Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Setembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
01 02 03 04 05 06 07
08 09 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per mail aquest* Notícia
Notícies :: corrupció i poder : amèrica llatina
Elecciones a la mexicana (III)
07 jul 2006
Modificat: 08:02:42
i+
018n1pol-11.jpg
El delegado Zero dijo que el IFE aprovechó 5 millones de votos de personas que no sufragaron para beneficiar al candidato de Acción Nacional Foto José Carlo González


Estúpido culpar al EZLN por no apoyar a López Obrador: Marcos

No somos amigos de AMLO, somos enemigos de toda la clase política, subraya
Para la otra campaña esto no es el fin, seguiremos promoviendo la autorganización, dice

HERMANN BELLINGHAUSEN

En entrevista con La Jornada, el subcomandante Marcos comenta el proceso electoral desde la perspectiva de la otra campaña. Se muestra convencido de que ganó Andrés Manuel López Obrador, pero reitera que, quede quien quede, la crisis del sistema político es profunda y está en curso un fraude promovido por las autoridades federales y la cúpula panista. Se remonta mes y medio atrás, "cuando el supuesto bajón de AMLO y la subida de Felipe Calderón con encuestas pagadas, y luego AMLO repunta antes de la elección. Según información que teníamos, en el IFE se empezó a hacer un guardadito de millón y medio de votos, para compensar la desventaja de Calderón.

"Votos no sabemos de dónde, pero en el padrón electoral hay 5 millones de gentes que no iban a votar. Dos millones muertos y tres o más que no están en el país. El PRD debió poner atención y no lo hizo porque calculó que ganaría sobrado. La tarde del 2 de julio en Los Pinos ya saben que van a perder. Fox llama a Ugalde y le dice que hay que administrar la entrada del PREP mientras se acomodan los votos guardados. El IFE empieza a dar entrada sólo a las casillas donde va bien Calderón.

"Se trata de un fraude operado desde Los Pinos y el comando central del PAN, que pone en crisis la democracia, la legalidad y la supuesta neutralidad del IFE. Aunque nosotros no miramos allá arriba, estamos en la misma situación de cuando se intentó el desafuero de AMLO, independientemente de que no compartimos sus propuestas."

Según Marcos, está claro "que el que ganó la elección fue AMLO y el guardadito que tenía el IFE sirvió para que Calderón empatara y le sacara el medio millón cuando se cerró el PREP". Con el conteo de casillas "ocurrió lo contrario, AMLO fue en todo momento arriba; cuando faltaba la quinta parte de las casillas se redujo su ventaja a menos de dos puntos, y al final quedó abajo. La disparidad entre el PREP y el conteo de casillas habla de que hay algo muy sucio".

Reconoce "un subibaja en el ánimo de la gente que vio en las elecciones su esperanza y no sabe qué hacer. La otra campaña sí sabe qué va a hacer, porque su pista no es arriba". El proceso electoral se acerca al punto "donde no importa quién votó y por quién; se van a arreglar arriba y todo lo que se gastó en propaganda y en mantener al IFE fue inútil. Después de este proceso tan largo, desgastante y fastidioso para el pueblo, van a decidir los liderazgos de los partidos, el Tribunal Electoral el Poder Judicial de la Federación o la Suprema Corte de Justicia".

-Más allá del fraude, la población votó en un porcentaje significativo. Aunque la otra campaña ha sostenido, y mucha gente más, que todos son lo mismo, los que votaron no piensan así. Votar por el PAN implica aceptar principios filosóficos y políticos que no son los mismos de quienes votan por el PRD. ¿Hay una polarización del país, al menos en el terreno electoral?

-No. En todo caso, está en varias partes. Hay que tomar en cuenta la abstención y los votos anulados, que suman un buen número, y a la gente que votó acarreada por el corporativismo de los tres partidos, más la que fue usada por Elba Esther Gordillo para que votara por Calderón y por el Panal. Esas maniobras están lejos de una democracia electoral.

Marcos menciona "la poca o nula diferencia entre los programas políticos" y cómo todo se concentra en personas. "Calderón trata de obviar la carga que para el país ha significado el gobierno de Fox, y AMLO trata de obviar la corrupción del Partido de la Revolución Democrática (PRD). Si un proceso electoral es eso, entonces por qué no se le dio oportunidad a la gente de elegir otros". El delegado Zero sostiene que la crisis del sistema político alcanzó al IFE. "Si alguien aparte del PRI pierde en estas elecciones es el IFE, después del papelón que está haciendo. Es la crisis que se anunciaba, y va a traer un caos político, económico y social. Cuando el EZLN lanza la Sexta declaración de la selva Lacandona, prevé esto. La otra campaña no promueve el voto ni el antivoto, sino una forma organizativa."

