Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme
El Programa Prohibit
24 mai 2004
Cuando el cometa de la globalización neoliberal golpea, hasta el más pequeño rincón del planeta resulta afectado. Euskal Herria no es ajena a los efectos de ese fenómeno, y aunque no sea por elección propia, sufre las consecuencias en esta nueva organización planetaria - la Unión Europea -, en que se encuentra situada. Sin Soberanía, nuestro Pueblo ha sido colocado en el tiempo y espacio diseñado, decidido y aplicado por terceros, quienes sí son poderosos y soberanos.
Programa para las Elecciones Europeas
Herritarren Zerrenda (HZ)


EUROPA ROJA, VERDE Y MORADA
âLIBRE, en una Europa sin fronterasâ?



Cuando el cometa de la globalización neoliberal golpea, hasta el más pequeño rincón del planeta resulta afectado. Euskal Herria no es ajena a los efectos de ese fenómeno, y aunque no sea por elección propia, sufre las consecuencias en esta nueva organización planetaria - la Unión Europea -, en que se encuentra situada. Sin Soberanía, nuestro Pueblo ha sido colocado en el tiempo y espacio diseñado, decidido y aplicado por terceros, quienes sí son poderosos y soberanos.

Euskal Herria juega en el escenario de Europa y el Mundo, las más de las veces bajo coordenadas impuestas por otros, aunque también haciendo nuestro camino, haciendo oir nuestra voz, o desarrollando diferentes dinámicas e iniciativas. Las Elecciones Europeas del 2004 nos ofrecen la oportunidad de mostrar y subrayar esta realidad, porque queremos ser actores y porque frente a la globalización neoliberal queremos reivindicar con claridad que somos un Pueblo, que somos vascas/os y de izquierdas. Pero al mismo tiempo, queremos conocer y decidir las orientaciones que por y para todos está decidiendo la Unión Europea, ya que la política europea, a fin de cuentas, también es necesariamente política interna para Euskal Herria. Por esa razón hemos escogido como lema para esta campaña âLIBRE, en una Europa sin fronterasâ?, porque queremos construir una Europa âroja, verde y moradaâ?.

La Unión Europea y, consecuentemente, también Euskal Herria, van a hacer frente a grandes retos. La economía basada en el capital se expandirá a los cuatro vientos y, con ella, se abrirán las fronteras y límites al juego de los intereses de los poderosos. Por si fuera poco, con esta apertura, se desarrollará una defensa armada de este proyecto tan destructivo, en perjuicio de las libertades de los Pueblos y las personas.

A pesar de ello, siendo estas las coordenadas que definen el espacio y tiempo, el 13 de Junio las mujeres y hombres vascos y de izquierdas de Euskal Herria tenemos la oportunidad de mostrar nuestra opción nacional, de explicar que queremos decidir nuestro presente y futuro en Europa, de mostrar que tenemos una alternativa creativa y seria.



A.     ¿Por qué decimos âNOâ? a esta Unión Europea (UE)?

1.- Unión Europea: El club privado de los Estados.

Autodeterminación: stop !! tabu!!!

Pese a que todos los Pactos que hasta hoy han guiado la Unión Europea â Roma, Maastricht, Amsterdam, Niza â manifestaban que la misma estaba integrada por Estados y Pueblos, la Constitución de la Unión Europea que nos ha sido presentada en Junio de 2003 ignora a los Pueblos y ha dejado claro que, en adelante, los protagonistas principales de la Unión Europea serán sólo los Estados.

La no mención de los Pueblos traerá a la ciudadanía europea â y a muchos elementos que le son conexos â graves consecuencias: la diversidad, la representatividad, la responsabilidad, la cercanía, la transparencia, la participación.. Son los ingredientes básicos de la democracia los que se ven afectados.

