Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: corrupció i poder
Savater, lacayo del PP e hipócrita...
19 jun 2004
"...la verdad no necesita apoyos, sólo el embuste necesita el apoyo del estado. No hace falta "agredir" o "castigar" a Savater en modo alguno. Él mismo es su castigo, siendo lo que es.

Savater: súfrase, pues, a sí mismo. Ese es su Castigo."
Savater, lacayo del PP e hipócrita...


"...la verdad no necesita apoyos, sólo el embuste necesita el apoyo del estado. No hace falta "agredir" o "castigar" a Savater en modo alguno. Ãl mismo es su castigo, siendo lo que es.

Savater: súfrase, pues, a sí mismo. Ese es su Castigo."


http://www.esfazil.com/kaos/



Domének



Antes que nada, quiero hacer una pequeña aclaración respecto a quién soy y qué pienso.

Algunos al ver la K de mi apodo piensan que soy anarquista. Nada más lejos de la realidad. El toque con la K en mi nombre simplemente denota la naturaleza 'radikal' de algunas de mis concepciones, y cuando digo radical no es en el sentido de fanatismo o enconamiento, sino en el de búsqueda de la pureza y la verdad a cualquier precio.

Políticamente me considero progresista, lo cual no está reñido, sin embargo, con mi querida utopía de una futura EUROPA hiperpotencia, en la cual se respetarán todas las nacionalidades de nuestro añorable y querido viejo mundo y su derecho de autodeterminación.

Ante las últimas bravuconadas de los fascistas de yanquilandia, creo que se ha vuelto diáfanamente clara la necesidad de recuperar el espíritu prusiano en Europa y establecer un conjunto de valores y esencias que guíen nuestras acciones.

Hay gente que parece ciega ante los eventos transcendentales que están teniendo lugar en nuestros tiempos. Considérense por ejemplo las últimas 'lindezas', por decirlo de alguna forma, de Aznar y los demás hijoputas del PP.

Dígamoslo claramente, sin más preámbulos ni ambages: Aznar y su secta PPera han intentado ABORTAR EUROPA. De la misma manera que el amo le tira al perro una molleja de carne y éste se lanza sobre ella sumiso, complaciente y moviendo el rabo, Bush y su panda de neofascistas le han arrojado al sector de los conservadores españacos un guiño, una promesa de futuros beneficios petrolíferos, una insinuación sobre subvenciones y parabienes varios. No ha hecho falta más: nada más sentir la caricia del amo sobre su lomo, al caniche �nsar de le han erizados los pelos. No todos los días puede un perro yacer al lado del trono del emperador.

De la misma manera que durante la Segunda Guerra Mundial hubo gente que colaboró con los nazis, ahora mismo hay en Europa COLABORACIONISTAS -digámoslo claro-, que le hacen el juego al Imperio, tratando de hacer un cambalache, un mero trueque: a cambio de beneficios y prebendas personales, tratan de finiquitar el proyecto europeo. Tratan de acabar con el sueño europeo y hacer con él leña para su fuego.

Me dio mucho asco ver al cerdo de Aznar decir que "Europa no puede construirse como un contrapeso a Estados Unidos". Veamos. Europa Ha de Construirse. Y si cuando esté construida resulta ser un contrapeso para USA, a lo mejor es porque USA está hecha de tal manera que es a su vez un contrapeso para Europa (o para cualquier otro poder emergente). No hay un arriba sin un abajo, ni un abajo sin un arriba.

Y como Europeo estoy dispuesto a 'trabajar' con Estados Unidos, etc. Pero si eso ha de suceder y uno de los dos ha de mandar, seamos nosotros, no los yanquis.

Tras esta quizá demasiado larga digresión preliminar, paso a entrar de lleno en el tema que nos ocupa, el del supuesto "monosabio-filósofo" Fernando Savater.

¿Qué decir de un personaje tan ...?, ¿eh ...?, "esperpéntico" sería quizá la palabra ...

Esperpéntico, sí, porque la verdad es que a fuerza de deformarse espiritualmente, hasta la compostura y el aspecto de nuestro hombre se han resentido, y la verdad es que transmite una impresión francamente ridícula.

Siento un gran respeto por los sabios que saben (incurro en redundancia a sabiendas porque hace falta remarcar muy claramente esto aquí), pero en cambio siento sólo el más profundo desprecio por los supuestos sabios que no saben.

El señor Savater se encuadra claramente en esta segunda categoría de "sabios".

Digo todo esto con conocimiento de causa porque de hecho he tenido ocasión de hablar con él, debatir con él, de hombre a hombre, en uno de sus pomposos actos "culturales" y de autopromoción, concretamente en una librería de Valencia, hace pocos años, adonde fui arrastrado por unos amigos que simpatizaban con él.

Tuve ocasión de comprobar que al señor Savater la verdad, o la búsqueda de la verdad, le importa "una mierda", hablando en plata.

Pude también comprobar que sus conocimientos de filosofía natural, o, en terminología más moderna, ciencia general y física básica, son inexistentes.

Recuerdo particularmente cuando el señor Savater me acusó de tener una mentalidad filosófica "de tipo anglosajón (...) enfocada hacia la filosofía natural y la explicación materialista de las causas (...) yo en cambio busco la verdad, pero al mismo tiempo intento hacer poesía (...) para uno el sol puede ser un astro, pero para mí puede ser un dios, o un canto, o un (...)".

A esta divagación pseudopoética del señor Savater, le respondí que nosotros recibimos del Sol una serie de estímulos sensoriales y podemos construir en nuestras cabezas modelos más o menos elaborados y complejos al respecto, pero que "el Sol es lo que es". En ese momento se oyó de entre el público un "claro", manifestando asentimiento con lo que dije. Más tarde supe que quien lo había dicho era una profesora de física.

Me gustaría haberle dicho al señor Savater (y en parte lo hice, pero el tiempo no dio para tanto como yo habría deseado) que "buscar la verdad y tratar de hacer poesía al mismo tiempo", como él se jacta de hacer, es difícil hasta rozar la imposibilidad, e incluso peligroso.

La búsqueda de la verdad es algo MUY exigente, y peor aún, la verdad no siempre es agradable. Si encima uno se autoimpone a priori la restricción de querer alcanzar alturas poéticas al ir enunciando las verdades que supuestamente descubre, lo más probable, salvo que uno sea un ser cuasidivino es que se incurra en una serie de divagaciones autocomplacientes, con rimas literales y figuradas, aroma poético, etc., pero que poco tendrán que ver, en general, con la verdad. Aún peor y mucho más insidioso: se dificultará todavía más la aprehensión de esa verdad cuya búsqueda nos ocupa, empañándose la lente del análisis objetivo con los vapores de poesía que el la mayor parte de los pasos será sólo metáfora barata.

Como otros antes en este foro, también yo creo que el señor Savater se ha descarriado mucho como filósofo, por decir lo menos. Esto no debe sorprendernos, puesto que como he dado a entender en el párrafo precedente, su 'estrategia' de indagación está viciada desde un principio, tanto por la restricción que representan sus veleidades poéticas como por otras restricciones no declaradas y que parecen consistir en satisfacer al 'stablishment': hay que contentar a los amos, a fin de cuentas son los que pagan. ¿No es así, señor Savater?