Respecto a las críticas que ha recibido la otra campaña, Marcos replica: "Hay voces de lado de AMLO que rápido aceptaron la derrota a pesar de que no han perdido, y empezaron a buscar culpables. Nosotros recorrimos 21 estados de la República; en 7 de ellos ganó Calderón y AMLO en 14. En el territorio que recorrió la otra campaña, AMLO tuvo más de 11 millones de votos y Calderón 9 millones 800 mil, y donde estuvo más tiempo y más actos ha hecho (Distrito Federal y estado de México) AMLO y el PRD ganaron por amplio margen". Aclara que la posición de la otra campaña fue "votes o no votes, organízate, previendo que, gane uno u otro, la legitimidad está en crisis. El IFE no la garantiza, está en duda todo el proceso desde que se prestó al chanchullo de Los Pinos. Se está operando un fraude para que gane Calderón. El IFE va a perder toda credibilidad".

Insiste: "Ni la otra campaña ni el EZLN tenemos que ver". Cita "esa estupidez de que somos responsables porque las bases de apoyo zapatistas debieron votar por AMLO. Nunca hemos votado; al menos no como comunidades". El problema no es cómo afectan "los 15 mil votos o más en que haya influido la otra campaña, sino la incapacidad de los partidos para convencer a la población que participa políticamente. ¿Cómo es posible que gobierne alguien con menos de 40 por ciento de la votación? ¿Que con el respaldo de 14 millones se gobierne un país de más de 100 millones? Eso va a acabar por desfondarse. Hay que mirar hacia abajo y organizarnos para presentar una alternativa de izquierda a la crisis que viene".

-¿Cuál es ahora el camino de la otra campaña?

-No tenemos el problema de la gente que prendió sus velas al proceso electoral. Hubo quien dijo 'estoy en la otra pero pienso que la electoral es también una posibilidad'. Siempre defendimos ese punto de vista aunque no lo compartíamos. Arriba no hay nada qué hacer, pero algunos dicen que sí, son de abajo y los respetamos. En la otra campaña sí sabemos qué vamos a hacer: avanzar en la forma organizativa de nuestro movimiento, tomando como eje todavía la libertad de nuestros compañeros presos de Atenco.

-Una vez que pase la turbulencia y quede el presidente que sea, ¿qué sigue para los movimientos sociales y para el pueblo de México?

-La crisis del sistema político jala a los partidos, a los medios, a las instituciones que debían mantener el equilibrio y al proceso económico. Hay una señal clarísima: cuando se dijo que Calderón ganaba en el PREP, subió la bolsa, y mientras iba ganando AMLO en el conteo de casillas la bolsa cayó. Jalar el sistema económico abrirá una crisis profunda. La opción que queda abajo es sálvese quien pueda: afronta el deterioro de tu nivel de vida, busca trabajo en otro país, u organízate. En determinado momento, la otra campaña podrá presentarse ante la población con otra cosa, diferente al sistema político.

-Los mercados y la bolsa mandan la señal de que prefieren a un candidato sobre otro. ¿Eso va a pasar rápidamente o puede tener un impacto, al menos de corto plazo?

-A favor de Calderón votan el gobierno federal, el IFE y la bolsa de valores. Para Los Pinos y el IFE significa impunidad, y al capital le preocupa que AMLO no dé suficientes garantías, aunque ha dicho una y otra vez que por ahí no van a topar nada. En todo caso haría un progama austero de gobierno para paliar las necesidades sociales. La disyuntiva no está en quién tiene la culpa, sino en el hecho de que ganaron las elecciones y la gente tiene que decidir si va a defender el voto. Como no hay una señal clara de arriba de qué hacer, el impasse lo aprovechan los otros". El sistema político "demuestra la mentira de que la gente 'decide' con su voto. Quien va a decidir quién será presidente es un pequeño grupo por el que nadie votó. A la Suprema Corte de Justicia, ni al TEPJF, ni al IFE los eligió un proceso electoral; ni siquiera los cinco científicos fantasmas de Ugalde.

-A la gente que cree en este modo de democracia ¿qué democracia le queda?

