Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juny»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: amèrica llatina
Brad Will, documentalista neoyorquino y reportero de Indymedia, asesinado por balas del gobierno en Oaxaca mientras informaba
28 oct 2006
El fotógrafo Oswaldo Ramírez del diario Milenio resultó herido en el ataque por pistoleros de Ulises Ruiz Ortiz en Santa Lucia del Camino
oaxaca-assassin-solo.jpg
oaxaca-assassins.jpg
brad_will_otherTrailer.jpg
Por Al Giordano
El Otro Periodismo con la Otra Campaña en Chihuahua
27 de octubre de 2006

Brad Will, documentalista y reportero para Indymedia en New York, Bolivia y Brazil, murió hoy por un balazo en el pecho, cuando agresores a favor del gobierno abrieron fuego contra una barricada en el barrio de Santa Lucía del Camino, localizado a las afueras de la ciudad de Oaxaca, México. Murió con su cámara de video en las manos.


Brad Will en Chetumal, Quintana Roo
Foto: D.R. 2006 Narco News
Brad viajó a Oaxaca a principios de octubre para documentar la historia que los farsantes de los Medios Comerciales – como Rebecca Romero de Associated Press – distorsionan en lugar de mostrarla: la historia de un pueblo harto de la represión y la injusticia, el cual busca recuperar un gobierno que es suyo por derecho. En ese contexto, su asesinato es también consecuencia de lo que pasa cuando los medios independientes tienen que hacer el trabajo con el que los Medios Masivos no cumplen: decir la verdad.

Era mi amigo y colega desde 1996, cuando trabajamos juntos en la emisora 88.7 FM “Steal This Radioâ€? (“Roba esta radioâ€?) en el Lower East Side de Nueva York. Me encontré con él otra vez en Bolivia en 2004, durante una recepción pública de la Escuela de Periodismo Auténtico de Narco News, y nuevamente en la península de Yucatán el pasado enero, donde llegó para informar sobre los inicios de la Otra Campaña zapatista. Brad murió para dar a conocer la auténtica historia al mundo.

Fue en Oaxaca a principios de octubre sabiendo, asumiendo y compartiendo los riesgos que implicaba informar sobre esta historia. Su último artículo, publicado el 17 de octubre (en inglés) y titulado “Muerte en Oaxacaâ€?, reportó el asesinato de Alejandro García Hernández en las barricadas instaladas por la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO). Brad escribió:


“…Caminé de regreso de la barricada de Alejandro con un grupo de simpatizantes que venían de una zona de las afueras, a una media hora de distancia… me fui caminando, con gente furiosa, rumbo hacia la morgue… entré y lo vi… no he visto muchos cadáveres en mi vida… te abruman… un montón de cadáveres sin nombre en la esquina… el número que había muerto más o menos… nada de refrigeración… el olor… tuvieron que abrir su cráneo para sacar la bala… regresé con él y los demás.

“Y ahora Alejandro espera en el zócalo, como los otros en sus plantones, espera un punto muerto, un cambio, una salida, un camino para seguir adelante, una solución… esperando que la tierra se mueva y abra, esperando a que llegue noviembre cuando pueda sentarse con sus seres queridos en el Día de los Muertos, para compartir comida, bebida y canto… espera que la plaza se entregue a él y reviente… solo esperará hasta la mañana pero esta noche espera al gobernador y su parcela, a que salgan y nunca regresen… una muerte más, un mártir más en una guerra sucia… una ocasión más para el llorar y sentir dolor… una ocasión más para conocer el poder y su cabeza fea… una bala más ruptura la noche… una noche más en las barricadas… algunos mantienen las fogatas, otros se acuestan a dormir, pero todos están con él mientras se descansa una noche más en su guardia…â€?



Los asesinos de Brad Will: Juan Carlos Soriano Velasco (playera roja), policía al que apodan “El Chapulínâ€?; Manuel Aguilar (chamarra oscura), jefe de personal del municipio, y Avel (sic) Santiago Zárate (camisa roja), regidor de seguridad pública, identificados por El Universal
Foto: D.R. 2006 El Universal
El 26 de septiembre pasado, Brad, rumbo a México, me escribió:


“Oye Al,

“Soy Brad de Nueva York… sería buenísimo conocer a tus contactos de Narco News en Oaxaca… me voy para allá y quiero conectarme con toda la gente que pueda… ¿estas en el DF? Debo pasar por ahí y sería excelente salir por un trago.

