Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: xarxa i llibertat
01_Hacia el necesario reconocimiento de lo público
10 mai 2004
Segunda entrega de la traducción del trabajo de Jean-Baptiste Soufron el cual desde una perspectiva jurídica inmersa en la cruenta realidad del conflicto digital, anima el debate enconado para la recuperación Del necesario reconocimiento global de los derechos públicos
La revolución digital sigue avanzando y recuperando espacios de influencia en la red global. La contaminación paulatina de nuestros modelos sociales, morales, políticos, económicos es irreversible. No será una transición fácil, hay serias resistencias en los monopolios tradicionales del poder económico, por parte de las castas dominantes asentadas sobre la miseria y el sufrimiento de la inmensa mayoria de los seres humanos el planeta. Son tiempos de cambio, de debate, de transformaciones transcendentales e imparables. El P2P viene a socializar, a democratizar estructuralmente todas las sociedades y no será el único de los avances que nos depara la revolución de las nuevas tecnologias de la información y de la comunicación.
Fuente :Jean-Baptiste Soufron | Traducción : ErZoto
EL PEER TO PEER FRENTE A LA LOGICA DEL DERECHO DE AUTOR

Primera parte : Extensión del P2P

HACIA EL NECESARIO RECONOCIMIENTO DEL DERECHO DE LO PUBLICO


Antes de encarar la problemática compleja del P2P y de los derechos de autor, es conveniente repasar las nociones del P2P en sí y sus aplicaciones.
Definición del peer to peer
Las redes P2P se benefician de una arquitectura innovadora (1) que mantiene todavía un proceso de incesante evolución (2).

1. Una arquitectura innovadora

Una red P2P es una red end to end (a) en la que los integrantes de la misma comparten sus recursos (b).

a. Una red end to end, de igual a igual

Aunque a menudo se traduzca el término peer to peer por red « de par a par [1] », seria más comprensible si lo tradujeramos por la expresión « de igual a igual ».

En efecto, los contenidos de una red P2P no son distribuidos a clientes mediante la conexión a un servidor central, sino directamente entre unos y otros sin ninguna estructura jerárquica. En internet, el P2P es un tipo de red, dentro de la red global, que se asemeja mucho más fielmente a la arquitectura de los orígenes de Internet que la Web de hoy en día que todos conocemos [2]. Para alcanzar este objetivo, los sistemas P2P usan protocolos denominados end to end que permiten el intercambio de datos directamente entre ordenadores, sin servidores centrales de enlace y sin controles [3].

b. Una red mutua

Las redes P2P funcionan utilizando los recursos de almacenamiento, ancho de banda, etc... de los usuarios. Podemos decir que las redes P2P hacen un uso mutuo de las capacidades de sus usuarios dentro de los límites libremente establecidos por ellos mismos. Resulta dificil determinar por ejemplo, si los datos de una red P2P se encuentran almacenados en un conjunto de discos duros individuales o, por el contrario, se podria considerar que nos encontramos ante un gigantesco disco duro comunitario al que cada uno accederia para aportar o extraer información dependiendo de su ancho de banda [4].

2. Una arquitectura en evolución

Las redes P2P se corresponden en realidad a la arquitectura original de internet (a) pero no ha sido posible su generalización, en la práctica, hasta la fecha. (b)

a. Una red antigua

El P2P está, en realidad, muy cercano de la estructura original que hubiera tenido que seguir internet. No hay que dejarse confundir por que algunos insistentemente se empeñen en presentar el P2P como una anomalia oportunista de algunos jovencitos ansiosos de conseguir música gratuitamente. En realidad, fué la aparición del comercio en internet lo que impuso un cambio en la arquitectura obligando a que Internet se desviara de su estructura P2P inicial.

En effecto, en la medida que la World Wide Web se hacia cada vez más popular, los servidores Web se hacian omnipresentes y su crecimiento reemplazó la red P2P de Internet por un nuevo sistema construido entorno a la estructura clientes y servidores.

Esta no era ni por asomo la intención de Tim Berners Lee, el investigador del CNRS creador del Web, quién siempre aconsejó a los desarrolladores de navegadores para que creasen programas capaces de comportarse indistintamente como clientes y como servidores HTML. El deseaba ver aparecer una Web realmente P2P pero los grandes proveedores de acceso como AOL no tenian más interés en el desarrollo de los elementos terminales de la red que el que tiene un supermercado en el desarrollo humano de su clientela. La arquitectura cliente-servidor se imponia para permitir que los usuarios accediesen a los contenidos comerciales, como no! dificultándoles así crear contenidos que pudieran competir con los primeros [5]. Menos mal que la evolución de la informática ha permitido, con el éxito que todos conocemos, superar este obstáculo facilitando a los internautas el acceso a los servidores para crear sus propios espacios.

b. Una red en continua renovación

Desde hace poco, las máquinas de los internautas han alcanzado mayor potencia, son más estables y están conectadas más tiempo al amparo de la democratización del cable o del adsl. Y esta evolución no parece haber tocado techo ya que podemos encontrar, actualmente, ofertas de 100 Mb/s para los residenciales por menos de 30 euros al mes, en ciertos paises como Japón. Desde el punto de vista técnico nada prohibiría, a estos usuarios, convertirse en los servidores que habrian tenido que ser desde el principio.

El P2P devuelve simplemente el control de Internet a aquellos que nunca lo tendrian que haber perdido : los internautas. A partir de este momento, la lista de sus aplicaciones no puede estar limitada más que por la imaginación de sus utilizadores y basta con leer la síntesis elaborada por el Forum des Droits sur Internet para darse cuenta que el número de los campos de aplicación y uso no cesa de ampliarse [6].
Applicaciones del P2P
El P2P permite a todos compartir nuestras capacidades o nuestros conocimientos al desarrollar una red que podemos definir como colectiva.