-Nosotros dijimos que frente al proceso electoral había que pensar y decidir, pero conforme avance la crisis la gente se va a convencer de que es necesario construir otra cosa abajo. Está la imagen de que no es posible construir el propio destino. Hay muchos ejemplos que ha levantado la otra campaña en el país de que no es así, y va a llegar un momento en que la gente se dé cuenta de que no necesitamos a esa clase política y es posible encontrar gente honesta, noble, desinteresada.

"Se dice que AMLO recibió fuego amigo, refiriéndose a nosotros. No somos amigos de AMLO, somos enemigos de toda la clase política. No estamos del mismo lado y esta ruptura se marcó en 2001 cuando apoyaron la contrarreforma indígena. Ahora, el PRD en Chiapas propone a Juan Sabines, que era del PRI, pasó al PRD y lo primero que hizo fue firmar un pacto con (Roberto) Albores Guillén, el Croquetas. El PRD le dice al pueblo, y a las comunidades zapatistas: 'vamos a resucitar al Croquetas, que ya saben qué hizo'. Con qué cara pueden decir que 'es fuego amigo' cuando atacamos al PRD. Mentira, no somos amigos de esa gente."
http://www.jornada.unam.mx/2006/07/07/018n1pol.php


Proceso sucesorio irresuelto
Editorial/La jornada

La culminación del cómputo de actas realizado en los distritos electorales es un paso más en el proceso de calificación de los comicios del domingo pasado, pero no es el último. De acuerdo con las leyes vigentes, toca ahora al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolver las inconformidades ­que son muchas­, corregir las irregularidades ­vividas como agravio por buena parte del electorado­ y declarar válidas estas elecciones, o no, en caso de que los descontentos decidieran solicitar esa medida. En lo inmediato, e incluso si en el proceso no se hubieran producido anomalías graves desde más de un año antes de las elecciones, la revisión legal de los resultados arrojados por el conteo de esta semana es pertinente y necesaria por un motivo simple: si la votación fue tan cerrada como indican las cifras oficiales, y si la diferencia entre los candidatos presidenciales más votados es de apenas 236 mil votos, 0.58 por ciento del sufragio total ejercido, resultaría necesario constatar que no se ha cometido una proporción similar o superior de errores en el conteo de las actas. El enunciado de tal posibilidad no constituye, de manera alguna, una ofensa a los ciudadanos que participaron en la organización de los comicios y en el cómputo de horas recientes, como afirman mañosamente voces oficialistas, sino expresa la convicción democrática de tomar en cuenta cada voto emitido.

Ha de tomarse en cuenta, además, que la torpeza, la irresponsabilidad y la turbiedad que caracterizaron el desempeño del Consejo general del Instituto Federal Electoral (IFE) antes, durante y después de la jornada electoral han dado pie a un vasto escepticismo que trasciende con mucho las filas de la coalición Por el Bien de Todos y que debe ser despejado antes de que el proceso culmine en la proclamación formal de un vencedor. De otra forma se constituiría un gobierno sobre la base de un enorme descrédito y de una fractura nacional. La reconciliación poselectoral empieza necesariamente por el esclarecimiento de todas las sospechas; sólo sobre esa base será posible la construcción de acuerdos para el próximo sexenio.

La calificación de los comicios se encuentra aún inconclusa, los enconos mantienen toda su vigencia y no existe un presidente electo. Llama la atención, en este escenario abierto e irresuelto, la emisión de opiniones autoproclamadas democráticas que pretenden homologar la impugnación legal con ilegalidad, el ejercicio de derechos constitucionales con desestabilización, el tránsito por canales institucionales con "destrucción de la democracia". En tal entorno resulta sorprendente, también, que el aspirante panista, Felipe Calderón, diga "compartir anhelos" con su contendiente perredista y hasta lo "invite" a formar parte de su gabinete. En el contexto presente, tales palabras aparecen como un reclamo precipitado de funciones que no le han sido atribuidas ­la formación de un gabinete­ y como una falta de coherencia y responsabilidad, si no es que de cordura: antes de emitir esas frases, el candidato gubernamental tendría que explicar, por ejemplo, en virtud de qué circunstancias Andrés Manuel López Obrador dejó de ser "un peligro para México", que es como lo catalogaba hasta hace una semana, o bien reconocer que, al calificarlo de esa manera, el propio Calderón Hinojosa mintió en forma sistemática a lo largo de varios meses.