En libros de Savater he tropezado con incoherencias, contradicciones e ideas fascistoides a toneladas. Algunas veces roza lo más reaccionario. Como no he leído todas sus obras, me abstengo de generalizar, pero sí puedo afirmar que varios textos suyos son meramente panfletos del régimen disfrazados, y que como documento filosófico o informativo no valen una m*****.

No me sorprendió que el Sr. Savater no quisiera ser entrevistado para el documental "La pelota vasca". Hay cosas muy previsibles en esta vida, y aquí desde luego no se dio el milagro de Jesús transformando el agua en vino.

El señor Savater es el españaco prototípico. Se da aires de grandeza y exhibe una sonrisa -falsa-. Presume de carácter democrático sin comprender qué es la democracia. Habla de diálogo y razón cuando lo único que hace es monologar y repetir latiguillos aprendidos de memoria. Dice expresar su opinión cuando en el fondo dice lo que sabe que al jefe le va a gustar oir.

Muy buen trabajo, por cierto, el que hace en la secta o tribu de los Bastayas. Deberían ser una institución nacional
(católica). Desconozco las costumbres alimenticias y reproductivas de los integrantes de esta secta, pero supongo que por las noches se internan en cuevas para dormir cogidos al techo, fornicar entre ellos, incubar sus huevos de basilisco e intercambiar la sangre (de mucha gente) que almacenan en sus buches, como vampiros que son. Mientras tanto se muestran horrorizados ante la violencia (ajena) al mismo tiempo que simulan no ver siquiera la propia (presente y pasada). La estampa que tienen, siempre propagando pegatinas y presentándose como "las únicas víctimas" es francamente (nunca mejor dicho) patética.

Señor Savater, deje por favor de ser un vocero de la derecha, haga un autoexamen, un proceso de introspección (que debería ser salvajemente profundo) y quizá, sólo quizá, todavía pueda salir del coma intelectual y moral en el que está inmerso.

Aún una cosa más: he leído en este foro alguna amenaza de muerte contra este personaje. Disiento. Alguien como esta "rara avis" no debe ser asesinado, ni exterminado, ni depurado, ni eliminado ni nada por el estilo. Por otra parte, de nada serviría, salvo para darle a sus compinches sectarios un pseudoargumento que supla la falta que tienen de argumentos auténticos.

De hecho, como dijo un escritor que me resulta muy querido, la verdad no necesita apoyos, sólo el embuste necesita el apoyo del estado. No hace falta "agredir" o "castigar" a Savater en modo alguno. Ãl mismo es su castigo, siendo lo que es.

Fue muy revelador lo de negarse a ser entrevistado en "La pelota vasca". Si realmente tuviera razón, le habría dado igual ser entrevistado, porque en tal caso la verdad brillaría por sí misma. En una ocasión se escribió un artículo titulado "Cien autores contra Einstein", a lo que este (esta vez sí) gran sabio respondió, certero y lacónico: "Si ellos tuvieran razón, con un sólo autor bastaría". Como ya dije, sólo el embuste necesita apoyos artificiales.

Así pues, nada de amenazar o matar a Savater. Es un pobre roedor que inconscientemente, con su mera existencia, contribuye a cavar la fosa del fascismo más rancio que tanto abunda todavía, por desgracia, en este desafortunado país.

El castigo de Savater, como he dicho, es ser él mismo. Aquí en Occidente, por influencia del judeocristianismo, tenemos muy arraigado el concepto de culpa, responsabilidad, premio o castigo, ... Sin embargo los orientales creen en el Karma, algo distinto y más sutil. Es como una ley de compensación: uno hace algo, quizá malo desde una óptica occidental, y eso luego lo acompaña y permanece, de muchas formas disintas, persiguiéndole.

En el caso de Savater, ese karma o carga lo acompaña y lo está transformando poco a poco, de tal forma que incluso no verbalmente, con su sonrisa meliflua, su docilidad y complacencia hacia los amos y su aspecto de gato gordo y bien cebado en casa de ricos, transmite una sensación repugnante a observadores dotados de sensibilidad, inteligencia y sentido de la dignidad.

Así pues, ese es su castigo, señor Savater, refocílese en la miseria que ha llegado a ser, húndase más todavía en el cieno del servilismo y la adulación del poderoso (sin preocuparse en absoluto por esa verdad que dice buscar). Complázcase cuando le cuelguen medallas que sólo demuestran lo bien que le viene al sistema tener siervos como usted justificando y "vendiendo la moto" a los ignorantes. No dudo que sus amos le recompensarán bien, pero en lo fundamental ha llegado usted a ser muy pobre, hasta el punto de dar incluso lástima. Súfrase, pues, a sí mismo. Ese es su Castigo.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: D'Europes i Savaters
19 jun 2004
Primer de tot dir-te que tinc igual com s’escriga el teu nom, amb ‘k’, amb ‘c’ o amb ‘q’. El que em preocupa és la teua búsqueda de la puresa a tot preu: a mi m’encanten les coses impures, prefereix les barrejes i les fusions... El que passa és que com em diuen Pep no sé quina lletra canviar del meu nom, per mostrar que sóc impur a tot preu...

Que ets progressista no ho pose en dubte, el PSOE també vol una Europa forta i fruit d’això és que ha aprovat aquesta mateixa nit una constitució que converteix Europa en una unió d’Estats on els pobles no tenen veu. Jo com tu no vull una Europa hiperpotència (ja veus, jo no sóc progressista) perquè això suposa un augment de les desigualtats al món, i potser la clau és en comptes de crear potències crear espais d’igualtat i solidaritat entre pobles.
Per una altra banda, tampoc sóc europeista perquè és tracta de la formació d’un club de rics i la veritat és que per molts rotllos que em conten a l’escola em sento més mediterrani que europeu, em sento més a prop dels marroquins que dels letons. La construcció d’Europa avui en dia és un intent més de perpetuar la desigualtat, l’opressió i l’assassinat dels pobles que volen ser lliures. I l’esperit prussià volia açò també…
I colaboracionistes de l’imperi no són només els del PP sinó també els del PSOE i tots els altres que han apostat per aquest model d’Europa: que et quede clar la UE és una merda siga construida pel PSOE, el PP o l’esperit prussià, i m’encantaria que pegara foc pels quatre costats i que els europeus despertaren del somni.
Però tu al final el que vols és el poder no? Que manen els europeus en comptes dels ianquis: la mateixa merda, el mateix gos amb diferent collar. La gent com tu dona asco, sou una peça més del engranatge feixista que manté aquest sistema d’opressió. I em cague en la teua idea d’Europa i en el teu socialisme barat. No sé si seràs votant del PSOE però et recorde que si alguna volta els has votat tens les mans tacades de sang basca.

