Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: guerra
Asesinos hijos de puta,cuanto vale la vida en Palestina?
25 mai 2004
un raconto en la muestra mas patente de hipocrecia y barbarie a la que hoy podemos asistir
Violaciones de los derechos humanos en Palestina llevadas a cabo por las fuerzas de ocupación israelíes


Mayo de 2004


CSCAweb (www.nodo50.org/csca), febrero de 2004
Centro Palestino de Derechos Humanos (Gaza, Palestina ocupada)
Traducción y elaboración: Paloma Valverde, CSCAweb


19 de mayo

13 muertos, incluidos tres niños, y 50 heridos es el terrible balance en el segundo día de ofensiva israelí en Rafah*
[*]: Véase en CSCAweb: 'Arco iris en las nubes', o hacer de Gaza una prisión: el asalto de Israel contra Rafah - Historia de la demolición de viviendas palestinas desde el periodo del Mandato Británico hasta mayo de 2004 bajo la ocupación israelí

Las fuerzas de ocupación israelíes apoyadas por helicópteros de combate lanzan una ofensiva militar sin precedentes desde el año 2002 contra Rafah denominada Operación Arco Iris. Esta segunda incursión militar en Rafah en menos de una semana comenzó en la madrugada del día 17. La ciudad ya sufría serios problemas de abastecimiento que incluyen comida, atención sanitaria, agua y electricidad. En la mañana de hoy las tropas ocupantes han invadido nuevamente los populosos barrios de al-Salam y al-Brazil obligando a los residentes de entre 16 y 40 años a salir de sus casas portando banderas blancas y a reunirse en las escuelas. Antes de que pudieran llegar, las tropas israelíes han disparado contra ellos a sangre fría. Un niño de 13 años, Saber Ahmed Abu Lebda, ha sido asesinado de un tiro en la cabeza; además han sido asesinados Shadi Fayez al-Mughari, de 24 años, Usama Abdullah Abu Nacer, de 27, y Jalil Hasan Abu Sada, de 37. Aquellos quienes no han perdido la vida han sido sometidos al trato degradante a que desgraciadamente están habituados los palestinos, sufriendo además brutales golpes inflingidos por el Ejército sionista. Todos los civiles han sido trasladados a los alrededores de asentamientos judíos e instalaciones militares donde han sido sometidos además a un durísimo interrogatorio. Asimismo, las casas han sido incendiadas por fuego de artillería que ocasionado cuantiosos daños.

Con una crueldad sin precedentes, un helicóptero de combate israelí ha lanzado un misil contra una manifestación pacífica en la ciudad de Rafah asesinando a tres niños palestinos: Walid Nayi Abu Qamar, de 10 años, Mubarak Salim al-Hashash, de 11 y Mahmud Tariq Mansur, de 13; cuatro jóvenes: Ahmed Yamal Abu al-Sa'id y Rayab Nemer Barhum, ambos de 18 años, y Mohamed Talal Abu Sha'ar y Alaa' Musalam al-Sheij 'Eid, ambos de 20 años, y a un adulto, Fu'ad Jamis al-Saqqa, de 31 años. Los hechos se han producido cuando la cabeza de la manifestación se encontraba a unos 500 metros de la entrada de la zona de Tel As-Sultan; en ese momento el helicóptero militar Apache (de fabricación estadounidense) ha comenzado a lanzar misiles contra la población al mismo tiempo que unidades de tierra del Ejército ocupante, situados en Tal Zo'ruo, han comenzado a disparar balas de cañón.

Además, una unidad clandestina del Ejército de ocupación ha asesinado a un palestino en el campo de refugiados de Yenín. La unidad secreta ha sido pronto apoyada por más tropas israelíes que han invadido el campamento. Ahmed Husein Turkman, de 21 años, miembro de las Brigadas de los Mártires de al-Aqsa, la rama militar de Fatah, estaba haciendo su ronda de vigilancia cuando ha sido disparado por las tropas israelíes en el momento en que avisaba de la presencia de las tropas de ocupación. Su cadáver presentaba varios impactos de bala sobretodo en cabeza y tórax. Testigos presenciales afirman con rotundidad que el Ejército israelí podría haberle detenido perfectamente ya que no intentó disparar contra ellos en ningún momento.

En Nablus, otro palestino ha sido asesinado a sangre fría por el Ejército israelí en una incursión en la ciudad vieja que ha comenzado con fuego indiscriminado contra las casas del vecindario. Un grupo de palestinos ha intentado hacerles frente pero tres de ellos han sido detenidos y el joven de 25 años Esam Nazem Kamel Arafat ha sido asesinado de un disparo en el corazón. Al mismo tiempo, otras unidades del Ejército han invadido el campo de refugiados de Askar, al noreste de Nablus, donde han disparado sin cesar durante 30 minutos contra un edificio de apartamentos. Tras dar por finalizada la agresión, han obligado a los 36 residentes (siete familias) a salir y a permanecer en el patio del edificio, tras lo cual han seguido disparando contra las viviendas aduciendo que había un palestino escondido. Algunos vecinos se han ofrecido a ir delante de las tropas en el registro del edificio para tratar de evitar el derrumbe de sus casas y sabiendo que dentro no se escondía nadie. Las tropas de ocupación les han acusado de mentirosos y tras registrar el edificio utilizando a los vecinos como escudos humanos y comprobar que no había nadie, han seguido disparando fuego de artillería hasta destrozar el edificio. El ataque ha finalizado con seis palestinos heridos, incluidos tres niños. Las tropas han abandonado el campamento lanzando botes de humo que han provocado dos heridos, ambos periodistas, por inhalación de gases tóxicos.

Tropas israelíes han invadido el campamento de refugiados de Tulkarem y las ciudades de Qabatya, Marda, Sarta, Jamain y Rafat, en el norte de Cisjordania, donde han asaltado y registrado un número indeterminado de viviendas y han detenido a 12 palestinos; en Beit Awa, al sudoeste de Hebrón, han impuesto un toque de queda y han detenido a 35 palestinos además de asaltar docenas de viviendas.

18 de mayo

15 palestinos asesinados en una gran operación de castigo llevada a cabo por el Ejército israelí que ya dura más de 24 horas en la Franja de Gaza

El inhumano cerco al que está sometida la ciudad de Rafah ha obligado a las autoridades médicas del hospital de Abu Yusef al-Nayar a conservar los cadáveres en los congeladores de las tiendas de comestibles hasta que puedan realizarse los entierros de los cadáveres que se amontonan como consecuencia del genocidio que está sufriendo su población. Las ambulancias reciben disparos indiscriminadamente impidiendo la evacuación de los heridos; el suministro de agua y electricidad está cortado, los arrestos son incesantes y la destrucción de las propiedades civiles constante.

Las fuerzas de ocupación han abierto fuego en la Ciudad Vieja de Nablus y han rodeado una serie de viviendas. Militantes de la resistencia han intentado defender el barrio con el fatídico desenlace de la muerte de un joven palestino de 24 años, Nidal Abdul Rahman Mohamed Okasha, muerto de un disparo en el corazón.

