Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Setembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
            01
02 03 04 05 06 07 08
09 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: antifeixisme
Rajoy, su mitin y el pensamiento único
18 abr 2004
Las palabras de Rajoy en el primer mitin del PP en Barcelona son el colmo de la desfachatez. Si no fuera porque estamos hartos del cinismo insoportable que caracteriza a la ideología nuclear pepeísta, podríamos reirnos a mandíbula batiente viendo a un Rajoy que se permite âadvertirâ? ahora al PSOE contra el pensamiento único... Se han propuesto sacarnos de quicio.
Cuando todo el mundo sabe que precisamente un pensamiento verdaderamente âúnicoâ?, el del PP, ha bloqueado literalmente la vida política en este país durante ocho años; que ha propiciado, además de otros muchos abusos de unilateralidad, el apoyo institucional a la infame ocupación de Irak y otros muchos desafueros resultado de la falta de todo diálogo, viene ahora el barbudo heredero de Aznar y proclama que sigue en sus trece de hacer de este país un rincón quizá ya salido de la historia... pero donde no va a ser posible nunca, por este camino, una saludable confrontación política.

Aunque pensándolo bien, el suyo y el de Aznar no han sido propiamente pensamiento único, sino peor: pensamiento degenerado por la praxis más desaforada. Pues no otra cosa podemos ver en un tinglado retórico compuesto de mentiras, de negación de evidencias, de tergiversaciones, de ocultaciones, de desprecios a la inteligencia de partidos y ciudadanos, de dogmas preventivos y de insania, y todo escudado cobardemente en una mayoría absoluta, aunque tampoco fue muy diferente cuando disponía sólo de mayoría simple. Se podría decir que su acción política a lo largo de dos legislaturas es la encarnación del mismísimo "contrapensamiento": lo propio del fascismo âinventorâ? del hecho consumado frente a la idea.

Si Rajoy y su partido quieren realmente un porvenir y un cabal respeto, lo primero que tienen que hacer es precisamente regenerarse. Situar el centro de gravedad de âlo conservadorâ? en la transparencia, en la nobleza y en la tradición del pensamiento elevado rescatando viejos valores; viejos pero eternos... La ideología conservadora debe encontrar espacios que ahora no están ocupados por otro pensamiento político preciso a fuerza de atribuírselos todos los partidos. Pues son muy dignos de recuperarse y aun de potenciarse, ahora tan en declive, la prudencia, la moderación, el clasicismo, la serenidad, la estética y la ética grecolatinas, y, si se quiere, hasta el modelo de familia âtradicionalâ? sin negar otras opciones...

Pero paradójicamente, ahora, con tanta perspectiva como disponemos, es cuando todo nos hace sospechar que el PP encontró en la âaceleraciónâ? el mecanismo más apto para competir frente a los partidos que se apoderaron de la progresía. ¿Ah sí?, se dijeron. Pues nosotros más... Y así es cómo fueron tan lejos en temas capitales mientras fingían retraerse en otros de menor fuste para mantener el tipo ñoñil. Pero resulta que la aceleración dada a la particular progresía del PP contradice y contraviene gravemente los postulados de una ideología que nominalmente se caracteriza por intentar ralentizar los procesos inexorables metabólicos de la sociedad en todos su ámbitos; procesos que los partidos de izquierda propulsan bajo el concepto de âdesarrollo sostenibleâ? y que no es sino una tensión inteligente para no agotarlo âtodoâ? antes de tiempo...

Porque es cierto que el PP se ofrece como pensamiento conservador -o por tal lo tienen millones de sus electores- Sin embargo, no hay nada más rompedor y al mismo tiempo arriesgado para la paz mundial que la doctrina anticipatoria del clan Bush, compartida y apoyada por el partido ahora en manos de Rajoy, intentando justificar la injustificable guerra de Irak y los demás desmanes concomitantes. No hay nada más odioso e impropio de la nobilitas que enviar tropas con misiones imaginarias al país ocupado desafiando cínicamente a los demás partidos, y, con ardides leguleyos, burlar a éstos, al pueblo y a la Constitución. Nada menos respetuoso con la prudencia -viejísima virtud a mitad de camino entre la abulia y la temeridad- que el menosprecio del principio preventivo sobre sustancias químicas que Europa quiere incorporar a su filosofía medioambiental. Nada más irracional que oponerse a las cautelas recogidas en el Protocolo de Kioto. Y oponerse a éste es lo que han hecho no sólo el también falso conservador presidente norteamericano, sino también, con su habitual opacidad, el partido de Aznar. Y así sucesivamente... Por eso digo que el PP âdebeâ? revisarse a sí mismo aunque le haya ido bien electoralmente. Está en juego no sólo su conveniencia. Está también en juego el bien común y hoy día, ante la globalización galopante, el bien de Europa y el de la humanidad. Rescatar el espíritu de aquel senador de la antigua Grecia que salió dando saltos de alegría porque había sido elegido en su lugar otro ciudadano con mayores merecimientos que él, significaría un auténtico Renacimiento...

Todo el proceder del PP ha estado preñado precisamente de pensamiento único, sin contrastes, sin matices, sin relieve, sin sentido... De haber sido plural, los pactos inexistentes no hubieran hecho posible, al cabo de esas dos legislaturas, tanta aberración política fruto de la arrogancia extrema y del desprecio a cualquier otro modo de pensar.

Lo que desgraciadamente pone de manifiesto Rajoy -y esto es bueno para saber cuanto antes a qué atenernos de cara a la estrategia consiguiente- es que su partido sigue apostando, con independencia de otras inevitables fragmentaciones ideológicas derivadas de la pura libertad política, a favor de las dos Españas irreconciliables de siempre. Que está dispuesto a seguir abonando la crispación para forzar, en cuanto nos descuidemos, la anticipación de elecciones generales para recuperar cuanto antes el poder.

No ha empezado todavía el nuevo gobierno, y lo que hace el discurso mitinesco de Rajoy y su talante es advertirnos de que de ellos hemos de volver a temernos lo peor...

This work is in the public domain

Comentaris

Reflexiones comiendor ajo Y
18 abr 2004
Rajoy es la joyA del PP
Nos vendia
progreso
estabilidad
equidad
fortaleza
..si amamos los fetiches de la patria

"Arriba la españa neo-imperial" decian.
Necesitábamos es-ta-bi-li-zar IraQ
-Pobres iraquies si nos vamos de Nayaf
..se enzarzaran en una guerra civil..-

Lo pregonaban ayer y lo siguen diciendo hoy...

rEPetimos todos? ..Aya ay ay
No señor Rajoy, No señor Mariano!
La canción termino; ust6des no han ganado.
La biblia de españa que con sangre entraba
ni por huegos ni por votos ya no entra..
No señor Rajoy, no señor Mariano.
Ustedes no han ganado. Lo reconozcan o no: Váyanse a tomar por saco!.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

Sindicat