Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juny»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Accions per a Avui
20:00

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: corrupció i poder : ecologia : especulació i okupació
[pep de can oliveres] testimoni i crida
16 feb 2006
el proper dimarts 21 de febrer, en pep de can oliveres (esplugues) té una nova cita amb la policia (i ja van 3) per intentar desallotjar-lo de la masia on va néixer fa 65 anys. et convoquem a la concentració de suport i per frenar el desnonament el mateix dia a les 11h a la porta de can oliveres

aqui tens el seu testimoni de 20 anys de lluita i abús immobiliari i una crida en audio per a que tothom vagi el dia 21 a frenar el desnonament!!
pep_veniu_a_ajudarme_x_21feb06.WAV
pep veniu a ajudarme x 21feb06.WAV (2,62 MiB)


'Con los minipisos de la ministra tengo de sobras para mí y mis perros'
Pep, habitante de Can Oliveres, Esplugues de Llobregat

pep a casa petit.jpg


Soy Josep Maria Duch i Campreciós, nací en Can Oliveres, masía donde mi familia vive desde hace 150 años. Mi madre tenía un contrato con la familia de banqueros franquistas March (propietarios de Fecsa) para trabajar las tierras y vivir en la casa. Cuando en 1970 muere mi padre, voy a Fecsa donde me dicen de palabra que continúe su trabajo en las mismas condiciones. Ahora no tengo ningún contrato y me acusan de vivir todos estos años sin pagar. En el ayuntamiento, antes del revuelo que hay montado ahora por mi caso, me llamaban 'ocupa', yo he trabajado toda mi vida los huertos y terrenos de Can Oliveres.

El 21 de febrero a las 12h intentan echarme a la calle por tercera vez.

En los años 70, a mi madre le ofrecen irse a una casa donde vivía un hombre que había trabajado en Can Oliveres, pero ella no quería ir por no perjudicarlo. Luego más tarde todas esas casas fueron derribadas por las expropiaciones del tranvía, ya empezaban a preparar lo que más tarde se ha llamado plan Caufec.

En 1986 muere mi madre. Antes dejé de trabajar las tierras pues vaciaron un camión de cemento para que no pudiera regar. Al principio querían hacer unas pistas de tenis, pero el ayuntamiento no les dejaba y les decía que rehabilitasen la masía para hacer un restaurante.

Para eso necesitaban que yo marchase y la sociedad promotora del plan Caufec me lleva a juicio junto con las familias gitanas del cámping Barcino en octubre 2000. En el año 65 obligan a todos los payeses a abandonar las tierras, los papeles firmados entonces por mi madre sirvieron para no perder el primer juicio.

En enero de 2004, me enteré por la prensa de que mi casa estaba dentro del plan Caufec y que querían rehabilitarla. Me acerqué al ayuntamiento a preguntar por mi situación y ofrecerme como vigilante de Can Oliveres. El mismo día, unas horas después, tres vigilantes de obra intentaron romper el candado de la casa diciéndome que me fuera. No tenía ni idea de donde venían pero la única persona que sabía por qué fui al ayuntamiento era el alcalde, hoy día me parece mucha casualidad. Desde entonces los matones de Sacresa han venido más de una vez, incluso a provocar a la gente que me vino a apoyar el primer intento de desalojo.

Un mes después del intento mafioso de echarme, Sacresa pide al juzgado de Esplugues ser declarada única y legítima propietaria de Can Oliveres y que me condenen a desalojar la finca. Para poder defenderme tuve que pagar una fianza de 3.000 euros. Mi abogado me decía que teníamos el juicio perdido antes de empezar, y así es de momento. La sentencia que me obliga a marchar se dicta en junio 2004 y la Audiencia Provincial claudica ante los falsos argumentos de Sacresa.

Inmediatamente, Sanahuja presiona a la jueza para que declare un desalojo provisional, y ya van tres: 19/mayo/05, 20/septiembre/05 y el próximo 21 de febrero/05. Sacresa dice que compró la finca con el solar por 6.000 millones ptas, ahora la inmobiliaria quiere construir un centro comercial más grande que l'Illa Diagonal.

Yo no quiero propiedades, pero sin nada no me voy. Tampoco quiero abandonar a mis tres perros. Si me hubieran dado dinero al principio se habrían ahorrado tantos problemas como tienen ahora. En septiembre de 2005, se reunieron más de 200 personas en la calle para parar el desalojo, y lo conseguimos.


'Esta gente no me conviene'
Esta gente que me ha venido a ayudar me ha devuelto la vida. Desde que Sacresa me quiere fuera de casa, son las únicas personas que se han preocupado por mi. Han venido a los dos intentos de desahucio y han logrado frenarlos encadenándose a la puerta. Han difundido mi problema y hoy en día mucha gente por la calle me pregunta cómo estoy porque ahora me conocen.

