que hemos forjado en nuestra heroica historia contra el Poder y la Autoridad. Ahora llegan cuatro profes embebidos de Foucault y declaran pomposamente que tienen la llave para que anarquismo se salve.

Rezuman reformismo en su artículo, llegando al atrevimiento de decir perlas como esta: “no hay una distinción fuerte entre luchas reformistas y revolucionarias. Aquí la revolución se entiende como un proceso reflexivo”. Que se lo digan a Bakunin, que hacía la revolución en la barricada, mientras sus contemporáneos Marx y el millonario Engels, su padrino, “reflexionaban” en sus cómodos sillones sobre cómo emancipar a la clase obrera.

Para más inri justifican la existencia de luchar “dentro del sistema” utilizando a la vez “el éxodo, la creación de espacios autónomos y de contrapoder para resistir y avanzar”. ¡Huy, como nos suena a Podemos!.

En definitiva, los academicistas postestructuralistas, ‘neos’ y demás burgueses tratan de invadir nuestro barco echándonos por la borda a los anarquistas y, de paso, nuestras ideas. Hemos de estar alerta de estos acróbatas de palabras y conceptos que persiguen enredar para manipular y controlar los movimientos sociales y populares en los que carecen de presencia.

El postanarquismo es el coladero de los marxistas desplazados o renegados con el único objetivo de seguir controlándolo todo. Como la peste y desde sus cuarteles generales situados en las universidades del mundo tratan de redefinir todo y echar una palada de tierra sobre las luchas de años de sufrimientos, muertes, experiencias revolucionarias, despreciando desde su soberbia burguesa el corpus doctrinal que de abajo arriba se fue forjando y perfeccionando en ateneos, escuelas racionalistas, sindicatos, asambleas, congresos y otros foros donde trabajadores y trabajadoras del mundo fueron forjando unas ideas para poder construir un mundo nuevo.

Texto original en:
http://www.alasbarricadas.org/noticias/node/42148

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Anarquismo sin anarquistas
18 set 2019
Ja, ja, ja, ja, ja..., muy buen texto acompañado de una entradilla llena de falsedades, a cuyo autor, podría aplicarse perfectamente lo que dice el texto que le acompaña.

Para empezar, le reiteraré que sólo soy hoy "troskista" en sus fantasías. Días atrás, en sus fantasías era una "pequeña burguesa". En sus fantasías también, parece que me defino como "anarquista"..., pero todo eso sólo ocurre en sus fantasías, porque la realidad es bien distinta.

A diferencia de usted que se ha autoproclamado "anarquista" en diversas ocasiones, yo no recuerdo haberme definido como tal. Por tanto, usted miente con una premeditada intención que desvía y distrae hacia la descalificación personal, sin argumento alguno que la sostenga, valiéndose de acusaciones falaces y desviando la atención de sus evidentes intenciones.

He repetido en numerosas ocasiones que los textos que comparto, y que no suelen ser de mi autoría, y los comentarios que hago, son con el nick "Aliss" y esos otros nicks de los que usted habla y que, ¡oh! maravillosa coincidencia, también mencionan, también han mencionado algunos de sus camaradas de la manada patriarcal de esta web, los he leído por primera vez en sus comentarios acusadores y descalificadores. Y tampoco es una casualidad que algunos de ustedes se hayan reconocido estar en euskalherria y relacionen esos nicks con el cierra de una web que ni tan siquiera sabía que existía. Quiero decir que esos nicks los han traído ustedes aquí y por tanto, ustedes son sus autores pues para mi eran completamente desconocidos.

Sí que es cierto que he mencionado que hay anarquistas partidarixs de colaborar con instituciones punitivas, y ante el reclamo de pruebas, les he dejado algunas muestras y evidencias, como por ejemplo la colaboración con el gobierno de la república, algo que ninguno de ustedes ha podido negar, como tampoco pueden negar que hay personas que se dicen anarquistas, que han llegado a acuerdos con instituciones para, por ejemplo, gestionar espacios...