A mi Savater tampoc m’agrada gens i al final tu i ell, políticament sou el mateix, més roja o més blava, però la mateixa merda. Filosòficament es nota que pertanyes al positivisme lògic: els que ens venen que la ciència és objectiva i imparcial. Doncs enterat que la ciència és, com tot, subjectiva i parcial, i que normalment la ciència objectiva que tu ens vens es troba del costat del poder. I un consell deixa de buscar la Veritat perquè no la trobaras mai: no existeix.

Una cosa, perdona si he malinterpretat alguna idea (?) teua però és que no entenc molt bé el castellà...
Re: Savater, lacayo del PP e hipócrita...
19 jun 2004
Bueno, a ver si ponemos un poco de luz. Al segundo, ¿me entiendes capsigrany? Itat que sí? Ala, a dormir, pues. Ni puta idea.

Al primero: no sé que narices de contradicción ves entre la poesía y la verdad. ¿Nos remontamos a los Griegos, origen de la filosofía, de la física, y de la democracia? ¿O te parece Esparta, origen del teatro trágico, demasiado fascistoide? Leéte bien, por ejemplo, "Palabras entrecruzadas" (Pre-Textos, Valencia), a ver qué sostiene allí el fascistoide Savater sobre democracia, sobre ciencia y sobre filosofía. Lee bien, lee mejor.

"La pelota vasca", ¿eh? ¿Es eso el espíritu prusiano que promocionas? Sí, algo proto-prusiano sí que es el Medem. Menudo aprovechado. Menudo pedante. Prusianismo, o sea, origen del nacional-socialismo (¿sigues despierto, primero, contando los golpes de hoz?).

Que os zurzan. No os merecéis más. La izquierda burra. La izquierdona.
Re: Savater, lacayo del PP e hipócrita...
19 jun 2004
Joaquín74 soy Pep (el segundo) y creo que te entiendo perfectamente aunque eso me lo tienes que decir tú porque eres el que pones la luz. Aunque en lo que me has escrito a mí no hay mucho que entender debo decirte que tu argumentación es apabullante, me has dejado sin palabras. Ni puta idea como tú dices. Siento haber escrito lo que he escrito sabiendo que una eminencia como tú me iba a leer, pero nunca se sabe cuándo los sabios van a venir a visitar estas páginas. Aunque debo decirte que no eres el único, siempre hay algún listillo o policía que te haga compañia Joaquin74 o Wu Ming.

Bo i ara disculpa'm perquè vaig a parlar en la meua llengua (i disculpa també totes les errades que haja comés en la teua): sempre m'ha agradat ser un capsigrany, que no sé si sabràs que és un ocell molt rabiós. I també un peix.
També vol dir capbuit, que és el que tu ets chimo74. I com sé que a lo millor no m'entens doncs t'ho tradueix a la teua llengua que de segur ho entendras perfectament: zopenco, tonto.
Re: Savater, lacayo del PP e hipócrita...
19 jun 2004
Leo bien, leo mejor y entiendo bastante... entiendo incluso aquello que no comparto o no acepto, por eso no me extraña ni me perturba tu violento discurso fascista, dogmático. Y conozco esos textos de Savater muy bien, textos que ahora desprecia el propio Savater con sus comportamientos de actriz dogmática...

Te recuerdo, provocador oficial que Spinoza dice muchas otras cosas y que puedes seguir sacándolas de contexto para así buscarte cierta tranquilidad de espíritu.

Seguro que después de vomitar y de masturbarte, repitiendo algunas frases sobadas y ajenas te sientes mucho mejor.

Yo leo, vivo y procuro pensar y reflexionar. Intento entender y comprometerme, pero dudo mucho que el dogmático adulador y petulante per wu ming chimo74 (nospam) hotmail.com entienda algo de lo que escribe o de lo que dice leer...

No somos tan listos como vos ni nos importa ser tan excelsos repetidores de frases ajenas, de citas. Ya tenemos a vos, gran amigo de las Modas y las Famas.

Me divierte mucho sus comentarios...
Re: Savater, lacayo del PP e hipócrita...
19 jun 2004
Wu Ming es normal que defiendas a tu familia, pues eres familia de Fernando Esteso Savater. siempre lo he sabido, pues tienes el mismo estilo pretenciso y la misma falta de compromiso y ética que tu padre: igual de oportunistas y trepas...

Wu Ming, las historias como hachas de guerra
Amador Fernández-Savater
amador ARROBA sindominio.net


Lo que sigue es el prólogo del libro Esta revolución no tiene rostro, de próxima aparición en librerías (Acuarela, Madrid, 2003), editado íntegramente bajo una licencia copyleft de libre copia. Esta revolución no tiene rostro agrupa textos de Wu Ming escritos durante los últimos dos años en condiciones y con intenciones muy variopintas: hay textos de coyuntura política, cuentos, investigaciones sobre «formas de vida», relatos pegados a la acción política del movimiento global, cartas de circunstancias a periódicos italianos, panfletos, manifiestos, declaraciones, etc. Una buena muestra de la producción de uno de los experimentos político-literarios más relevantes de los últimos años. Todo ello, y muchos más elementos que conforman la actividad literario-política de Wu Ming, puede encontrarse en su página web: www.wumingfoundation.com



«Generalmente, el mito es la verdad rumorosa de los jodidos, los vencedores tienen la televisión en cadena nacional [...] La leyenda de la peregrinación a la búsqueda de Aztlán, Wyatt Earp en el OK Corral, los poemas de Byron y Espronceda, las aventuras de Sandokan y los Tigres de Malasia, el día en que papá se le puso enfrente a su jefe y lo mandó a chingar a su madre, las canciones donde aparecen tres jinetes en el cielo (Dios, Zapata y Jaramillo), Pedro Infante de pobre reivindicador, no son una colección de material de mentiras, son otra cosa, algo esencial: son nuestras vidas» (Paco Ignacio Taibo II).

Quien no piense como Taibo II perderá su tiempo leyendo este libro. Los que crean, legitimados por la corriente dominante de la filosofía heredada, que los mitos son «mentiras nobles» o embustes para engañar a las pobres masas, los «cultos» que no se dejan atravesar de veras por las historias que leen o escuchan y las tratan como un objeto inerte de disertaciones pedantes, los que citan el Proyecto más antiguo del idealismo alemán («necesitamos una mitología de la razón») de Hölderlin, Schelling y Hegel emparentándolo sin vacilación con las aberraciones que ha conocido el siglo XX,1 los individuos narcisistas que juzgan como una forma intolerable de opresión cualquier relato que abra un mundo que no sólo habite su ego, los enemigos de las pasiones fuertes y los laberintos de la memoria y la imaginación, los amigos de las versiones únicas, autorizadas, los «ojetivosos» que sólo quieren historias que negocien con el presente, todos ellos perderán su tiempo (y seguramente su paciencia) leyendo a Wu Ming. Sin embargo, otro destino muy distinto está reservado a los que en algún momento de su vida se han visto tentados a arriesgar su timidez, su estatus, su cordura o su vida, porque se les había agarrado al alma cierta historia oída en cierto sitio a cierta persona que recordaba de forma apremiante lo que hace que merezca la pena vivir. Ésos comparten con Wu Ming que el fondo más profundo de todo lo humano es un magma compuesto del «material con el que se hacen los sueños»: imágenes, historias, personajes de leyenda, signos de fortuna o desastre, ritos, oráculos, etc. Los libros de Wu Ming les buscan a ellos.

