Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
Solución a la revuelta:Mas y mas carceles,mas y mas presos.Viva europa!!
03 mai 2004
Ante la alrma social creada tras la revuelta la generalitat pone el parche(simplista):6500nuevas plazas(camas)y la construcción d mas carceles.Así se solventan los problemas!!Todas a la carcel!!Nadie es inocente!!Todas terroristas!!
TENSIÃN EN LAS CÃ?RCELES
Catalunya tendrá seis nuevas prisiones
Justícia creará 6.500 nuevas plazas hasta el 2010 y cerrará seis centros obsoletos

La Generalitat prepara un plan de choque para paliar la crítica situación de las prisiones catalanas. Justícia prevé construir seis nuevos centros y habilitar 6.500 plazas penitenciarias más.

La Conselleria de Justícia quiere potenciar los equipos directivos de las penitenciarías catalanas

Justícia aún no ha decidido dónde construirá cinco nuevas prisiones

SANTIAGO TARÃ?N - 03/05/2004
Barcelona

El incremento de la población reclusa en Catalunya convierte la situación de las prisiones de la comunidad autónoma en âinsostenibleâ?, según fuentes de la Generalitat. Para combatir esta situación, Justícia prepara un plan de choque que pasa por una política de personal y un programa de equipamientos que prevé, hasta el año 2010, la creación de 6.500 plazas más y la construcción de seis nuevos centros distribuidos por el territorio catalán.

Catalunya es la única comunidad autónoma que tiene competencias en materia penitenciaria. Cuando en 1984 se formalizó la transferencia, había en las prisiones catalanas 1.614 internos. Hoy, veinte años más tarde, esta cantidad se ha multiplicado prácticamente por cinco: a 31 de marzo pasado, había ingresadas en las cárceles del territorio 7.731 personas. Sin embargo, este crecimiento no se ha producido acompasadamente con el de plazas, puesto que tan sólo se han creado 2.900. Además, las reformas legales de la última legislatura hacen que las condenas sean más largas y sin posibilidad de redención. El objetivo de la Conselleria de Justícia es potenciar la función constitucional de las penas, que es la rehabilitación y reinserción social de los condenados, más que dar prioridad a las actuaciones de control.

Es evidente que estos números hacen patente una realidad explosiva. Según fuentes del actual Govern, la herencia recibida en esta materia del anterior Ejecutivo no ha sido la adecuada; ni en nuevos equipamientos âel último data de 1991â ni en la política de personal. Ahora, según fuentes del Govern, a fin de paliar la crítica situación se prepara un plan de choque integral, que tiene como horizonte el año 2010 âen el que, según las estimaciones oficiales, el número de presos puede superar los 11.000â y que tiene una doble vertiente: construir más centros y desarrollar una política de personal diferente.

En este ámbito, los responsables de la conselleria han puesto en conocimiento de los equipos directivos de las penitenciarías que gozan de todo su respaldo y se alaba su trabajo. En este sentido, una de las líneas de actuación es la elaboración de un estatuto para esta categoría laboral.

En cuanto a los funcionarios, la cuestión para Justícia no es tanto cuántos hay sino cómo han de realizar su trabajo. Actualmente, la plantilla es de unos 3.500, lo que entra dentro de los módulos previstos por el departamento, que es de dos presos por funcionario (actualmente hay 7.731 reclusos). El problema, para Justícia, es la capacitación del personal y el método de trabajo. De esta manera se quiere implantar una carrera específica para los funcionarios penitenciarios. Además, se quiere abordar el problema del absentismo laboral. A 31 de marzo había 323 funcionarios de baja, lo que equivale al diez por ciento de la plantilla.

Sobre las formas de desarrollar el trabajo, actualmente están regidas por un acuerdo sindical vigente hasta el 2005 que prevé que el personal de vigilancia, que es el 60% del funcionariado, se organice por turnos en que se trabaja tres días y se descansa cinco. Este método no es considerado el más adecuado en instituciones penitenciarias.

En cuanto al apartado de las instalaciones, Justícia trabaja ya con un primer documento, un plan director de equipamientos penitenciarios cuyo horizonte es el 2010 y su finalidad, alcanzar el número de plazas suficientes para la población reclusa.

El 31 de marzo pasado, había en Catalunya 7.731 presos. La previsión es crear, hasta el 2.010, 6.500 nuevas plazas; es decir, prácticamente doblar las actuales. Así se llegará a 10.500 plazas, de las cuales 8.500 serán en régimen cerrado y 2.500 en régimen abierto.

Para alcanzar este fin, la Generalitat construirá seis nuevas prisiones. Cuatro serán de régimen ordinario y cerradas; es decir, para condenados. Una es para preventivos y otra, para mujeres.

Las ubicaciones concretas, en la mayoría de los casos, no están decididas, pero Institucions Penitenciàries ha dejado claro que cualquier decisión se tomará contando con el consenso de las autoridades locales.

La Conselleria de Justícia considera que las comarcas con más densidad demográfica deben contar con equipamientos penitenciarios, que, de esta forma, puedan atender las necesidades locales y generales del sistema. Por ahora se sabe que de los cuatro centros de cumplimiento, uno estará en el Bages. Los otros tres se distribuirán a razón de uno por cada una de las provincias de Barcelona, Tarragona y Girona. No se conoce aún dónde se ubicarán las cárceles de mujeres y preventivos.

El primer borrador con el que trabaja Justícia prevé que en el 2010 dejen de funcionar seis penales, que son la parte de cumplimiento de la Modelo, la de mujeres y la de jóvenes de Barcelona, y las actuales penitenciarías de Girona, Figueres y Tarragona. En paralelo se remodelarán o construirán otros seis centros de régimen abierto: la Modelo, Trinitat y Wad- Ras (los tres en Barcelona), y Lleida, Girona y Tarragona.

El proyecto de Justícia incluye que los centros de preventivos estén en zonas urbanas; los abiertos, en los núcleos urbanos, y las penitenciarías de cumplimiento, fuera de las ciudades.

This work is in the public domain
Sindicat