Una unidad secreta del Ejército de ocupación israelí ha asesinado al joven de 27 años Ahmed Mahmud Obaid y ha herido a su acompañante, otro joven palestino de 21 años, Mohamed Naser Barahma, en el pueblo de Anza, al sur de Yenín. Los hechos se han producido cuando ambos jóvenes, que viajaban en su vehículo al pueblo de Sanur, al este de Yenín, han sido detenidos por los militares israelíes. El vehículo ha sido disparado y los jóvenes han intentado escapar en su coche cuando vehículos militares israelíes han salido en su persecución y el vehículo de los jóvenes ha volcado. Cuando 'Obaid ha salido salió del coche ha sido disparado a quemarropa y ha muerto; Barhma ha resultado herido y en lugar de ser atendido de sus heridas ha sido detenido.

Dos misiles lanzados por un helicóptero de combate israelí sobre el Bloque P del campamento de refugiados de Rafah ha tenido como resultado el asesinato de tres jóvenes palestinos: Walid Musa Abu Yazar, de 26 años, Mohamed Jalil al-Yindi, de 24 y Mohamed Abdul Rahman al-Nawaya, de 31. Cinco civiles más han resultado heridos, uno de los cuales se encuentra en estado crítico. Las tropas, como ya forma parte de la vida cotidiana de los palestinos, están impidiendo el acceso a las ambulancias para socorrer a los heridos.

Dos horas más tarde se ha producido una nueva incursión israelí en el barrio de Tal al-Sultan, al oeste de Rafah, con el resultado de cinco muertos. Los hechos han tenido lugar cuando un helicóptero de combate israelí ha lanzado un misil hiriendo al joven palestino de 18 años Hani Mohamed Quffa cuando se encontraba en las inmediaciones de la mezquita de Bilal Ben Rabah en la calle al-Quds. Un grupo de personas que en ese momento se dirigían a la mezquita ha corrdio a socorrerle, momento en el que el helicóptero militar israelí ha lanzado dos misiles que han acabdo con la vida de los cinco civiles además del herido. Entre las víctimas cabe contar a los hermanos Ahmed Yaser al-Sha'er y Mohamed Yasser al-Sha'er, de 17 y 18 años respectivamente; un hombre de 45 años, Isma'il Rebhi al-Balawi, su hijo Ibrahim Ismail Rebhi al-Balawi,de 17, y el joven de 24 años Tariq Ahmed al-Sheikh Eid.

Tres palestinos han resultado muertos en el asalto a viviendas llevado a cabo por las tropas de ocupación en el barrio de Tal al-Sultan, al oeste de Rafah. Los tres asesinados son: Ziad Husein Shabana, de 22 años, Emad Fadel al-Mugari y Mahmud Isma'il Abu Tuq, ambos de 34. Tras sus asesinatos, las fuerzas israelíes han seguido disparando artillería pesada contra el vecindario asesinando a siete personas, entre ellos dos niños, Ahmed Mohamed al-Mugayar y Asmaa' Mohamed al-Mugayar de 10 y 14 años respectivamente. El resto de los muertos son los jóvenes Ibrahim Yihad al-Qun y Said Ibrahim al-Mugayar de 18 y 23 años; Yusef Zahi Qahwash de 35, Mohamed Masud Zorob de 33 y Taysir Zaki Kallubde de 31. Todos ellos han muerto mientras se encontraban dentro de sus casas. Además de los muertos, se han producido 16 heridos quienes no han podido recibir asistencia sanitaria ya que durante más de 15 horas el Ejército israelí ha impedido el acceso de las ambulancias al lugar de los hechos.

El joven Ayman Abdullah Subhi Abu Yalhum, de 18 años, ha muerto en un hospital israelí según fuentes israelíes, a consecuencia de las heridas sufridas en una de las ofensivas llevadas a cabo por el Ejército israelí en Beit Lahia, al norte del a Franja de Gaza, el pasado 21 de abril como ya informamos, y en la que se produjo la muerte de siete palestinos de la resistencia, dos niños y cincuenta heridos, entre los que hubo que contar 25 niños y dos médicos.

Las fuerzas ocupantes han herido de bala a un hombre de 54 años que se encontraba en las inmediaciones de su casa cuando aquellas abrieron fuego desde los alrededores del asentamiento judío de Qatif, al noroeste de Jan Yunis.

En otra incursión de castigo llevada a cabo en el campamento de refugiados de Tulkarem, las fuerzas de ocupación apoyadas por un helicóptero de combate han abierto fuego contra las casas hiriendo a dos adolescentes de 17 años, Mohamed Emad Harun y Mohamed Yassin Yarban.

17 de mayo

El Ejército israelí ha iniciado en la madrugada de hoy la llamada 'Operación Arco Iris', aislando Rafah

El Ejército israelí ha iniciado en la madrugada de hoy la llamada Operación Arco Iris, rodeando completamente Rafah, en Gaza, bloqueando todas las carreteras de la ciudad y del campamento de refugiados. Según las declaraciones de los oficiales del Ejército de ocupación, se espera que esta incursión dure varios días.

Helicópteros israelíes han lanzado un misil contra el Bloque L del campo de refugiados de Rafah, causando la muerte a Hassan Khader Awaja, Fu'ad Jaled Abu Hashem, Eihab Yamal Yousef y Mohamed 'Azmi al-Buyi, Hani Mohamed al-Mugayar, Ramez Yamal Abu Gali, todos ellos de entre 19 y 22 años, y una persona que aún no ha podido ser identificada. Otros seis civiles más han resultado heridos, dos de ellos de gravedad.

Media hora más tarde, a las dos de la mañana, las mismas tropas ocupantes han atacado el Bloque O y lanzado artillería pesada contra toda la zona. Lo buldózeres israelíes han comenzado a destruir un número indeterminado de viviendas palestinas. Un niño de 15 años, Mohamed Musa Mowafi, y los tres jóvenes Sami Yusef Abu Yasar de 22 años, Hamed Fayes Abu Hamra de 18 y Mahmud Yamal al-Siksik también de 18, han sido asesinados. Otros ocho palestinos más han resultado heridos, siete de ellos de extrema gravedad.

Al amanecer las fuerzas de ocupación israelí han bloqueado la calle Salah al-Din que separa Rafah del resto de la Franja de Gaza. Hacia el medio día, un helicóptero de combate ha lanzado un misil contra una multitud de palestinos que se encontraba en la calle del Bloque B del campamento de refugiados de Rafah. Walid Musa Abu Yaser de 26 años, Mohamed Jalil al-Yundi, de 24, y Mohamed Abdul Rahman al-Nawaya, de 31, han sido asesinados por resistirse a la ocupación, mientras que otros cinco civiles que pasaban por allí han sido heridos. Las ambulancias no han podido acudir por impedírselo las tropas israelíes mediante disparos intensos.