Desde 1994 a 1999, los miembros de Wu Ming participaron en una de las columnas más numerosas, creativas y radicales del Luther Blissett Project, la columna boloñesa. A principios de la década de los ochenta, Luther Blissett era sólo el nombre de un jugador de fútbol jamaicano que militó sin demasiado fortuna en el Milan A.C. Pero a finales de los noventa, después de que una parte del movimiento underground italiano y europeo se lo apropiara y lo promoviera como un seudónimo que cualquiera podía utilizar para firmar acciones estéticas o políticas, Luther Blissett se convirtió en el nombre de una especie de moderno Robin Hood, otro fantasma amenazante para toda autoridad como el General Ludd, cuya ubicuidad difusa representaba la potencia de la comunicación y de la «intelectualidad de masas» contra todas los nuevos «cercamientos» impuestos por el capitalismo «de espíritu» (copyright, derechos de autor, etc.). Un nombre colectivo para designar la creación y la inteligencia colectiva que está en el corazón de las luchas políticas hoy día, el uso generalizado de la guerrilla de la comunicación para arruinar los mecanismos de captura de la propiedad intelectual, los media y las instituciones oficiales del arte y la política, la manipulación de constelaciones culturales enteras (como la «cultura pop») para desviar sus elementos en un sentido emancipador y construir narrativas de masas políticamente orientadas, literatura-guerrilla, sabotaje del comercialismo, etc.: todo eso y más fue el Luther Blissett Project, que arruinó el prestigio de los presupuestos sobre el artista «individual y propietario» de los creadores «medios» y volvió locos durante años a los periodistas y editores que aceptaban tan contentos el vistoso «material negro» que se les hacía llegar discretamente bajo el «logo» LB (libros «falsos», rumores y personajes inventados, leyendas, etc.) en campañas de «guerra psíquica» perfectamente preparadas.2

Con el nombre múltiple, los futuros Wu Ming firman además Q (edición castellana: Mondadori, 2000), una formidable novela de aventuras emplazada a lo largo de los primeros 30 años de la Reforma, sacudidos violentamente por las grandes sublevaciones campesinas que aspiraban a realizar inmediatamente el paraíso en la tierra. Los autores confiesan haber situado la novela en esa época porque todos los elementos que constituyen nuestra modernidad están de alguna manera allí presentes, in nuce: comunicación de masas, pugnas por la libre circulación del conocimiento, éxodos masivos, capitalismo financiero, insurrecciones que expresan las significaciones que nutren el moderno proyecto de autonomía «todavía en un lenguaje religioso», etc. Este «western teológico», traducido a multitud de idiomas, es uno de los resultados más brillantes en la creación de mitos con sello Luther Blissett. Todos los aspectos que hacen irresistible la lucha política se transmiten con un estilo electrizante: disputas teóricas interminables, encuentros insólitos, hermosas empresas sin porvenir, enemigos imbatibles, traiciones sorprendentes, exaltación compartida, viajes clandestinos, etc. Los autores de Q imponen además a la edición del libro una declinación de la fórmula conocida como copyleft:3 se autoriza la libre reproducción del libro por todos los medios excepto para usos comerciales. Así, para indignación y rabia de las SGAE de turno, cualquiera puede fotocopiar el libro y regalarle una copia a un amigo. Una punta de lanza importantísima en el conflicto político por la libre reproducción de los productos de la inteligencia colectiva contra todas las modalidades de propiedad intelectual que privatizan los cerebros y criminalizan la compartición de saberes.4Mediante el copyleft, según afirman los autores de Q, «se defiende nuestro trabajo y el trabajo del editor y, al mismo tiempo, la libertad de los lectores de disfrutar y manipular lo que nosotros escribimos».

Luther Blissett nace con los días contados, al menos para las columnas italianas de la iniciativa. El proyecto tiene una vida programada de cinco años, aparece con los zapatistas en el 94 y desaparece con la revuelta de Seattle en el 99, durante un suicidio ritual, el Seppuku japonés.5 «Como dijo el incomparable Cary Grant, es mejor dejarlo demasiado pronto, para que la gente quiera más, que demasiado tarde, cuando la gente empieza a aburrirse», dijeron los autores de Q para explicar esa decisión. El estilo Blissett para entonces se había extendido por todo el mundo. ¿Acaso no son los suyos los rasgos más relevantes del movimiento de resistencia global que ha sacudido la escena política mundial como desde hace mucho tiempo nadie hacía?:6 la importancia fundamental concedida a la comunicación, no como un canal por donde transmitir mensajes políticos (ya fuesen radicales o más tradicionales), sino como un ámbito más de intervención política; la crítica radical de las nuevas «enclosures» que el capitalismo impone sobre las «tierras comunales creativas»;7 la propuesta de símbolos ciegos que representen el carácter irrepresentable del movimiento global (los pasamontañas zapatistas, por ejemplo); la ambigüedad constituyente que sortea los callejones sin salida formateados por la lógica identitaria («local, global», «violencia, no violencia», «reformismo, revolución», «amigo, enemigo», etc.), etc.

Desde Chiapas hasta Génova, la intervención sobre las representaciones, los deseos y los afectos de la multitud global se ha vuelto una cuestión política de primer orden que supera las arbitrarias oposiciones entre teoría/práctica et alii. Las fábulas de Marcos, los pasamontañas «detrás de los cuales estamos ustedes», las manifiestos desobedientes, la sola mención de Seattle o Praga, la estampa de Carlo Giuliani asesinado, los monos blancos, el «otro mundo posible», la fórmula del asedio a las zonas rojas como «espacios sin derechos», etc., condensan aspiraciones y temores de la «sociedad civil global». Son imágenes que, como ocurre con las buenas imágenes que vemos en el cine o transmite el arte, «permanecen en la mente y allí trabajan en silencio». El repertorio mitológico del movimiento global es un arma cuya importancia sólo puede escapar a los que comparten con el neoliberalismo que el motor del ser humano son las motivaciones económicas y que lo demás pertenece a una suerte de «superestructura» derivada. Pues bien, los miembros del colectivo Wu Ming han participado como artesanos anónimos de enorme importancia en la «guerra de metáforas» durante la que el movimiento de resistencia global consiguió, mediante un juego habilidoso de espejos y en un lapso asombrosamente breve de tiempo, reflejar al mundo entero la imagen intolerable de unos poderosos encerrados en sus castillos y sus zonas rojas decidiendo el contenido y la calidad de la vida de todos y cada uno, mientras eran asediados por una multitud airada y alegre de desheredados. Lo hicieron en los Monos Blancos, por ejemplo, un experimento político de enorme interés nacido al calor de los centros sociales italianos.8La imagen que devolvían esos enormes espejos resueltamente manejados era tan infame que los propietarios del mundo decidieron romperlos en añicos al precio que fuera: les costó dos balas en la cabeza de Carlo Giuliani el 20 de julio del año 2001 en la Piazza Alimonda de Génova, el ataque brutal a una manifestación de 300.000 personas al día siguiente, que Amnistía Internacional definió como la más grande y masiva violación de derechos humanos en la Europa de posguerra, y decenas de compañeros salvajemente torturados por la policía ascendida a soberana absoluta en un estado de excepción temporal.9 Los textos de Wu Ming captan, como pocos otros más, la intensidad y el drama del acontecimiento-Génova, su naturaleza más honda, la atmósfera de pesadilla que reinaba en la ciudad y también la belleza y la superioridad ética del gesto de desafío desobediente, que para muchos de nosotros conforman un pequeño 68 en-nuestras-cabezas, aunque el provincianismo insoportable que rige las mentes que «piensan» en España no le haya dedicado ni un minuto (sólo lo hicieron para cubrirlo de mierda). Su posición como «observadores» era privilegiada en Génova, porque ocupaban la primera fila del cortejo «desobediente» que trató de alcanzar la zona roja mediante el recurso a dispositivos de protección no agresivos (plásticos, escudos, cascos, gomaespuma, etc.). Y es que en el movimiento global no hay «intelectuales» que iluminen el sentido de la acción política que llevan a cabo otros, las relaciones entre pensar, contar y hacer se han trastocado hasta un punto que quizá animaría a Hannah Arendt a escribir una segunda parte de La condición humana.10