“Bradâ€?


Conociendo la mala suerte que había tenido Brad cubriendo otras historias (la policía lo había golpeado en Nueva York y en Brasil mientras hacía este trabajo importante pero peligroso), sus dificultades con la lengua española, y el riesgo elevado para periodistas independientes que no han sido “incrustadosâ€? a través de un tiempo (y de esta manera reconocidos por la gente) en Oaxaca, le rogué que no fuera, que viajara a Atenco para informar sobre lo que estaba ocurriendo ahí con la llegada de los comandantes zapatistas.


“Nuestro equipo en Oaxaca está bien incrustado. Hay un chingo de otros internacionales vagando por ahí buscando hacer el super reportaje, pero la situación está muy delicada. La APPO no confía en nadie que no conozca desde hace años, y me siguen diciendo que no envíe novatos, porque la situación está tan jodidamente tensa… Si vienes a México, te recomendaría que vayas a DF y Atenco para que informes sobre lo que está por empezar. La APPO es (con razón) muy desconfiada con gente que no conoce desde antes. Y ya tenemos suficiente mano de obra ahí para seguir informando las novedades. Pero lo que va a pasar en Atenco-DF sí requiere más manos a la obra.â€?

Brad contestó esa misma noche, sin inmutarse:


“Hey

“Gracias por la respuesta rápida… tengo una cámara HD profesional… he escuchado rumores sobre el nivel de desconfianza en Oaxaca y es desconcertante.. Creo que voy de todas formas… no les diré que me enviaste y estoy dipuesto a tener en cuanta otras sugerencias sobre como pasar mi tiempo allí… No sé que pasará en Atenco durante los próximos días. Tal vez me comunico con la otra capítulo dos en algún lugar por el camino. Qué bien recibir noticias tuyas. ¿Tienes un numero de cel/telefono?

“Solidaridad,
Brad�


No me sorprendió que terminara decidiendo ir a Oaxaca. Brad siempre tomaba riesgos: ya fuera viajando por los planos de Norteamérica en vagones de mercancías de ferrocarriles, o atrincherándose en su okupación de Fifth Street en 1996, cuando la policía y la bola de demolición invadieron. Su vida fue una de valentía. Le di mi numero de celular en caso de un urgencia. Escribió de nuevo el 7 de octubre, hace tres semanas:


“Hey Al,

“Te escribe Brad… gracias por los contactos y la información… aterricé en DF bastante enfermo y me fui directamente a Oaxaca. Ahora estoy conectado… Si quisieras compartir tus contactos aquí me sería muy útil… Creo que me quedo por un mes… Nancy dijo que tenías contacto con un abogado de derechos humanos que podría ayudar a periodistas a que no los deportaran… Por favor, ayúdame con esa información también… Sé que andas ocupado y espero con ganas ver más de tu trabajo.

“Paz,

“Bradâ€?


Estas son las palabras de un compañero valiente, quien – sabiendo bien que este reportaje podría ser su último – decidió compartir los riesgos con la gente sobre cuya causa informaba.

También compartiendo estos riesgos hoy en Santa Lucia del Camino, Oaxaca, se encontraba el fotógrafo Oswaldo Ramírez del diario Milenio, herido por los tiros. Fue el corresponsal de este periódico, Diego Enrique Osorno, quien confirmó la noticia de la muerte de Brad a las 4:30 esta tarde. También dijo que en otro rincón de la ciudad, afuera de la oficina de la Procuraduría Judicial del Estado, pistoleros dispararon contra otros integrantes de la APPO; que tres resultaron heridos, y que hay rumores de un maestro muerto, aunque no se han podido confirmar.

