Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Agost»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: corrupció i poder
¿Qué hacer ante las elecciones europeas?
02 jun 2004
Analisis de la coyuntura política nacional, estatal y continental a la hora de las proximas elecciones al Parlamento de la Unión Europea; candidaturas presentadas y ausentes y posiciones de voto.
Andalucía en Europa 1.jpg
El Remate
¿Qué hacer ante las elecciones europeas?
Andalucía Libre


Las elecciones europeas son unos comicios especiales. Su razón formal es cubrir los escaños de un Parlamento de la Unión Europea, de no demasiadas competencias, que sirve esencialmente a las fuerzas políticas para colocar sucedáneos de embajadores ante Europa -con sueldos millonarios, por cierto- y de altavoz y canal de información. La ignorancia de la mayoría de la población de las cuestiones europeas, su manipulación por el pensamiento único europeísta de las fuerzas mayoritarias y sus intereses electorales -singularmente en el caso de PSOE/PP- suele convertirlas en una especie de segundas elecciones generales, algo mas que una gran encuesta sin consecuencias expresas y sólo simbólicas. Estas características, de una parte, reducen habitualmente la participación; de otra, permiten expresar votos de castigo o ideológicos con mayor soltura que en otro tipo de convocatorias, factor este ultimo que ha solido favorecer a formaciones minoritarias (1). La imposición en el Estado español de una circunscripción única estatal presiona a la configuración de alianzas electorales entre fuerzas políticas nacionales de diversos países del Estado español para competir con las de ámbito y referencia españolas (2).

En esta ocasión, la cercanía de las recientes generales y la sustitución del PP por el PSOE tras los atentados del 11-M y el intento de manipulación gubernamental consiguiente, refuerza su carácter de "segunda vuelta". El PSOE quiere revalidar y relegitimar su triunfo del 14-M; el PP pretende recuperarse o al menos no retroceder demasiado, beneficiándose de la mayor abstención; IU, pugna por sacar de nuevo la cabeza, aprovechando que son las elecciones tipológicamente menos propensas al "voto útil", tal y como se esfuerza machaconamente en resaltar, para ganar tiempo, detener su retroceso y que su actual dirección pueda controlar en mejores condiciones su conflictiva situación interna.

La inmediata amenaza de la aprobación de la reaccionaria y neoliberal Constitución europea(3) no ha conseguido romper brecha aún en este escenario, quedando relegada en el debate electoral mediático a un muy secundario plano, sin ejercer de función delimitadora y polarizadora, como hubiera cabido suponer si la relación política con Europa se asemejara más a la que las poblaciones mantienen con sus naciones y Estados respectivos. El debate definitorio en el que no quepa esconderse parece relegarse al momento en que, una vez pactada y aprobada por los Gobiernos europeos, llegue el momento de su ratificación parlamentaria en Madrid. A esta hora, lo que es mucho más grave, aún está por ver si el Gobierno español del PSOE mantiene la promesa asumida por su antecesor de someterla a referéndum lo que daría alguna posibilidad para plantear una batalla política efectiva. Entretanto en buena parte de las fuerzas políticas predomina la duplicidad y el doble discurso al respecto.

Tampoco hay reflexiones de fondo sobre las razones y los costes de la reforma de la PAC, la ampliación al Este o demás asuntos europeos para Andalucía(4). Incluso cuando desde las principales candidaturas se producen referencias a estas cuestiones se reconducen y manipulan para reclamar al electorado sólo más apoyo y una más amplia representación en el Parlamento europeo -o increíblemente incluso un mayor papel decisorio para esta institución- en lugar de sustentar una critica coherente y un rechazo global a la UE y una reflexión sobre la imperiosa necesidad de poseer representación estatal propia.

Ayuda en todo ello que PSOE y PP apoyan a dúo la Constitución europea y toda la construcción neoliberal de la Unión -discrepando sólo coyunturalmente en cuanto a la valoración sobre el mínimo de poder que debe conservar el Estado español en los órganos de gobierno real de la UE, las alianzas estatales preferentes y las formas en la relación con EEUU- y que IU, si bien expresa criticas para singularizarse ("no le gusta el borrador", dice ahora Meyer), se resiste a pronunciarse claramente por el No a la Constitución europea, resguardándose tras formalidades para evitar que la ataquen en campaña por "poco europeísta". Ocurre que el tradicional escapismo europeísta federalista de IU no puede dar mucho más de sí. Igualmente coadyuva a toda esta confusión el que en aquellas fuerzas nacionalistas que no asumen postulados independentistas exista interés por no reconocer el hecho de que sin disponer de Estado nacional propio cualquier pretensión de influencia europea efectiva es un puro espejismo, salvo que se ejerza colonizando políticamente al Estado existente, posibilidad singularmente impracticable en el caso de aquellas naciones dependientes infradesarrolladas economicamente como Andalucía.