Vehículos militares israelíes han reforzado las posiciones militares en la frontera con Egipto para desplazarse posteriormente hacia el barrio de al-Brazil, en Gaza. En su recorrido han abierto fuego contra las zonas por las que pasaban asesinando a otro joven palestino, Ahmed Mohamed al-Yaqubi de 19 años que se encontraba en las inmediaciones de su casa. Los disparos israelíes se ha mantenido hasta la medianoche hiriendo a seis palestinos y provocando daños en las viviendas

En una gravísima escalada de la violencia contra la población palestina, helicópteros de combate del Ejército sionista continúan atacando instituciones civiles en la ciudad de Gaza, especialmente en las áreas más pobladas en una demostración de fuerza brutal y de desprecio hacia la vida de un pueblo que implica la destrucción de la vida física de las personas y de su legado cultural. Cinco misiles han sido lanzados por helicópteros del Ejército ocupante sobre un edificio de cuatro plantas situado en el centro de la ciudad cerca de la mezquita de al-Emarai, una zona densamente poblada. El edificio alojaba una oficina del Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP) y una oficina del movimiento de Fatah. Las casas de la vecindad han sufrido el corte del suministro eléctrico.

16 de mayo

El Supremo israelí legaliza la demolición de viviendas

Hoy se cumple un año del asesinato de la activista estadounidense Rachel Corrie al tratar de impedir la demolición de una vivienda palestina, momento en el que precisamente el Tribunal Supremo israelí ha fallado a favor de las demoliciones de viviendas palestinas, argumentando que "[...] La ley permite la demolición de casas en situaciones excepcionales y en caso de necesidad militar" y apoyándose en que "[...] el Ejército ha manifestado su intención de no demoler más viviendas", lo que se contradice de forma flagrante con las declaraciones realizadas por uno de los máximos responsables israelíes, Moshe Yaalon, en las que ha afirmado que "[...] cientos de casas situadas a lo largo de la frontera con Egipto serán demolidas", así como con las declaraciones del propio ministro de Defensa israelí Shaul Mofaz, quien ha manifestado que las actividades militares israelíes en la Franja de Gaza "crearán una nueva realidad".

Dos misiles lanzados por un helicóptero israelí han destruido un centro cultural situado en la primera planta de un edificio propiedad de la familia Sukkar y situado en el densamente poblado barrio de al-Shojeya, en Gaza. Un niño de 13 años que dormía en una casa cercana ha resultado herido. A los pocos minutos otro misil ha sido lanzado contra el semanario al-Resala, situado en un edificio de diez plantas en el barrio de al-Naser, también en Gaza. Dos palestinos residentes en las inmediaciones han resultado heridos.

El Ejército sionista ocupante ha invadido el campamento de refugiados de al-Duhaisha, al sur de Belén, donde ha asaltado y registrado una serie de viviendas y ha detenido a tres palestinos, dos de ellos menores. En la propia ciudad de Belén, las fuerzas de ocupación han asaltado el edificio de apartamentos Sayaj y han prendido fuego a las casas colindantes obligando a los residentes a abandonar sus viviendas.

Militares israelíes de paisano y en vehículos con matrículas palestinas han asaltado el pueblo de Yatta al sur de Hebrón, donde han abierto fuego contra las casas y los coches. Han registrado y humillado a un número indeterminado de palestinos.

15 de mayo

14 muertos en las primeras 48 horas de asalto a Rafah

La incursión del Ejército israelí que dio comienzo el pasado martes 13 de mayo en el campamento de refugiados de Rafah y pueblos cercanos ha dejado 14 palestinos muertos, incluido un niño, 30 heridos y ha causado una masiva destrucción en toda la zona. Las tropas israelíes han llevado a cabo dos ataques con helicópteros lanzamisiles contra dos instituciones situadas en sendos edificios de áreas densamente pobladas de la ciudad de Gaza. Las cifras de casas demolidas se eleva a 80, resultado de lo cual, 800 personas (195 familias) se han quedado sin hogar; además el Ejército sionista de ocupación ha destruido 25 tiendas, una mezquita, diversas instalaciones e infraestructura civil. En una trágica escena que recordaba la expulsión de los palestinos de sus hogares en 1948, miles de civiles han sido obligados a abandonar sus viviendas. Para mayor sufrimiento de la población y debido al cierre que sufre la ciudad los heridos no han podido ser atendidos ya que el Ejército israelí impide el paso de ambulancias. Por ello, según informan fuentes médicas, el estado de los heridos se ha agravado gratuitamente.

La incursión en la ciudad de Gaza dio comienzo en la madrugada del sábado cuando helicópteros de combate lanzaron tres misiles, dos de los cuales impactaron en la planta del edifico que aloja al Sindicato de Enfermeras. El tercer misil impactó en el edificio de apartamentos deshabitado situado enfrente. Los edificios se encuentran en zonas densamente pobladas de la ciudad de Gaza. El resultado fue de 10 palestinos civiles heridos además de las instalaciones objeto del ataque y varias viviendas de los alrededores. 20 minutos después del ataque otros cinco misiles fueron lanzados contra la asociación caritativa al-Ansar situada en un populoso barrio en el norte de Gaza.

Pasada la noche, las fuerzas ocupantes se posicionaron en las cercanías del asentamiento de Kfar Darom, al sudeste de Deir al-Balah, desde donde abrieron fuego contra un grupo de niños que les lanzaba piedras. Uno de ellos resultó herido de bala. Dos horas más tarde, sobre las 10 de la mañana, las tropas de ocupación se posicionaron a lo largo de la frontera con Egipto y abrieron fuego contra el recién abandonado campamento de refugiados de Rafah, lo que continuaron haciendo hasta bien entrada la tarde. Ocho palestinos resultaron heridos incluidos cuatro niños y dos mujeres.

Fuentes médicas del hospital Shifa en la ciudad de Rafah han certificado la muerte del joven palestino de 20 años Fu'ad Mohamed Abu Sha'ban a consecuencia de las heridas sufridas tras la brutal incursión en el barrio de al-Zaytun de la ciudad de Gaza, el pasado 11 de mayo, y de la que ya informamos.

14 de mayo

Se amplia la incursión israelí en torno a Rafah

La incursión iniciada en el campamento de refugiados de Rafah se extiende hoy a los lugares cercanos para incluyendo las zonas residenciales de Qeshta y al-Sha'er. Como consecuencia de los disparos indiscriminados contra las viviendas, Ashraf Hasan Qeshta, de 37 años y que se encontraba en su casa, fue alcanzado por impacto de bala. Murió desangrado. Además, 13 palestinos resultaron heridos, un de los cuales Akram Abdul Karim Abu al-Naya murió a consecuencia de las heridas, estando otros cuatro en situación muy grave. En esta incursión, 72 viviendas de Rafah han sido destruidas totalmente y otras 27 parcialmente, dejando a 1.308 personas (221 familias) sin hogar. También han destruido 23 tiendas, una mezquita y un banco.

En los barrios de Wad Ma'alii y al-Fawagra, de Belén, las fuerzas de ocupación han asaltado y registrado una serie de viviendas deteniendo a un joven palestino.

En Tulkarem unidades del Ejército israelí se han posicionado en el tejado del local que albergaba una farmacia y han comenzado a disparar contra la población civil que paseaba por la calle. El resultado fue de tres heridos, incluidos dos niños de 9 y 13 años respectivamente.

Unidades del Ejército ocupante posicionadas en las cercanías del asentamiento judío de Netzarim, al sur de la ciudad de Gaza, abrieron fuego contra una vehículo civil. Una mujer de 28 años embarazada, Nisrin 'Abdul Rahman al-Nabris, resultó herida. Nisrin viajaba en el coche con su marido y sus tres hijos camino de la ciudad de Gaza. Nada más escuchar el primer disparo el coche se detuvo hasta que los disparos dejaron de producirse, momento en el que reanudaron la marcha tranquilamente pero las tropas israelíes volvieron a disparar. Nisrin fue trasladada a un hospital donde dio a luz al día siguiente.