Foto: D.R. 2006 El Universal
Brad Will era conocido y querido por todo el hemisferio, y en los centros de medios, desde Nueva York, pasando por Sao Paulo hasta la Ciudad de México. Esta noche, su cuerpo yace en la misma morgue oaxaqueña que visitó la semana pasada para hacer su reportaje. No desaparecerá silenciosamente dentro de la noche noche de represión que el gobernador ilegitimo Ulises Ruiz Ortiz, el presidente Vicente Fox y su sucesor ilegitimo Felipe Calderón han creado en Oaxaca y, de hecho, en muchos partes de México. Era inevitable que pronto un reportero internacional se uniría a la lista creciente de los asesinados bajo los regímenes represivos de México (ya violaron y golpearon a otros periodistas en Atenco, y los deportaron del país el mayo pasado). Esta noche fue Brad – haciendo el trabajo responsable y urgente, cámara de video en la mano – quien rompió el cerco de los Medios Comerciales.

Mientras hablaba en un mitín público de la Otra Campaña en Buaiscobe, Sonora – al recibir un resumen de los sucesos del dia y la noticia de la muerte de Brad – el subcomandante Marcos dijo a la gente y la prensa:


“Hace unos minutos, nos avisaron a nosotros que paramilitares del gobierno atacaron a una barricada, una concentración buen de gente, y mataron cuando menos a una persona. Esa persona que mataron trabaja en los medios alternativos, decimos nosotros. O sea que no son de la televisión o de los grandes periódicos, sino que es gente como la que viene aquí en el autobús, está mirando la gente de abajo y sacando su voz, para que se conozca. Porque ya sabemos que en la televisión sólo salen las cosas del gobierno, y en los periódicos también. Y esta persona, un compañero de la Otra Campaña, que había andado por varias partes con nosotros cuando andábamos por Yucatán, estaba ahí, tomando pues foto y película de lo que está pasando, y lo balearon, y murió. Saben sí que hay otra persona muerta, y el gobierno no quiere hacerse cargo de lo que hizo, el ahorita lo que nos dicen es que de todo el pueblo de Oaxaca se está movilizando nos se están con miedo sino que se están movilizando para tomar la calle y protestar por esta nueva injusticia. Y nosotros estamos haciendo un llamado a toda la Otra Campaña a nivel nacional y a los compañeros y compañeras que están en otras países, para que nos unamos para exigir justicia para la muerte de este, nuestro compañero, especialmente a todos los medios alternativos y medios libres que hay en México y todo el mundo.â€?

Esta noche, desde la morgue de la Ciudad de Oaxaca, Brad Will grita “¡ya basta!â€? a la muerte y al sufrimiento impuesto (como bien lo entendió él, un anarquista pensador y serio) por un sistema económico: el sistema capitalista. Su muerte será vengada cuando se destruya ese sistema. Su máximo sacrificio expone la violencia autoritaria del régimen mexicano que ocultan los Medios Comerciales del mundo, y así impulsa que llegue más rápido el día en que la justicia vendrá de abajo para sacar los regímenes de dolor y represión que requiere ese sistema. Brad dio su vida esta noche para que tu y yo pudiéramos saber la verdad. Le debemos el actuar con ese mismo objetivo y compartir los riesgos que tomó él. Adiós, viejo amigo. Tu sacrificio no será en vano.


Actualización 10:30 p.m., Oaxaca: La Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca ya confirmó que el maestro Emilio Alfanso Fabián ha muerto por tres heridas de bala tras un ataque llevado acabo por pistoleros de Ulises Ruiz Ortiz afuera del Palacio del Gobierno.

Kristin Bricker reportó para esta nota desde Sonora

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Enter the NarcoSphere for comments on this article

Read this article in English


Enviar este artículo a un amigo por correo electrónico

For more Narco News, click here.
Mira també:
http://www.narconews.com/Issue43/articulo2223.html

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Brad Will, documentalista neoyorquino y reportero de Indymedia, asesinado por balas del gobierno en Oaxaca mientras informaba
28 oct 2006
En un tiroteo muere un camarógrafo de Indymedia y resulta herido de bala un fotográfo

Reporteros Sin Fronteras está profundamente conmocionada por la muerte, el 27 de octubre de 2006, de Brad Will, camarógrafo norteamericano de la agencia Indymedia, ocurrida durante una manifestación de maestros y causada por la policía municipal de Oaxaca (Sur). Osvaldo Ramírez, fotógrafo del diario Milenio, resultó herido en un tiroteo, pero afortunadamente se encuentra fuera de peligro.

