Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juny»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: criminalització i repressió
4F, 6 meses
02 ago 2006
4F 6MESES
4F: 6 MESES

Han pasado ya 6 meses desde los incidentes del 4 de febrero en la Calle St. Pere Més Baix, y el montaje político, policial y judicial es cada día más descarado. A día de hoy todavía hay mucha gente que se pregunta qué se esconde detrás de todo este entramado.

La madrugada del 4 de febrero, en Barcelona, la policía detuvo violenta y arbitrariamente a nueve personas. Tod@s ell@s fueron torturad@s por la guardia urbana y los mossos d’esquadra (cuerpos policiales de Barcelona y Catalunya, respectivamente). 6 meses más tarde, tres de est@s jóvenes, Ã?lex, Juan y Rodrigo, siguen en prisión preventiva, esperando un juicio que, antes de celebrarse, ya está corrompido hasta la médula.

Todo sucedió en las cercanías del “Forat de la Vergonyaâ€?, en el barrio de la Ribera, uno de los puntos claves de la especulación urbanística de Barcelona. Los vecinos del “Foratâ€?, que son uno de los referentes catalanes de resistencia social frente al autoritarismo administrativo, han vivido numerosos episodios de acoso y violencia policial por este mismo hecho.

Todo sucedió a principio de 2006, momento en el que entraba en vigor la nueva ordenanza municipal llamada “Ley del civismoâ€?, que criminaliza cualquier actividad callejera que no suponga un reembolso económico para la administración local. Momento, también, en el que se desplegaba la nueva y flamante policía autonómica catalana, los mossos d’esquadra. Tenían que hacer una demostración de fuerza desde el principio, como han reconocido los mismos políticos, y así lo hicieron. Los abusos de poder y la violencia policial pasaron a ser algo cotidiano incluso para l@s niñ@s y adolescentes que juegan cada día en el “Forat de la Vergonyaâ€?.

Todo sucedió frente a la “Anarko-peña Culturalâ€?, un teatro pseudo-okupado en el que, lejos de realizarse actividades sociales, se movían otros asuntos mucho más turbios con el beneplácito de distintos cuerpos policiales y del Ayuntamiento, a quién le interesaba, la existencia del Teatro más que a nadie, pues era la excusa perfecta para criminalizar los distintos movimientos sociales y otros centros sociales okupados, que son los que forman el verdadero tejido asociativo del barrio.

Esa madrugada del 4 de febrero, un grupo de gente en el que se encontraban Ã?lex, Rodrigo y Juan, se dirigía al Metro de Arc de Triomf, provenientes de una fiesta de despedida. Al llegar a la altura de la “Anarko-peña Culturalâ€?, donde se celebraba una fiesta con unas 1000 personas, se encontraron con que un grupo de 4 guardias urbanos, que supuestamente estaban evitando aglomeraciones de gente en la calle, empezaban una carga en la que cayeron heridos por las palizas Ã?lex, Rodrigo y Juan. Después de la llegada de refuerzos de la urbana y los mossos, y de las consiguientes palizas indiscriminadas, los 3 fueron detenidos junto con otras cuatro personas, y uno de los 4 agentes de la urbana se encontraba en el suelo, en estado de coma, tras recibir el impacto de un objeto que lanzaron desde un balcón del teatro pseudo-okupado. 2 personas más fueron detenidas en el Hospital del Mar, dónde acudieron después de sufrir un accidente en bicicleta, con la excusa de que presentaban numerosas heridas y vestían con supuesta estética okupa.

Unas horas más tarde, mientras l@s detenid@s estaban siendo torturad@s por miembros de los dos cuerpos de policía, el alcalde de Barcelona, Joan Clos, declaraba a los medios de comunicación que el guardia urbano, que a día de hoy sigue en coma, había sido herido con una maceta lanzada desde el teatro. Aún así nunca se han pedido responsabilidades a ninguno de los organizadores de la fiesta, que continuó hasta las seis de la tarde del mismo día.

El Ayuntamiento había comprado el teatro dos meses atrás y, cuando tuvieron orden judicial para desalojarlo, uno de los mafiosos del teatro, un jefe de la guardia urbana y el representante de FOCIVESA (la empresa constructora del ayuntamiento) pactaron el aplazamiento del desalojo, dejando patente la complicidad existente entre las tres partes. Así que cuando alguien debió recordárselo a Joan Clos, este se dio cuenta de lo que acababa de hacer: el máximo representante del Ayuntamiento, admitía públicamente que de un edificio de su propiedad había salido una maceta que había dejado en coma a un agente de su cuerpo policial, dejando toda responsabilidad civil sobre las espaldas del Ayuntamiento, y abriendo las puertas de un escandaloso caso que hubiera salpicado a agentes policiales y representantes municipales.

Entonces añadieron otro montaje político, policial y judicial más a su larga lista para poder lavarse las manos, así que cambiaron en repetidas ocasiones las versiones oficiales (sin argumentar nunca el porqué de dichos cambios) y acabaron acusando a dos de los detenidos de “lanzar una piedra al agente con intención de matarleâ€?, y al tercero de atentado a la autoridad e incitación al atentado. Curiosamente, las tres personas acusadas, habían sido torturados con más ensañamiento que el resto, ya que su acento sudamericano contrastaba fuertemente con el racismo institucional al que ya nos tiene acostumbrad@s la política policial europea. ¿Qué mejor que acusar a tres personas que han sido torturadas para criminalizarles públicamente y quitar credibilidad a sus denuncias por torturas?, ¿Qué mejor que criminalizar a 3 sudamericanos para continuar con su política de miedo y odio al extranjero no-turista?