Un palestino ha resultado herido de bala cuando tropas del Ejército sionista posicionadas en las inmediaciones del asentamiento judío de Qatif, al noroeste de Jan Yunis abrieron fuego contra las viviendas palestinas de la zona de al-Satar al-Garbi.

Cinco casas palestinas han sido demolidas por tropas del Ejército de ocupación en el pueblo de al-Qarara al noreste de Jan Yunis. 25 personas (cinco familias) han resultado heridas. En el mismo pueblo, las tropas de ocupación han permanecido dos días en la vivienda de la familia de Suleiman 'Abdul Rahman Musa tras asaltarla y registrarla. Los cuatro miembros de la familia estuvieron secuestrados en una habitación mientras su casa era destrozada por el Ejército ocupante.

Una vivienda palestina propiedad de 'Abdullah al-Shu'ani ha sido destruida con explosivos por las fuerzas de ocupación en el barrio de Um al-Sharayet al sur de Ramala, tras obligar a las dos familias que vivían en el inmueble a abandonar su casa.

13 de mayo

Doce civiles palestinos asesinados por el Ejército israelí en Rafah

Unidades del Ejército de ocupación invadieron a primera hora de la mañana el campamento de refugiados de Rafah donde 12 palestinos han sido asesinados por las fuerzas sionistas de ocupación. Once de los muertos lo fueron consecuencia de los misiles lanzados por helicópteros israelíes, mientras que la otra víctima murió de un disparo en la espalda, Mohamed Jaled Kuhail de 18 años. El resto de los asesinados, todos ellos jóvenes de entre 20 y 27 años, son: Wael Yusef Kuhail, Abdul Rahman Mahmud Sahawi, Omar Mohamed Shuraim, Mohamed Ahmed Kayed, Samer Jaled Ghanem, Adli Abdullah Hujair, Ramzi Abdullah Hujair, Hamdallah Jaled Ayash, Haizam Abdullah Isma'il, Munir Ahmed Asan y Samir Ahmed Hasan. Esta masacre es la brutal respuesta contra la población civil tras la destrucción de un vehículo militar y cinco soldados israelíes muertos.

Por otro lado, las fuerzas de ocupación destrozaron docenas de casas, infraestructura e instalaciones civiles tanto en la ciudad de Rafah como en el campamento de refugiados del mismo nombre.

Tropas ocupantes sionistas, posicionadas en el control de Abu Huli, al sur de Deir al-Balah, dispararon munición real y lanzaron botes de humo contra cientos de palestinos que llevaban dos días esperando la apertura del control. Un civil resultó herido de bala y un número no determinado lo fueron por inhalación de gases tóxicos.

12 de mayo

Se intensifica el cerco impuesto en la totalidad de la Franja de Gaza

Tercera semana en la que el ejercito israelí continúa negando el acceso a los hospitales de Cisjordania e Israel a los enfermos y heridos de la Franja de Gaza. También continúa la prohibición de entrada de medicinas. Por otra parte, cada vez son mayores y más duros los controles que sufren los palestinos en sus traslados dentro de la propia Franja. Ya se ha convertido en algo habitual mantener retenidos entre dos controles militares vehículos palestinos que salen o regresan a sus hogares sin permitirles acceso al agua y la comida, además de no existir la más mínima infraestructura que permita unas mínimas condiciones higiénicas para esperas que han llegado a prolongarse hasta 10 horas. Continúan las detenciones indiscriminadas de palestinos civiles en los controles militares de la Franja sin que medie motivo alguno.

En Cisjordania, las tropas de ocupación han erigido nuevos controles militares y reforzado los ya existentes en las ciudades de Hebrón, Nablus, Yenín, Tulqarem, Qalqilya y Belén, llegando a disparar contra civiles de los pueblos de alrededor que pretendían entrar en alguna de estas núcleos urbanos. En Nablus tienen prohibida la entrada a la ciudad todos los varones menores de 35 años; en Jerusalén, los palestinos varones menores de 45 años tienen prohibido acudir a la mezquita de al-Aqsa los viernes.

Seis palestinos han resultado heridos por un misil lanzado sobre la vivienda palestina de Rashid Eshtewi en el barrio de Gaza. Rashid es un militante islamista, lo que para el Ejército israelí constituye justificación suficiente para bombardear su vivienda familiar. Este ataque forma parte de la represalia israelí por la voladura de un vehículo blindado del Ejército ocupante en la que murieron seis miembros de las fuerzas sionistas. Este ataque es la continuación del realizado el día 11 en el barrio de Al-Zaytun.

Unidades del Ejército israelí ocupante han penetrado en el campamento de refugiados de Balata, al este de Nablus, abriendo fuego contra las viviendas. Un grupo de adolescentes comenzó a tirar piedras contra los vehículos militares israelíes que disparaban contra sus casas y las tropas de ocupación han abierto fuego directo contra ellos. Cinco adolescentes palestinos han sido heridos así como un adulto que pasaba en ese momento por la zona. Las tropas israelíes han prohibido el paso de ambulancias y han detenido a uno de los heridos.

11 de mayo

Cinco palestinos asesinados -entre ellos, dos niños- y más de 80 heridos, 17 menores

Los habitantes del popular barrio al-Zeytoun en la ciudad de Gaza, han sido víctimas de otra nueva agresión israelí tras la del día anterior que costó la vida a 15 palestinos. Esta vez cinco palestinos, incluidos dos niños han sido asesinados por las fuerzas israelíes de ocupación tras una brutal incursión llevada a cabo por unidades del ejercito israelí apoyadas por fuerzas de paisano y helicópteros militares. Nada más hacer su macabra aparición, las tropas han asaltado varias viviendas y han establecido sus posiciones en los tejados de viviendas palestinas. Miembros de la resistencia palestina se han enfrentado a los invasores. Ammar Awad al-Jirjawi, un joven palestino de 24 años, ha sido asesinado. Además, uno de los helicópteros israelíes ha disparado un misil contra un grupo de palestinos reunidos en la calle uno de los cuales, Fadi Ibrahim Nassar, de 18 años de edad, ha sido asesinado, así como otros ocho han resultado heridos por la descomunal agresión. Horas más tarde han sido asesinados un niño palestinos de 11 años que no ha podido ser identificado en el día de hoy, un adolescente de 16 años, Ahmed Salem al-Swairki y Mohamed Faraj Adas, un joven de 20 años. Junto a ellos, han caído heridos otros 80 palestinos. Tras los ataques, las fuerzas israelíes han impedido el paso de ambulancias, manteniendo los disparos y colocando explosivos en instalaciones civiles.

También en la Franja de Gaza se han producido otras incursiones militares israelíes en las que se han destruido 47 casas en Rafah y en Jan Yunís, dejando a 388 palestinos sin hogar (unas 59 familias). En Jan Yunís se han destruido además 149 dunums de tierras palestinas.