La preservación de la legalidad requiere de prudencia y respeto a los tiempos y las instancias. Es lamentable que los presuntos defensores de la estabilidad y el orden descalifiquen procedimientos previstos en el marco institucional del país y pretendan saltarse los procedimientos establecidos en las leyes. El proceso de la sucesión presidencial sigue abierto. Son quienes proclaman o sugieren lo contrario quienes ofenden a la democracia, a la institucionalidad y a la ciudadanía.
http://www.jornada.unam.mx/2006/07/07/edito.php


El fraude
Luis Javier Garrido

La tentativa de fraude electoral de Vicente Fox y Carlos Salinas de Gortari contra el pueblo de México para imponer en la silla presidencial a su incondicional, el panista Felipe Calderón, quien perdió las elecciones, como él sabe, sobre Andrés Manuel López Obrador, quien las ganó legítimamente, en un robo que no es a éste sino al pueblo de México, pone en riesgo la estabilidad del país y el futuro inmediato.

1. El proceso electoral de México está siendo el más sucio en la historia de América Latina, pues constituyó una operación masiva y coordinada del gobierno foxista, del grupo salinista y de los yunquistas del PAN durante varios años para subvertir la voluntad del pueblo e impedir la llegada a Palacio Nacional de López Obrador. Y por ello este fraude anunciado no debería sorprender, pues desde la tentativa de inhabilitar a AMLO en 2004, el régimen se propuso utilizar contra él todos los recursos fraudulentos conocidos e inició una guerra sucia, que tampoco encuentra precedentes y que es causal suficiente para anular el proceso.

2. La responsabilidad delictiva de Luis Carlos Ugalde, el individuo designado como presidente del IFE en reunión efectuada en 2002 en casa de Carlos Salinas a propuesta de Elba Esther Gordillo, comenzó al planear la manipulación del padrón junto con el cuñado incómodo de Calderón, Diego Hildebrando Zavala, continuó al no impedir el Consejo General del IFE la injerencia de Fox en el proceso y la utilización de recursos oficiales e ilícitos a favor del panista y al hacerse sus integrantes los desentendidos ante la guerra sucia en los medios, y culminó con el fraude material y cibernético del 2 de julio.

3. Las evidencias que están aportando los ciudadanos sobre el padrón alterado, las presiones en las casillas, los viejos y nuevos trucos para anular votos legítimos e inyectar votos inexistentes, y falsificar actas y resultados, aunadas a los hallazgos sobre el fraude cibernético, cobran mayor trascendencia cuando se constata que esta operación monstruosa de fraude, denunciada desde hace meses en los medios, sólo permitió a Calderón tener en las cifras maquilladas del IFE 239 mil votos más (35.88 por ciento) que López Obrador (35.31 por ciento), es decir un poco más de un voto por casilla.

4. El fraude cibernético del 2 de julio, que se evidenció cuando las encuestadoras fueron obligadas a callar a las 20 horas, el IFE no informó de su conteo rápido de las 23 horas y un día después publicó maquilladas las cifras del PREP, que debía dar a conocer conforme al artículo 89 fracción "l" del Cofipe, confirmaron que todo el aparato del IFE elbista-panista está inodado en este operativo delictivo.

5. El Consejo General del IFE concluyó su papel fraudulento el miércoles 5, fecha en la que se iniciaban los cómputos distritales, cuando usurpó funciones del Poder Judicial, al montar una nueva y fraudulenta operación mediática con un conteo ilegal fast track y difundiendo una dudosa sumatoria de casillas, actividades a las que no está autorizado por la ley, y todo ello para imponer la creencia de un supuesto triunfo de Calderón, lo cual no es su función, pues la Constitución es muy clara al respecto. En esta nueva jornada de fraude no sólo se negaron a los partidos las garantías establecidas en el artículo 247 del Cofipe de poder abrir paquetes y hacer nuevos escrutinios y cómputos, sino que se hizo la propaganda de datos no oficiales, cuando es a la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, y no al IFE, a la que compete, según el artículo 99 constitucional: a) realizar el cómputo final una vez resueltas las impugnaciones interpuestas, y b) formular la declaración de validez de la elección presidencial.