Se han configurado tres coaliciones nacionalistas o regionalistas.

En Galeuzca-Pueblos de Europa, convergen las formaciones nacionalistas burguesas de Cataluña -CiU- y Euskadi -PNV-, a las que se suma el BNG gallego, opción que más allá de su derechización política y su conversión autonomista, puede quizá explicarse por acuerdos preexistentes heredados de su situación como única fuerza nacionalista gallega con representación parlamentaria y por una tradición del nacionalismo gallego de intentar a toda costa asemejar la situación y sobre todo la condición nacional de Galicia a las de Euskadi y Cataluña, diferenciándola así del resto. Tambien se encuentran acogidos en esta coalición el PSM-EN de Baleares y el valenciano BNV. En el caso de la formación balear especialmente, el hecho de que no se haya llegado a un acuerdo con ERC -mucho más natural que su alianza con CiU, dadas sus afinidades de definición y ubicación políticas- proviene de los deseos partidarios de ERC de fortalecerse en la Islas -incluso ha escogido a un ibicenco para encabezar su lista europea- y de haber condicionado el acuerdo europeo al establecimiento de compromisos electorales para otras convocatorias, condición no aceptada por el PSM-EN. Por lo que toca al BNV, su circunstancia recuerda vagamente una versión mediterránea del proceso de moderación de su homónimo gallego, apuntalada además por su histórica pretensión de atraer, reconvertir y apropiarse del espacio social blavero -valencianismo anticatalán- reacomodado ahora políticamente en su mayoría en el PP. El eje político y simbólico de esta alianza es la demanda de singularidad de trato para Euskadi y Cataluña y de un Estado español asimétrico. En Andalucía se ha podido ver al exministro del PP y líder del Foro Andaluz, Manuel Pimentel, acompañando a candidatos catalanes y vascos de Galeuzca en visita turístico-electoral a nuestro país, aprovechada para pontificar sobre la inmigración y la presunta necesidad de dejar vía libre a los productos agrícolas magrebies en la Unión Europea e invertir en Marruecos; propuestas coincidentes con las de la UE y que lógicamente poco afectan a sus países industriales respectivos pero que sí lo hacen negativamente -y mucho- a Andalucía. Sobre el proyecto de Constitución europea expresan algunas criticas y demandas, pero no se pronuncian en contra.

Coalición Europea es la alianza de las formaciones regionalistas de derecha populista que no cuestionan ni al Estado español ni a la pretendida "nación española", articulando su discurso con el recurso al "agravio comparativo" dirigido prácticamente en exclusiva contra las fuerzas nacionalistas vascas y catalanas. La nuclean el Partido Andalucista (que encabeza la lista con su líder histórico Rojas Marcos) y la insularista Coalición Canaria; acompañados de la CDN, la versión menos cerril y montaraz del navarrismo español antivasco proveniente de una escisión del PP/UPN; blaveros valencianos anticatalanes de UV y otros siete grupos variopintos regionalistas más. Con algunas reivindicaciones, tampoco rechazan la propuesta de Constitución europea ni mucho menos el proceso político que le da soporte.

Europa de los Pueblos reúne en torno a la catalana ERC y a la vasca EA, a la aragonesa CHA y a la coalición Asamblea de Izquierdas-PSA. Tambien incorpora a Andecha Astur, CNC, Esquerra Verda-Iniciativa pel País Valencià e incluso a la Iniciativa Ciudadana de La Rioja. Esta coalición se reclama de los postulados de la Alianza Libre Europea, grupo internacional europeo que aglutina a organizaciones políticas de naciones sin estado y minorías nacionales hasta ahora integrado en el Grupo Verde, aunque Joan, su nº 1, ha dejado abierta su posible inclusión en Estrasburgo en el Grupo Liberal (!).