En el barrio de Zorob, al sudoeste de Rafah, las tropas de ocupación han demolido dos casas dejando a 63 personas sin hogar lanzando una intensa carga de mortero.

En Yabad, al sudoeste de Yenín, las tropas ocupantes han disparado balas, balas de goma y botes de humo contra las viviendas del pueblo imponiendo el estado de sitio. Un grupo de adolescentes palestinos que alanzado piedras contra las tropas de ocupación israelíes han recibido fuego real que ha herido a un peatón, un joven palestino de 18 años, Mohamed Riad Abu Baker, quien presenta herida de bala en la cabeza.

10 de mayo

Dieciséis palestinos muertos y casi 200 heridos en una brutal agresión israelí

En una brutal incursión contra población civil del popular barrio de al-Zaytoun, al sur de Rafah, las fuerzas del Ejército ocupante han penetrado con tanques apoyados por helicópteros militares asesinando a 15 palestinos, incluidos cuatro niños, y han dejado un saldo de casi 200 heridos entre los que se cuentan 35 niños. Los helicópteros han lanzado alrededor de cinco misiles provocando el pánico entre la población.

Un joven palestino de 19 años ha sido asesinado por las fuerzas ocupantes en la incursión realizada contra el pueblo palestino de Abu Dis, cerca de Jerusalén. Faadi Shalan Bahar estaba dando un paseo con sus amigos alrededor de las nueve y media de la noche, cuando vehículos militares israelíes han penetrado en el pueblo. El Ejército ha disparado a bocajarro contra ellos sin mediar causa e hiriendo de muerte a Faadi por impacto de bala en la cabeza. La ambulancia no ha podido llegar a socorrerle hasta pasado más de hora y media debido a que el Muro de la Vergüenza ha dejado completamente aislado el pueblo. Nada pudo hacerse por la vida del joven Faadi que ha muerto desangrado en plena calle.

Buldózeres israelíes han demolido diez viviendas palestinas en al-Qarara y en Jan Yunís en una operación llevada a cabo con la finalidad de destruir todas las tierras de cultivo palestinas de ambos pueblos y colocar una valla de alambre de espino a lo largo de la carretera de Kissufim que es la que utilizan los colonos asentados en la zona ilegalmente.

Habitantes de Nealeen, al oeste de Ramala, han acusado a tropas israelíes de incendiar deliberadamente sus árboles y sus cultivos para dejar el terreno despejado para la futura construcción del muro en la zona. Los últimos incendios se han producido a medianoche y siempre cerca de los puestos militares de control israelí. Hasta el momento los incendios han quemado 60 olivos y 15 dunums de tierras cultivables. Los habitantes del pueblo han tardado más de tres horas en poder controlar el incendio que ha estado a punto de alcanzar al pueblo e incendiar un almacén de gasoil.

El Ejército de ocupación israelí ha rodeado la fábrica de gaseosa Star situada cerca del mercado viejo en la carretera principal que recorre la Franja de Gaza (Salah al-Din). Han encerrado a diez trabajadores y les han prohibido cualquier intento de salida. Los trabajadores han permanecido durante 24 horas sin comida, sin luz y sin lugar para dormir. Entre los trabajadores se encontraban tres personas mayores: Salama Hillis, Ata Hillis, Faraj Bakroun y Mansur Abu Shanab y otras dos personas con problemas de salud. Durante el tiempo que ha durado su secuestro, dos representantes de los trabajadores de la fábrica han intentado entregar comida a sus compañeros pero han sido tiroteados por el Ejército israelí. También han hecho un llamamiento a la Media Luna Roja para que acudiera en su ayuda pero el Ejército de ocupación ha impedido que sanitarios de la organización sanitaria pudieran acercarse. Tras 24 horas, las fuerzas de ocupación han detenido a dos de los trabajadores y han liberado al resto.

Una casa palestina situada al oeste de Deir al-Balah ha sido asaltada por tropas israelíes; en ella vivían 26 personas que han sido obligadas a abandonar la vivienda sin poder llevar consigo ningún objeto personal. Tras ello, la unidad israelí ha colocado y hecho detonar cargas explosivas en la vivienda que ha quedado totalmente destruida. La onda expansiva ha provocado daños en otras cuatro viviendas vecinas. También en al-Qarara, al norte de Jan Yunís, el Ejército de ocupación ha demolido otras dos viviendas, ha arrasado 40 dunums de tierras de cultivo y destruido infraestructuras agrícolas, un estanque, granjas de pájaros y establos.

9 de mayo, 56 aniversario de la matanza de Deir Yasín

Dos jóvenes palestinos asesinados

Las fuerzas israelíes han demolido la vivienda de Fadel, Isaaf y Nabil Yunis Fadel situada cerca del asentamiento de Kfar Darom, al sudeste de Deir al-Balah tras haber sido firmada dos días antes, el viernes, 7de mayo, una orden de demolición. El Estado de Israel había concedido a los propietarios 48 horas para apelar la citada orden, a saber el viernes, día sagrado musulmán y por tanto inhábil, y el sábado, día sagrado judío, igualmente inhábil. Pese a ello, se interpuso la apelación pero el Ejército, antes de que dicha apelación fuera resuelta demolió la vivienda. Tres familias, 29 personas en total, se han quedado sin hogar.

Un proyectil de artillería disparado por el Ejército de ocupación israelí ha impactado contra una vivienda palestina situada cerca del ilegal asentamiento judío de Kissufim, al norte de Jan Yunís. Inmediatamente han llegado más tropas que han demolido 11 casas, dejando un saldo de 83 personas sin hogar. También han destruido 22 dunums de tierras de labor. Tras el repliegue de los ocupantes, los vecinos del pueblo han encontrado el cuerpo sin vida del joven palestino Nahed Mohamed Abu Haddaf de 24 años, quien había salido de su casa en dirección a los campos de trigo para ayudar a su familia con los trabajos agrícolas.

En Abu Dis, al este del Jerusalén ocupado, las tropas de ocupación han abierto fuego contra las viviendas palestinas. Los vehículos militares se han apostado cerca de un club de jóvenes. Las tropas israelíes han imprecado y provocado a los paseantes que salían o se acercaban al club. Un grupo de adolescentes ha comenzado a tirar piedras contra los vehículos desde los que los militares israelíes han disparado munición real hiriendo al joven de 19 años, Fadi Shalan Khader Bahar. Las tropas israelíes han impedido que las ambulancias se acercasen a Fadi para llevarle a un hospital, dejando que durante 30 minutos se desangrara en medio de la calle y provocando su muerte de forma despiadada. Fadi presentaba herida de bala en la cabeza disparada a una distancia de 100 metros.

Tres palestinos detenidos y varias casas asaltadas y registradas en los pueblos de Belén y Qabatya, al sudeste de Yenín. Otros siete palestinos han sido detenidos mientras labraban sus tierras en el popular barrio de al-Shouka, al sudeste de Rafah.

8 de mayo

Dos palestinos han sido detenidos y sus casas asaltadas y registradas en plena noche por el Ejército ocupante en el pueblo de Qabatya, al sudeste de Yenín. En al-Qarara, al noreste de Jan Yunis, han demolido una casa, arrasado 39 donums de tierras de cultivo y destruido una granja y la infraestructura precisa para su mantenimiento.

