Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: fòrum 2004
FORUM 2004: Donde la cultura es el negocio
23 abr 2004
Sin ánimo de protagonizar la crítica al Forum: más leña, a ver si tenemos suerte y prende.
Forum 2004:
Donde la cultura es el negocio

    Cuando un grupo de compañeros viajamos hace unas semanas al barrio del Poblenou para visitar lo que hasta ahora ha sido uno de los barrios históricos de ciudad condal, por su pasada condición industrial y por ser uno de los lugares destacados de la Barcelona revolucionaria del 36 (no olvidemos que allí residían las mayor parte de los miembros del grupo de la FAI âLos Solidariosâ? como Durriti o García Oliver), poco nos podíamos imaginar la gran transformación urbanística que allí estaba aconteciendo. Por diversos lugares era claro las diversas actuaciones que se estaban llevando a cabo: decenas de inmensos solares a punto para ser construidos, decenas de solares donde se han construido infinidad de nuevas viviendas a un precio prohibitivo y, en la lejanía, lo que ha sido el epicentro y âleiv motivâ? de esta gran transformación: el Forum de les Cultures.

La creación de una marca

    La historia del Forum se remonta hasta principios de los 90 cuando, visto los excelentes resultados obtenidos por las Olimpiadas del 92 el entonces alcalde de la urbe, Pascual Maragall, contempló la posibilidad de acoger para el 2004 una Exposición Universal para continuar con la expansión de la ciudad. Ante la negativa obtenida debido a que había sido ya asignada otra ciudad, se especuló con la creación de un Forum de les Cultures que en seguida obtuvo el patrocinio de la UNESCO (1) .
    Este tipo de actuaciones buscan, aparte de los evidentes intereses urbanísticos, la creación de una etiqueta-marca de Barcelona: la imagen de una ciudad abierta, moderna, diversa y dinámica, atractiva de cara al escaparate que es el mundo del turismo y los negocios. La multimillonaria inversión, 319 millones de euros para los contenidos y 1.740 millones de euros para las infraestructuras, se ha centrado en la creación de un macro-centro comercial, Diagonal Mar, y la creación del proyecto 22@ que busca la remodelación de 117 islas del barrio del Poble Nou, es decir, más de 3.200.000 metros cuadrados (2) . De esta forma, dejando de lado intencionadamente los equipamientos necesarios para el barrio demandados por los vecinos, se ha buscado la más forma rápida y eficiente de crear un nuevo centro dinámico para la ciudad: la creación de suelo para nueva vivienda de élite y la creación de una zona de empresas en tecnología punta, aumentando astronómicamente el precio del suelo y acelerando el desahucio de miles de inquilinos.
    Sin embargo, no solo este espectacular proceso de urbanización que se ha hecho a espaldas de los ciudadanos es la única muestra de este espectacular cinismo e hipocresía por parte de las diferentes administraciones; otro elemento que hace perder a Barcelona cualquier tipo de legitimidad para convocar ese foro nos lo recuerda el antropólogo Manuel Delgado (3) cuando menciona los hechos acontecidos la tarde del 16 de agosto de 2001, cuando âla policía atrapó en masa, como si fuesen animales, a más de 160 inmigrantes sin papeles que habían acampado en la plaza de André Malraux. Luego pudimos asistir al alucinante espectáculo de la policía patrullando por las calles de los alrededores, cazando uno a uno a los que habían conseguido escapar. Todo ello sucedió con el conocimiento y la aprobación de nuestras instituciones, incluido el Ayuntamiento, que ordenó a su Guardia Urbana que cerrase los accesos de la estación de metro de Arc de Triomf, para que ningún âilegalâ pudiera huir por los pasillos o los túnelesâ?. Otra muestra de este afecto y diálogo del que hace muestra Barcelona es lo ocurrido durante las manifestaciones del 20 de Junio de 2001 contra el Banco Mundial, donde una tal García-Valdecasas ordenó una brutal carga policial contra los manifestantes, produciéndose decenas de detenciones arbitrarias.