Sin lugar a dudas, desde el punto de vista de las naciones sin estado, la mencionada Constitución Europea supone un mensaje de mentira y muerte para nuestro Pueblo. Mensaje de muerte porque la Constitución Europea condena a desaparecer y morir a las naciones sin estado que existen hoy día. De esta manera, la filosofía de futuro de la UE relega el Derecho de Autodeterminación y en consecuencia, la aparición de nuevos polos de poder. Esta postura no concuerda con la idea básica de la Europa de los Pueblos que defendía Jean Monnet â uno de los precursores de la UE â y, finalmente, han convertido la Unión Europea en una cárcel de Pueblos.

Y mensaje de mentira, porque pese a que el preámbulo del Pacto Constitucional manifiesta que âlos Pueblos de Europa han decidido superar las antiguas disputas y encarar el futuro en común, siendo leales a su identidad e historia nacional, y estrechando su relaciónâ?, nada hay de eso. Así, el texto constitucional no concreta la definición de âlos Pueblosâ? y todas las orientaciones que desarrolla tienen como referencia a los estados.


Lengua y diversidad cultural: silencio

Una de las más importantes lecciones que nos han dejado los diferentes textos de la UE, es que a la hora de hacer análisis y reflexiones, las palabras, la flexibilidad con el lenguaje y, en general, las características de la terminología se convierten en un obstáculo. En esta línea, a pesar de que entre los valores del texto constitucional que se firmará en 2004 se cita que âhabrá de respetarse la rica diversidad de lenguas y culturas, amén de proteger y desarrollar este patrimonioâ?, la realidad nos muestra otra política bien distinta, es decir, que el entramado institucional de la UE sólo da vida a las lenguas oficiales. Dicho de otra manera, un 10% de los habitantes de la UE â las lenguas y culturas de 45 millones de personas â queda fuera del ámbito oficial, sin una protección adecuada con la que poder hacer frente a la opresión diaria que sufren.


No participación del Pueblo


Pocas veces participamos la ciudadanía en las instituciones de la UE. Nuestra única participación directa se limita a la elección del Parlamento Europeo, y esta única ocasión ocurre sólo cada cinco años.

El resto de instituciones nos quedan lejos: la elección del Presidente del Consejo Europeo o el control social sobre el Banco Central no tienen hoy ni en un futuro cercano sitio alguno en la UE. Esto supone por parte de estos centros de poder una completa marginación de la ciudadanía y una total falta de transparencia. El texto constitucional europeo propone un sistema de participación popular, aunque una lectura más precisa nos muestra que sólo se aseguran niveles de participacion a asociaciones y ONGs alineadas con los objetivos de la UE.

Del mismo modo, aunque el texto propone una iniciativa legislativa popular, su contenido y alcance no es nada claro. Menciona la recogida de un millón de firmas en varios estados, aunque sin concretar en cuántos ni cómo se deben recoger. Y deja de lado el desarrollo de una futura ley sobre el tema.


2. Unión Europea: La muerte de la Europa social.

El feudo del sistema privado.

El Primero de Mayo, Día Internacional de las/os trabajadoras/es, el club de la UE aceptó la entrada de 10 Estados del Este Europeo. La fecha estuvo cargada de contenido, por lo que representaban y, como no, por las condiciones que estos Estados tienen que cumplir para entrar en la estructura neoliberal. La única realidad es que la UE sólo desarrolla criterios para encaminar políticas económicas neoliberales y restricciones sociales. ¿Con qué objeto? Con el de ir deshaciendo paulatinamente el estado de bienestar que se fortalecio antaño y las conquistas sociales de los trabajadores.