En el campamento de refugiados de al-Jalazun, al norte de Ramala, un grupo de adolescentes palestinos ha lanzado piedras contra los vehículos militares israelíes cuando penetraban en el campamento. Las fuerzas ocupantes han disparado abiertamente munición real contra los adolescentes. Una niña de 15 años, Alaa Ahmed Sharaka que estaba en las inmediaciones ha resultado herida de gravedad en la cara.

7 de mayo

Un joven de 18 años muerto por disparos del Ejército

El joven palestino Basim Bassam Kalbuna, de 18 años, ha sido asesinado por las tropas de ocupación en Nablus cuando se encontraba en la azotea de su casa a donde subió para ver lo que había ocurrido tras escuchar una gran detonación que al parecer se debió a una granada que hizo explosión en las inmediaciones de su casa. Las dos balas que le causaron la muerte impactaron en su pecho.

En el pueblo de Beita, al sudeste de Nablus, las fuerzas israelíes han impuesto el estado de sitio tras lo que un grupo de jóvenes ha comenzado a tirar piedras a los vehículos militares. Las fuerzas ocupantes han comenzado de manera inmediata a disparar hiriendo de muerte a Muntaser Mahmud Ahmed Ziad de 19 años, que ha muerto poco después camino del hospital. Presentaba impacto de bala en el abdomen; unidades israelíes dispararon contra él a una distancia de 80 metros.

Las tropas del Ejército israelí apoyadas por dos helicópteros de combate, han penetrado en el campamento de refugiados de Nour Shams, al este de Tulqarem, disparando contra las casas del campamento. Tres palestinos se han enfrentado a ellos posicionándose en el tejado de la vivienda de Omar Raja Ghuraifi. Unidades del Ejército han amenazado al dueño con destruir su casa si sus compatriotas no se entregaban. Tras las amenazas han obligado a los miembros de la familia y a otros vecinos a abandonar la vivienda dando comienzo un intercambio de disparos, entre los dos palestinos apostados en el tejado (uno de los tres se había entregado) y el Ejército de ocupación. Tras seis horas de enfrentamientos, las fuerzas israelíes han obligado al dueño a entrar en su casa donde se hallaban muertos sus compatriotas. el Ejército israelí ha obligado al propietario a desarmar a los cadáveres y a entregarlos a las fuerzas de ocupación. Poco después, unidades del Ejército israelí han entrado en la vivienda y han abierto fuego. Tras la retirada de las tropas, los vecinos han trasladado los cuerpos sin vida de los palestinos Wael Khairi Abdul Fattah Jader de 28 años, que presentaba 12 impactos de bala y Saed Ibrahim Hassan Masaei de 27 que presentaba cinco.

Las tropas del Ejército israelí han destruido una vivienda en construcción y seis invernaderos en la zona de Oraiba, al noroeste de Rafah; en al-Rabwat, al noroeste de Jan Yunís, pertrechándose tras el intenso tiroteo, han arrasado 16 dunums de tierras de labor; en el pueblo de al-Qarara, también al noroeste de Jan Yunís, han demolido una casa, las vallas de otras cuatro y 1 dunum de tierras de cultivo.

6 de mayo

Cinco adolescentes heridos de bala por tirar piedras contra vehículos blindados israelíes

Las tropas ocupantes han efectuado una incursión en el pueblo de Wadi al-Salqa, al este de Deir al-Balah, donde han arrasado siete dunums de tierras de cultivo, han destruido una casa en construcción y la valla de la casa de otro vecino del pueblo.

Unidades del ejercito de ocupación en vehículos militares pesados y apoyados por helicópteros de combate han invadido los barrios de al-Brazil, al-Shaer y Qeshta de la ciudad de Rafah, contigua a la frontera egipcia. En la incursión, una vivienda de tres plantas habitada por ocho familias palestinas ha sido destruida mediante la detonación de explosivos colocados por las tropas de ocupación, que ha causado también daños graves a otras cinco viviendas de las inmediaciones resultaran. Otras siete viviendas han sido destruidas y nueve más lo han sido parcialmente; Tres dunums de tierras de labor han quedado destruidos y un joven palestino de 24 años ha sido herido de bala por disparos de metralla.

Yasín Aadel al-Joulani de 22 años ha sido tiroteado sin mediar razón por unidades del Ejército de ocupación cuando salía de la mezquita Ibrahimi en Hebrón tras la oración del amanecer. Yasín permaneció desangrándose en el suelo hasta que murió, momento en el que las tropas israelíes evacuaron su cuerpo hacia un lugar desconocido.

Cinco adolescentes de entre 14 y 17 años han sido heridos de bala por tropas israelíes cuando lanzaban piedras contra los vehículos militares israelíes posicionados en la verja de separación del asentamiento ilegal de Nissanit, en el norte de Gaza.

En Husan, al oeste de Belén, dos casas han sido asaltadas y convertidas en sitio militar israelí tras obligar a sus dueños a abandonar los inmuebles.

5 de mayo

Dos nuevos asesinatos 'selectivos' extrajudiciales

Las fuerzas israelíes de ocupación, siguiendo con su política de asesinatos extrajudiciales denominados selectivos, dan muerte a tiros al palestino Emad Mohamed Hafez Janajra, de 33 años, supuesto activista de Hamas, culminando así el intento de asesinato del pasado 23 de abril del que salió ileso pero que costó la vida a Aamer Mohamed Ahmed Abu Laimoun, lector de la Universidad Abierta de al-Quds y de la Universidad �rabe-Americana, como ya informamos. Los hechos se produjeron cuando una unidad camuflada del ejército de ocupación penetró en el pueblo palestino de Tallouza al norte de Nablus. Al poco tiempo llegaron seis vehículos militares más y abrieron fuego indiscriminado contra las casas del pueblo. Posteriormente anunciaron que Emad Mohamed Hafez Janaira había muerto; su cuerpo fue secuestrado por sus asesinos para mayor dolor de familiares, vecinos y amigos y trasladado a un lugar desconocido.

30 vehículos militares pesados abrieron fuego contra viviendas palestinas de la zona del asentamiento judío de Kfar Darom, al sudeste de Deir al-Balah. Tras los ataques, las tropas asaltaron y registraron dos viviendas pertenecientes a las familias de Sami Ibrahim Abu Sultan y Fuad al-Sayed Abu Musabbeh, respectivamente. Como viene siendo regla general, encerraron a las familias en una habitación convirtiendo el resto de la casa en zona militar; además utilizaron a Abu Sultan como escudo humano en los registros mientras que a su hijo le ataron las manos y le vendaron los ojos. En el mismo lugar, Abdullah Ali Abdul Fattah al-Jammal, de 35 años y miembro de las fuerzas de seguridad palestinas, fue asesinado a tiros cuando fuerzas de ocupación israelí abrieron fuego contra el cuartel palestino; un compañero de Abdullah resultó herido. Horas más tarde, al menos 12 palestinos resultaron heridos por disparos, entre ellos un periodista de France Press, un cámara de Reuters y un miembro de Cruz Roja. En las 12 horas que duró la agresión 47 dunums de tierras de cultivo fueron arrasadas por los vehículos militares israelíes.