Al igual que hace Galeuzca en sus planteamientos europeos, EdelosP enarbola una serie de subterfugios para edulcorar la ausencia de poder de las naciones sin Estado en la Unión. Comparten también ambas el hincapié en la necesidad de que sean reconocidas a escala europea en pie de igualdad sus lenguas nacionales con las que tienen adjudicado carácter estatal, cuestión que parece que determinará su posición final ante la Constitución europea (al menos en el caso de ERC).

El perfil político medio de la alianza, dentro de la heterogeneidad, es el de una izquierda socialdemócrata nacionalista (es decir, de naciones sin Estado). Su ampliación y discurso actual está muy marcado por dos factores: primero, por la euforia despertada por el crecimiento electoral de ERC y el consecuente efecto demostración en otras naciones del Estado español y en el interés de ERC por mantener en esta convocatoria su tónica ascendente; segundo, por la reconversión pragmática de ERC motivada por sus compromisos gubernamentales en Cataluña y su alianza con el PSOE. Estas circunstancias explican los equilibrios y ambigüedades del discurso de ERC en campaña, por ejemplo, en cuanto a su autodefinición independentista -mantenida como activo identitario y cláusula de escape en Cataluña- mientras que avanza en paralelo su disponibilidad operativa federalista -para una mejor recepción española- en la que además, para acabar de rizar el rizo, intenta integrar también su demanda de asimetría (es decir, según su lectura y a efectos prácticos, de un Estado español que privilegie la situación de Cataluña y Euskadi a cambio de que se abandonen aspiraciones de secesión). El recurso a la imagen republicana española -con simbólico uso incluido de su bandera- se encuadra en esta línea apaciguadora. Carod-Rovira ha intentado salvar estas contradicciones utilizando el viejo recurso a la metáfora del "tren con diversas estaciones" (antes se solía usar recurriendo a la imagen del autobús) en las que unos se bajarían en la República Federal Española mientras otros seguirían hasta la independencia, aunque como activista con años a las espaldas sepa perfectamente que no se puede enfocar una estrategia orientada hacia un objetivo pretendiendo que este te acerque mecánicamente a otro que es esencialmente distinto y que incluso saltar de un tren en marcha no deja de comportar riesgos de descalabrarse.

La domesticación política de ERC se muestra, por ejemplo, en su sorprendente asunción del carácter estable e indefinido de la cooficialidad del castellano en Cataluña(5). En otro orden de cosas, su renovado pragmatismo ha conducido a Carod-Rovira -una vez establecida su alianza electoral con la ChA (93.865 votos en las generales del 14-M)- a modificar la posición tradicional de ERC sobre la llamada Franja de Ponent (comarcas catalanoparlantes en Aragón) -que la Declaración Ideológica vigente de ERC reclamaba como partes de la nación catalana- que ahora Carod Rovira, en manifestaciones al respecto en un periódico aragonés, define como "comarcas aragonesas de lengua catalana"(6). Por contra, el mantenimiento de la reclamación de la devolución a Cataluña de los archivos catalanes sustraídos por el franquismo victorioso, actualmente depositados en Salamanca (Castilla), ha contribuido a impedir la inclusión en la alianza de los castellanistas de TC-PNC (que no están por su retorno, igual que el PP), aunque posiblemente haya tenido más que ver en el desencuentro final las diferencias de TC-PNC (8.759 votos en las generales del 14-M) con EA en cuanto al respeto, reconocimiento y apoyo a la voluntad de la población del enclave de Treviño (administrativamente en Castilla-León en la actualidad) de incorporarse a Euskadi. Sea como fuere y como aviso a navegantes, la inclusión del singular grupo riojano y las reiteradas referencias del nº 1 de la lista a la existencia de "cuatro naciones en el Estado español (Países Catalanes, Euskadi, Galicia y...)" aconsejaría controlar el entusiasmo de algunos de los recientemente incorporados al club por lo que aparentemente quieren leer como un reconocimiento de su entidad.


¿Qué hacer?

La decisión de Asamblea de Andalucía de no comparecer en esta convocatoria (a sumar a otros acontecimientos recientes ocurridos entre sus componentes que afectan a su naturaleza y función políticas) provocan lamentablemente la inexistencia en estos comicios de ninguna candidatura identificable con el ámbito de la izquierda nacionalista andaluza. Las circunstancias son pues distintas a las del 14 de Marzo.