Ciertamente, la lógica del sistema se desarrolla a nivel mundial y en este sentido, tanto la UE como EEUU son dos de los máximos protagonistas de esta mundialización neoliberal. ¿Cuáles son las caracteristicas del proyecto de la UE?

a)     Unos claros objetivos de mercado único, libre competencia y economía de mercado.
b)     Marginación y privatización de los servicios públicos, sustituyéndolos por los denominados servicios de interés público. Es decir, privatización de servicios públicos relativos a la asistencia sanitaria, derecho a la vivienda, enseñanza o transportes.
c)     Transformar el Banco Central en herramienta inmejorable para alcanzar los objetivos del sistema financiero, tales como la estabilidad de precios o hacer frente a la inflacción; en otras palabras, en lugar de desarrollar una economía basada en el trabajo, se centra en la defensa del valor de la moneda.
d)     Pese a que introducen en la Constitución la Carta de Derechos Fundamentales, ello no garantiza los derechos sociales de los trabajadores..



Las mujeres, objeto y no protagonistas


Es cierto que la UE ha dado pasos en pos de lograr la paridad entre hombres y mujeres. Sin embargo, la directiva aprobada está estrechamente ligada, tanto a nivel de marcos de acuerdo como de programación, al marco laboral. Por eso, en primer lugar, ha habido choques entre los centros de poder y los representantes políticos. En segundo lugar, puesto que quienes gestionan esos centros de poder no ofrecen garantías, las medidas para concretar y asegurar la paridad se han perdido en el camino. No podemos olvidar tampoco que el modelo económico-social de la UE es el neoliberal y que los valores de éste son patriarcales.

Por tanto, la paridad entre hombre y mujer no es para la UE un valor, sino un objetivo. Esto quiere decir de momento que la UE no ha conseguido la igualdad, y que los caminos contemplados no marcan los criterios, mecanismos y procedimientos necesarios para hacer desaparecer de la UE los valores machistas y androcéntricos. Uno de los ejemplos más claros de cuanto estamos exponiendo lo encontramos en la representatividad política. No se ha cumplido con la recomendación de 1996 y, hoy día, el número de mujeres en el Parlamento Europeo no pasa del 31%.

En el proyecto constitucional de 2003 no se asegura la paridad de género, porque no está entre los valores de la UE; además, el texto no prohibe tajantemente la discriminación de género, ya que no hay ni ley ni mecanismo alguno para ello.

Por otra parte, la Carta de Derechos Fundamentales no garantiza algunos de los objetivos de las mujeres, entre ellos, el derecho al aborto. En cambio, sólo se desarrollan los derechos que tienen como objetivo a la familia, es decir, el derecho a fundar una familia (biparental y heterosexual) o el derecho al matrimonio.

Finalmente, podemos decir que el texto para la nueva Constitución Europea no sitúa la lucha por la igualdad de género y contra la discriminación entre sexos entre las competencias de la UE y los Estados. Siguiendo esa lógica, no concreta los caminos para desarrollar los medios con que hacer frente a la violencia de género, ni sitúa la normativa encaminada a una representatividad política paritaria.


Agotamiento del medio ambiente

Aunque todo el mundo estamos de acuerdo en favor de proteger el entorno medioambiental, lo cierto es que los problemas perduran, y en este sentido se puede decir que, pese a que en la Cumbre de Göteborg los mandatarios estatales y la Comisión de la UE situaron el año 2010 como horizonte para acabar con la destrucción de la biodiversidad, tal objetivo es de dificil cumplimiento, en tanto no se habiliten iniciativas concretas. Más aún si no se contempla la participación directa del Parlamento Europeo en esas iniciativas.

Por otra parte, las diferentes instituciones de la UE no garantizan el derecho de las generaciones venideras a un medio ambiente limpio y saludable, ya que tal derecho no aparece en la Carta de Derechos Fundamentales: ¿Por qué decimos esto?

a)     Porque la UE no contempla una política medioambiental integral y transversal.
b)     Porque la UE no ha concretado el protocolo sobre generación y distribución de energía, y no ha rechazado el Pacto de Euratom de 1957.
c)     Porque la UE no propone Pacto alguno sobre desarrollo sostenible.
d)     Porque la UE no asegura la disminución de la política de mercado, sino que la tiene como objetivo.
e)     Porque la UE no garantiza una política firme en favor de los derechos de los consumidores, y en este sentido por ejemplo, no fija prioridades a nivel agrario para asegurar alimentos saludables que no sean transgénicos o manipulados.
f)     Finalmente, podemos decir que, debido a los enormes intereses económicos que tiene la UE, la política de transporte que ha impuesto ha provocado la destrucción del entorno, la injusticia social y una falta de efectividad económica, al no proponerse medidas de control.


3.- Unión Europea: en la élite mundial


Vocación de potencia

Como estamos viendo, otra de las muestras de la política neoliberal que ha puesto en marcha la UE es la orientación a convertirse en potencia. Podemos decir que esta orientación es doble, ya que de una parte mantiene su subordinación a EEUU, mediante sus compromisos con la OTAN, y de otra va dando pasos en la dirección de desarrollar una defensa propia: el euroejército. Los textos de la Constitución preveen la mejora de la capacidad militar, lo que sin duda supondrá un aumento de dicho gasto y en consecuencia, una reducción del gasto social y el déficit público.

La UE participa en la llamada carrera armamentística, desarrollando las nuevas tecnologías ligadas a la misma. Por tanto, tal y como se desprende del texto, no se aleja de las tesis atlantistas, ni de las inercias imperialistas. Los Pueblos sin Estado no comulgamos con esa imagen de potencia europea. Porque tenemos una sensibilidad en defensa del entorno, una manera de vivir, que se basa en la protección de la lengua y la cultura; porque queremos defender nuestra libertad, costumbres e identidad colectiva. Queremos vivir con dignidad, asumiendo que ello supone adoptar compromisos, tanto a nivel individual como colectivo. Tenemos que hacer frente a la idea de defensa preventiva que Javier Solana presentó en el Documento denominado âDoctrina y Seguridadâ?, porque olvida a las personas y a los Pueblos, y porque sitúa a Europa en el militarismo y el armamentismo.


Recorte de libertades

Los diferentes Pactos de la Unión Europea dan gran importancia al terreno de la seguridad, justicia y libertad. En este sentido, y en lo referido a la seguridad, se han adoptado ya diferentes medidas: acuerdos de Schengen, políticas de recortes en materia de asilo, control social de las personas, euroorden.. Aprovechando el impacto de los graves sucesos del 11-M en Madrid y el 11-S en EEUU, se han agudizado en la UE las políticas represivas y negadoras de derechos. Por si esto fuera poco, este tema se ha mezclado con la ya de por sí errónea política de inmigración.

El texto para la nueva Constitución fortalece la colaboración entre los ámbitos policial y judicial, en un contexto cada vez más opresivo (listas negras, euroorden, control de las comunicaciones, diversos niveles de colaboración en temas como Echelon..). Esta política va adquiriendo tintes de permanencia, haciendo que palabras como justicia o libertad queden vacías de contenido.

Jerarquización de la ciudadanía

El reconocimiento de la Unión Europea hacia los derechos de los inmigrantes externos a los 25 países es mínimo, salvo en el caso de los inmigrantes cualificados que a la UE le interesa. Por tanto, nos propone una sociedad clasificada, que toma como base no criterios de trabajo sino otros ligados a la explotación y a la discriminación. Así, en el interior de la UE tenemos, junto a los ciudadanos europeos, habitantes âde larga duraciónâ?. La UE reproduce en su seno la partición etnocentrista y capitalista entre el norte y el sur, ligando el concepto de ciudadanía a la cultura y a la civilización, y no al criterio basado en la voluntad y el derecho al trabajo.

En general, Europa no ha superado la imagen del fantasma del muro y la cárcel, tanto dentro de sus fronteras como respecto al Sur y el Este. Y el más claro ejemplo lo tenemos en la política de inmigración. El texto de la Constitución niega al inmigrante, como persona y como trabajador/a, creando una jerarquía entre los habitantes de la UE y promoviendo ciudadanos de primera y segunda categoría.


B.- LA EUROPA QUE NECESITAMOS: ROJA, VERDE Y MORADA


Derechos nacionales: como Pueblo

1.- Los Derechos que emanen del Pacto Europeo nos corresponden, en tanto que sujetos, a las personas y a los Pueblos. Por ello, declarará el Derecho de Autodeterminación e implementará mecanismos que aseguren la identidad de las naciones sin Estado, optando así por la biodiversidad.

2.- La Constitución de 2004 contemplará y desarrollará los mecanismos legales y reglamentarios necesarios para la protección de lo que es un gran tesoro, a saber, la diversidad de lenguas y culturas, partiendo de la declaración de la oficialidad de las lenguas de los Pueblos. Y dando prioridad al derecho a la cultura.

3.- La Europa que queremos deberá restituir la soberanía popular, acercando sus instituciones a la ciudadanía y, con ello, posibilitando la participación en las decisiones tomadas en los centros de poder. Así los espacios de decisión serán espacios democráticos y toda persona podrá tomar parte en las decisiones fundamentales de la UE. Porque en nuestra opinión, la democracia ha de llegar al nivel más cercano a la ciudadanía, marginando dinámicas verticalistas.

4.- Por ello, Europa ha de crear una nueva arquitectura institucional, que asegure la colaboración entre todos los sujetos políticos y jurídicos.


Derechos Sociales: Como gentes de izquierdas

5.- La Constitución Europea deberá incorporar una Carta que procure y garantice los derechos sociales de toda persona en la Unión, en línea con los contenidos propuestos en la carta social actualizada realizada en Turín. De esta manera el Pacto Constitucional deberá asegurar las conquistas sociales de las/os trabajadoras/es y del sistema social de bienestar. Así, el derecho al trabajo, una digna renta mínima, el derecho a la vivienda, los derechos de cobertura social,.. deberán tener un espacio importante en la Carta Europea. La Europa que queremos deberá garantizar los derechos de las/os trabajadoras/es, de toda persona, y de los Pueblos.

6.- El Pacto Europeo deberá asegurar a toda persona que habite en su seno, ciudadano europeo o no, el derecho a participar en la vida política y social, dando la espalda a la excluyente política de inmigración y rechazando definitivamente la división de primera y segunda categoría entre los ciudadanos de la UE.

7.- El nuevo Pacto Europeo deberá integrar la paridad de género y, por tanto, deberá asegurar los instrumentos en favor de la igualdad entre hombre y mujer. Rechazará por tanto toda ley o norma contraria a la paridad de género.

8.- Desarrollará una posición favorable a la protección del medio ambiente, de los derechos de los consumidores y de un ecosistema para las generaciones venideras. Asumirá los Pactos que a nivel internacional se hayan realizado en defensa del medio ambiente, por ejemplo, el protocolo de Kyoto.


Derechos democráticos: Como contrario al deseo de ser potencia

9.- La seguridad, si no es consecuencia de la libertad y la justicia, lleva al militarismo. En Europa, si las libertades básicas son garantizadas, crearemos un ámbito de libertad y justicia, en el cual, entre otras, la seguridad estaría fuertemente enraizada y no habría sitio para posturas militaristas. Así, los gastos que hasta ahora han ido a parar al armamento y a las fuerzas represivas se desviarían a los gastos sociales.


Por otra parte aseguramos una firme voluntad y actitud para desarrollar caminos de solidaridad y colaboración con las personas y Pueblos de todo el mundo.



Herritarren Zerrenda (HZ)
Elecciones Europeas del 13 de Junio de 2004
Mira també:
http://www.herritarren-zerrenda.net
http://www.gara.net

This work is in the public domain

Comentaris

Re: El Programa Prohibit
24 mai 2004
No per posar-ho més cops ho llegirem més!
Salut
Re: El Programa Prohibit
24 mai 2004
Doncs jo no ho havia vist
Sindicat