6. Los siete magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral se hallan ante la disyuntiva de avalar el fraude y la que es una tentativa de golpe de Estado del grupo foxista-salinista o de proceder conforme a derecho. En términos de sus atribuciones constitucionales pueden a) depurar la elección y, atendiendo a los recursos, abrir paquetes, hacer el conteo voto por voto, reponer sufragios ilegalmente anulados y nulificar casillas fraudulentas; o bien b) anular la elección, por el proceso electoral viciado por la injerencia delictiva de Fox y del gobierno, las presiones ilícitas de los medios a los votantes, y el fraude material y cibernético, como lo hicieron ya en elecciones locales como la de gobernador de Tabasco, anulada por decisión del 29 de diciembre de 2000, pues sería muy grave para la estabilidad del país que, contra la razón y el derecho, pretendieran por el contrario c) avalar el fraude de Fox y de Salinas contra los mexicanos.

7. El régimen salinista-foxista buscará en los próximos días, y a toda costa, imponer con una enorme operación propagandística en los medios a Calderón, el hombrecillo insignificante y dócil que fungiría por seis años como su instrumento (en lo que ha sido su Plan "A"). Pero no descartaría en el peor de los casos, según múltiples indicios, aceptar la anulación de los comicios si las cosas se le complican, ya que Calderón es prescindible para muchos (el Plan "B"), no por inepto, sino porque para miembros del grupo oligárquico en el poder el país no soportaría en 2006 otro presidente ilegítimo, sobre todo cuando se trata de un vulgar traficante de influencias y un delincuente electoral que no tendría ascendencia moral alguna para poder gobernar.

8. Las voces neofascistas de locutores de televisión y seudo académicos que se escuchan en los medios luego de las decisiones delictivas del IFE, y que pretenden que los mexicanos y el propio López Obrador deben aceptar como buena esa "mentira evidente" (para usar el término de César Luis Menotti) de los resultados fraudulentos, y doblegarse ante el dictado de Salinas y Fox, se olvidan en su vocinglería de papagayos que esos datos no son oficiales, pues el único cómputo final lo hace el tribunal y que, en cualquier caso, el pueblo tendrá siempre el derecho inalienable a la resistencia civil cuando como ahora se violan sus derechos de manera flagrante y cínica.

9. 2006 no es 1988, y hoy amplios sectores no están dispuestos a dejarse pisotear, a que se negocien sus votos y a que se les ordene desmovilizarse. Muchos mexicanos han aprendido la lección de cuatro sucesivas elecciones "de Estado", y no están dispuestos a que ésta lo sea una vez más, y que seis años más se les sigan confiscando sus derechos en nombre de los intereses espurios de unos cuantos. Y por ello están dispuestos a todo, como demostrarán el sábado 8 al acudir al Zócalo al llamado de López Obrador. De manera que el régimen debe atenerse a las consecuencias de esta provocación criminal que está haciendo contra el pueblo al violarle sus derechos fundamentales

10. El intento de fraude perpetrado por Fox y Salinas con el objetivo de hacer prevalecer los intereses de unos cuantos grupos oligárquicos vinculados a empresas extranjeras, está haciendo regresar el reloj de la historia a los momentos más turbios del pasado mexicano, pero ahora va a encontrar a sectores mayoritarios del pueblo que con vocación democrática moderna no se van a dejar, porque entienden que la decisión de 2006 es histórica: y que de aquello que acontezca en los próximos días dependerá el futuro de muchas generaciones y la supervivencia de México como nación soberana e independiente.
http://www.jornada.unam.mx/2006/07/07/027a1pol.php


ONG independientes critican por parciales los trabajos de enviados internacionales
Obligatorio, realizar el conteo voto por voto, consideran observadores
Alertan que previo al 2 de julio hubo acciones irregulares en perjuicio de AMLO

ALMA E. MUÑOZ Y VICTOR BALLINAS

Dirigentes de organizaciones civiles que desplegaron observadores en el conteo de actas de casillas insistieron en la necesidad de revisar voto por voto, ante una serie de irregularidades que, consideraron, ponen en riesgo la legitimidad del proceso electoral.

En tanto, otras como Alianza Cívica y Tendiendo Puentes, que fueron financiadas para participar en el proceso por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo Humano (PNUD), en coordinación con el Instituto Federal Electoral (IFE) y el Tribunal Electoral, además del Instituto Nacional de Desarrollo Social, negaron la existencia de anomalías que "afecten el resultado".

Hubo quienes también cuestionaron la falta de pronunciamientos críticos de la misión de observadores electorales de la Unión Europea, coordinada por el español Juan Ignacio Salafranca, quien desde el domingo pasado sostiene que el proceso fue transparente y las irregulares, como la coacción y la compra del voto no afectan el resultado. Algunas organizaciones no gubernamentales consideraron que el apoyo del ex presidente español José María Aznar a Felipe Calderón influyó en este tipo de consideraciones.

Inclusive el embajador de Finlandia, Ilkka Heiskanen, descartó la existencia de delitos electorales, y admitió que tienen confianza en el sistema y los institutos electorales de México.

Hace dos días, el grupo encabezado por Salafranca aseguró que los comicios se desarrollaron satisfactoriamente y "aunque hubo algunas irregularidades, no invalidan la apreciación positiva, en general del proceso". Totalmente contrarios a lo observado por la organización estadunidense Global Exchange, la cual desacreditó la actuación del IFE y consideró que la compra y coacción del voto, en una elección como la mexicana, sí inciden para modificar resultados.

Alianza Cívica, en tanto, según su secretaria general, Silvia Alonso, anotó que las anomalías "ya han sido subsanadas en los conteos distritales, donde había diferencia de votos que no coincidían entre las sábanas de casillas y las actas de escrutinio". Sin embargo, aseveró que están "muy preocupados por la polarización de la sociedad civil. Unos (el PAN) llaman a defender su grupo y el otro (PRD), a defender su derecho. Los resultados ya están, nos preocupa mucho el encono, y ahora dependerá de las eventuales pruebas que presente la coalición Por el Bien de Todos".

-¿Ustedes consideran que hay irregulares como para afectar el resultado?

-Nosotros, las ONG, dijimos, previo a la jornada electoral, que sí hubo una situación que pone en entredicho el proceso. Los espots publicitarios (alertando que Andrés Manuel López Obrador es un peligro para México) es indudable que tuvieron un efecto en la ciudadanía, pero esto es difícil probarlo, como también hubo situaciones que empañaron el proceso, como fue la utilización de recursos públicos, pero que no necesariamente beneficiaron al PAN.

Igual que el coordinador de Proyectos de Tendiendo Puentes, Juan Manuel Ramírez, Silvia Alonso rechazó que la legislación contemple contar voto por voto para verificar los resultados presidenciales. "Reconocemos el derecho ciudadano que tienen los simpatizantes del PRD para acudir al tribunal electoral, y apoyaríamos sus manifestaciones si son pacíficas, si no alteran el orden."

Ramírez, en tanto, lamentó las visiones de Global Exchange. "No coincidimos con sus señalamientos, porque no creemos ni vemos fundamento en su crítica. No estamos de acuerdo con que se cargue toda la culpa a la autoridad federal, por el simple hecho de una diferencia mínima en el resultado electoral. El IFE y sus consejeros tienen autoridades y legitimidad", aseveró.

En tanto, Gabriel Sánchez, de Presencia Ciudadana, asumió que su conteo rápido es coincidente con el Programa de Resultados Electorales Preliminares, ya que su tendencia fue de 35.8 a 38.8 para el PAN, de un rango 35.1 a 38.1 para el PRD, "y no afirmamos quién estaba en primero y segundo lugar por lo cerrado del resultado, pero a partir de ese indicador sostenemos que no se puede pensar en un fraude generalizado, eso me parece imposible".

Marusia López Cruz, de Consorcio para el Diálogo Político y la Equidad, afirmó a su vez que medio centenar de agrupaciones sociales y civiles se pronuncian porque se cuente voto por voto porque hay un margen tan estrecho en los datos dados por el IFE, "que se pone en riesgo la legitimidad de la elección".

Aceptó que es necesario hacer, también, una revisión general del sistema de observadores electorales por la falta de coincidencias que esta vez se registraron. "El hecho de que Víctor González Torres inscribiera 5 mil es preocupante. Necesitamos hacer un balance y precisar qué es lo que se debe observar, porque se ha dejado de lado el conteo de votos al término de la jornada, lo que da pie al fraude hormiga", que significa "ordeñar" las urnas.

Destacó que en todo momento hubo inconsistencias graves, desde antes del 2 de julio, hasta días posteriores al conteo, lo cual pone en duda la legitimidad del proceso. Aunado a ello, advirtió, hubo intervención del jefe del Ejecutivo y "esto no lo podemos obviar".

