Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juny»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: un altre món és aquí : amèrica llatina
La autonomía, ejercicio pleno mediante las juntas de buen gobierno en Chiapas
29 set 2004
"Estamos mejor que antes; hemos aprendido a resolver nuestros problemas".
En los municipios rebeldes cualquier persona es capaz de gobernar, manda obedeciendo.
Francisco Gomez, Chis., 27 de septiembre. La experiencia de las aún jóvenes juntas de buen gobierno (JBG) zapatistas apunta a hacer de la autonomía una forma de convivencia de las comunidades en resistencia entre sí, y con las demás organizaciones indígenas de las regiones, incluso aquellas con las que la relación ha sido díficil y contrapuesta.

Es el caso de la JBG El camino del futuro, localizada en el caracol de La Garrucha, en la selva tzeltal, que en su primer año de funcionamiento ha intervenido en 22 casos de conflicto, de los cuales 17 se han resuelto, cuatro siguen en proceso y sólo en uno no fue posible el arreglo. Notablemente, los acuerdos han sido con la Organización para la Defensa Indígena y Campesina (Opdic, con proclividad paramilitar como su nombre lo indica) y la Asociación Rural de Interés Colectivo (ARIC oficial), priístas ambas y opuestas al zapatismo, así como con la ARIC Independiente y la Organización Regional de Cafetaleros de Ocosingo (Orcao), perredistas y hoy progubernamentales.

Los que la junta llama en su informe anual "acuerdos o intentos de acuerdo con autoridades no zapatistas", han sido la escuela práctica de un gobierno que se concibe autónomo, pero no único, con una legitimidad basada en el consenso de sus bases y el reconocimiento de otras organizaciones.

"Estamos mejor que antes porque la gente sabe a dónde acudir. Hemos aprendido a resolver nuestros problemas y conformar los gobiernos de cada municipio", se evalúa la junta, por la cual en un año "pasaron" 58 autoridades (una mujer), haciendo 40 turnos de 10 días cada uno. Además, en la comisión de vigilancia -que ha resultado el punto de encuentro para quienes acuden a la JBG- "pasaron" 55 autoridades (18 mujeres).

Un gobierno de más de 100 personas para cuatro municipios que tienen además sus respectivos concejos autónomos. Francisco Gómez, Ricardo Flores Magón, San Manuel y Francisco Villa se extienden por las cañadas de Ocosingo y el norte de Montes Azules. En una zona donde la impronta del movimiento zapatista es profunda, y de hecho fue una de las cunas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, cualquier persona es capaz de gobernar. Según la intención original del EZLN al crear las juntas, se trata de "cuidar que en territorio rebelde el que mande, mande obedeciendo".

Entre 2003 y 2004 esta junta resolvió casos como el robo, a un "perredista de Ocosingo", de nueve caballos, cuatro monturas y una motosierra. He mediado en dos conflictos entre la organización de autotransporte El Faisán y los pobladores de la cañada de Las Tazas. Ha catigado a zapatistas que han afectado a miembros de otras organizaciones, del mismo modo que ha castigado robos y agresiones contra zapatistas.

Las tierras recuperadas (de las fincas ganaderas) y los centros de población creados en ellas a partir del levantamiento de 1994 son escenario de ocasionales problemas por linderos y hasta de mera convivencia, cuando surgen divisiones, y los miembros de organizaciones con las cuales se ocuparon las tierras originalmente (como Orcao y ARIC Independiente) pretenden cambiar el régimen de propiedad (de comunal a individual), generalmente por presiones y promesas gubernamentales. Así ocurrió en El Recuerdo, San José, Nuevo Revolución, Kampet y Le Quilum. En San Miguel Canaxil (municipio Francisco Villa) surgió un diferendo entre bases zapatistas y la organización Yomblej (pro zapatista, mas no en resistencia).

Aunque modestas, las gestiones de la junta, como se apuntó arriba, han sido fructíferas. Un caso donde no hubo arreglo fue en El Jardín, cerca de Montes Azules, donde la comunidad lacandona de Nahá disputa tierras con tzeltales de la ARIC Independiente. Los lacandones se niegan a buscar acuerdo.

El conflicto en Santo Tomás Axim (municipio San Manuel) ha resultado difícil. Un grupo de fundadores del nuevo poblado se adhirió a la ARIC oficial, y otro a la Orcao. Ambos grupos rompieron con la resistencia y entraron en tratos con el gobierno. Ahora amenazan con expulsar a las bases zapatistas. La escuela autónoma del lugar está ocupada por la ARIC oficial, que borró los murales.

La JBG ha buscado el entendimiento entre las partes, para evitar que no zapatistas usurpen las tierras que se recuperaron gracias al levantamiento del EZLN y la resistencia de las bases de apoyo rebeldes. "A los compas, la Orcao los ha chingado mucho", dice la junta. El asunto sigue pendiente.

La JBG ha establecido negociaciones directas con la Organización de las Naciones Unidas por medio del titular regional del PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo), sin alcanzar acuerdos todavía. El Instituto Estatal Electoral solicitó autorización a la autoridad autónoma para capacitar a los funcionarios de casilla para los comicios de octubre; la junta puso como única condición que no se obligue a nadie a participar en los cursos.

Un problema de la región es el saqueo de selvas y bosques, por lo que la junta prohibió la extracción de madera en rollo, tablas y polines. Del mismo modo, emitió una ley contra el cultivo y tráfico de drogas, y otra para impedir el tráfico de indocumentados centroamericanos. Se castiga a los polleros. Y a los indocumentados está prohibido venderles agua y alimentos, o cobrarles alojamiento. Se les debe dar auxilio gratuitamente si quedan varados en territorio rebelde. "Son pobres como nosotros", argumenta la junta.

El transporte colectivo es un problema cardinal de la zona. La JBG ha concedido registro a 186 vehículos, mediando entre las diversas organizaciones de autotransportistas.

En un año, este gobierno autónomo obtuvo ingresos por 575 mil pesos, de los cuales gastó 299 mil, y tiene en caja 275 mil. Se construye un incipiente sistema de clínicas de salud, así como una escuela secundaria en Francisco Gómez. Por último, en agosto se inauguró, con apoyo del Colectivo de Solidaridad de Grecia, el centro de formación de promotores de educación en La Culebra (municipio Ricardo Flores Magón).
Mira també:
http://www.jornada.unam.mx/2004/sep04/040928/021n1pol.php?origen=politica.php&fly=1

Copyright by the author. All rights reserved.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona