Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
    01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Accions per a Avui
17:00

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: guerra
Base a base (IV): imágenes aéreas de las principales academias militares en INSUMISSIA
19 feb 2006
En la cuarta entrega de esta serie de espionaje casero a los espacios militarizados que ocupan el territorio español, intentaremos entrar en las academias militares. Desde Marín (Pontevedra) hasta Cartagena, y desde Tremp (Lleida) hasta Baeza, pasando por Zaragoza, Madrid, Alcalá de Henares, San Javier... visitaremos algunas de las muchas «escuelas de guerra» en las que se forma (y se reforma) a los profesionales de la administración de la violencia y la destrucción a las órdenes del Estado.
logo.jpg
Escuelas de Guerra. Base a base: la militarización del territorio español a vista de satélite (IV)

Paseo aéreo por las academias militares

En la cuarta entrega de esta serie de espionaje casero a los espacios militarizados que ocupan el territorio español, intentaremos entrar en las academias militares. Desde Marín (Pontevedra) hasta Cartagena, y desde Tremp (Lleida) hasta Baeza, pasando por Zaragoza, Madrid, Alcalá de Henares, San Javier... visitaremos algunas de las muchas «escuelas de guerra» en las que se forma (y se reforma) a los profesionales de la administración de la violencia y la destrucción a las órdenes del Estado. Como veremos en algunos ejemplos prácticos, la enseñanza de "la ciencia y el arte militar" (aquella humorada Chesterton, «el asesinato como una de las bellas artes», quizá pueda ayudarnos a entender qué tipo de "arte" es ese) gira inequívocamente alrededor del centro de gravedad de la administración del terror, la amenaza, la violencia y, en fin, la guerra, contra un "enemigo" que ya desde hace mucho tiempo incluye principalmente a las poblaciones civiles. Esto y, en el caso de los futuros mandos, las técnicas necesarias para disciplinar, someter y uniformar la multiplicidad de los colectivos de personas para convertirlos en engranajes de la maquinaria militar, son los dos componentes intrínsecos de la enseñanza militar. Todo un ejemplo de esa brillante «racionalidad instrumental» desprovista de cualquier rastro de sentimiento humano que tanto enorgullece a «occidente» y que ya ha traído dos guerras mundiales, los campos de exterminio y la posibilidad de destrucción nuclear total, entre otros desastres.

Pero no pensemos en los centros de enseñanza del Ejército como espacios estancos enfocados hacia la difusión de los saberes militares entre los aspirantes a formar parte de las Fuerzas Armadas. Las academias militares han sido unos importantes medios de desembarco de la ideología militar en el sistema educativo.

Hace ya diez años que empezaron a encenderse las luces de emergencia en los despachos de la cúpula militar ante las escandalosamente bajas cifras de aspirantes. El diagnóstico fue que la sociedad española carece en gran medida de la llamada «cultura» o «conciencia» de defensa, y el tratamiento consistió en intervenir sobre el sistema educativo general aumentando el contacto e intentando introducir contenidos castrenses. La campaña fue inicialmente impulsada por el Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE), organismo dependiente del Ministerio de Defensa.

«Los pasos fundamentales que se van a dar son una continuación de lo que venía haciendo el Instituto de Estudios Estratégicos (...) El otro paso es el acercamiento a las escuelas (...) teniendo mucho cuidado que no vayamos a fracturar lo que tanto tiempo ha tardado en conseguirse (...) En tercer lugar, la Universidad, por supuesto. En la Universidad ya hay mucho hecho. Lo que quizá había era un esfuerzo disperso. Esto se está tratando de concentrar y acercarse a la Universidad mediante seminarios, seminarios que hagan las propias Universidades, casi sin participación del Ministerio de Defensa, seminarios con objeto de que el concepto de Defensa Nacional llegue a todos los lugares. Esto es en síntesis la labor que tenemos por delante porque es el complemento indispensable para el proceso de profesionalización de las Fuerzas Armadas» (Comparecencia del Teniente General Víctor Suances Pardo, en la Comisión Mixta Congreso-Senado, Director General de Política de Defensa, 20 de febrero de 1997)

En el ámbito de la enseñanza secundaria, los planes de Defensa fueron tempranamente contestados de forma organizada y microscópica por los propios profesores y profesoras. Varias «[plataformas contra la militarización de la enseñanza» surgieron en diferentes lugares del Estado entre 1997 y 1998, por lo que parece que las intenciones del Ejército han resultado en buena parte frustradas.