Fuerzas de ocupación han detenido además a 60 personas en Hebrón hacinándoles en un autobús y transportándoles a un lugar desconocido. Finalmente, cuatro niños palestinos fueron heridos por los disparos directos de unidades del ejército israelí después de que un grupo de menores les lanzaran piedras.

4 de mayo

Un adolescente y un joven asesinados; 24 heridos, 34 casas destruidas y 299 palestinos más sin hogar

En la madrugada del 4 de mayo, las fuerzas de ocupación israelí han asesinado a un adolescente de 17 años, Jamil Walid Mohamed Abu Mustafa, y al joven palestino de 25 años, Bilal Mohamed Hamdan; en la misma actuación, los ocupantes han herido a 24 personas más, tres de las cuales están en situación crítica. Todos los hechos se produjeron en el campo de refugiados de Jan Yunís, donde las fuerzas de ocupación penetraron con vehículos militares pesados y apoyadas por tres helicópteros de combate antes de la media noche. Uno de estos helicópteros fue el que lanzó el misil que acabó la vida de Jamil y de Bilal.

Esta incursión, una de las más violentas de los últimos días, provocó la destrucción completa de 34 viviendas quedando ocho más parcialmente destruidas. 299 personas han quedado sin hogar y a la intemperie. Siguiendo sus procedimientos habituales, las unidades del ejército israelí impidieron que las familias pudieran sacar consigo las mínimas pertenencias viéndose forzadas a abandonar sus casas para salvar la vida bajo el intenso tiroteo. Las unidades israelíes destruyeron igualmente una escuela de educación primaria de la UNRWA.

Un niño de 10 años, Bahaa Falah Asaad Abu Zaytoun, ha resultado muerto tras la detonación de un artefacto israelí instalado en el pueblo de Deir al-Ghosoun al norte de Tulkarén. Los niños se encontraban jugando y vieron un trozo de tubería de color rojo de unos 50 centímetros que llamó su atención porque sobre ella había escritas "palabras extranjeras", según declararon posteriormente los niños heridos que salvaron sus vidas. El artefacto estaba colocada delante de un coche abandonado que a su vez estaba aparcado entre otros dos coches. Uno de los niños cogió el supuesto trozo de tubería y lo hizo sonar contra el asfalto. Inmediatamente el artefacto explotó. Aunque Bahaa fue evacuado al hospital, ingreso cadáver. Tras las investigaciones, se supo que las "palabras extranjeras" eran NDR 1*3, un artefacto de fabricación israelí consistente en una cabeza explosiva encastrada en un tubo de cobre.

En el pueblo palestino de Wadi al-Salqa situado al sudeste de Deir al-Balah, las fuerzas de ocupación asaltaron la casa de la familia de Yamal Mohamed Abu Hadda, que fue detenido. El resto de la familia fue obligada a encerrarse en una habitación y los militares israelíes convirtieron el resto de la casa en plaza militar. En el mismo lugar arrasaron 10 dunums de tierras de labor. Estos hechos se repitieron en la zona de Abu Zaher en el pueblo de al-Qarara, al noreste de Jan Yunís, donde asaltaron la casa de Samir Atwa Abu Zaher, retuvieron a nueve de sus familiares en una habitación, detuvieron a su hijo Akram, estudiante universitario de 22 años, y convirtieron la vivienda en plaza militar.

Cinco niños han resultado heridos de bala por disparos de unidades del ejército israelí a quienes tiraban piedras desde la valla que separa el asentamiento ilegal judío de Nissani y la zona de al-Hawouz al norte de la Franja de Gaza.

Helicópteros de combate abrieron fuego indiscriminado contra el barrio de Yasmina, en la ciudad vieja de Nablus, causando graves daños especialmente en los alrededores de la clínica médica UPMRC. El Dr. Yihad Mashal, director de los Comités Palestinos de Ayuda Sanitaria, denunció el ataque como parte de un plan cuyo objetivo es la destrucción de toda la infraestructura sanitaria palestina.

3 de mayo

Una palestina embarazada de siete meses herida de gravedad por disparos israelíes

La calle al-Qadisiya, en el sur de la ciudad de Gaza, ha sido completamente arrasada por unidades militares israelíes. Además la calle fue bloqueada para impedir absolutamente el paso. Asimismo, las tropas de ocupación israelíes asaltaron dos viviendas palestinas convirtiéndolas en plazas militares. Una hora más tarde las tropas comenzaron a destruir propiedades palestinas con el resultado final de cuatro casas totalmente destruidas, otras dos más parcialmente y 6 dunums de tierras de labor destruidas. 32 palestinos han quedado sin hogar.

En el Bloque J del campo de refugiados de Rafa, una palestina de 25 años ha resultado gravemente herida por impacto de bala cuando fue alcanzada por los disparos que contra las viviendas realizaban las fuerzas de ocupación sionistas. Howaida Dib Abu Ramadan está embarazada de siete meses.

En incursión en la ciudad de Yenín y pueblos de alrededor, unidades militares del ejército de ocupación detuvieron a 12 personas: en Burqin, al oeste de Yenín, seis; en Jalbun, al este de Yenín, dos; en la ciudad de Yenín, cuatro detenidos. También un niño de 12 años resultó herido tras ser alcanzado por disparos lanzados contra las viviendas palestinas de la zona este de la ciudad.

En una incursión de más de cinco horas perpetrada por el ejército israelí al sudoeste de Jan Yunís, las fuerzas de ocupación disparan indiscriminadamente contra las viviendas palestinas, arrasan 11 dunums de tierras de cultivo e infraestructura agrícola. El ejército israelí también destruyó la valla que rodeaba el cementerio y un pozo de agua.

Un menor de 16 años, Ahmed Yihad al-Khawalda, muere tras haber estado ingresado dos semanas en el hospital al-Quds como consecuencia de las heridas de bala que el ejército le infligió el pasado 20 de abril. En ese ataque producido al norte de la Franja de Gaza murieron cuatro palestinos más y se produjeron 30 heridos todos ellos de bala.

Dos menores palestinos de 10 y 16 años respectivamente han sido heridos de bala por disparos del ejército de ocupación cuando regresaban del colegio a sus casas en el campamento de refugiados de Rafah donde las fuerzas de ocupación han disparado de forma indiscriminada contra viviendas palestinas. Asimismo, cuatro menores de entre 14 y 17 años han sido igualmente heridos de bala por las fuerzas de ocupación como respuesta a las piedras que han lanzado a las unidades israelíes posicionadas en las cercanías del asentamiento judío de Nissanit, al norte de la Franja de Gaza.

2 de mayo

Cuatro jóvenes palestinos ejecutados extrajudicialmente.

Cuatro palestinos han sido ejecutados extrajudicialmente por el ejército de ocupación en aplicación de esta práctica establecida por el Estado de Israel. Las víctimas, miembros de la organización política palestina Fatah, fueron asesinadas con misiles lanzados por varios helicópteros mientras viajaban en un coche a su paso por las inmediaciones del Tribunal de Justicia en el interior de la ciudad de Nablús. Todos sus ocupantes murieron en el acto: Hashem Daoud Eshtaiwi Abu Hamdan de 25 años, Nader Mohamed Abdul Hafiz Abu al-Lail de 26, Nael Ziad Hasanain de 21 y Mohamed Hussein Hamdan Abu Hamda de 24. La versión oficial israelí es que los cuatro eran activistas buscados y que tras haber fracasado en su detención anteriormente, el ejército israelí decidió asesinarlos.

