Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: guerra
Exigen soldados israelíes poner fin a destrucción de casas palestinas
18 mai 2004
Un centenar de soldados israelíes que se niegan a servir en los territorios ocupados se manifestaron la noche de este lunes frente al Ministerio de Defensa en Tel Aviv para protestar contra la operación mediante la cual el ejército israelí ha destruido cientos de casas en Rafah, y exigió la inmediata retirada de la franja de Gaza.
Y es que el ejército de Israel continuó sus operaciones de destrucción de casas y objetivos palestinos en la ciudad de Rafah, a la que aisló del resto de la franja de Gaza, medida que fue criticada, por separado, por la Unión Europea (UE), el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y Alemania, al tiempo que la consejera de seguridad nacional de Estados Unidos Condoleezza Rice, llamó a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) a aprovechar "la oportunidad que habrá con el repliegue israelí en la franja de Gaza".

Pero el primer ministro palestino, Ahmed Qureia, declaró que una retirada israelí en la franja de Gaza "debe ser bienvenida siempre que se realice en el marco del mapa de ruta, durante un encuentro este lunes con Rice en Berlín.

En este contexto, Israel rechazó este lunes el llamado de hace un mes de la ANP para un alto el fuego y la reanudación de negociaciones, indicó en Jordania el canciller israelí, Silvan Shalom.

Enarbolando banderas negras y pancartas, en las que se leía "esto no terminará nunca a menos que digamos no", los manifestantes pidieron al gobierno del primer ministro, Ariel Sharon, que "envíe a los soldados de vuelta a casa".

"Intentamos evitar esta operación en Rafah, en primer lugar porque cientos de palestinos perderán sus casas y también porque tememos que mueran más soldados allí", expresó Arik Diament, quien dirige el movimiento Valor para Negarse.

Desde el pasado jueves, más de mil palestinos se han quedado sin casas en Rafah, tras 48 horas en las que el ejército israelí ha derribado numerosas viviendas y ha perdido 13 soldados en ataques palestinos en la franja de Gaza.

El movimiento de los refuzniks apareció en enero de 2002 con un documento firmado por 52 oficiales y soldados, en el cual anunciaban su negativa a participar desde entonces en "la opresión y la ocupación de los palestinos". En la actualidad son unos 600, incluidos oficiales, miembros de unidades de elite y pilotos.

En Israel, donde el servicio militar es obligatorio, los hombres sirven durante tres años y las mujeres 21 meses.

Tropas israelíes apoyadas por autos blindados tomaron posiciones el lunes al norte de Rafah y bloquearon la carretera que lleva al campo de refugiados de Yan Yunes. El ejército dijo que Rafah fue aislada para impedir que lleguen extremistas y suministros de armas a la ciudad, en el contexto de una operación para ampliar el corredor Filadelfia -la zona-tapón entre Rafah y la frontera con Egipto-, que también tendrá como objetivo la búsqueda y destrucción de túneles usados para llevar armas de contrabando desde ese país.

Desde la noche del domingo, helicópteros israelíes dispararon cohetes sobre un edificio en la ciudad de Gaza y destruyeron una oficina de Al Fatah, movimiento del presidente palestino Yasser Arafat, así como las del Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP).

Testigos dijeron que miles de palestinos huían con sus pertenencias de la zona próxima al corredor, mientras el ejército se disponía a demoler cientos de casas, luego de que el pasado domingo la Suprema Corte de Justicia de Israel autorizó esa medida.

Adnan Abu Hasne, portavoz de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos, manifestó a Radio Israel que la situación en Rafah es una "tragedia humana".

También Amnistía Internacional exhortó a Israel a poner fin a la destrucción de casas en un informe difundido en Jerusalén, en el cual reveló que desde el inicio de la intifada, en septiembre de 2000, el ejército derribó más de 3 mil viviendas.

La madrugada de este martes tres palestinos murieron y cinco resultaron heridos por tres misiles disparados por el ejército israelí contra el campamento de refugiados de Rafah, mientras otro falleció al estallar una bomba que intentaba instalar en un sector de la localidad.

Otras acciones de violencia se registraron en Cisjordania, donde soldados israelíes se enfrentaron a 300 colonos judíos que intentaban bloquear la carretera para impedir el paso de blindados que iban a desmantelar la colonia ilegal de Mitzpeh Yitzhar. En el choque fueron arrestados 40 habitantes en Nablus, aunque aproximadamenta la mitad fueron puestos en libertad más tarde.

Además, un palestino murió cerca de Ramallah durante una incursión del ejército a esa ciudad, mientras a Tulkarem entraron unos 20 todoterreno y provocaron tiroteos con los palestinos. No se reportaron víctimas.
Mira també:
http://www.jornada.unam.mx/2004/may04/040518/030n2mun.php?origen=mundo.php&fly=1

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more