El alcalde no quiere que me pasee por Esplugues con la pegatina 'Queremos una casa para Pep'. A mí se han acercado policías locales a decirme que me estoy juntando con una gente que no me conviene. Simplemente me he defendido como he podido y la policía me dice que yo antes era buena persona. A principios de 2006, la portavoz del ayuntamiento (Pilar Diaz) dice por televisión que la oposición al plan Caufec se está aprovechando de mí porque tenemos las cámaras aseguradas.

Esa mujer nunca ha venido a verme, tampoco me ha invitado nunca a cenar, ni me ha abierto su casa, ni me ha acompañado cuando estoy ingresado en el hospital, ni se ha preocupado por el juicio, ni me ha ayudado a limpiar el patio o a sacar runas de casa, ni ha ido a cuidar a mis perros cuando no estoy, ni organiza comidas en mi casa. Los dos días que la policía ha venido a desalojarme no la he visto arriesgando tanto como mis amigos. Yo haré todo lo que pueda para parar el plan Caufec porque será la perdición para Esplugues, los comerciantes, los jóvenes y Collserola.

Después de años luchando sólo, esta gente me ha devuelto la vida. Ahora tengo ganas de pasear y de hacer cosas.

Al ayuntamiento en cambio le interesa que yo me vaya. Dicen que es un conflicto privado pero cuando la casa esté rehabilitada será un equipamiento público. Pero sólo hasta ahora, gracias a la oposición del pueblo, corren a ofrecerme cosas sin consultarme a mí, sin respetar mi opinión, mintiendo.

Yo, por mandato no quiero ir a una residencia. Si quisiera podría ir en 10 minutos, pero prefiero que esta plaza sea para una persona que realmente lo necesite y que lleve tiempo esperando. El ayuntamiento también me ha dado la posibilidad de acceder a un piso tutelado. Pues yo prefiero que esta vivienda sea para una familia que lo necesite más que yo. Igualmente, no quiero pasar por delante de nadie, pues mis necesidades son más modestas.

El ayuntamiento se presentó el día del segundo intento de desalojo como mi salvador ante el gigante de Sacresa y dice que evitó el desalojo policial. La realidad es que la presión y el aprecio del pueblo de Esplugues pararon realmente el desahucio. Aquel 20 de septiembre 2005, el ayuntamiento también se comprometió, e incluso ante las cámaras de TV3, a encontrar una solución en pocos días consensuada entre la inmobiliaria, el consistorio y yo que me pudiera satisfacer ante las opciones y alternativas posibles.

Estamos en el 2006 y la situación es complicada, con la orden de desalojo provisional en dos semanas, cuando leas esto quizá ya no viva en casa. Siempre he dicho que no pido más que 10 m2 de techo para poder dormir y un trozo de patio para mis perros, mi familia, que no puede entrar en una residencia. El único requisito es que sea de planta baja por mis problemas de movilidad, voy con muletas y los médicos no dejan de repetir que me tienen que cortar una pierna.

Nunca he pedido ninguna propiedad, no la quiero. He buscado por Esplugues casas que se adapten a mis necesidades y las pocas que he encontrado no las quieren alquilar con cualquier argumento. La masía se está cayendo, veo las estrellas desde el interior de la casa. En febrero04 cayó un trozo de techo, antes cayeron otras partes porque los propietarios vinieron a apuntalar el techo y lo hicieron mal, hoy pienso que a propósito.

Para mí, los responsables de mi situación son el ayuntamiento de Esplugues porque soy un vecino del pueblo que nunca ha molestado a nadie y el alcalde nunca me ha ayudado. Nunca han querido resolver el problema hablando como personas, sólo con policías o jueces. Sacresa podría solucionar mi necesidad de la mejor manera posible. Sinceramente, pienso que esta empresa tiene suficiente capacidad económica para satisfacer de sobras mi demanda. Si falla todo, espero que el ayuntamiento medie para que pueda alquilar una casita de planta baja, cosa que tampoco consigo.

No espero mucho más, tampoco quiero dormir en la calle ni vivir con la angustia de esperar cada mañana a la policía o a los matones de Sacresa que me vengan a amenazar o a hacer daño. El 21 de febrero si me echan, dormiré en la calle, delante del ayuntamiento.




* * * * **
[OJO CON EL DESALOJO] pensa que si no venen el dimarts 21feb, poden venir qualsevol dia si el jutjat no torna a posar data...!! si el desallotgen, el dia q sigui, ens concentrem a les 19h a la porta de l'ajuntament d'esplugues. dormirem al carrer??


can oliveres (masia inclosa dins el sector del pla caufec). al costat del camp de futbol de pubilla cases (l'hospitalet), c/laureà miró, a prop de la nova rotonda jacinto benavente. metro can vidalet L5

NI DESNONAMENTS NI PLA CAUFEC
VOLEM UNA CASA PER A EN PEP
Mira també:
http://www.noalplacaufec.net

This work is in the public domain

Comentaris

Re: [pep de can oliveres] testimoni i crida
16 feb 2006
Anims Pep! I a tota la gent del No al Plà Caufec!
Un del Poblenou.
Re: [pep de can oliveres] testimoni i crida
20 feb 2006
espero que es pari el desnonament!!!

es una vergonya tot aixo!!

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona