Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme
Cuidado con las trampas de Sharon en Gaza
11 jun 2004
Después de que Sharon y su coalición de extrema derecha, hizo fracasar lo que quedaba de los acuerdos de Oslo, aplastándolos con sus tanques, empapándolos con la sangre de los palestinos y vaciando la hoja de ruta de su contenido, antes de su ejecución y con soporte americano directo, para con su miseria, presenta ahora su proyecto político de seguridad âsu particular hoja de rutaâ?, con el nombre âdesconexión unilateralâ?, cuyo objetivo (en caso de ejecutarlo), sería la imposición de la ocupación israelí sobre la mayor parte de los territorios palestinos, con sus propias condiciones políticas, saltándose por encima del legitimo representante del pueblo palestino. Lo que llama la atención, es que, al igual que la hoja de ruta pudo ganar el apoyo de la administración de Bush, la hoja de ruta sharonista, encontró el mismo apoyo o más, a pesar de las numerosas diferencias que hay entre ambas, lo que demuestra, que lo que Israel quiere, encuentra el apoyo y la protección norteamericanos. El liderazgo y las fuerzas políticas palestinas en general, siempre y desde el principio, han mirado al plan de Sharon con escepticismo, considerándolo como un intento para salir de la crisis política y para perpetuar la ocupación en la mayor parte de los territorios de Cisjordania, presentando a Sharon como el padrino de un proyecto político para la pacificación⦠¡Y que pacificación!
- por Abdel Rahim Mallouh


El plan de Sharon, por una parte, introduce el veneno dentro de la miel, y por la otra, es considerado como un retroceso del liderazgo de la extrema derecha del sionismo, ante la persistencia y la resistencia del pueblo palestino, ya que, es un plan derivado a iniciativa del ocupante, sin contrapartidas de ninguna clase por parte del pueblo palestino ni de su liderazgo. Es natural, que el pueblo palestino y sus fuerzas se alegren por cualquier retirada israelí, sobre cualquier terreno ocupado y por el desmantelamiento de cualquier asentamiento, siempre cuando sea, sin contrapartidas de carácter oficial ni oficioso, y dentro del marco de la retirada total de los territorios ocupados en 1967, Jerusalén incluido.

Sharon se enfrenta a los ultra-extremistas dentro de su partido y su coalición gobernante, no porque su plan es malo para los israelíes y bueno para los palestinos, sino porque estos ultras, creen que las circunstancias políticas, internacionales y regionales son optimas para conseguir más asentamientos y más expansión, sin tener que renunciar a lo que obtuvieron y lo que pueden obtener de territorios palestinos. Además, los líderes del likud, con Benjamín Nitanyahu a la cabeza, ven la oportunidad asequible para saltar por encima de la pirámide del poder en Israel y asumir el liderazgo en lugar de Sharon, el cual, está hundido en los escándalos de corrupción financiera, y a la espera de la decisión del fiscal general del estado. Por otro lado, los jefes de estado mayor del ejército y de los aparatos de seguridad del estado israelí que apoyaron el plan de retirada, anunciaron su preferencia de tratar con los aparatos de seguridad palestinos, co-participando con Egipto, en asumir las responsabilidades de seguridad durante y después de la retirada, recurriendo a ellas, en el caso de producirse alteraciones de seguridad en el futuro. Sharon, para corresponder a estas observaciones y exigencias, y para vender su plan, el cual, él ve, que sirve a los intereses vitales de Israel (caso de ejecutarlo tal como él se imagina), trata al mismo tiempo de aparentar como quien cumple sus promesas ante el presidente Bush, muy necesitado este, de algún apoyo en su campaña electoral.