¿Cuál es el problema en estas afirmaciones? Interpreto que ustedes consideran que difamo a los y las anarquistas en general, y eso es tremendamente falso porque simplemente señalo hechos puntuales que no juzgan a nadie, sino que ponen en evidencia que los y las anarquistas utilizan diversas estrategias, algunas incluso parecen contradictorias, pero eso solo el tiempo lo dirá y no yo. Cuando he expuesto ejemplos, no he hecho juicios de valor al respecto, independientemente que comparta o no la estrategia, pero de eso ustedes elaboran sus difamaciones solo en base a sus fantasías porque, como explica el texto, ustedes se creen que tienen que "salvar al anarquismo", pero el anarquismo ni necesita a quienes son como ustedes, ni me necesita a mi...

Es muy adecuado e interesante el texto que usted ha publicado porque precisamente llevo tiempo diciendo que ustedes justifican sus medios en nombre de los fines, y a eso alude el texto cuando se refiere a "parasitar los métodos".

Le recordaré que uno de ustedes me proponía entra en un debate, falso debate, sobre las cuotas de poder o los méritos en el feminismo. Mi negativa a debatir sobre esta cuestión fue clara y rotunda, pues estoy contra toda forma de poder, y por eso también estoy en contra de las formas que ustedes expresan, siempre amparándose en la superioridad moral, ideológica, numérica, etc... En no pocas ocasiones han menospreciado mis comentarios con el único tremendo argumento de que yo "no tenía ni idea..." Entendería que ustedes, que dicen tener idea, explicaran en qué se basan, y no solo en afirmar una y otra vez que ustedes son anarquistas y que llevan muchos años de luchas a sus espaldas. Como currícula es penosa, pero como argumento no muestra más que su desprecio.

Como le decía, el texto que usted aporta es muy oportuno, pues se refiere a esa pulsión autoritaria cuyo "único objetivo es seguir controlándolo todo". Uno de ustedes, no sólo se creía que se dedicaba a "salvar al anarquismo" diciéndome lo que podía o no podía publicar o diciéndome que me fuera a publicar a otras páginas, sino que además ustedes CONTROLAN todo lo que publico porque hasta el momento, a mi no me han podido controlar como les hubiera gustado.

Para ir concluyendo, el texto también se refiere a las universidades, y ese ha sido también uno de sus recursos para descalificarme, cuando personalmente no tengo relación alguna con ese ámbito.

Y como conclusión, el texto tiene una parte muy significativa en la que se refiere a lxs "ateneos, escuelas racionalistas, sindicatos, asambleas, congresos y otros foros donde trabajadores y trabajadoras del mundo fueron forjando unas ideas para poder construir un mundo nuevo" En mi opinión y por sus modos e ideas expuestas, tengo la certera intuición de que ninguno de ustedes está vinculado a ninguno de esos espacios donde se construyen esos nuevos mundos. Sus ideas son las del engaño de siempre.
Re: Anarquismo sin anarquistas
19 set 2019
Has traido textos de intelectuales burgueses haciéndolos pasar como anarquistas como la concejal de podemos, por ejemplo, que decías que era anarquista. Otros eran profesores de universidad que tu presentabas como revolucionarios.

Estoy esperando a que traigas pruebas de:

1) "los compañeros anarquistas que no respetan a las compañeras anarquistas";

2) "los compañeros anarquistas no respetan a los aborigenes anarquistas";

3) " los compañeros anarquistas no respetan a las negras anarquistas";

4) aparte de la que fue ministra y en su tiempo ya fue contestada por lxs anarquistas de la epoca. A ver. Trae una prueba que diga que "hay mujeres anarquistas que estan a favor de las instituciones punitivas". Vivas, como te lo he preguntado muchas veces. Para poder revatirlas;

5) Que "anarquistas (nombres) son misoginos y defienden el patriarcado"?

A ver. Trae las pruebas. Y pruebas no son acusaciones genericas y difamaciones varias como haces siempre.

Si un cs trata su legalidad ( y yo no estoy dehacuerdo) eso no es estar a favor de las institucipnes punitivas. Deja de confundir las cosas adrede. Pero eso para ti es imposible. Todos tus comentarios son una mezcla de difamaciones, mentiras y falsas acusaciones. Quien te critica segun tu es un misógino o policia, asi que no hay nada mas de que hablar contigo.

Por el resto del texto. El texto es tu vivo retrato.
Re: Anarquismo sin anarquistas
20 set 2019
Ja, ja, ja, ja, ja...