Seguimos considerando vigentes las razones generales que entonces expresábamos(7) sobre la conveniencia de optar por votar frente a la abstención activa, aunque, obviamente, es forzoso reconocer que la orfandad electoral sobrevenida no deja de afectar a su concreción y rotundidad y a la posibilidad de plantear una nítida alternativa, abriendo objetivamente un abanico plural de respuestas y posibilidades.

Tenemos claro -algo es algo- a quien no hay que votar.

Esta apreciación es específicamente valida para IU. La cuestión va mucho más allá de que ya hay que tener estomago para contribuir a buscarle un puesto en Europa a Willy Meyer o al catalán de ICV, que defiende la misma política, más o menos, que la de Los Verdes que hoy están en las listas del PSOE. Ocurre también que ya está bien de la desvergüenza política, el engaño, la duplicidad y las coberturas de izquierda del social-liberalismo españolista. Para quien quiera verlo, resulta obvio que IU no sólo es una izquierda inútil sino que cumple funciones de segunda marca complementaria y subsidiaria del PSOE. IU puede decir lo que quiera y ondear las banderas que le apetezca; no tiene ninguna credibilidad. Llegado el momento, traicionará siempre.

Aunque sea con otra dimensión mucho más minoritaria, esta consideración de no voto también es aplicable a la coalición PCPE-LI (8), que se presenta como âPor una Europa de los Trabajadores y de los Pueblos. No a la Constitución Europeaâ?, pretendiendo con su largo nombre encarnar electoralmente y patrimonializar el rechazo a la Constitución Europea -en un ejercicio, por cierto, tan torpe como desvergonzado de oportunismo político- y cuya formación es legítimo y lógico suponer que algo habrá tenido que ver en la automarginación de Asamblea de Andalucía (a traves de la presencia en su seno, como uno de sus partidos coaligados, del PCPA, recientemente reinsertado como sección andaluza del PCPE).

Desde nuestro punto de vista, y en una perspectiva más general, no hay que votar a ningún proyecto de ámbito español. Esta consideración la aplicamos no sólo a los obvios -PSOE/PP u otros grupos a la derecha- también la hacemos extensiva a los que se presentan formalmente a su izquierda. Por resumir -y aunque seamos conscientes del simplismo que encierra en parte la sentencia- nuestra actitud deriva de entender que hay mucho de verdad en la conocida frase de que "no hay algo más parecido a un español de derechas que un español de izquierdas". Todos los proyectos de izquierda española inciden en el mantenimiento del sucursalismo político y la dependencia nacional de la izquierda andaluza y por tanto en su inoperancia y esterilidad políticas; todos contribuyen a mantener a Andalucía en la alienación nacional, el subdesarrollo y la dependencia.

Tampoco creemos que quepa desde la izquierda fortalecer o sostener a proyectos regionalistas que hacen apología españolista como hace el PA-Coalición Europea. Una cosa es convenir que el voto PA es un mal menor en relación al voto directamente españolista y otra muy distinta apoyarlo o compartirlo, aparte de que no hay más que recordar las patéticas actuaciones de los diputados andalucistas. En otras palabras, si el PA ejerce de derecha regionalista que pesque si sabe y puede en los caladeros del PP-PSOE, pero que no busque comprensión ni amparo ni entre la izquierda ni entre los nacionalistas consecuentes. Por otra parte, el voto Galeuzca resulta absurdo e impensable desde Andalucía, por razones de clase y nacionales.

De hecho -una vez superada la opción abstencionista- las posibilidades de voto en debate posible para una izquierda andaluza consecuente son otras.

Cabe el voto nacional de protesta: copiar e imprimir, por ejemplo, nuestro anagrama de Andalucía Libre -con su bandera y su reclamación de la Independencia, la Republica y el Socialismo- u otro anagrama o reclamación similar e introducirlo en la urna, para que se cuente como nulo.

Cabe también un voto internacionalista -ya que no se presentan formaciones andaluzas similares- apoyando las candidaturas de izquierda independentista de Cataluña Candidatura d'Unitat Popular o de Galicia Nos-Unidade Popular, que han conseguido a base de trabajo militante solventar los obstáculos a la presentación que impone la legislación española. En el caso vasco, la ilegalización española de Herritarren Zerrenda pensamos que excluye también en Andalucía el voto a Aralar. Aquí, de una parte, un hipotético voto a HZ no tendría ningún sentido político ni tampoco seria cuantificado como sí ocurre en Euskadi; de otra no procede tampoco -al margen de las opiniones y criticas que puedan mantenerse a unos u a otros- interferir desde Andalucía en la polémica interna de la izquierda abertzale vasca dando votos cuantificables a unos en detrimento de otros. Esta solidaridad con las CUP o Nos-UP no respondería a ansias de reconocimiento, reciprocidad o similares sino a la simple constatación de que entre quienes estamos en las diferentes naciones del Estado español por romper este Estado de forma consecuente desde la izquierda existe estratégicamente una coincidencia de intereses.

No sería intelectualmente honesto concluir sin hacer referencia al debate existente entre la izquierda independentista andaluza sobre el llamado "voto táctico" al PSA-AsIzq, puesto de actualidad a partir de la incorporación a la coalición de Rejón, del anuncio de nueva formación política, de su participación en la lista que encabeza ERC y del harakiri de Asamblea de Andalucía. Está claro que sin los factores políticos andaluces y si habláramos sólo de una lista de ERC no habría casi lugar a discusión porque el proyecto inmediato de ERC -en sus efectos prácticos para Andalucía- tiene mucho más que ver con los de Galeuzca -o incluso con el de los españolistas- que con la izquierda independentista (por moderada que se presente) y es ERC quien encabeza la lista y se beneficiará esencialmente de los sufragios andaluces obtenidos. Tampoco habría demasiada polémica si estuviéramos hablando de Pacheco y su PSA en solitario. Su credibilidad es tan escasa como notorio su transformismo y caudillismo (aunque a la hora de criticarlo, es obvio que no hay ninguna autoridad política para hacerlo si se hace desde el PSOE, el PA o IU)(9). Por otra parte, el discurso político de Rejon -federalista y tomando significativamente como referencia de entre las posibles a la ChA, que aparece, Labordeta mediante, como la menos rupturista con España de las posibles- tampoco resulta especialmente entusiasmante ni estratégica ni ideologicamente. Incluso los esbozos anunciados del nuevo proyecto, tanto por Rejón como por Pino, tienen demasiados puntos oscuros o directamente cuestionables y ademas cargan con el fardo de su pasado. En esto hay amplio consenso. La cuestión es otra. Quienes tienden a plantearse su voto lo hacen básicamente por las ganas de tener un espacio político sensible de izquierda andaluza y por la valoración de que si los resultados electorales son discretos o simplemente correctos, ello podría contribuir a impulsarlo y especialmente a la descomposición de la sucursal andaluza de IU, facilitando el traspaso de referencias e influencias. Quienes no acaban de verlo y se resisten a adelantarles un voto incluso táctico, relativizan el impacto de los resultados de esta convocatoria europea, subrayan el tempo medio del proyecto y sobre todo -en una izquierda de un país en el que casi todo el mundo se conoce- enfatizan la conveniencia de que, incluso en el mejor de los casos, conviene para que el diseño final de ese proyecto anunciado sea estimulado a llegar a unos mínimos políticamente satisfactorios o incluyentes que no obtenga de antemano adhesiones gratuitas o infundadas. Y es que la prudencia, en política, sabiamente administrada y combinada con el arrojo, siempre es una virtud.