1. La mutualización del cálculo

Una de las primeras aplicaciones del P2P corresponde al proyecto Search for ExtraTerrestrial Intelligence que scanea los ruidos producidos por las emisiones de radio que atraviesan el universo con la esperanza de obtener pruebas de inteligencia extraterrestre [7]. Una vez grabadas esas frecuencias, su análisis se realiza mediante una red de ordenadores. Sin embargo, para el análisis de tal cúmulo de datos se necesitaba una impresionante potencia de cálculo cuyos costes superaban, con creces, las posibilidades presupuestarias del proyecto. Fué entonces cuando a los investigadores de la universidad de Berkeley se les ocurrió la idea de empaquetar los datos grabados para repartir su análisis entre aquellas máquinas que con caracter benévolo, estuviesen dispuestas a prestar los tiempos muertos de sus procesadores, ... más de 350.000 de 203 nacionalidades y otros tantos países ya habian manifestado su decisión de colaborar con el proyecto SETI. Sólo cuatro meses más tarde se superaba el millón de colaboradores. A mediados del 2000, el proyecto SETI habia alcanzado la impresionante cifra de 280.000 años en tiempo de cálculo gracias al uso del P2P [8].

2. El almacenamiento mutuo

Se basa sobre el mismo principio mutuo pero ahora se trata de compartir las características de almacenamiento en lugar de la capacidad de cálculo. Este es el principio de su funcionamiento en los diferentes programas de intercambio de ficheros como Gnutella ou eDonkey. Nuevos programas en desarrollo pretenden llegar aún más lejos, ya no se trata sólo de colectivizar la capacidad de almacenamiento sino los ficheros en sí. Estos ya no se encuentran en el espacio físico de los particulares, estan empaquetados como elementos dispersos dentro de la red y son recompuestos mediante el requerimiento a voluntad por los usuarios que los precesisasen.

Ante estas evoluciones, nos hemos de cuestionar si hemos de seguir manteniendo la idea exclusiva de la existencia de ordenadores individuales o por el contrario si no nos encontramos de hecho, frente a un ordenador único compuesto por multiples identidades que conformaría un inmenso disco duro y un super procesador.

3. La mutualización del ancho de banda

Otro ejemplo de los usos originales de las posibilidades de Internet, es el programa PeerCast que permite las emisiones de radio en P2P, prescindiendo totalmente de un servidor central. Los oyentes ya no son meros clientes y se transforman automáticamente en servidores de tal suerte que cada uno de ellos incrementa el ancho de banda global de la radio gracias a la aportación del ancho de banda personal. La suma de las capacidades de todos los usuarios mejora sustancialmente la transmisión de datos y permite disfrutar de una calidad de recepción sorprendente, incluso con anchos de banda modestos. El programa de intercambio de ficheros Bittorrent funciona bajo el mismo principio y alcanza flujos de transferencia que superan con creces los que permiten los servidores comerciales corrientes.

4. La mutualización de los conocimientos

Las redes P2P finalmente permiten compartir eficazmente aplicaciones y datos que pueden ser reutilizados por los internautas sin que por ello se altere el origen de las fuentes que han usado. Estas técnicas permiten por ejemplo desarrollar programas de formación o la mejora del intercambio de datos libres de cargas. También permiten desarrollar programas que recogen la identidad de las aportaciones de cada programador.

[1] Lisa Guillaume, « Communautés peer to peer et copie privée : mise au point sur quelques malentendus, 2003.

[2] Basta con leer la descripción que hace Ted Nelson, el inventor del hypertexto de lo que debería de ser « el verdadero » Internet donde los enlaces son bidreccionales en lugar de ser exclusivamente unidireccionales.

[3] Donsez Didier, P2P (fichier PDF).

[4] Los más recientes códigos del P2P hacen todavia más dificil la distinción entre usuarios al dividir los datos entre ellos de la misma manera que cuando se distribuye su emplazamiento sobre el disco duro. Resulta claramente imposible que un fichero concreto este localizado integramente en ninguno de los usuarios en particular y, por el contrario los paquetes que componen este fichero esten disponibles, repartidos al hazar y compilados solo cuando es necesario permitiendo de éste modo economizar los anchos de banda y la capacidad de almacenamiento.

[5] Lessig Lawrence, The Future of Ideas, the fate of commons in a connected world, Random House, 2001.

[6] « Peer to peer : quelle utilisation pour quels usages ? », Forum des droits sur l’internet.

[7] Es cierto que el proyecto SETI no es visto por todo el mundo como un proyecto 100 por 100 P2P, en el sentido que los datos analizados por los partipantes son recogidos por los ordenadores del SETI que recrean de este modo un sistema cliente/servidor desde el punto de vista del protocolo utilizado. Sin embargo, es un hecho que los datos se distribuyen entre los participantes mediante los principios del P2P y podriamos imaginar sin complejos que no tuvieran que ser reenviados hacia ese único organismo sino en su lugar a otros usuarios de la red.

[8] Incluso antes de que naciera el proyecto SETI, la sociedad distributed.net habia ideado un sistema que pemitia a diferentes ordenadores interconectados a través del mundo de participar en el reto de RSA Labs que pretendia crackear un mensaje encriptado con el logaritmo DES en sólo 92 dias. Años más tarde, distributed.net mejoró su tecnologia para ser capaz de conectar más de 100.000 máquinas y crackear un nuevo sistema de encryptado en menos de 24 h cuando el mismisimo gobierno americano consideraba no poder hacerlo en menos de varios años de cálculo: tiempo/máquina.
Mira també:
http://soufron.free.fr/files/p2p.html
http://www.uzine.net/article1997.html

This work licensed under a
Creative Commons license
Sindicat