A usted no le interesan las "pruebas". Usted no hace más que asumir un trabajo policial, acusándome falsamente de mil cosas, manipulando mis palabras y reclamando nombres.

Publiqué varios textos sobre mujeres libres. y uno de ellos estaba escrito por una mujer que posteriormente fue concejala de Podemos, pero es completamente falso que la hiciera pasar por anarquista. Esta es una muestra más de sus manipulaciones intencionadas.
http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/525372

Usted manipula muy torpemente. De esos textos sobre mujeres libres, uno de ellos estaba escrito por historiadoras afines y con testimonios de las propias mujeres que fundaron mujeres libres. Usted negó la existencia de historiadoras afines al anarquismo, y las tachó de "intelectuales burguesas". ¿Ignorancia de su parte...?, ¡no manipulación!

Aquí le dejo un texto de mujeres libres de Madrid. Fíjese con qué lema concluyen su escrito:
http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/492027
"Siempre anarquistas, siempre feministas". Ustedes han negado insistentemente la existencia de alguna organización de mujeres anarquistas que se llamaran feministas o anarcofeministas, y pese a mis explicaciones y los documentos aportados, sus respuestas han sido los insultos por argumento.

He publicado textos extraídos de páginas que se dicen anarquistas, libertarias o que se denominan de desobediencia informativa , pero eso a usted le ha importado poco o nada para seguir sosteniendo que eran "intelectuales burgueses", algunos incluso decían ser militantes de CNT. Y sí, he publicado algunos textos que aparecían en medios de comunicación burgueses o de intelectuales burgueses, pues no soy una sectaria dogmática y personalmente lo que me preocupa, no es quien lo publica o lo escribe, sino lo que se dice en los artículos.

Usted, conjuntamente con sus dos o tres camaradas de la manada patriarcal de esta web, hicieron un falso llamamiento para la defensa del debate, ante el boicot de un blog en el que se colgaban vídeos o textos de contenido misógino, con el que decían pretender cuestionar el feminismo.

Se ha demostrado que su llamamiento al debate era totalmente falso, y que lo único que pretendían era que esos vídeos y textos tuvieran difusión. Yo no he hecho más que revertir la situación colgando textos de contenido feminista, la mayoría de los cuales, avisaba que no compartía.

La respuesta por su parte (la de la manada patriarcal de esta web) no fue debatir sobre el contenido de esos textos, sino la pura y dura descalificación con continuos insultos hacia "la mensajera", llegando incluso hasta la amenaza y el intento de exclusión de esta web de publicación libre.

Ahora saldrán diciendo, como han hecho otras veces al visibilizar y denunciar sus actitudes. que me "victimizo", pero esa no es más que otra de sus muchas mentiras. Ustedes, por mucho que me acosen, no me intimidan. ¿Recuerdan cuando uno de ustedes dijo que sabían donde vivía y que no les costaría hacerme una visita?

Cuando leí esas palabras empecé a "temblar" de risa.

Estas son solo algunas pocas de las estrategias que han utilizado durante años. Ahora me sale con una serie de preguntas que ya me ha hecho en otras ocasiones y que le he respondido extensamente. No como usted quería, pues, su instinto policial me reclama que dé nombres. No soy como ustedes que graban una asamblea sin que las personas que participan lo sepan, y luego hacen pública esa grabación para instrumentalizarla...

Otra de sus burdas estrategias es difundir falacias sobre un documento que publiqué acerca de mujeres libres, al que como no podían argumentar en su contra más que con mentiras, "alertaron" que no se abriera porque contenía un virus... Patético y estúpido, pues quien decía eso, lo hacía desde el ordenador que supuestamente se le había "contaminado".

Sobre sus reiteradas preguntas, le remito a que me muestre literalmente las palabras que he dicho, pues ya es muy habitual en usted la manipulación de lo que escribo.

Lo que he expresado, no lo he hecho extensible a todos y todas las anarquistas como usted pretende dar a entender, sino en el sentido de que hay personas que se dicen anarquistas (como ustedes los señores de la manada patriarcal de esta web), y que sus actitudes son misóginas y patriarcales.