Pero en el ámbito de los estudios superiores las resistencias están siendo mucho menores. En una carta del Ministerio de la Presidencia enviada al Congreso de los Diputados, se insiste en «cuidar el ámbito de los estudios de postgrado, la investigación científica y técnica en el horizonte de la defensa o de la seguridad». Algunos de los pasos iniciales dados en esta dirección fueron estos:

- En 1997 las gestiones del Ministerio de Defensa logran poner en marcha el Instituto Universitario "General Gutiérrez Mellado", dependiente de la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia) que ya programa actividades docentes y cursos de doctorado sobre paz, seguridad y defensa, además de un máster de 2 años de duración. Los militares subvencionarán las actividades del Instituto con 26 millones de pesetas.

- En el marco del convenio suscrito entre el CESEDEN (Centro Superior de Estudios de la Defensa nacional) y la Universidad Complutense, en 1998 se crea la llamada Cátedra Almirante Juan de Borbón, consagrada a los estudios militares.

- Jornadas de Intercambio de la Academia General Militar con las Universidades de Zaragoza y la Carlos III (Madrid), así como diversas conferencias pronunciadas por el Subsecretario de Defensa en otras universidades (por ejemplo, en la Complutense, en su Foro Universitario).

- Cursos de Verano en las universidades más prestigiosas que organiza el Ministerio de Defensa sobre los temas que le interesan, como en los de la Complutense (El Escorial) desde 1994, o los de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (Santander) en agosto de 1998.

En los ejemplos que encontraremos a continuación, podremos ver el papel jugado en años más recientes por las «escuelas de guerra» en la inoculación las perspectivas militaristas en la enseñanza superior, especialmente, desde el 11-S, de esa percepción cuasi paranoica de un mundo muy peligroso en el que las libertades de occidente están amenazadas por el terrorismo internacional islamista.

Pero no han sido los únicos agentes de esta estrategia. Otras organizaciones llamémosles «civiles» también han jugado en la misma dirección. Es el caso, por ejemplo de la Asociación Atlántica Española, una «asociación cultural y sin ánimo de lucro» presidida por el ex ministro de Defensa Julián García Vargas (sí, ese que dijo en su día que los insumisos eran unos insolidarios y estaban relacionados con el terrorismo) que tiene entre sus fines:

«Apoyar los esfuerzos de la Alianza del Atlántico Norte, encaminados al desarrollo de las relaciones pacíficas internacionales y a la defensa de los principios de Libertad, Democracia y Estado de Derecho [...] Intentar colaborar a la mejora del conocimiento de la Cultura de Defensa y el debate público sobre aspectos de la Seguridad y la Defensa que puedan ser de interés dentro del marco de España o de la OTAN, así como el conocimiento de las Fuerzas Armadas».

De esta manera tenemos seminarios como el titulado «El radicalismo islámico, una amenaza para Europa», impartidos por el propio ex ministro en la universidades como la Complutense de Madrid, o en cualquier otro foro relacionado con la «seguridad y defensa».

Aunque a pesar de lo contado, quizá lo más preocupante de todo sea la absoluta incapacidad y la irremediable obsolescencia de la «defensa» militar para defendernos de los «enemigos» reales que amenazan a las personas (injusticia, desigualdad, destrucción del medio), y su admirable habilidad para convertir este planeta en un lugar peligroso y violento.

- Academia General Militar de Zaragoza

- Escuela Naval Militar de Marín

- Escuela NBQ de Hoyo de Manzanares

- Academia General del Aíre de San Javier

- Academia de Suboficiales de Tremp

- Cuartel del Batallón de Instrucción Paracaidista de Jabalí Nuevo

- Academias de la Guardia Civil en Baeza y Aranjuez

- Escuela de Guerra del Ejército en Madrid

- Prisión militar de Alcalá de Henares

[...]

http://www.antimilitaristas.org/article.php3?id_article=2320
Mira també:
http://www.antimilitaristas.org/article.php3?id_article=2320

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more