“El gobernador del Estado de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz, cuya dimisión pedían los manifestantes, ya se hizo notar el año pasado cuando envió a sus esbirros a bloquear la redacción del diario Noticias de Oaxaca, durante cerca de seis meses. Estamos horrorizados por la escalada de violencia que en esta ocasión ha costado la vida a un joven periodista. Pedimos a la nueva fiscalía especializada en ataques a la prensa que se haga cargo del caso, y convoque al gobernador. Igualmente pedimos que una comisión federal de investigación aclare las actuaciones de Ulises Ruiz Ortiz y de la policía municipal de Oaxaca, reconvertida en una auténtica milicia a sueldo de las autoridades locales. Debe terminar el clima de insurrección en Oaxacaâ€?, ha declarado Reporteros sin Fronteras.

Bradley Wheyler, apodado Brad Will, camarógrafo de la agencia de prensa Indymedia y natural de Illinois, murió en la noche del 27 de octubre de 2006 a consecuencia de un disparo en pleno pecho, cuando cubría una manifestación de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), que agrupa a 70.000 maestros y trabajadores sociales, en guerra abierta con el gobernador del Estado, Ulises Ruiz Ortiz.

El joven periodista, que falleció cuando le trasladaban al hospital, resultó abatido delante del palacio municipal de Santa Lucía del Camino (a 15 kilómetros de la ciudad de Oaxaca), cuando la policía municipal y los secuaces del gobernador abrieron fuego contra una barricada, levantada por los manifestantes. Según la Agencia France-Presse, se produjeron doce enfrentamientos en la ciudad y en la periferia, en el curso de los cuales resultaron muertas otras dos personas. El conflicto entre la APPO, que reclama la revalorización de los salarios, y las autoridades del Estado, en los días precedentes se había saldado con cinco muertos en las filas de los manifestantes.

Durante los enfrentamientos del 27 de octubre, Osvaldo Ramírez, fotógrafo del diario nacional Milenio, resultó herido de bala en la pierna izquierda. Afortunadamente pudieron atenderle enseguida.

Oaxaca, uno de los Estados pobres de México, es escenario de una agitación social desde hace más de un año. El movimiento de maestros, que se inició el 22 de mayo, se radicalizó el 14 de junio con la petición de dimisión del gobernador, Ulises Ruiz Ortiz

encontrado en http://www.rsf.org/article.php3?id_article=19483
Re: Brad Will, documentalista neoyorquino y reportero de Indymedia, asesinado por balas del gobierno en Oaxaca mientras informaba
28 oct 2006
Condena contra el asesinato de Brand Will de Indymedia NY

Solidaridad con el pueblo de Oaxaca

By carlos vigueras

El gobierno de México es responsable del asesinato del periodista Brand Will y la falta de garantías
para ejercer el derecho de expresión. El gobierno de Oaxaca y sus fuerzas paramilitares son los
actores principales de esta escalada de terror contra el pueblo de Oaxaca, quiénes con metralletas
y armas de alto poder dispararon impunemente contra periodistas,maestros, miembros de la
Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca(APPO) y ciudadanos inocentes.

Keywords: Local, Repression,

Oaxaca en estado de sitio. Policías y paramilitares de Santa Lucia,
disparan contra maestros, periodistas, estudiantes, colonos y miembros
de la Asamblea Popular del Pueblo de Oaxaca (APPO) y asesinaron
a Brad Will de Indymedia Nueva York de dos balazos en el pecho.

La Embajada de EU en México mintió, en un comunicado oficial,
que Will fue muerto en una manifestación violenta por parte de la APPO,
cuando material fílmico muestra claramente que no se trató de un tiroteo
entre grupos sociales, sino una agresión criminal de para-militares en
contra de la población oaxaqueña, incluyendo los periodistas que cubrían
la información.
La Embajada de EU describe una situación muy diferente a los hechos
ocurridos este viernes en la mañana, ya que es obvio que niega que
se trató de un asesinato en contra del periodista Will por parte de
agentes que estuvieron disparando impunemente en contra de una
multitud que se defendía con piedras y cohetones, mientras ellos
recibían balas asesinas.
El gobierno mexicano es responsable del asesinato de Brand Will, periodista
independiente de Indymedia Nueva York, luego de que agentes judiciales al
servicio del gobernador Ulises Ruiz, atacaron una barricada donde se encontraban
otros periodistas, incluyendo Oswaldo Ramírez del periódico Milenio Diario, quién
también fue herido, al igual que 3 maestros de la Sección 22 del Sindicato Nacional
de Trabajadores de la Educación (SNTE).
Sólo hace dos días, agentes del gobernador mostraron sus metralletas AK y R15
ante una multitud de maestros y colonos que protestaban por la visita del
gobernador a una biblioteca que fue puesta en funciones por el funcionario.