Notas y Enlaces:
*(1). Resultados Elecciones Europeas Anteriores
*(2). Para todas las listas presentadas, ver: Andalucía Libre nº 236
*(3). Sobre la Constitución Europea, ver: Campaña Catalana contra la Constitución Europea (especialmente la selección de textos de sus enlaces); Rebelión-Sección Europa: Democracia o Plutocracia; No a la Constitución europea, Andalucía Libre nº 192, 30 de junio de 2003;Consulta Social Europea
*(4). Ver: Europa2004, desarrollo campaña, debates, Programas escritos de candidaturas
*(5). Puigcercos sobre la cooficialidad del castellano en Cataluña: "La Catalunya independiente que queremos tendría el castellano como lengua oficial, porque no queremos renunciar a su riqueza. Es cierto que el catalán debería ser la lengua de cohesión, porque es la nuestra propia. Pero el castellano también es patrimonio de los catalanes, y no renunciaríamos a él. Aspiramos a que Catalunya sea no bilingüe, sino políglota. Para nosotros el inglés también tendría que ser una lengua oficial, porque ya no es prescindible. Cuantas más lenguas, mejor", Treinta preguntas a Joan Puigcercós portavoz parlamentario de ERC en Madrid, El País, 6/5/2004
*(6). Carod-Rovira: La consideración de la Franja como parte de la nación catalana en la Declaración Ideologica de ERC, "Corresponde a una concepción de lo nacional-catalán que en estos momentos no encaja con la posición ideológica actual de ERC. Una cosa es lo que, desde el punto de vista puntual, es el ámbito lingüístico y otra el ámbito de identidad nacional. Las comarcas de la Franja son comarcas aragonesas de lengua catalana y defendemos que ésta tenga la plenitud de normalidad en todos los territorios que se habla. En cuanto a preocuparse por los derechos políticos, económicos y sociales de cualquier territorio de Aragón, para eso están los partidos aragoneses. Con CHA en el escenario político, la defensa de estos derechos están en buenas manos.". "Nuestro interés por la Franja aragonesa es sólo cultural y lingüístico", Heraldo de Aragón, 17 de mayo de 2004. Sobre la Franja de Ponent, desde un punto de vista catalán, ver el sitio La Franja de Ponent
*(7). Andalucía Libre Ante las Elecciones del 14 de Marzo
*(8). El origen del PCPE es una escisión sufrida por el PCE a principios de los años 80 por parte de quienes rechazaban el eurocomunismo entonces vigente y se identificaban con la URSS de Breznev. LI-LITCI, por su parte, es una sección simpatizante de la LIT-CI (donde figura como sección oficial el PRT-IR), corriente trotsquista internacional desarrollada bajo la dirección de Nahuel Moreno.
*(9). Por ejemplo, la referencia que hace el Espacio Alternativo español en su Declaración electoral de apoyo a IU resulta exoticamente desproporcionada y fuera de lugar, cuando se critica -con razón- el pacto municipal PSA/PP de Jerez pero para así avalar empecinadamente el voto a IU, obviando los pactos municipales con el mismo PP que IU mantuvo por su parte en Manzanilla, Zalamea, Campillos, Mollina, Camas o La Algaba o los pactos de IU con la derecha mafiosa postigilista en pueblos de la Costa del Sol. Por no ir más alla, el hecho de que uno de los portavoces y dirigentes de la corriente critica Convocatoria por Andalucía (CpA) el hoy nuevamente coordinador de IU-Sevilla, Sebastian Martin Recio, ha sido -como es bien conocido- alcalde de Carmona en dos ocasiones gracias al apoyo del PP, no ha sido problema, al parecer, para los acuerdos y colaboración de Espacio Alternativo con CpA en IU.


Articulo publicado en ANDALUCIA LIBRE nº 240, 2 de junio de 2004
Tambien en este Boletin:

Andalucía
*Estafa contra Andalucía: Chaves y Zapatero pactan la devolución de sólo 2.500 millones
*Condenados por cortar la A-92 en contra del decretazo del Subsidio Agrario - Enlace Documentación
*CUT-BAI no participará en la campaña electoral de IU
*La situación de IU - Complemento Informativo, Andalucía Libre
*Pacheco (PSA): "Los planes vasco y catalán son serios en un 75%, el resto es un disparate"
*Hemeroteca Pachequiana, Andalucía Libre
*Rejón anuncia para otoño "un nuevo proyecto de izquierda nacionalista andaluza", Andalucía Libre
*El Remate, ¿Qué hacer ante las elecciones europeas?, Andalucía Libre
*Declaración de AdA: Asamblea de Andalucia no se presenta a las Elecciones Europeas
*Solidaridad con Palestina y la Nación �rabe: Manifestación en Sevilla - Enlaces
*Directorio de Andalucía en Internet,
*Música de fondo: Dialogo, Triana
--oOo--

ANDALUCÃ?A LIBRE
Independencia República Socialismo
===============================
Mira també:
http://www.andalucialibre.tk/

This work is in the public domain

Comentaris

Re: ¿Qué hacer ante las elecciones europeas?
02 jun 2004
digueu-me també que puc fer-me per dinar avui
Re: ¿Qué hacer ante las elecciones europeas?
02 jun 2004
Yo si eso me imprimiré to esto y lo pondre en la urna. Pa ke conste nuestro desacuerdo con todos.