Helicópteros lanzamisiles israelíes ejecutan un ataque aéreo contra los locales de la cadena de televisión palestina al-Aqsa situada en los últimos pisos de un edificio del centro de la ciudad de Gaza. Tres misiles impactaron contra la emisora provocando graves daños aunque afortunadamente no hay muertos ni heridos. Este ataque se enmarca en la ofensiva israelí contra periodistas y medios de comunicación con objeto de amedrentar a los informadores locales e internacionales en una táctica que las fuerzas de ocupación sionistas llevan realizando desde que dio comienzo la segunda Intifada en septiembre de 2000, para impedir que trascienda la información sobre los asesinatos, crímenes y violaciones que las tropas israelíes cometen contra la población y el territorio palestino al amparo de la ocupación.

15 viviendas palestinas han sido demolidas por las fuerzas de ocupación en las inmediaciones del asentamiento judío de Kissufim, en el centro de la Franja de Gaza. Además, los ocupantes de otras 11 viviendas fueron obligados a desalojar tras recibir advertencias de que sus casas también serían demolidas. Estas mismas viviendas serían el objetivo de los disparos israelíes horas más tarde y finalmente destruidas. Otros 100 palestinos se han quedado sin hogar.

Yousef y Emad Ahmed Abu al-Debes, dos palestinos de Yatta, al sur de Hebrón, estaban cultivando trigo en sus tierras cuando fueron víctimas de una brutal paliza a manos de varios colonos judíos del asentamiento de Magen David, al este de Yatta. No contentos con la agresión, los colonos provocaron daños irreversibles en las cosechas palestinas.

En al-Qarara, al norte de Jan Yunís, las fuerzas de ocupación arrasaron dos donums de tierras palestinas y destruyeron las redes de regadío.

Las fuerzas de ocupación, posicionadas en las inmediaciones de los asentamientos judíos ilegales de Neve Dekalim y Gadid, abren fuego contra los asistentes al funeral de Hussein Abu Aker que había sido asesinado el pasado 1 de mayo por las fuerzas israelíes. En el ataque resultan heridos por las balas israelíes un menor de 17 años y un joven de 20.

Unidades de las fuerzas de ocupación abren fuego contra las viviendas palestinas del pueblo de Tubas, al sudeste de Yenín. Un grupo de niños ha comenzado a lanzarles piedras y en respuesta las fuerzas de ocupación hieren con bala de caucho en la cabeza a Zakaria Yahia Abdul Raziq, un menor palestino de 13 años de edad.

En Wadi al-Salqa, al sudeste de Deir al-Balah, unidades del ejército israelí asaltan una vivienda; sus 12 ocupantes han sido obligados a permanecer encerrados en una habitación mientras las tropas sionistas han convertido el resto de la vivienda en plaza militar. Cinco horas más tarde, las mismas tropas utilizando megáfonos obligaron a todos los habitantes del pueblo a abandonar sus casas. La incursión que comenzó a las cuatro de la tarde ha finalizado a las 12 de la mañana del día siguiente. En ese lapso de tiempo las tropas de ocupación han asaltado y registrado viviendas, han destruido propiedades, han demolido 15 viviendas más y han detenido al joven de 22 años Marwan Salem Abu Eid.

150 colonos israelíes arrasan y registran dos viviendas palestinas en la ciudad de Abu Dis, al este de la ocupada Jerusalén Oriental. Los colonos iban escoltados, protegidos y custodiados por el ejército de ocupación israelí y abandonaron la zona con 15 camiones cargados de muebles y enseres robados en las viviendas palestinas asaltadas.

1 de mayo

Dos niños palestinos asesinados y otras nueve personas heridas, entre ellos seis menores

Las fuerzas de ocupación israelíes asesinan a un niño palestino y hieren a otras nueve personas más entre las que había también cinco menores en el castigado campamento de refugiados de Jan Yunís. Unidades del ejército de ocupación penetraron en la zona con vehículos militares pesados abriendo fuego en las cercanías de la mezquita de al-Shafei donde jugaba un grupo de niños palestinos. Uno de los niños asesinados, Hussein Said Abdullah Abu Ake de tan sólo 8 años de edad murió al ser trasladado al hospital. Presentaba dos balas en el abdomen y una tercera en el brazo.

En otro crimen perpetrado contra niños palestinos, las fuerzas israelíes de ocupación asesinaron a Jaled Bahjat Abu Elba, de 15 años, e hirieron a su amigo Yihad Fayez al-Madhun, de la misma edad. Ambos estaban junto a otros menores pretendiendo detener con sus piedras el inminente ataque de las unidades militares posicionadas en las cercanías del asentamiento judío de Nissanit, instalado ilegalmente en tierras palestinas.

En el barrio de Wad Shahin de Belén las fuerzas de ocupación asaltaron y registraron la vivienda de Ahmed Salahat al mismo tiempo que detenían a su hijo de 18 años, Yousef.

En la calle Faisal, una de las más céntricas de Nablús, las fuerzas de ocupación se posicionaron sobre las cinco de la tarde y abrieron fuego contra los mercados y la gente que andaba por la calle, hiriendo gravemente al joven de 22 años Yamal Shehada Radwan Hamdan quien murió en el hospital de Rafiday. Yamal fue asesinado por impacto de bala en la espalda. Fuentes médicas dictaminaron que fue disparado a una distancia de 100 metros.

Unidades israelíes posicionadas al sur de Rafah cerca de la frontera con Egipto, abrieron fuego indiscriminado contra las casas palestinas del barrio de al-Salam. Khaled Kamal Mutair, un joven palestino de 22 años fue herido de gravedad por un disparo en la espalda.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Asesinos hijos de puta,cuanto vale la vida en Palestina?
25 mai 2004
No cal que usis insults sexistes, tots estem d'acord en que la barbarie palestina ha d'acabar, però dir fill de puta no es adinet.
Re: Asesinos hijos de puta,cuanto vale la vida en Palestina?
25 mai 2004
Empresas del estado español, según Amnistia Internacional, tb contribuyen a este holocausto en Palestina.Por supuesto, en nuestros medios de incomunicación no se ha dicho absolutamente nada.

Estaría bien una acción de protesta...
Molt be l'info, molt malament el context
25 mai 2004
Fins on podem arrivar en l'us dels esteriotips del patriarcat?... l'indignació no necessita parlar de fills (hereus de les qualitats dels pares???), ni de putes ..... pots posar tots els cualificatius que desitgis, però pots escollir entre molts..... procura no utilitzar les armes de qui es el teu enemic (o no??).
Re: Asesinos hijos de puta,cuanto vale la vida en Palestina?
25 mai 2004
Molt pitxor que dir "fill de puta" ès equivocar-s'en i dir "barbarie palestina"...en tot cas barbarie,nazisme,genocidi i massacre de l'Estat Terrorista d'Israel sobre els Palestins...
¡Visca la Lluita d'el Poble Palestí !
Sindicat