Sostengo que defienden el patriarcado porque ustedes, la manada patriarcal de esta web, han publicado y apoyado textos que venían a concluir cosas como que "la violencia no tiene sexo", lema que hemos visto que han suscrito sus correligionarios en ideas de VOX.

Precísamente cuando hicieron semejantes publicaciones, como también la de la violencia doméstica, se les avisó que era parte de la ideología ultraliberal. Sin embargo algunos de ustedes las suscribieron y alentaron activamente, colgando links de webs declaradamente misóginas del estilo "hazte oir".

Pero volviendo a las pruebas que usted no quiere entender, ni reconocer. La pregunta sobre "los compañeros anarquistas que no respetan a las compañeras anarquistas", solo tiene que recordar los centros sociales okupados en los que se han reproducido actos de ese tipo. Que usted lo desconozca no es porque no se hayan producido, sino que probablemente usted ha preferido mirar hacia otra parte.

La pregunta sobre "los compañeros anarquistas que no respetan a los aborigenes anarquistas" o a las personas negras anarquistas, si usted estuviese interesado en la verdad, habría encontrado textos de grupos anarquistas formados exclusivamente por personas negras. ¿Se pregunta cuál puede ser el motivo? Uno de los anarquistas que se vió en la necesidad de crear uno de esos grupos, la explicó responsabilizando al racismo existente entre algunos anarquistas blancos. ¿Entiende por qué hay mujeres anarquistas que prefieren organizarse en grupos exclusivos de mujeres? ¿Se le ocurre cuál puede ser el motivo...?

Sospecho que para usted esto no será una prueba, y no me sorprende, pues llevan tiempo difundiendo estupideces como que "el antifascismo es parte del sistema fascista" o que "el antiracismo es parte del sistema racista"... Desde esa lógica, para ustedes será imposible reconocer su racismo, su misoginia, su patriarcalismo... En definitiva, llevan tan impregnado dentro de ustedes los sistemas opresivos que los consideran como "naturales" y son incapaces de distinguirlos como opresivos. A todo eso ustedes lo llaman anarquismo, un anarquismo, como diría uno de ustedes, "de hombría de bien".

Lo que he dicho es que hay anarquistas, tanto hombres como mujeres, que han participado o colaborado con instituciones punitivas, aclarando que entiendo como punitivas, instituciones como la enseñanza, la explotación productiva, las instituciones psiquiátricas o de salud mental, las que encierran o tutelan a lxs consideradxs menores, a las penitenciarias, judiciales, familiar, sindical, etc... ¿Entiende la diferencia entre "estar a favor" y "participar" o "colaborar"? ¿Entiende ahora que si una okupa negocia su legalidad con algún organismo estatal o de gobierno, lo está haciendo con una institución punitiva? ¿Quienes desalojan, no forman parte de una institución punitiva? Y no me refiero solo a las fuerzas policiales, pues con ellas no se va a negociar, sino a quienes dan las órdenes de aplicar la represión del desalojo. Las instituciones estatales y de gobierno, son todas punitivas. El resto de instituciones lo son en mayor o menor medida, pues todas proyectan y reproducen las formas opresivas e ideológicas sistémicas.

También le he repetido varias veces que no le voy a dar nombres, que es lo que usted parece interesarle, y por ello le he sugerido que mire en su entorno, y muy especialmente en el de apoyo a presxs que parece que usted participa en él, y podrá comprobar como hay quienes diciéndose anarquistas, llevan propuestas de actividades a las prisiones..., algo completamente distinto a entrar en la prisión para denunciarla. Y cuando expreso esto no lo hago como juicio de valor, sino como la constatación de un hecho que no se puede negar.

Sobre ""anarquistas misóginos y patriarcales, aunque ya se la he respondido en su primera pregunta, estoy dispuesta a hacerle una ampliación, pues puede que usted y yo no tengamos la misma noción de misoginia o patriarcado. De nuevo le recordaré que no me refiero a todos y todas las anarquistas, sino a aquellas personas que, diciéndose anarquistas, como usted mismo, han dado muestras evidentes de sus actitudes misóginas y patriarcales

¿Qué le parece a usted que, cuando se habla de un hecho, una persona los explica sin mencionar a las mujeres que han participado en él y sólo señala a los hombres? ¿Que le parece si al hacerle notar esa cuestión, esa misma persona que no mencionó a las mujeres, en vez de reconocerlo, disculpa y justifica su olvido.