Gestores y títeres

    La celebración final del forum va acabar con uno de los chistes más recurrentes de los humoristas catalanes: el de hacer cualquier referencia al contenido del forum. No es exagerado decir que hasta hace menos de un año todavía no se conocían los contenidos del mismo; la situación no podía tener más tintes de una tragicomedia: cuando se estaban gastando 1/3 del presupuesto de Barcelona en la construcción de dichas obras nadie sabía qué diantre era el famoso Forum de les Cultures: ni ciudadanos, ni âexpertosâ?, ni asesores ni, mucho menos, los mismos políticos. Iba a ser un gran acontecimiento, eso era todo.
    Pero lo que esta claro desde el principio era que la cuestión del contenido del Forum era algo trivial; más o menos todos sabían los intereses de fondo que allí existían. Sin embargo, las muestras de desconcierto no se dejaron de notar cuando el 3 de septiembre de 2001 Josep Caminal(4) , consejero delegado y máximo representante del Forum, dimitió por âmotivos personalesâ?: muchos políticos no sabían donde esconder la cabeza. Y no ha sido el único. Como anunciaba el periódico Avui(5) , el comité originario de âsabiosâ? que dirigían el evento acabaron renunciando, entre los más destacados Josep Ramoneda, Manuel Castells o Jorge Wagensberg. Ante tal fracaso, Joan Clos decidió cambiar los intelectuales por los gestores.
    Además, la supuesta fama de participación con la que tanto se han llenado y se llenan la boca los políticos y -ahora- gestores del evento nunca ha existido como tal. Ya a finales del 2002 diversas ongs y asociaciones importantes, como SOS Racisme o la FAVB anunciaron abiertamente sus discrepancias ante la dirección del evento y su incapacidad para incidir mínimamente en el programa y actos. CC.OO. y U.G.T también reconocieron que âseguramente participaremos, organizando actos sobre trabajo infantil, derechos de los trabajadores... pero nos impiden jugar a fondo porque no creen en la verdadera participación ciudadana (6) â?. Cabe recordar que no deja de sorprender tales declaraciones de unas organizaciones que, untadas hasta las cejas de subvenciones como están, nunca han destacado por su crítica al sistema, lo cual nos muestra una imagen bastante clara del corporativismo e institucionalismo que inundan el forum.

Circo, folklore y estereotipos

    El Forum no pretende seriamente favorecer un verdadero diálogo, una reflexión rigurosa sobre los problemas que asolan al mundo desde una perspectiva donde prime lo cultural, aunque no de forma exclusiva. Esto será un espectáculo hecho por políticos y con fines políticos; será, tomándoles la palabra, exclusivamente âun gran espectáculoâ?, con muchas luces y colores, con un ambiente bonito y distraído, donde las familias (luego de haber pagado los rigurosos 21⬠por cabeza que cuesta el pase de 1 día) podrán comer productos exóticos, bailar danzas lejanas o incluso tener contacto con indígenas de otras culturas, que lucirán una amplia sonrisa y vestirán un cuidadísimo modelo marcadamente foráneo que intentará endosarles tal o cual maravilla artesanal, sirviendo como un grato recuerdo de que, durante aquel día, todos nos empapamos de multiculturalidad de primera clase, fuimos muy tolerantes y pudimos demostrar nuestros valores más progresistas.
    El folklore-escaparate es lo principal del evento: un sinfín de espectáculos y exposiciones copan los actos. De una forma separada estarán los debates: solo aquellos que se apunten con suficiente antelación y paguen (a parte de la entrada) la friolera de 120 ⬠por debate (que pueden durar 2 o 3 días) podrán gozar de todas estas voces, algunas de ellas realmente interesantes, que les contaran lo que Ayuntamiento, Generalitat y Gobierno les hayan dejado que cuenten.
    Se estará muy lejos de intentar debatir la instrumentalización a la que se está sometiendo la noción de cultura y diversidad cultural, de manera que los nuevos usos políticos hablan de âculturas incompatibles con nuestros valoresâ? donde antes se habló de ârazas inferioresâ?, legitimando por tanto la discriminación a partir, por ejemplo, de espantosas leyes de inmigración que de forma tajante marginan a todos aquellos âculturalmenteâ? diferentes (7) .
    Siguiendo con los tópicos, el forum abogará por un âdesarrollo sostenibleâ?, este es uno de sus tres ejes principales. Sin embargo, no se verá necesario hacer una crítica profunda del término, cuando la crisis de la teoría económica del desarrollo, anunciada en los 80, se encuentra en fase terminal: se ha demostrado que el desarrollo no es universalizable, no solo por la capacidad ecológica del planeta, sino porque su contenido implícito o explícito reside en el crecimiento económico, la acumulación del capital, y porque esta idea de progreso, que conlleva la idea de dominio de la naturaleza o la racionalidad cuantificadora, se encuentra ligada exclusivamente a Occidente(8) ; su imposición a través del BM o el FMI supone la aniquilación, a priori, de toda cultura diferente a la nuestra.
    Triste es también el tercer eje del fórum, la llamada cultura de la paz. Y es que resulta que se creen tan âpacifistasâ? que no dudan en aceptar dinero de Indra, una multinacional muy comprometida con la industria armamentística (9) . O ven innecesario pronunciarse en contra de la guerra de Irak... porque el mismo Gobierno que paga el evento está a favor de dicha agresión. Por tanto, lo poco que se va a hablar me temo que estará lastrado desde el principio, pues no se tocarán cuestiones cruciales y necesarias; y si están faltos de ellas, aquí propongo unas cuantas: la creación de comisiones que analicen el origen histórico de la deuda externa así como las responsabilidades por el colonialismo; la revisión a fondo de los planes de desarrollo y las políticas de inmigración; información sobre el presupuesto dedicado a investigación militar así como del comercio de armas de los distintos estados; la intervención y protagonismo de la ONU; el envío de cascos azules a Palestina...

El paroxismo ciudadanista

    Finalmente, el Forum de les Cultures servirá para vestir a las crecientes protestas surgidas durante la segunda mitad de los 90, que han madurado en lo que se conoce como movimiento antiglobalización (a mí sí que me parece correcto el nombre, pues se acerca a lo que debería ser: anticapitalismo) con la cara que todos los políticos y organizaciones afines desean: esto es, el discurso ciudadanista, que se inscribe en un marco donde el antiguo movimiento obrero ha sido totalmente derrotado y en el que no cabe más salida que el emprender una revisión (a la baja) del sistema mundial, percibiendo al Estado como un interlocutor válido para reclamar una serie de reivindicaciones.
    Como Alain C. acertadamente afirma, âel ciudadanismo se desarrolla como ideología producida necesariamente por una sociedad que no concibe perspectivas de superación (...) algunas prácticas ciudadanistas son promovidas directamente por el Estado, como lo demuestran las âconferencias ciudadanasâ? o âlos debates de ciudadanosâ? (...) es interesante ver hasta qué punto este movimiento se conforma con cualquier cosa con tal de que se les escuche y que los expertos hayan âatendido a sus inquietudes (10) â?. Aun recuerdo como alguno de los âgestoresâ? del Forum temblaba al ver lo que se le podría venir encima después de las protestas de Seattle, Praga o Génova. Sin embargo, después de la manifestación contra la Cumbre europea en Barcelona en el 2002 Joan Clos ya exaltó el âsentir cívicoâ? de los barceloneses.
    Si bien es cierto que el movimiento antiglobalización ha representado un interesante y esperanzador resurgir de la protesta internacionalista y anticapitalista, su escoramiento hacia sectores políticos, onegeístas e institucionalistas, como ATTAC, no hace sino servir en bandeja de plata una nueva verborrea que consiga rejuvenecer y entusiasmar una socialdemocracia europea ultraliberal. La inclusión de personajes como Sami Nair o Susan Goerge en los debates del Forum, no hacen sino acreditar y legitimar dicho evento, que a su vez necesita desviar la atención y encubrir un sistema asesino que toda la clase política justifica una y otra vez. ¿Por qué está costando tanto criticar y construir un gran movimiento de oposición al Forum? Me parece que la celebración del último Foro Social Europeo en París (paroxismo de la antiglobalización europea), que aceptó millones de euros del gobierno conservador, o la âdesmedida- admiración a personajes como Lula nos puede ayudar a comprender mejor lo que está pasando, así como el sinfín de intelectuales âprogreâ? que quieren aprovechar el evento para mejorar su currículum.
    ¿Cuál es el verdadero objetivo del forum de les cultures? Como hemos visto, existe tras este inverosímil invento una amplitud de intereses y oportunismos urbanísticos, turísticos y económicos que no pocas personas y asociaciones están denunciando. Pero, aun por encima de estas denuncias, existe un peligro todavía mayor que debe ser desenmascarado y que no es otro que la vertebración e inclusión de una nueva reformulación ideológica que vista de nuevo y haga más digerible la presente y futura contestación a las desigualdades y sufrimientos que crea el actual modelo de sociedad industrial y el desarrollismo que promulga.

1 Navarro, Míriam; 2004: odisea en el espacio-tiempo de las culturas. Ponencia en el IX Congreso de Antropólogos celebrado en Barcelona el 2002.
2 Estivill, Jordi; Plans urbanístics i especulació a Poble Nou des de 1965 ençà.
3 Delgado, Manuel; El gran circo de las culturas. Articulo publicado en El Pais, 11 de Septiembre de 2002.
4 Martinez, M. Articulo publicado en Expansión Directo el 4 de Septimbre de 2001.
5 Edición del 11-XI-02
6 Rosa Sans, secretaria de formación y cultura de CCOO.
7 Declaración final del IX Congreso de Antropología del Estado Español, Septiembre de 2002.
8 Latouche, Serge; El desarrollismo en cuestión. Le Monde Diplomatique, Ed. Española. Mayo de 2001.
9 Masala, abril-mayo de 2003.
10 Alain, C. El impase ciudadanista: contribución a una crítica del ciudadanismo. www.altediciones.com/t05.htm
11 ¿Cómo justificaría ahora Susan George su participación en dicho foro cuando en el 2001 negaba rotundamente que el movimiento âdebatieraâ? con el Banco Mundial en Barcelona?

Comentaris

Re: FORUM 2004: Donde la cultura es el negocio
23 abr 2004
No hay ningun saber que deba ser desvelado. El forum es un humo y una tinta confundidora de las torturas que se estan produciendo mientras leemos esto.
Menuda retaila de tópicos casposos y sociologia de linterna.
Re: FORUM 2004: Donde la cultura es el negocio
24 abr 2004
Para los revolucionarios trasnochados y, evidentemente, iluminados con la máxima sabiduría nada debe ser desvelado.
Los mortares siempre les seguiremos detras.
Que hi farem...
Sindicat