Nuestra postura, insistió, es que el proceso llegue hasta sus últimas consecuencias; lo ideal habría sido que ayer no se declarara a un ganador presidencial hasta resolver las impugnaciones y se vaya al conteo voto por voto. No obstante, maniesfestó que "por ningún motivo queremos la violencia del Estado frente a las manifestaciones por la legítima defensa del voto y apelamos a los ciudadanos que se sienten agraviados a que no se detengan para pronunciarse. Todos tenemos derecho a expresarnos".
http://www.jornada.unam.mx/2006/07/07/019n1pol.php


Fraude cibernético produjo mayoría de Calderón, advierten fisicomatemáticos
Recomiendan nuevo recuento en el que sean excluidas las computadoras del IFE

JAIME AVILES

El resultado final de los cómputos distritales que va a proclamar al próximo presidente de la República "no es producto de la voluntad ciudadana, sino de un fraude cibernético logrado mediante la aplicación de un algoritmo", denunciaron ayer Bolívar Huerta y Francisco Portillo, fisicomatemáticos de la Universidad Nacional Autónoma de México.

"Desde que el IFE anunció que se había contabilizado 84.13 por ciento de la votación hasta que llegó a 99.99 por ciento, Roberto Madrazo se quedó estancado en 22.27 puntos porcentuales, Roberto Campa en 0.96 y Patricia Mercado en 2.7. Eso es matemáticamente imposible", explicaron los expertos.

De manera complementaria, los científicos comprobaron la existencia de una relación directa entre los votos de Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador "para favorecer al primero y desfavorecer al segundo mediante un sesgo cibernético, un algoritmo", señaló Bolívar Huerta.

Cuando el porcentaje de actas registradas oficialmente por el IFE era de 41.04, López Obrador llevaba 37 por ciento de los votos y Calderón 34.37, cifras que, sumadas, agregó, dan un total de 71.37 por ciento. Cuando las actas registradas llegaron a 52.57 por ciento, López Obrador había subido a 37.12 por ciento de los votos y Calderón a 34.37, lo que ahora sumaba 71.57 por ciento de la votación.

"Esto no varió nunca. Con 70.67 de las actas registradas, López Obrador tenía 36.86 y Calderón 34.58, lo que seguía sumando 71.44 por ciento de los votos", subrayó, mostrando una tabla de formato Excel donde a la izquierda está el porcentaje de "actas registradas" y en la cuarta columna la "suma de votos AMLO y FC", que guardan una relación invariable. Véase:

Con 43.38 por ciento de actas sumadas, los dos candidatos reunían juntos 71.38 de los votos; con 50 por ciento de actas, 71.52 de los votos; con 57.33 de actas, 71.67 de votos; con 69 por ciento de actas, 71.45 de votos; con 76.46 de actas, 71.38 de votos; con 82.46 de actas, 71.21 de votos; con 90.07 de actas, 71.26 de votos; con 94.09 de actas, 71.21 de votos y, finalmente, con 98.01 de actas, 71.19 de votos.

"No hay explicación lógica, matemática, racional para justificar este comportamiento de los números, pero mientras López Obrador y Calderón disputaban siempre el mismo número de votos, Madrazo, Campa y Mercado permanecieron fijos en los mismos porcentajes, como si de tratara de dos elecciones distintas: las gráficas de López Obrador y Calderón se acercaban dibujando una figura similar a la nariz de un avión y las de Madrazo, Mercado y Campa describían tres líneas perfectamente rectas", resumió Huerta.

Se repiten anomalías del PREP

Al analizar el Programa de Resultados Electorales preliminares (PREP), hace dos días, ambos científicos observaron que en los estados donde ganó López Obrador la votación para la elección presidencial fue menor que la votación para senadores y diputados, mientras en aquellos donde obtuvo mayoría Calderón la votación para presidente siempre fue superior que para legisladores.

"A López Obrador un algoritmo dentro del PREP le quitó cientos de miles de votos, y ahora otro algoritmo le trasladó a Calderón los votos que recibió en los conteos distritales. Esto indudablemente es un fraude", subrayaron los fisicomatemáticos.