La participación de Wu Ming en el «movimiento de movimientos» siempre ha estado muy ligada a la narración de sus victorias, sus impasses y sus catástrofes, a la elaboración del inmenso material poético que proporciona la actividad de múltiples fuerzas anónimas en marcha, a la producción de historias y sentido, a la creación de mitos. Cuando se habla de mitos y política, uno evoca inmediatamente la figura de George Sorel, calumniado y malentendido durante mucho tiempo, según los mismos Wu Ming. Pero Sorel no se equivocaba cuando definía los mitos por contraste con las utopías: éstas nos describen modelos acabados (sean paradisíacos o pesadillescos), los mitos sin embargo expresan la fuerza de una comunidad, «alarman de aventura» los oídos de quienes los escuchan, devuelven la confianza (que no la fe) en las propias posibilidades, en la propia potencia, que se renueva en el mismo acto de escuchar el relato mítico. Quitan el miedo, vaya. El mito tiene (y ha tenido siempre, si hacemos caso a los antropólogos) una relación directa con la noción de «milagro», la causa incausada de nuevas conexiones causales, la capacidad humana de «empezar de nuevo» en la que consiste la política. ¡Cuántos relatos cinematográficos, novelescos, cotidianos, no transmiten esa idea: «todavía no está todo visto», y provocan así ese «estado de conciencia épico» que pedía Sorel a los mitos! Por su lado, la política, la acción colectiva de autoinstitución de la sociedad, es el ámbito de la actividad humana en el que se expresa mejor el exceso que supone cualquier lazo social a las consideraciones mecanicistas o funcionalistas. La acción política es el ámbito de lo heroico y lo superfluo, de la excelencia y la sobreabundancia; y por eso le viene como un guante el «lenguaje del entusiasmo» en que consisten los mitos. Es verdad que la reflexión sobre los mitos de Sorel no sorteaba algunos obstáculos que podían desembocar finalmente en la justificación de formas míticas trascendentes (Líder, Modelo, Origen, etc.) que disciplinasen a los sujetos educándoles en la sumisión gregaria a la voluntad de los tribunos. La cristalización del material mítico en una serie de «palabras-propaganda» que sometan el porvenir a la repetición de lo previsto por esquemas supuestamente infalibles es el «reverso tenebroso» de la fuerza mitopoiética. Wu Ming advierte de ello una y otra vez, pero también considera con extrema lucidez que ese obstáculo no se supera abandonando la producción mítica y optando por la «desmitificación» como modalidad de crítica política. No. Ese fondo magmático del ser humano que da sentido(s) a su(s) mundo(s) mediante el relato de historias no se deja apaciguar así como así. Habría que extirpar del ser humano la tendencia a la admiración o a la curiosidad, por ejemplo. Se trata más bien de intervenir en la producción de sentido desde los territorios de la inmanencia, orientándola, atravesando las olas de símbolos con el virtuosismo de un surfista. La lucha no es: mito o no mito, sino mito o fetiche. Para no convertirse en fetiches, los mitos deben ser todo lo contrario del «aura» según Benjamin, esto es, reproducibles y perfectibles.11 Una narrativa de emancipación es lo contrario de una teología: no anima la negación del cuerpo y de los otros en beneficio de ciertas ideas, sino que crea lenguajes comunes a partir de las singularidades y sus trayectorias existenciales. En ese sentido, Génova desencadenó una producción mítica ejemplar: los relatos de lo que había ocurrido allí, del miedo y la desnudez de los cuerpos vejados, de la tragedia y la extraordinaria fuerza colectiva expresada, se multiplicaron, atravesaron el planeta en boca de mil modernos bardos y trovadores, se perfeccionaron entre todos, hicieron volar en pedazos las interpretaciones oficiales que pretendían imponerse, circularon en construcción permanente en todos los «soportes» posibles, etc. La elaboración colectiva de aquella experiencia de «viaje iniciático» desbordó por todos lados las mentiras oficiales y el silencio que pretendía decretar la violencia.

Los mitos trascendentes que narran las acciones ejemplares de determinados héroes del sacrificio tienen afortunadamente cada vez menos influencia en la producción de la subjetividad militante. Ya nadie se siente impelido a imitarlos. Ahora nos encontramos con otros símbolos más adecuados a una época que ha debilitado enormemente la frontera entre producción y reproducción, una época que basa en buena medida la creación de valor en la «recuperación» de los valores fuertes de los movimientos políticos de los años sesenta y setenta: imaginación, creatividad, lenguaje, comunicación, virtuosismo, cualidades de autoorganización, flexibilidad, afectos, etc. Pero Wu Ming saca las conclusiones opuestas a muchos derrotistas que lamentan amargamente esa «recuperación»: no se trata de condenar toda experimentación política desde posiciones de nostalgia y resentimiento,12sino de pujar por un exceso de imaginación creadora que no se pueda contener o parasitar o contentar. Si hoy una de las fuerzas productivas principales es el lenguaje, ¡como no va a tener una importancia política de primer orden la lucha en el terreno de las significaciones, el combate entre el vaciado de contenidos fuertes de la banalización mediática, la propaganda de guerra o el lenguaje empobrecido que se impone en muchas empresas de servicios y la polisemia fecunda de las narraciones míticas políticamente orientadas! El segundo de a bordo de Bill Clinton dijo que la fuerza de trabajo más importante de este siglo la compondrían los «manipuladores de símbolos, datos, palabras». La pugna está entre la sumisión a la manipulación mecánica de signos y el exceso simbólico de los relatos que penetren hasta la fibra más profunda y animen la autonomía individual y colectiva. Cuando la comunicación está en la base del sistema económico-productivo, las comunidades pueden formarse a través del lenguaje, sin que eso signifique que son comunidades ficticias o ilusorias. Luther Blissett como nombre múltiple que expresaba el amor por el lenguaje y la comunicación de los nuevos sujetos productivos, y la consiguiente revuelta contra todas sus modalidades de instrumentalización, fue un experimento formidable en ese sentido. Wu Ming retoma ahora esa apuesta, madurada por más años de reflexión y experiencia. Libertad de lenguaje significa, hoy más que nunca, abolición del trabajo asalariado.13

En la vía Tolemaide de Génova, donde la policía detuvo el cortejo desobediente a balazos, amén de gases lacrimógenos y furgonetas lanzadas contra la multitud, muchos sintieron ya un temblor de tierra que anunciaba la «guerra global permanente» que las élites gobales desencadenarían tras el 11 de septiembre. Se acabó la «belle époque» del neoliberalismo. Ahora la guerra se inscribe de modo muy explícito en la constitución material de la civilización capitalista, ya sin máscaras. Wu Ming está excepcionalmente emplazado para pensar los rasgos fundamentales de una épica que anime a hacer la «guerra a la guerra»: Italia es ahora mismo --como ya lo ha sido en otras ocasiones-- el mayor laboratorio de acción política antagonista de Europa. Durante un año entero, se han sucedido cotidianamente las iniciativas contra el régimen global de «guerra infinita»: desde las enormes manifestaciones contra la intervención estadounidense en Afganistán hasta la huelga general contra el gobierno Berlusconi de la primavera pasada, pasando por la acciones de «diplomacia desde abajo» de un buen puñado de italianos integrados en la caravana «Action for Peace» en Palestina durante la ofensiva israelí de abril. Como no podía ser de otro modo, el gang mafioso y racista que compone el gobierno Berlusconi declina a su modo la sempiterna «estrategia de la tensión» y hace resucitar a unas fantasmales «Brigadas rojas» para sembrar desconcierto e impotencia entre los actores más activos del «movimiento de movimientos» italiano. Toda la sociedad italiana está en efervescencia, el movimiento agrupado en torno a los Social Forum que han proliferado por toda Italia se ha convertido en una de las fuerzas fundamentales de oposición a Berlusconi. Las inmensas cuestiones a todos los niveles que suscita la acción política en estas circunstancias de «guerra global permanente», de guerra económica, política y social contra la humanidad entera, ocupan muchos de los textos de Wu Ming agrupados en Esta revolución no tiene rostro.

De todas formas, la situación de Wu Ming ha cambiado de un tiempo a esta parte y el grupo se encuentra ahora en otra fase, cuya cartografía es todavía una incógnita. Wu Ming ha abandonado la corriente que llevó de los Monos Blancos a los Desobedientes14 porque, a su juicio, durante la metamorfosis se perdió el espíritu de apertura y contaminación que define al «movimiento de movimientos» y se sustituyó la lectura política viva del periodo presente, y la consiguiente línea política concreta, por un «lenguaje de palo» incapaz de aprehender los procesos reales en marcha. Según Wu Ming, las coordenadas analíticas que sirvieron para aferrar las transformaciones en curso durante un cierto periodo ahora se revelan inservibles:

«En lo que se refiere a Imperio, estoy convencido de que, en este momento, se trata de una categoría poco útil, y al leer los materiales escritos inmediatamente después del 11 de septiembre los encuentro demasiado «ideológicos», como si la realidad debiese adecuarse a la fuerza a categorías preexistentes y de moda. El análisis de Negri y Hardt tenía fecha, se refería a una fase anterior del orden mundial, al neoliberalismo, a la new economy, al «clintonismo» y a un multilateralismo que, en estos momentos, está en crisis. Ahora estamos en la fase del «nacional-liberalismo», de la austeridad y del «keynesianismo militar». Una fase diferente que necesita de otras categorías y de otra épica. No necesariamente todo lo que han escrito Negri y Hardt debe ser dejado a un lado, pero hay mucho que investigar. Tratamos de evitar lecturas desalentadoras, que producen sobre todo una sensación de impotencia y que no revelan nada sobre la complejidad y la fuerza-invención de movimientos de los cuales nosotros sólo hemos escuchado el llanto de un recién nacido. También las formas de la guerra («preventiva», «global permanente» o como quiera llamársela) cambiarán a causa del conflicto. Evitemos, si es posible, producir una nueva jerga teórica llena de palabras-contraseña. No tenemos ninguna necesidad de un lenguaje reiterativo y alienante, hecho de «ritornelos» identitarios y de conceptos vacíos. Ésta es la mejor forma de, por decirlo en términos de Bifo, «abandonar las ilusiones y prepararse para la lucha», que es también la lucha contra nuestras ilusiones de ayer».15

Pero, por otro lado, Wu Ming prosigue su trayecto: narraciones de todo tipo (novelas, textos de combate, infiltración en la cultura de masas, etc.), mitopoiesis, investigación de signos de creatividad y gestos de rechazo en los modos de vida que se dan en los intersticios entre el underground y la acción política, creación de una comunidad viva de lectores, oposición a la propiedad intelectual, búsqueda de una épica adecuada al momento histórico, con todas las «desviaciones» oportunas y los replanteamientos necesarios, militancia dentro del movimiento global y del específico movimiento italiano, en el espíritu que tenían los primeros Social Forums de abrir espacios de cooperación entre diferentes y evitar en lo posible todas las formas de canibalismo político que han devorado a la izquierda desde hace décadas, etc. Pescando, distribuyendo, contando y riendo siempre, «riendo de frente al horror, para resistir, riendo de frente al peligro, para redimensionarlo, riendo para incendiar los tigres de papel».


Copyright © 2002 Amador Fernández-Savater
Este texto es copyleft. Se permite su copia y reproducción literal por cualquier medio siempre y cuando esta nota se mantenga.

Sobre este documento...
Wu Ming, las historias como hachas de guerra
This document was generated using the LaTeX2HTML translator Version 2K.1beta (1.48)

Copyright © 1993, 1994, 1995, 1996, Nikos Drakos, Computer Based Learning Unit, University of Leeds.
Copyright © 1997, 1998, 1999, Ross Moore, Mathematics Department, Macquarie University, Sydney.

