Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: altres temes
ACNUR y los exiliados vascos
16 mai 2004
Ion Irazola y Lorea Zeziaga - En nombre del colectivo de exiliadas y exiliados políticos vascos .
Hace algunos días nos enteramos por la prensa de que la revista que publica la Comisión sobre Refugiados de Naciones Unidas (ACNUR) también se repartirá en la Comunidad Autonoma Vasca a través de 2.500 ejemplares. Saldrá a la calle traducida al euskara y con el objetivo de informar sobre la situación en la que se encuentran los exiliados que hay por todo el mundo.

Con mucha curiosidad continuamos con la lectura del artículo. Además de denunciar la situación que sufren las exiliadas y exiliados y de dar a conocer sus condiciones de vida, en este primer número, con el fin de que sus condiciones de vida mejoren, también se esfuerzan por señalar algunos principios generales. En estas situaciones, entre los análisis y consideraciones habituales que se hacen en los medios de difusión oficiales, recomiendan que «Los conflictos se cierran definitivamente ayudando a los refugiados a volver a sus países». ¿Qué hay sobre la opresión de los derechos que hacen que surja esa situación? A decir verdad nos ha dejado estupefactos el tener conocimiento de la noticia a través de la prensa, ya que como consecuencia del conflicto político que permanece en Euskal Herria, con un colectivo de más de 2.000 exiliadas y exiliados, nadie se nos ha acercado para preguntar sobre nuestra situación y mucho menos para ofrecernos ayuda.

Las compañeras y compañeros del colectivo al que afecta el tema directamente no hemos recibido ese ejemplar, y hasta ahora tampoco las asociaciones que trabajan en defensa de nuestros derechos. ¿Habrá información sobre las exiliadas y exiliados vascos? ¿Qué tratamiento se dará al tema?

Nuestro temor es si no se aplicarán los remedios de siempre ante una realidad que se quiere ocultar. Así pues, es de juicio pensar que como consecuencia del conflicto existen las exiliadas y exiliados, y que las exiliadas y exiliados y presas y presos somos quienes definimos el carácter de este conflicto.

Por otro lado, la labor de los estados y de los diferentes intereses políticos es desfigurar nuestro carácter. Es conocido, y a nivel internacional es de enorme actualidad, que la información en torno al conflicto y la desviación de los conceptos es otro arma que utilizan en la guerra. Con la pérdida de la perspectiva histórica, también se pierde la base del conflicto y se abre el camino a la creación de una nueva formulación del problema. Esa perspectiva histórica es la que hemos querido trabajar con una cami- seta que hemos sacado para la Conferencia de Solidaridad Internacional a celebrarse la próxima semana en Donostia. En la misma, aparece la fotografía de cuatro navarros del Ronkal, exiliados en Pau como consecuencia de la Primera Guerra Carlista en 1854, y seguido las fechas del conflicto que ha afectado a diferentes generaciones: 1914 (la huida desde Ipar Euskal Herria a Hegoalde de insumisos de la I Guerra Mundial), 1937, 1961... seguido de puntos suspensivos para la reflexión.

Los estados tienen dos opciones: resolver el conflicto o, a través de la represión, desfigurar el conflicto e intentar esconderlo, ocultando las razones del mismo. Teniendo como ojetivo presentar ante la sociedad otra «lógica» que legitime su imagen. En ese segundo intento el Estado hace un permanente trabajo para «cambiar» la realidad. En los últimos años, el principal objetivo de las democracias formales ha sido tomar el concepto de democracia como sinónimo de derechos humanos. Testigo de ese silogismo es el argumento utilizado por la Administración francesa a mediados de la década de los 80 para no ofrecer el estatuto de refugiado a las exiliadas y exiliados vascos: España ha entrado en la Unión Europea, Europa está formada por estados democráticos, como consecuencia España es un estado democrático y por tanto, no hay razones para que existan exiliadas y exiliados políticos. ¡Descomunal burla y mofa para los ciudadanos vascos que hemos sufrido de manera cruel el «carácter democrático» del Estado español!

Los estados buscan legitimidad y quienes optan por ir en contra del marco legal impuesto deberán enfrentarse al sistema represivo. Como consecuencia, son considerados como delincuentes y terroristas y así es como se les presenta ante la sociedad.

Por otro lado, la represión le ofrecerá un tratamiento especial a quien le hace frente y ese tratamiento es quien define su carácter político. Por el mismo delito, aplicando dos tratamientos diferentes, la persona represaliada aparece como política. Los presos y exiliados reivindicarán el reconocimiento explícito, que al mismo tiempo que es parte del conflicto es una consecuencia del mismo.

Con la elección del carácter activo nos convertimos en sujetos y lo que define la característica, en nuestro caso, es la actitud que tomamos en el exilio. Esa actitud no es otra que la continuidad de nuestra militancia política. Las exiliadas y exiliados reivindicamos unos derechos, como personas y como colectivo. Estamos unidas y unidos a nuestro pueblo y queremos mantener este lazo, es por ello por lo que queremos participar en el proceso político como agentes del mismo. Somos las presas y presos, exiliadas y exiliados quienes damos sentido político en la sociedad a la reivindicación de la amnistía. Y es por ello que en el camino de la superación del conflicto queremos tener un papel sólido.

En los inicios de este siglo XXI, a quien ha idealizado los derechos humanos le puede resultar doloroso comprobar que en pleno Europa existan presos y exiliados exiliados políticos. Pero nos resulta mucho más doloroso para quienes a diario sufrimos en nuestras propias carnes la gravedad del conflicto. Una cifra vale por muchas palabras: actualmente en Euskal Herria de cada 1.000 habitantes uno está exiliado o preso.

La próxima semana, en torno a la Conferencia de Solidaridad Internacional de Presos y Exiliados Políticos que se desarrollará en Donostia, se ha organizado un taller especial en Lapurdi, donde se analizará la situación de los exiliados. En el taller, además de los exiliados vascos, tendremos la oportunidad de intercambiar y enriquecernos con los testimonios y reflexiones de exiliados de todo el mundo, oportunidad, en la misma Euskal Herria, de profundizar en esa desconocida cara oscura del conflicto. -

http://barcelona.indymedia.org/newswire/index.php?function=publish

This work is in the public domain

Comentaris

Re: ACNUR y los exiliados vascos
17 mai 2004
Solidaridad con los presos refugiados y deportados. Amnistia eta askatasuna!
La pagina de internet me equivoque
17 mai 2004
es esta , http://www.gara.net/orriak/P16052004/art82605.htm
Sindicat