Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: altres temes
El motí de Quatre Camins: les dues versions
13 mai 2004
En aquest afer caldria tenir en compte les versions de totes dues parts: dels treballadors o funcionaris i dels interns. Com sempre, ni uns ni altres tenen la garantia de dir tota la veritat.

Els treballadors han centrat el seu punt de vista en dues qüestions: la droga i la plantilla. El tràfic de droga enverina l'ambient i crea conflictes per si mateix. La plantilla de treballadors no és suficient per donar un bon servei i garantir una convivència ordenada (i evitar la circulació de droga).

Però els interns i els seus familiars han replicat, a través d'un comunicat, que no és tot tan senzill. Afortunadament, ara tenim un diari d'informació responsable (vegeu «El Punt» del dia 12 de maig, p 10). Segons ells hi ha altres causes del malestar. Heus aquí les seves queixes, precisament en contra dels funcionaris o treballadors:

* Els familiars, quan van a visitar els interns, són tractats sense respecte i a crits, i, si protesten, són amenaçats amb represàlies als presos.

* Als presos se'ls permet un nombre de trucades telefòniques inferior al que marca el reglament, que ja és prou ronyós (5 trucades a la setmana).

* Arbitràriament, s'exigeix el D d'I als visitants menors de 14 anys, quan no tenen encara obligació de tenir-lo, i s'arriba a impedir la visita per aquest motiu.

* Els advocats no poden, a vegades, comunicar amb els presos, en funció d'una excusa que sovint resulta que és falsa, o bé els fan esperar una hora.

* Els interns reben un règim alimentari amb excés de greix, fet que causa que molts d'ells tinguin colesterol alt.

* En ple hivern s'han de dutxar amb aigua freda.

Observem que cap d'aquestes queixes no es refereix a qüestions que puguin estar relacionades amb la dialèctica o el tracte «directes» interns-funcionaris, en què pogués resultar que l'abús dels uns pogués provocar automàticament abús dels altres. Són càstigs (si és que són certs) aplicats, com si diguéssim, «en fred».

Invito formalment els representants dels treballadors, que han divulgat el seu propi parer, a contestar aquestes acusacions que els fan els interns, ja sigui al diari «El Punt» o en aquest mateix lloc.

Antoni Ferret

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Que dius?
13 mai 2004
¿Te imaginas que alguien invitase a fascistas a que diesen su opinión sobre algo en estas páginas?. Una cosa es que ellos lo hagan por su cuenta y otra es que tú les invites. ¿En qué lado estás?. ¿Qué pretendes?. Esos a los que tú llamas "trabajadores" o representantes, tienen todos los medios de la prensa para deccir lo que les venga en gana y todo periódico se lo publicará, no es necesario "invitarles" a que lo hagan aquí también (ya lo hacen de tanto en tanto y si invitación). ¿Piensas que lo de las cárceles de Irak es un mal sueño?, pues es a esos a quienes invitas aquí a expresarse... ¿Por qué no invitas a l@s pres@s?. ¿Acaso crees que se pueden hacer denuncias más graves cuando tienen como rehen a un familiar tuyo?. ¿Te has preguntado cuántas muertes se han producido en lo que va de año en prisión (y no precísamente por frío o por comer grasas,...)?. Un poco de respeto y de seriedad, que los carceleros no son obreros y no se puede decir que lo que reclaman son reivindicaciones laborales. ¿Qué trabajo es ese que procura que tu privación de libertad sea más efectiva?. ¿Qué pasa con la droga en prisión?, ¿acaso piensas que se puede introducir toda la droga que hay en prisión a través de los sistemas de control y seguridad de la cárcel y encima en un vis a vis o con la entrada de un preso que ha estado de permiso?. De eso ya son otros los que se preocupan y no hay otros más interesados que los que pretenden controlar la cárcel y tener una vida tranquila y sin complicaciones. ¿Dónde va el dinero que se mueve con tanta droga?, ¿es que son los presos los que se están enriqueciendo con el tráfico, o ellos son los compradores?. Si se hiciese una auditoria en las prisiones, ibais a alucinar y veríais dónde acabarían esos representantes de los carceleros.

Nada, ahora sólo te falta que invites a los policías que nos apalearon el otro día, a ver qué es lo que opinan de los desalojos y l@s okupas.
Re: Se me olvidaba
13 mai 2004
Es significativo, cuando no menos inquietante y sospechoso, que no se tenga en cuenta a l@s pres@s que están sometidos a protocolos. ¿Quién te piensas que aplica esos protocolos?.

También podrías invitar a los policías de los centros de internamiento y expulsión de extranjer@s, para que te diesen su opinión sobre la situación en La Verneda, o sobre la ley de extranjería que ellos aplican,...

¡Penoso!
Re: El motí de Quatre Camins: les dues versions
13 mai 2004
Con ocasión del indulto juancarlista del 30 de Julio de 1976, SaBater en "El motín de Carabanchel: los otros presos políticos" publicado en el n° 706 de la revista Triunfo, escribe lo siguiente: "¡Qué repugnante sería una reconciliación nacional de la gente "de bien", de las personas "decentes de izquierdas y derechas, que sanciona como inevitable, natural o "común" la prisión de tantas víctimas de la política que se trata de combatir! Subleva la acusatoria rapidez con la que quienes no sueñan más que con darse nuevos amos y desean descargar cuanto antes su raquítica erección revolucionaria han saludado como satisfactoria la doblemente insuficiente amnistía real, que por un lado olvida a numerosos luchadores contra el franquismo de los llamados habitualmente "políticos" y por otro a todos los otros presos políticos, los impresentables, a los que ningún partido ni grupo respalda, los que no tienen otro emblema que su oprobio ni otra fuerza que la de su universal marginación. Así tendremos unas CoCo de Marcelino Camacho convertidas en un sindicato de carceleros y esforzadas en vender la idea de progresar nadando a favor de la corriente, engordando a burocratas vende obreros y acorraladas en los despachos puestos a su disposicion por los directorios empresariales para protejerlos de la ira de los damnificados por la firma, legalmente reconocida, de sus particulares acuerdos"
Sindicat