The command line arguments were:
latex2html -split 0 mitosmetropolitanos.tex

The translation was initiated by Miquel on 2002-11-30



--------------------------------------------------------------------------------

Notas al pie
... XX,1
Por ejemplo, Gabriel Albiac aquí: http://www.libertaddigital.com/opiniones/opi_desa_10937.html
... preparadas.2
Pánico en las redes; teoría y práctica de la guerrilla cultural, Luther Blissett, Literatura Gris (Madrid, 2001). Más información en: http://www.altediciones.com/0022.htm
...copyleft:3
Léase: http://www.gnu.org/copyleft/copyleft.html o http://www.fsf.org/licenses/gpl.html
... saberes.4
En Indymedia-Madrid (madrid.indymedia.org), se pueden encontrar información y enlaces: http://acp.sindominio.net/article.pl?sid=02/07/23/2054203&mode=thread
... japonés.5
Aquí puede leerse una explicación de Roberto Bui (Wu Ming 1) sobre el Seppuku de Luther Blissett: http://www.altediciones.com/roberto.txt
... hacía?:6
La publicación Desobediencia Global ha explicitado e ilustrado alguno de esos rasgos: http://www.sindominio.net/unomada/desglobal
... (7);7
Más información, por ejemplo, en: http://www.creativecommons.com
... italianos.8
Una buen repaso de los aspectos más interesantes de Tute Bianche es, por ejemplo, la declaración de su portavoz, Luca Casarini, ante el parlamento italiano tras Génova: http://www.wumingfoundation.com/italiano/Giap/casarini_es.html
... temporal.9
Se puede encontrar mucha información en castellano, por ejemplo aquí: http://www.sindominio.net/genova
... humana.10
Alguna pista sobre esto, puede hallarse en este formidable artículo de Paolo Virno: http://nuevproyhist.tripod.com.ar/nuevproyhist/id4.html (aparecerá pronto en una recopilación de textos de Virno que editará Traficantes de Sueños).
... perfectibles.11
Puede leerse, a la inversa, como ejemplo de «auratización» o «estetización perversa» de la política, esta acertada historia de la Internacional Situacionista: http://www.altediciones.com/ash/critica03.htm
... resentimiento,12
Puede leerse, como ejemplo de esta tristeza intelectual, cualquiera de los panfletos siguientes: http://netmc.9online.fr/VersusActuel/Amoros00.html
... asalariado.13
Léanse seguidos estos dos textos: «Las palabras cautivas», de Mustapha Khayati (Hiru, 1999) y «Algunas notas sobre general intellect» de Paolo Virno (http://www.nodo50.org/mrg-torrent/textos/html/alnoin.htm), que aparecerá pronto en papel en la recopilación de textos de Virno editada citada anteriormente.
... Desobedientes14
El manifiesto de fundación del Laboratorio de los Desobedientes (http://www.disobbedienti.org) puede leerse aquí: http://www.sindominio.net/guerra
... ayer».15
Comunicación directa de Wu Ming al autor de este prólogo. Franco Berardi, Bifo, es un personaje histórico de la autonomía italiana, que sigue muy activo. Sobre la coyuntura actual, pueden leerse los siguientes textos (al último hace referencia la cita de Wu Ming): http://acp.sindominio.net/article.pl?sid=02/09/07/0056231&mode=thread
http://acp.sindominio.net/article.pl?sid=02/10/03/1635206&mode=thread

http://acp.sindominio.net/article.pl?sid=02/10/11/0131226&mode=thread
Re: Savater, lacayo del PP e hipócrita...
20 jun 2004
Lo de Amador, Ximo, wu ming lo sabemos hace tiempo... ese chico no sabe que hacer para llamar la atención, para ser el centro del universo...

Que el discurso de Amador Fernández Savater, alias wu ming, ximo o ... o xxx es tan gastado y aburrido como el de su amado Fernando Savater.

Y desde luego su autoritarismo, su salvaje y amoral comportamiento lo llevamos sufriendo en indymedia una eternidad.

Bien podría dedicarse al cultivo del champiñón o a la caza de comunistas en Irak, igual que hace su Fernando Savater y resto de miserables sicarios del terrorismo neoliberal: Albiac, Jiménez Losantos, Gustavo Bueno.
Re: Savater, lacayo del PP e hipócrita...
20 jun 2004
Este tipo baboso,debería dedicarse a las carreras de caballos qu es su finísima afición...y dejar de dar el coñazo en todos los saraos mediáticos(le gusta tanto salir en los medios como a la patética Pilar Rahola),y en vez de intentar aconsejar a adolescentes atribulados (Amador de la Pasta ya !)y de difundir todo aquello que regurguitan los ideólogos del PP, por ejemplo :el apoyo a la Guerra de Irak, podría coger el autobús de la AVT y dárse un paseo por las cárceles de esa "España!"que tortura presos,los dispersa y de vez en cuando los hace "desaparecer".
Firmado: "Asociación de Víctimas de Fernando Savater"
Re: Savater, lacayo del PP e hipócrita...
20 jun 2004
Frente a tipejos oportunistas,megalómanos,lameculos del Poder como el ínclito Amador de las Carreras de Caballos ,alias Savater...me quedo con la valentía ,el coraje,la independencia y la cultura de Julio Medem.
¡Menos mal que el "bocabuzón" no quiso salir en su documental!...Hubiera contaminado una magnífica obra de arte !
Re: Savater, lacayo del PP e hipócrita...
20 jun 2004
Sóc Pep i no entenc res.

No sé qui és Amador, ni Wu Ming, ni Ximo. Tampoc entenc tota la tangana que s'ha montat al voltant d'això.

Algú podria explicar-m'ho, per favor!!
Re: Savater, lacayo del PP e hipócrita...
20 jun 2004
Doncs,estic molt més d'acord amb el primer...

¿El mateix que Savater?...no,aixó ès metafisicament imposible !Savater ès irrepetible en la seua megalomanía,prepotència i amor al Poder...i a eixir en tots els mitjans de comunicació.
Savater ès el tipic "pseudo-intelectual" que el Poder utilitza per a donar cobertura ("cultureta") als seus missatges(siga la Guerra d'Iraq o la lluita "antiterrorista")
I el Savater s'está forrant fent aquest paper: el ¡Pasta Ya! i les autobussos contra Medem,els articles,conferències,llibres,entrevistes,programes de Televisió etc...son el seu premi,el seu sou.
Si Bush té als "neocons"Wolfowitch,Rumsfeld,etc...el PP conta amb els "intelectuals orgànics"Jimenez Losantos,Savater,Sanchez Dragó,Cesar Vidal,Albiac etc...
En quant a Europa...tot el que siga fer front a l'Enemic Comú :l'Imperi Nordamericá em pareix bé.

Lo que sí tengo claro es que ambos, Fernandito Savater y Amador Fernández Savater son unos pelmazos de tomo y lomo, buenos amigos del dinero, la fama y las modas... que no cesan de salir e intoxicar en todos los medios de comunicación... A los dos no les importa nada ni la Justicia, ni la Solidaridad, ni la Fraternidad ni las Ideas...

El único dios verdadero de esa pandilla de jetas que dirige y encabeza Fernandito es el dinero...

Pasta ya es el lema de los Savater, los Albiac, los Jiménez Losantos, los Gustavo Bueno, los Vargas Llosa, unos burros jetas que saben vivir bien repitiendo frases gastadas y haciendo gala de una vanidad insoportable...
Re: Savater, lacayo del PP e hipócrita...
20 jun 2004
Sí, mira, Pep, yo te lo explico.
Esto es una persona a la que su padre le ha mandado fregar los platos y resulta que como es holgazán y harto perezoso a la vez que soñador y brabucón, resulta que se suelta un discurso infumable enlazando corrientes, movimientos, países, tendencias, citas, léxico vulgar y terminologías mal relacionadas y sacadas de contexto para, en definitiva, escurrir el bulto: ¡¡que te toca fregar los platos!!
Por cierto, se llama domének con k ("que simplemente denota naturaleza radical"), oohhhh, qué bonito, como la bebida sacada por fanta; muy bien traído al caso, como el resto de tus citas.
Esperando que llegues a "recuperar el espíritu prusiano" al que aludes. Un saludo afectuoso.
Per a PEP, el d'Europes i Savaters
23 jun 2004
Pep, m'has deixat quasi sense paraules...