juas :-)
Re: ¿Qué hacer ante las elecciones europeas?
02 jun 2004
fuera las manos chinas del vietnam socialista!
Re: ¿Qué hacer ante las elecciones europeas?
02 jun 2004
Coño! Ahora ke me fijo, pq han pintao en el mapa ese Andalucia de verde? Han proclamao ya la Republica Ecosocialista Descaradamente de Izquierdas?
Re: ¿Qué hacer ante las elecciones europeas?
02 jun 2004
I perquè andalusia és de color verd i els Països Catalans vermells?!!! I Euskal Herria??! I Galiza?!?! No és un mapa de l'Europa dels pobles sinó només de la dels Estats + Andalusia!!
Re: ¿Qué hacer ante las elecciones europeas?
02 jun 2004
Votaré a les eleccions europees i després votaré NO al referèndum sobre la constitució europea.
Re: ¿Qué hacer ante las elecciones europeas?
02 jun 2004
El meu vot esta entre ERC i les CUP.
Re: ¿Qué hacer ante las elecciones europeas?
02 jun 2004
-A part de la inclinació avantguardista que denota el títol, -¿Que hacer.... A tall anecdòtic vull comentar el següent pagraf escrit pels companys del butlletí "Andalucia Libre"

-...la coalición PCPE-LI (8), que se presenta como âPor una Europa de los Trabajadores y de los Pueblos. No a la Constitución Europeaâ?, pretendiendo con su largo nombre encarnar electoralmente y patrimonializar el rechazo a la Constitución Europea -en un ejercicio, por cierto, tan torpe como desvergonzado de oportunismo político...-

Al parlar sobre aquesta estranya coalició "sui generis" de bolxevics, stalinistes i troskistes. comentar que PCPE-LI, estan en tot el seu dret d'anomenar a la seva coalició"..., no a la constitución europea" es com si acuséssim a les CUP de apropiar-se del la campanya contra la constitució europea per fer-ho servir de eslògan electoral. contra mes soroll, millor, o no?

No substituïm lâanalisis de la realitat a canviar, per la rabieta partidista, per que ara els stalinistes sucursalistes (de un Moscou que ja no existeix, per cert) del PCPA, hagin guillaât del projecte d'AA (assamblea andaluza).
Re: ¿Qué hacer ante las elecciones europeas?
02 jun 2004
el meu vot està entre IC i CUP
Re: aclarat "Pues" ¿Qué hacer ante las elecciones europeas?
03 jun 2004
-"Potser". Em dius que estan dubtant entre votar a les CUP o a IC? O sigui que dubtes entre votar una candidatura que defensa la negativa a la constitució europea, i un altre IC (Iniciativa-Grocs) que va votar, quan era l'hora, a favor de l'aprovació del neoliberal tractat de Maastrich.

No ens esperem cap possessionament crític envers el disseny neoliberal de l'actual projecte de constitució europea, per part dels socialdemocrates d'IC.

Podem respectar al que te idees diferents i exposar les discrepancies, però el que no podem fer es tolerar i caure amb el parrany de l'hipocresia.

O ja no recordem? per triar un exemple de comprimís d’IC amb el model de reestructuració capitalista neoliberal dibuixa’t al tractat de Maastrich? quan els d’IC van signar l’any 97, una reforma laboral, que abaratia la indemnització per acomiadament improcedent, de 45 a 33 dies per any treballat, i va significar el vist-i-plau polític (i sindical per part de CCOO i UGT) a les ETT’s, i a més precarietat en els contractes.

Jo et recomano no preocupar-te gaire d’aquest afers, preocupem-nos de fer força estralls al carrer i a les fabriques, que ells ja se'n encarregaran de fer d'apagafocs amb polítiques socials i estat del benestar. Si no per que et creus que els drets socials de Euskadi son els mes elevats de tot el estat espanyol? potser es que el PNV es mes d'esquerres que el PSOE a nivell espayol?

LA LLUITA DE CLASSES ENS DONEN EL QUE LES LLEIS ENS PRENEN

IC=Cinquena columnistes!
Re: ¿Qué hacer ante las elecciones europeas?
04 jun 2004
es curiós que carreguis només contra IC... dient el que dius et deuen semblar igual uns partits polítics que uns altres, no?

amb aquest nik tant txulo que et gastes (d'un episodi nefast provocat per contrarevolucionaris anarquistes a sou)

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

Sindicat