Lo más grave, advirtieron, es que si López Obrador consigue que se vuelvan a contar los votos boleta por boleta "le van a aplicar el mismo algoritmo. Debe exigir que el nuevo recuento se haga con sumadoras comunes y corrientes, no con las computadoras del IFE, o lograr que éstas sean revisadas para que les quiten los algoritmos y estén vigiladas por una comisión especial de científicos y ciudadanos con el fin de que nadie les vuelva a meter mano cuando se haga el nuevo recuento".
http://www.jornada.unam.mx/2006/07/07/017n1pol.php


"Es un golpe de Estado técnico", dice Hernández Navarro
Sólo la participación ciudadana detendrá el fraude: Almeyra

LAURA POY SOLANO

Ante la perpetración de un "golpe de Estado cibernético y mediático" en los comicios de este 2 de julio, con el que los poderes "fácticos" pretenden imponerse a la voluntad popular expresada en las urnas, "sólo la movilización y participación ciudadana podrán detener el fraude electoral y consolidar la democracia en México", aseguró Guillermo Almeyra, catedrático de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Al participar en una mesa de análisis convocada por la UAM-Xochimilco sobre la contienda electoral, destacó que por primera vez la ultraderecha se enfrenta con la izquierda, "bloque contra bloque, sin conciliación posible. Se cierra una etapa larga en la vida nacional y los movimientos sociales comenzarán a ocupar, en un plazo relativamente breve, el primer plano en el escenario político".

Se abre, afirmó, el espacio para una nueva izquierda sin vinculación de partido, pero que luchará "junto a un sector del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que comprenda que la legalidad y el estado de derecho dependen de conquistar previamente una relación de fuerzas favorables mediante la movilización".

La injerencia de un gobierno de derecha neoliberal aliado con los "ultraderechistas" del Partido Acción Nacional, para imponer a su candidato por encima de la voluntad popular, "ha puesto a México en la hora de América Latina, pues se acabó la excepción impuesta por el viejo Partido Revolucionario Institucional (PRI) que contenía las contradicciones sociales del país, desde una izquierda socialista hasta una derecha neoliberal".

Por ello, consideró que de imponerse a Felipe Calderón como próximo presidente, "será el gobierno más ilegítimo en la historia de México y, por tanto, el más frágil, ya que no sólo será ilegítimo, sería sentido así por la ciudadanía, y sólo con la movilización se podrá ganar un espacio para otro tipo de gobierno".

Al respecto, Luis Hernández Navarro, coordinador de opinión de La Jornada, afirmó que ante "un golpe de Estado técnico" en el que el gobierno federal utilizó "dados cargados" en la contienda electoral para favorecer a su candidato, el eje central de la lucha es "frenar el fraude electoral y exigir el respeto a la voluntad popular en las urnas".

Señaló que no se trata de un enfrentamiento entre dos proyectos de nación, uno de izquierda y otro de derecha, sino de la fuerza para contener la imposición de los "poderes fácticos" y generar la capacidad para unir esfuerzos y defender el voto.

Los comicios, indicó, no sólo fueron "inequitativos, también fueron fraudulentos", porque se usaron todos los recursos del gobierno federal para favorecer al Partido Acción Nacional (PAN).

Se trata de un golpe de Estado, "porque a la voluntad legítima de los ciudadanos se impuso por la fuerza otras autoridades; es técnico porque en lugar de recurrir a las Fuerzas Armadas, se utilizaron recursos informáticos y cibernéticos para presentar como ganador de los comicios a quien no lo es, y es de derecha, porque pretende la continuidad de los intereses conservadores del gobierno en turno".

Armando Bartra, profesor-investigador de la UAM y colaborador de La Jornada, destacó que a diferencia del fraude electoral de 1988, "la sociedad mexicana está más organizada y preparada para contender por una batalla de larga duración, que no se limita a quien llegue a la Presidencia de la República, sino por la construcción de un nuevo modelo de nación".
http://www.jornada.unam.mx/2006/07/07/019n2pol.php


Presentan en La Jornada boletas de la votación presidencial encontradas entre la basura del distrito electoral 16
http://www.jornada.unam.mx/2006/07/07/017n2pol.php

Estiman que en Jalisco 40% de los paquetes electorales tienen anomalías
http://www.jornada.unam.mx/2006/07/07/015n1pol.php

Efervescencia social a lo largo del país ante las sospechas de fraude
http://www.jornada.unam.mx/2006/07/07/016n1pol.php

Reseñan diarios de EU las irregularidades en comicios
http://www.jornada.unam.mx/2006/07/07/021n1pol.php



Como funciona el fraude electoral en Mèxico
http://chiapas.indymedia.org/display.php3?article_id=124411

Cobertura especial del proceso electoral 2006
http://www.jornada.unam.mx/elecciones2006
http://elecciones.jornada.com.mx


Elecciones a la mexicana (I)
http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/265118/index.php

Elecciones a la mexicana (II)
http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/265299/index.php

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more