¿Qué le parece a usted que, cuando se supone que una acción es "reprobable", se señale su autoría a una mujer, obviando o ocultando que la realizó un hombre? ¿Qué le parece a usted si al señalarle el error, esa persona en vez de reconocerlo, se reafirma?

¿Qué le parece a usted utilizar un documento para estigmatizar al feminismo, ocultando que es falso? ¿Qué le parece a usted si al descubrirle que es falso, la persona, en vez de reconocer la ocultación, responde reafirmándose?

Usted, y sus camaradas de manada patriarcal de esta web, dicen ser anarquistas, pero han dado sobradas muestras de misoginia recurriendo a estrategias como las señaladas anteriormente.

Usted concretamente, eludió nombrar a Kasilda, cuando lo que se comentaba era algo que habían realizado ella junto con Likiniano.

Usted también dijo que la cosa más revolucionaria que había hecho Marussia Bakunin, fue pasear un perro grande, sin aceptar que no se trataba de un perro, sino de un gallo, y que no fue Marussia quien lo paseaba, sino su joven sobrino Renato, algo que quedaba totalmente claro en el texto.

Fíjese que casualidad, usted se justificó con la excusa de que Marussia era una burguesa que no había movido un dedo contra el régimen fascista que asesinó a muchos anarquistas.

Le voy a poner un ejemplo para intentar que se entienda, no usted, que ya me ha demostrado que no tiene ningún interés en entender y mucho menos comprender.

Usted y alguno de sus camaradas de la manada patriarcal de esta web han hecho alarde de tener ya una edad, tanto en la militancia anarquista, como en la vida... ¿Me pregunto si usted vivió en tiempo de la dictadura de su país, esa que asesinó a miles de personas revolucionarias o las envió al exilio?. ¿Qué le parece a usted las personas que, en México por ejemplo, o en Francia, dieron asilo a todxs esxs exiliadxs de la revolución que consiguieron poner a salvo sus vidas? ¿Qué le parece a usted la labor de Kasilda y Likiniano al dar asilo en su casa a quienes pretendían crear un movimiento de liberación vasco y a los que, Kasilda y Likiniano respondieron, "os estábamos esperando..."? ¿Son para usted todos burgueses...?

Como decía, desconozco si alguno de ustedes vivió bajo la dictadura de su país, ¿qué hicieron...? ¿Dieron cobijo a refugiadxs que huían de la persecución de la dictadura? ¿Se levantaron en armas contra el dictador y su despotismo?

Por lo que he leído, hubo anarquistas que entraban por Francia, con la finalidad de acabar con la vida del dictador. Esos anarquistas tenían contactos en el país bajo la dictadura. ¿Le parece a usted que esos contactos en el país eran burgueses?

El texto de Marussia estaba extraído de un portal libertario, pero usted insistía que la autoría era de un intelectual burgués. Cuando sus calumnias se pusieron en evidencia, entonces dijo que se refería a que la intelectual burguesa era Marussia, no el autor.

Además afirmó falsamente que yo intentaba hacerla pasar como una revolucionaria y como anarquista, cuando usted sabía perfectamente que el texto no era mio, y aún así llegó a insinuar que lo había escrito yo.

El texto dice claramente que Marussia no era anarquista, y nunca la puse como ejemplo de revolucionaria, de hecho hasta el título del artículo, hacía referencia al peso de llamarse Bakunin hablando de "un embarazoso apellido", entiendo que por no alcanzar la expectativas revolucionarias que se esperaban de su hija.

Para usted no tuvo ningún mérito que en esa época, una mujer estuviera dando clases en una universidad, sólo que vivía bajo el fascismo, trabajaba para él y según usted, "lo más revolucionario que hizo, fue pasear un perro grande", como he dicho anteriormente, una mentira descomunal.

Son ustedes, los auténticos manipuladores, quienes me llaman a mi manipuladora y un montón de insultos más, pero ya les he dicho en infinidad de ocasiones, que no ofende quien quiere, sino quien puede, y ustedes han escalado tal grado de miserabilidad, que todos sus intentos de múltiples maneras de intimidación, me producen risa.