Will fue asesinado la mañana del viernes en el Municipio de Calicante,dentro de
la capital de Oaxaca, cuando filmaba escenas de los paramilitares disparando
a maestros y asambleistas del pueblo de Oaxaca, al igual que otros periodistas
mexicanos que observaron, como una docena de franco-tiradores disparaban en contra
de los que defendían las barricadas.
Los periodistas cubrían las acciones de presión para que renuncie el gobernador
Ulises Ruiz, señalado como el autor intelectual de los asesinatos contra el pueblo
de esta entidad sureña, mientras el gobierno federal lo solapa y niega que
exista un clima de completa descomposición gubernamental acompañada
de una represión selectiva que ha producido muchas víctimas, desapariciones,
encarcelamientos y tortura por parte del estado.

Este asesinato del documentalista Brand Will se suma a la de otros 13 asesinatos
impunes, que la Procuraduría General de la República ha tolerado y protegido, para
no detener a miembros de cuerpos para militares utlizados públicamente por el
gobernador Ulises Ruiz, ante su incapacidad para poder resolver el problema
de más de 70 mil maestros del estado de Oaxaca.
El gobierno de Vicente Fox ha dejado que el conflicto se alargue por más de
159 días, sin que hasta el momento se pueda tener una esperanza, que las fuerzas
represivas del gobernador, dejen de balear a miembros de la APPO, maestros,
colonos y ahora periodistas, que están siendo reprimidos por cubrir la información
del conflicto, mismo que se vuelve más violento cuando se trata de llegar algún
acuerdo.

La Procuraduría General de la República(PGR) declaró que intervendrá para
investigar el asesinato de Brand Will, esto ante la incapacidad de la Procuraduría
de Justicia del Estado, complice del gobernador.
La Procuraduría de Justicia del Estado de Oaxaca ha sido responsable de proteger
a los agentes de seguridad que han participado en balaceras con metralletas,
quemando vehículos y secuestrando a ciudadanos que simpatizan con los
maestros oaxaqueños.
A pesar del clima de descomposición gubernamental para garantizar el trabajo de
los medios de comunicación masiva, el gobierno de Vicente Fox continua
ignorando los reclamos de la población para frenar la represión desatada por
Ulises Ruiz en contra de la APPO, maestros y ahora periodistas nacionales y
extranjeros.
Los periodistas condenan estos actos que atentan contra la libertad de expresión y
la libertad de todos los mexicanos, pues es obvio que el gobierno federal y la
Cámara de Senadores han fallado en forma muy peligrosa, en beneficio del
gobernador de Oaxaca Ulises Ruiz, protegido por la alianza PRI y PAN con
el fin de evitar que enfrente un juicio político por los asesinatos ordenados
por sus mandos policíacos.
Flavio Sosa vocero de la APPO denunció que el gobernador Ulises Ruiz ha
emprendido una ola de ataques asesinos en contra de la organización, mientras
los integrantes de su grupo social aportan los muertos, sin que nadie frene
a los asesinos a sueldo utilizados por el gobernador.
El clima de violencia desatado por las fuerzas paramilitares del gobierno hacen
casi imposible la tarea de los periodistas, independientemente que el pueblo de
Oaxaca sufre la represión de las autoridades y no se descarta una escalada aún
más violenta como la ocurrida en San Salvador Atenco, en el Estado de México.

Ahí, fuerzas combinadas del gobierno federal y del propio Estado de México,
ejecutaron una operación represiva que terminó con dos muertos, 27 mujeres
violadas, encarceladas y torturadas, al igual que más de un centenar de hombres
y cinco extranjeros deportados por encontrarse en el lugar de los hechos a la hora
equivocada.

By carlos vigueras mexiamerica ARROBA mexico.com

http://nyc.indymedia.org/en/2006/10/77772.html

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona