Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: guerra
Bush reforzaría la seguridad en Irak con 115 mil soldados más
25 mai 2004
* A finales de 2005 los iraquíes tendrán un gobierno democráticamente electo, asegura

* Pide a la ONU que durante la fase "soberana" del país árabe EU quede al mando de una fuerza multinacional

* Tras breve alusión en su discurso a las torturas, anuncia la demolición de Abu Ghraib
El presidente estadunidense, George W. Bush, reiteró esta noche ante el Colegio de Guerra que Estados Unidos traspasará el 30 de junio la soberanía a Irak, donde continuarán las 135 mil tropas desplegadas actualmente en la nación ocupada, y no descartó reforzar la presencia militar para ubicarla en unos 250 mil efectivos.

Horas antes, Estados Unidos y Gran Bretaña presentaron ante el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) un proyecto de resolución sobre el futuro de Irak en su fase "soberana", en el que se plantea que Washington encabece una fuerza multinacional, y con inmunidad para sus tropas en el país petrolero.

En un discurso de 31 minutos, el primero de seis que Bush pronunciará sobre Irak, el mandatario republicano definió cinco puntos centrales para el futuro de Irak. En el primero consideró el traspaso de poder que el próximo 30 de junio hará la Autoridad Provisional Iraquí, encabezada por Paul Bremer, a un gobierno interino como primer paso para que el país árabe logre una "soberanía efectiva".

Bush sostuvo que el próximo presidente interino iraquí será elegido de una terna que será presentada en los próximos días por el enviado especial de la ONU para Irak, el diplomático argelino Lakhdar Brahimi.

El gobernante republicano afirmó que el próximo embajador estadunidense en Irak, John Dimitri Negroponte, presentará sus credenciales al próximo mandatario interino iraquí, aunque más adelante agregó que la embajada estadunidense abrirá oficinas en diferentes ciudades para "apoyar" y "supervisar" las tareas de reconstrucción.

Un segundo punto tiene que ver con la seguridad. Bush reiteró que su compromiso es "defender" a Irak, por lo que los oficiales del ejército evalúan el nivel de fuerzas que se requiere. Dijo que menos de 250 mil efectivos bastan para mantener el orden y la seguridad en el país invadido; actualmente hay 135 mil soldados estadunidenses desplegados en Irak, por lo que este anuncio significaría que el nivel de tropas estadunidenses podría ampliarse hasta casi el doble.

En este rubro mencionó los recientes enfrentamientos entre fuerzas de la coalición y la resistencia iraquí (a la que llamó "terrorista", "seguidores de Saddam Hussein" o "extranjeros") en la ciudad sunita de Fallujah así como en las localidades chiítas de Najaf y Kufa. Sobre Fallujah, donde al menos 600 civiles fueron ultimados por las tropas estadunidenses en las dos primeras semanas de abril, aseguró que las fuerzas estadunidenses optaron por considerar que la seguridad tenía que ser asunto de los iraquíes, por lo que se confío el patrullaje de esa localidad a fuerzas locales.

Respecto de los enfrentamientos en Najaf, sostuvo que son responsabilidad de los seguidores de "un clérigo extremista", sin mencionar explícitamente a Moqtada Sadr.

Según Bush, las fuerzas estadunidenses han respetado las ciudades sagradas, y aseguró que sólo intervienen cuando las fuerzas de seguridad iraquíes se ven desbordadas.

Para el mandatario, las fuerzas de seguridad iraquíes estarán compuestas por 260 mil efectivos, de los cuales 37 mil estarán en el ejército iraquí, cuya comandancia seguirá ejerciendo Estados Unidos, que encabezaría una fuerza multinacional aprobada por la ONU.

El tercer paso mencionado por el presidente fue la reconstrucción de la infraestructura. El mandatario informó que en lo que va del año se extrajeron 2 millones de barriles de petróleo y que se ha negociado la condonación de gran parte de la deuda externa iraquí.

Al hablar de infraestructura, Bush afirmó que uno de los objetivos será construir "prisiones humanitarias" y anunció que la cárcel de Abu Ghraib será demolida.

"Bajo el dictador (Saddam Hussein), las prisiones como Abu Ghraib eran símbolo de muerte y tortura. La misma prisión se convirtió en símbolo de una conducta desgraciada por parte de unos pocos soldados estadunidenses que deshonraron a nuestro país y degradaron nuestros valores. Demoleremos la prisión de Abu Ghraib, como un símbolo oportuno del nuevo comienzo de Irak", prometió el mandatario, que no hizo más referencia a las torturas infligidas por efectivos estadunidenses a prisioneros iraquíes.

El cuarto paso mencionado fue lograr mayor respaldo internacional en la reconstrucción de Irak. Informó que su país y Gran Bretaña presentaron un proyecto de resolución ante el Consejo de Seguridad de la ONU sobre el futuro de la soberanía iraquí.

El último paso, considerado por Bush como "el más importante", fue el futuro de las elecciones en el país invadido. Aseguró que las elecciones para conformar a una Asamblea que redacte una Constitución tendrá lugar "no más allá de febrero próximo". Según Bush, para finales de 2005 Irak tendrá un gobierno democráticamente electo.

Tras el discurso de Bush, el virtual candidato presidencial demócrata, John Kerry, le llamó a "convertir estas palabras en acciones... El presidente delineó principios generales esta noche, la mayoría de los cuales ya habíamos escuchado antes".

Por la mañana, Estados Unidos y Gran Bretaña presentaron al Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución que contempla la plena restitución de poderes civiles al nuevo gobierno de transición iraquí, si bien las tropas extranjeras se quedarán un año más con un mandato a revisar.

El texto de la propuesta de resolución expresa el apoyo del Consejo de Seguridad "a la formación de un gobierno soberano de Irak que asumirá funciones el 30 de junio de 2004".

Adiós a la Autoridad Provisional de la Coalición

Asimismo, "saluda el compromiso de acabar la ocupación el 30 de junio de 2004, cuando la Autoridad Provisional de la Coalición dejará de existir y el gobierno interino de Irak asumirá la responsabilidad y la autoridad para gobernar un Irak soberano".

Sin embargo, el plan pide a la ONU que autorice la permanencia de un contingente ilimitado de las hasta ahora fuerzas ocupantes en forma de "fuerza multinacional" bajo mando "unificado" que se encargará de "aplicar las medidas necesarias para contribuir con el mantenimiento de la seguridad y la estabilidad en Irak" y de "la prevención y disuasión del terrorismo".

Asimismo, se prevé la formación de otra fuerza multinacional solamente para proteger las actividades de Naciones Unidas.

Finalmente, los iraquíes recuperarán también los ingresos del petróleo al asumir la responsabilidad del Fondo para el Desarrollo de Irak y el programa Petróleo por alimentos.

Se espera que el texto sea votado a finales de mes, cuando Lakhdar Brahimi presente su informe sobre la configuración del próximo ejecutivo iraquí.

En tanto, el Pentágono anunció que en breve será remplazado el general Ricardo Sánchez, comandante de las fuerzas estadunidenses en Irak. Fuentes militares aseguraron que la salida de Sánchez no tiene relación con las acusasiones de que presenció maltratos a prisioneros en la cárcel de Abu Ghraib, sino con los 13 meses que lleva destacado en el invadido país árabe.
Mira també:
http://www.jornada.unam.mx/2004/may04/040525/025n1mun.php?origen=index.html&fly=1

This work is in the public domain
Sindicat