¿Aún quiere que le diga quienes que se dicen "anarquistas son misóginos y defienden el patriarcado"? La pregunta que usted dice que he afirmado, está mal redactada intencionadamente. Me he referido a "aquellos que se dicen anarquistas", no a los y las anarquistas... ¿Entiende las diferencias, o no le interesa entenderlas para seguir haciéndome las mismas preguntas dentro de dos diez o siete semanas, afirmando que no se las he contestado?

Yo no les acuso, sino que visibilizo sus miserias y señalo de dónde proceden. Entiendo que usted no se quiera ver reflejado en el texto que ha compartido. Su arrogante amor propio, su sectarismo y dogmatismo autoritario no se lo permiten. Pero les recuerdo que quienes han salido en defensa del anarquismo, "el verdadero" o "el puro" como dice alguno de ustedes, no he sido yo, sino usted y sus camaradas de la manada patriarcal de esta web.

¿Cuánto tiempo han pasado acusándome de que les llamaba violadores...? En su mente, la únicas manadas posibles, son las de esos indeseables, pero hay otras manadas tan indeseables como esas, por ejemplo las de acosadores. Y eso es a lo que ustedes dedican parte de "su tiempo libre" en esta web.

Ustedes se han pasado meses mintiendo por activa y por pasiva. ¿Cuántas veces han comentado entre ustedes que me iban a ignorar...? Unas cuantas. Pero aquí están otra vez más... Lo suyo es acosar, difamar, manipular, mentir..., y decirse anarquistas, y usted ha afirmado en más de una ocasión que lo hace "en defensa del anarquismo y sus compañeros anarquistas". Si no se reconoce en el texto, es para no sentir desprecio de sí mismo.

Y les voy a aclarar otra cuestión con las que ustedes siempre intentan crear confusión. Cuando en alguna ocasión he expresado que no me definía como anarquista, pero me identificaba con ideas anarquistas, en ningún momento me refería a las ideas que comparten ustedes, los señores de la manada patriarcal de esta web.
Re: Anarquismo sin anarquistas
22 set 2019
Vamos que no traes pruebas de tus acusaciones. Esto quiere decir que eres un charlatán. Primero acusas a lxs compañerxs de todo tipo de cosas y cuando se te dice de traer pruebas no las traes. Y sabes por que no las traes?. Por que son mentira. P9r mi parte he acabado de hablar con un charlatán como tu.
Re: Anarquismo sin anarquistas
22 set 2019
Antes de nada 3 apuntes:

1) No has traido ninguna prueba, solo mas acusaciones genericas;

2) he conocido gente que miente descaradamente pero como tu nunca y es que además mientes mal;

3) tu no eres anarquista.


Decir que las anarquistas negras se
relacionan entre ellas por que "algunos blancos" son racistas demuestra que no tienes ni idea de las ideas anarquistas. Mira, lxs anarquistas nos organizamos o juntamos por afinidades y no por otra cosa. A ver si ademas de traer textos anarquistas los lees un poco asi te informas....

Cuando no hay argumentos buenos son los insultos ese debe ser tu lema por que llamar manada patriarcal y policia a quien te critica indistintamente demuestra tu poca honradez como eica, no digamos ya como persona.

Nunca he hablado del texto de mujeres libres, ni para bien ni para mal y decir que yo he comentado algo al respecto es mentir. Cosa muy normal en ti.


Las 5 preguntas que te he hecho y las pruebas que tendrias que traer estan entre comillas por que son tus palabras y anormalmente quien acusa de algo a alguien lo tiene que demostrar cosa que tu hasta ahora no has hecho. Ni harás por supuesto por que son todas de tu invención.

Dices: " sí, he publicado algunos textos que aparecían en medios de comunicación burgueses o de intelectuales burgueses" vaya hasta ahora has negado siempre este hecho y has llamado policia, etc etc a quien te lo decia ( uno era yo) que ahora reconozcas este hecho no es ningun merito sino una constatación de que lo que haces y dices es de un burgues reformista.


No. Tu no has dicho que hay anarquistas que han colaborado con las instituciones punitivas ( menudos anarquistas...) tu has dicho y te lo recuerdo otra vez, que hay (no que ha habido) mujeres que estan a favor de las intituciones punitivas, asi que no inventes palabras o conceptos y trae las malditas pruebas de una vez....que no podras hacer, por supuesto. Y lo ya dicho, viva o vivas para poder rebatir.

Yo no he hecho con nadie ningun llamamiento a ningun debate. A ver, trae el texto donde yo digo eso. Mintiendo una vez más como de costumbre.

Sobre el hecho que dices que alguien dijo que te visitarian sabes quien fue asi que vas y se lo dices a quien lo dijo yo no hago el alcahuete. Tienes que decir que te amenazaron para justificar tus tonterias?. Varias veces me has acusado de esto y de otras cosas, todas las veces te he respondido que traigas un texto donde yo digo o insinuo algo de eso y tu nunca lo traes por que no existe pero como te has costruido un castillo de mentiras para que no se caiga tienes que repetir una y mul veces esas mentiras.

Te vuelco a repetir que no quiero nombres quiero PRUEBAS, PRUEBAS. TU ACUSAS ASI QUE TU TIENES QUE TRAER PRUEBAS. Lo has entendido ahora?. O necesitas un mapa?.

Lo de ustedes conmigo sobra, te suena de algo esta frase?. Por que te la repito siembre que quieres confundir al perspnal siciendo lo que no es verdad. Podria decir que ru eres idiota ya que una vez traiste el texto de un idiota, como no entro en tu juego ( de mierda, por cierto) simplemente te digo. Lo que yo he dicho me siempre me reafirmo lo que dicen lxs demas, me la suda.

Otra vez mintiendo. Antes se coje al mentiroso..... No. Tu has dicho que hay anarquistas misóginos y que defienden la sociedad patriarcal de ahi el hecho de que yo te pida nombres. No como dices para hacer el policia sino para que traigas pruebas. Que tu todavia no has traido....
Si yo he dado evidencias de estas acusaciones nada mas y nada menos te pido que traigas un solo texto mio donde se ven esas EVIDENCIAS y si no lo haces se demuestra una vez mas que estas mintiendo. Por cierto esta acusación y mi respuesta a traer pruebas tu nunca la has cumplido. 1 por que no existen y 2 por que estas minriendo.

Otra mentira más. A ver trae un texto donde yo he escrito algo sobre "la violencia no tiene sexo", si no lo traes demuestras una vez más que estas mintiendo. Y van ya.....

Muy buena esa salida dde...hay cs donde no se respetan a las mujeres..pero la prwgunta es otra. Trae pruebas de que anarquistas no respetan a las mujeres anarquistas. No de quien dice ser no se que, en no se sabe que sitio. Las ideas anarquistas son de igualdad y quien no la practica esa igualdad no es anarquista, y punto.

Dices.
"Usted, y sus camaradas de manada patriarcal de esta web, dicen ser anarquistas, pero han dado sobradas muestras de misoginia recurriendo a estrategias como las señaladas anteriormente" A ver. Trae un texto donde yo digo o insinuo esto que dices. Idem. Si no lo traes estas mintiendo.

Vivio en la dictadura? Y esto que vivimos ahora que es?


Yo. Señor meto me en todo. Hablaba de lik8niano y tu me preguntaste por que no hablaba de kasilda y mi respuesta fue y es esta. No he hablado de kasilda como no he hablado de lxs miles de anarquistas que murieron anonimamente. Esto fue por que tu quieres a toda costa meter juntos a lxs anarquistas y al mov. Independentista vasco cuando son y han sido siempre dos cosas diferentes.

La frase en cuestion " os estábamos espetando" no dice nada de lo que tu crees que dice. En euskal herria se dice " son de etxea" ( son de casa) cuando sr habla de revolucionarios vascos independientemente de su actuar o ideologia. Asi que como revolucionarixs anarquistas estarian y estamos a favor ( y no solo eso) de la venida de revoluciobarios " de etxea" independientemente de su ideologia afin o no. Pero eran anarquistas y querian la anarquia. Lee el libro "la comuna de donosti" para aclararte las ideas, ignorante ( que ignoras, claro).

A las demás tonterías que dices ni respondo.

Lo ya dicho. Tu no eres anarquista eres un burgues reformista y manipulador. Nafa mas que eso.
Sindicat