Sharon modificó su plan, partiéndolo en cuatro fases, de manera que, se tiene que aprobar por el consejo de ministros, una fase tras la otra, cada vez que se haya ejecutado la fase anterior, haciendo esfuerzos con el apoyo de la administración norteamericana, para arrastrar a la Autoridad Nacional Palestina y de forma indirecta, a asumir la responsabilidad de sus aparatos de seguridad y la tarea de los mismos, siendo las reacciones declaradas y oficiales de los palestinos, de cautela, por la conciencia que se tiene, de las dimensiones de la trampa de Sharon, rechazando involucrarse en su plan. El desenmascaramiento del plan de Sharon con sus diferentes dimensiones y su contenido de trampas múltiples, obliga al pueblo palestino, a sus fuerzas nacionalistas, islámicas, sociales y su liderazgo político, la máxima de las atenciones, rehusando implicarse en ejecutar este plan o encubrirlo, bien sea, en el plano político o el de seguridad, hagan las presiones o las sugestiones que hagan, porque tratar este plan por parte palestina, o cualquier otra parte árabe, a cualquier nivel, lo cubrirá de legalidad y lo convertirá paulatinamente, en una base de una nueva operación política alternativa a la legalidad internacional y sus resoluciones concernientes, y en una herramienta de la máquina ejecutora del plan de Sharon, haciendo perder a los palestinos en varios y nuevos laberintos. Una cosa es que la ocupación se retire de Gaza y desmantele sus asentamientos según el plan de âdesconexión unilateralâ?, y otra muy distinta es la participación por parte palestina o árabe en ejecutarlo.

En cuanto a organizar las situaciones políticas y de seguridad en Gaza después de la retirada, este es un asunto netamente palestino, donde la ANP y las fuerzas políticas y sociales palestinas, tienen la capacidad de establecerlas. Para enfrentarse a este importante desafío político y a otros, es necesario rechazar la participación en el plan de Sharon, por cualquier parte palestina, dejándole ejecutar su plan sin ninguna cobertura palestina o árabe. Las fuerzas políticas y sociales palestinas, deberían avanzar unificando sus esfuerzos, sus fuerzas y sus visiones políticas para esta etapa, dentro del marco estratégico para la elaboración de una política unida, bajo un liderazgo nacionalista unido e instigando al pueblo palestino en el interior y en la diáspora, plegarse alrededor del mismo, instando a los países árabes y a la comunidad internacional a apoyarlo y a abandonar las âpolíticas de esperaâ? a las iniciativas de los otros, para poderlas responder.

Responder a las iniciativas internacionales y regionales, incluyendo las iniciativas de la ocupación, sus políticas y sus prácticas fascistas, debería partir desde una estrategia de trabajo palestino unificado, cuyo eje es la retirada israelí total de los territorios ocupados en 1967, el establecimiento del estado palestino cuya capital es Jerusalén y la garantía del derecho al retorno de los refugiados palestinos, según la legalidad internacional y sus resoluciones concernientes.

Abdel Rahim Mallouh es el vicesecretario general del FPLP palestino, actualmente se encuentra preso en una carcel israelí. El artículo fue publicado el 5 de Junio del año en curso en el periódico Albayan (la claridad), de los Emiratos �rabes Unidos.

Traducido por Jamal Halawa. Olias del Rey. Toledo.
Redactor, El Inconformista Digital.
Mira també:
http://www.elinconformistadigital.com/modules.php?op=modload&name=News&file=article&sid=921&mode=&order=0

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Cuidado con las trampas de Sharon en Gaza
11 jun 2004
Abdel Rahim Mallouh es el vicesecretario general del FPLP palestino, actualmente se encuentra preso en una carcel israelí. El artículo fue publicado el 5 de Junio del año en curso en el periódico Albayan (la claridad), de los Emiratos �rabes Unidos. ---> Veieu com a aquest terrorista se li permet publicar articles i mantenir correspondencia amb l'exterior. Igualet com passa a les dictadures àrabs i els seus aliats europeus.
Re: Cuidado con las trampas de Sharon en Gaza
11 jun 2004
Ves-t'en a Israel ,porc !!!
Sindicat