T'escriuré en català per a assegurar-e que puguis comprendre bé el meu missatge.

Primerament, que et digues "Pep i ja està" només prova que la vulgaritat és la teua característica més acusada.

Segonament, que m'insultes constantment al llarg del teu "article" i sense conéixer-me pràcticament només prova la teua mala educació combinada amb certes dosis d'analfabetisme del qual probablement ni tan sols n'eres conscient.

Estic d'acord amb tu que una Europa que siga unió d'estats i on els pobles no tinguen veu és, literalment, una merda. Jo tampoc vull que el punt d'arribada siga només això.

És obvi d'altra banda que Euskalherria és poble, nació, etc. i ha de tindre estat propi o el que siga dins d'Europa, i dret a eixir-se'n en qualsevol moment si volen.

També discrepe amb tu sobre la teua afirmació que una futura Europa hiperpotència contribuiria a augmentar la desigualtat al món. No necessàriament seria així. Està clar que si arriba a tindre poder geopolític en consonància amb el seu tamany, població i economia eixe poder "podria" ser usat per a tornar a actuar com en els temps del colonialisme, però no necessàriament ha de ser així. Un escenari millor seria Europa, Xina i alguna altra futura superpotència contrapesant els feixistes nordamericans.

Deuries usar un llenguatge menys barroer i vulgar. La brutícia en les teues paraules delata brutícia i desordre en el teu pensament i fins i tot en la teua vida personal (pensa-ho i voràs). Crec que fou el Dalai Lama qui digué que tots som responsables del que pensem i també, per tant i en gran mesura, de en quin grau assolim la felicitat. Igual que si ets respectuós amb el teu cos no et posaries a dieta de botifarres mullades amb natilles, si ets respectuós amb el teu esperit tractaràs d'expressarte de forma més precisa, freda i neta. Es simplement higiene psicològica i educació. Cada paraula teua et representa i "parla" per tu, mai millor dit.

La gent d'esquerres sol fallar en el tema de la disciplina, l'ordre i les formes, donant-li així un cert i important avantatge a les legions feixistes. És molt trist.

No estic d'acord amb que l'esperit prussià fóra l'origen del nazisme. Més bé el nazisme va usar l'esperit prussià, pre-existent, per als seus fins. L'esperit prussià no implica racisme o feixisme, sinó disciplina, claredat i rectitud d'intencions, valor, respecte a la paraula donada, etc.

És culpa de gent com tu que ara la gent català-parlant estigam sense estat i sotmesos als mamandungueros de Madrid. Si no hi haguera tant de covard, dèbil i liberal "de boqueta" com tu, possiblement tindríem un estat propi, com el té Portugal, enlloc d'estar units als españacos.

De fet, fins el teu vulgar nom, Pep, conté les sigles PP. Deu ser destí.

Si havera hagut ací esperit prussià, sentit de poble i nació, orgull i sentit de la dignitat (coses que no impliquen faltar al respecte a altres races, llengües, etc.), ara tindríem un estat propi i no estaríem governats pels usurpadors feixistes de Moncloa. Comprens, Pep?

Amb gentola com tu acabarem fent dances folklòriques per divertir els mandataris feixistes que vinguen de Madrid, Washington o qui sap on, i xuplant-los la polla i posant el cul. El que passa és que ets tan idiota que no ets capaç de separar en el meu primer missatge el gra de la palla. Tens una barreja mental que dubte que es puga desfer ja.

Qui és més feixista, jo per tindre clar el que crec que és just o tu per tindre una actitud tal que li ho poses fàcil als feixistes de veritat i als enemics dels pobles?

Ah, i al contrari que tu sí crec que existeix una veritat. Tal volta no assolible, en un món tan imperfecte com aquest, però sí com una estrel.la llunyana, adivinable en el firmament, que almenys ens pot servir de guia en la foscor, ajudant-nos a decidir entre diferents cursos d'acció i tractar de separar les coses en bones i roïnes o en millors i pitjors.

Tampoc estic d'acord amb tu en que la ciència siga "totalment subjectiva" ni en que "està al costat del poder". Res més lluny de la veritat. Es nota molt que no tens ni puta idea de ciència.

Si vols un consell, llig les conferències de física de Feynman ("Feynman Lectures on Physics"). Pot que aprengues algo, encara que dubte que et prengues el treball de ni tan sols buscar l'obra.

La ciència ens diu coses que, certament, poden ser expressades d'altres formes, però que constitueixen veritats profundes sobre el món en què vivim. I fins i tot si no foren veritats absolutes, les seues assercions limiten molt el suposat relativisme total que sembles defensar.

I la ciència no està al costat del poder. És neutra, com un ganivet: un assassí pot matar-te amb ell, però un cirurgià pot salvar-te la vida emprant-lo.

Continue pensant que Europa ha de ser una hiperpotència. Primer hem de destruir els estats nacionals al seu interior, de tal forma que s'esborren eixes barreres psicològiques que ha construït la història.

Després, s'ha d'invertir en coses relacionades amb l'economia, la productivitat i la qualitat, tant per a tindre millors éssers humans ací, com per a poder ajudar en quantitat i qualitat el Tercer Món.

També s'hauria d'aprofitar eixe futur poder económic i material per armar-se en profunditat, a fi de disuadir els feixistes USA d'extralimitar-se. Com diu el vell adagi llatí, "si voles pacem, para bellum". Que significa, Pep, que si vols pau deus de preparar la guerra. T'ho traduïsc perquè com no entenies molt bé el castellà (que tampoc és la meua llengua materna) probablement comprens el llatí fins i tot molt menys.

Així que em reitere en l'objectiu de l'EUROPA hiperpotència prussiana.

Pas número un: penjar Aznar, Acebes, Rajoy i més merda del PP per crims de guerra. Propose usar fibra de cannabis sativa per a fer les cordes [justícia poètica]. Pas dos, fusilar o deportar els fills de putes borbons pel seu colaboracionisme amb Franco i el recolzament que per omissió van donar al PP en la guerra d'Irak.

Pas 3: Crear una ètica del treball i la disciplina, fomentant una consciència europea.

Pas 4: Arreglar comptes amb l'església catòlica; han fet moltes coses fines a la península ibèrica durant els últims 5 segles (per no ser més específics i parlar dels 40 anys de Quico), i de fet són els responsables principals de la merda d'història que hem tingut ací, ja parlem de la Corona d'Aragó, Castellà o el que siga.

Amunt l'Europa Prussiana, avall els Estats Units!!!
Sindicat