Los 3 compañeros del agente herido, declararon ante la jueza, Carmen Martínez García, que reconocían perfectamente a los agresores, aunque el médico que atendió al agente herido declaraba ante la misma, que en el momento de los hechos, ninguno de los 3 agentes supo indicarle como se había producido la lesión.

Cuando la policía científica llegó al lugar de los hechos para recoger las pruebas se encontraron con que alguien había dado la orden a una brigada municipal de limpieza de que limpiara el lugar de los hechos, así que todas las pruebas habían sido borradas. Nunca se investigó quién dio esa orden.

Según la opinión de los peritos médicos, que han declarado ante la jueza, el estado del policía es demasiado grave como para ser provocado por el lanzamiento de una piedra, pero que es perfectamente compatible con el lanzamiento de una maceta desde cierta altura.

La jueza Carmen Martínez García ha rechazado sistemáticamente todas las pruebas exculpatorias presentadas por la defensa y, en un arranque de nostalgia franquista, amenazó con imputar a los testigos presenciales con los mismos cargos que los detenidos, si insistían en testificar.

A pesar, o precisamente por todo esto, Ã?lex, Rodrigo y Juan siguen encarcelados sin que haya habido juicio alguno en su contra, lo cual vulnera totalmente el derecho a la presunción de inocencia, y sin que exista ningún argumento de peso para mantenerlos en tal situación, pues la jueza Carmen Martínez García y la Audiencia Provincial se escudan en el hecho de que los acusados “admiten haber nacido en América Latinaâ€?, ignorando el arraigo demostrado de los tres chicos: Juan con nacionalidad española, Rodrigo con nacionalidad italiana y Ã?lex casado con una española.

Durante estos 6 meses la solidaridad, tanto nacional como internacional, ha ido creciendo constantemente, y cada vez son más los colectivos, asociaciones y personas a nivel individual se implican en este caso. Se han presentado más de 6000 firmas al ayuntamiento exigiendo una explicación, se han realizado 3 manifestaciones, y actualmente se cuenta con el apoyo de la Asociación de Memoria Contra la Tortura, ACAT (Asociación de Cristianos por la Abolición de la Tortura), Casa de la Solidaritat, Asociación de Vecin@s de Ciutat Vella, Federación de Asociaciones de Vecin@s de Barcelona, Central de Trabajador@s Argentin@s, Plataforma Argentina Contra la Impunidad, Arquitect@s sin Fronteras, Coordinadora contra los abusos de poder, Justicia y Paz, e incluso la Comisión de Defensa del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona y Amnistía Internacional han denunciado las irregularidades del caso.

A pesar de todo, la jueza, alejándose una vez más de la razón y el sentido común, dictó un auto de procesamiento en el que su imaginación superaba incluso las declaraciones de los tres policías y en el que cambiaba las acusaciones: de homicidio en grado de tentativa para �lex y Rodrigo, y de atentado a la autoridad para Juan, pasó a igualar las peticiones de los tres con cargos de lesiones (hasta 12 años de cárcel) y atentado agravado por el uso de arma (hasta 6 años de cárcel). O sea, los chicos se enfrentan a 18 años de cárcel por el único hecho de andar por la calle el día de los hechos.


En respuesta a este disparate y exigiendo su inmediata puesta en libertad, �lex, Rodrigo y Juan empezaron una huelga de hambre el día 19 de junio que duró, aproximadamente, un mes y que ha sido secundada desde fuera por Mariana, madre de Rodrigo. Esta huelga no consiguió el objetivo de la libertad, pero si consiguió que gran parte de la opinión pública y de los movimientos sociales vuelquen sus miradas sobre este escandaloso caso. A pesar de la presión que vivieron los tres jóvenes dentro de la cárcel, ninguno de ellos abandonó la huelga hasta que vieron que su estado de salud podría quedar comprometido para poder seguir adelante con esta lucha que, de momento, no da síntomas de acabarse pronto.

El día 4 de agosto, se realizará una JORNADA INTERNACIONAL DE ACCIÓN DESCENTRALIZADA para denunciar este montaje. Porque este caso no es un caso aislado, porque la represión que vive el movimiento anarquista en Italia, la revuelta en los barrios bajos en Francia, la matanza continua de inmigrantes en todas fronteras europeas, la deportación masiva y la xenofobia, la criminalización sistemática del movimiento okupa y los desalojos de centros sociales, la detención de personas y grupos solidarios con l@s pres@s, la negación de asilo político a personas que no pueden volver a sus países, ... no son casos aislados, sino que forman parte de la política represiva internacional, que cada vez se muestra con más descaro e impunidad.

Durante los días que siguieron al 4 de febrero hubo en la ciudad una persecución hacia todas las personas con estética “antisistemaâ€?. El 9 de febrero, tres jóvenes más fueron arrestados, acusados de pertenecer a un grupo antisistema.


Con el pretexto de la paranoia terrorista se está viviendo una ola de represión social y violación impune de los derechos de cualquier persona que se aleje de la “normalidadâ€? entendida como sumisión a los intereses de esta sociedad imperialista y capitalista. La creación de numerosos “muros de Berlínâ€? alrededor de los países que integran el G8 y el creciente estado policial global son síntomas visibles de esta guerra santa en nombre del Dios Dinero.

No cerremos los ojos ante estos acontecimientos que nos afectan a tod@s. Cuando la represión es otra multinacional, la solidaridad y la resistencia son internacionales.


4 DE AGOSTO:
JORNADA INTERNACIONAL
DE ACCIÓN DESCENTRALIZADA
EN SOLIDARIDAD CON LOS
PRESOS DEL 4 DE FEBRERO
Mira també:
http://www.karcelona.revolt.org

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona