Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: antifeixisme
Y ¡dale! con el terrorismo
15 abr 2004
Mientras nos abrumen con el asunto, responderemos con la misma pesantez...
Mientras articulistas, comentaristas y falsos filósofos se suban al carro de la mentecatez para no desentonar, seguiremos dando la tabarra. Hoy vuelve el supuesto penseur francés, André Glucksmann, una vez más en El País, a perorar sobre terrorismo. Como Savater es el adalid del contraterrorismo hispánico, Glucksmann se ha constituido en un abanderado en su país del contraterrorismo internacional, un eufemismo para no endosarle directamente el muerto al Islam...

La psicosis que han generado los políticos norteamericanos, contagiada a los europeos y difundida gracias a la complicidad de los medios, alcanza también, por lo visto, a los falsos filósofos como André Glucksmann, que, como no podía faltar, ha remachado con sus maquinales asertos y correspondientes inferencias la tesis "terrorista" que está de moda, como estuvo de moda en el año 1000 de nuestra Era el fin del mundo. Una tesis machacona, enfermiza, y a todas luces estratégica que ha hecho fortuna gracias a los manejos en la sombra de los que se han propuesto, unos hacer historia y otros salir del rincón en que su pequeñez física y mental les hacía verse en ataques severos de egolatría.

Ya he escrito y machacado sobre el tema varias veces. Pero como unos y otros nos tienen un día tras otro en vilo, porfían y se recrean en abonar la psicosis, quienes no estamos contaminados por lo que consideramos una patología artificial y artificiosa perfectamente diagnosticada, hemos de contrarrestar, un día y otro también, el discurso, ya clásico, âterroristaâ? allá donde se vocee; una cantinela viciada de la más grave estupidez por nutrirse a su vez de la pura patraña y de un arranque manipulado y pervertido.

"Los servicios secretos alertan", "se teme un atentado" , "al qaeda y bin laden amenazan", "no se sabe si el video es fiable", "hay que tenerlo en cuenta", "la célula ha sido desmantelada"... Todo, y todos los días, es así.

Lo repetiré una vez más. Aparte el espectacular derribo de las Torres Gemelas de Manhattan y los explosivos en Atocha -dos hechos que sólo han causado víctimas trabajadoras- no hay más fuente de terror de la "otra parte", el supuesto islamismo radical, que no sean amagos, temores, avisos, como ha pasado en todas partes toda la vida por una u otra causa; en definitiva el ritornello del ¡qué viene el lobo!

A cambio, de la parte occidental sí que tenemos por muy cierto hechos incontestables y autores bien ciertos; hechos cuya autoría no se basa en simples sospechas, como en el caso del adversario, sino en evidencias: dos países ocupados, arrasados y saqueados con miles y miles de muertos, y humillados y sometidos los supervivientes. ¿Hay proporción entre el supuesto terrorismo con cuentagotas del perverso islámico y el terrorismo laminador del noble occidental?

¡Cómo un filósofo -Glucksmann- puede secundar el razonar plano sobre un asunto tan vidrioso como simplista!

Hoy día todo está falsificado. Los políticos son empresarios, luego no son políticos. Los medios son tinglados al servicio de los políticos, luego no son mediadores entre políticos que no existen como tales y el pueblo. El pueblo no pinta nada y puede ser arrastrado a una guerra que no desea, luego no hay tal democracia. Los periodistas no dan fe de los hechos: se limitan a reproducir lo que les cuentan las policías y las agencias-empresa norteamericanas, y encima a cargar las tintas. Y los filósofos... no piensan por su cuenta, condición indispensable para serlo; luego son papagayos que repiten lo que imaginariamente sucede y cuentan los periodistas, las policías y los medios...

Estamos consternados, pero también cansados, de la monserga terrorista a toda hora en los medios mientras mueren a espuertas a diario ancianos, mujeres y niños en Afganistán e Irak. Pero ¡qué clase de cabezas hay en esta sociedad, en esos âfilósofosâ? y en esos periodistas que cada día nos obsequian con logomaquias en torno a un terrorismo que, aparte haber sido "creado" por los propios autores de las aberraciones que ahora están cometiendo, se reduce en el espacio de tres años a dos hechos que, por si no bastara, están diciendo que podían haber sido evitados a poco que hubieran âqueridoâ? hacer caso a las Centrales de Inteligencia! ¡Ya está bien de una política-basura y de un periodismo-basura al servicio del crimen y del saqueo legalizados por el capricho de quienes no lucen más que charlatanería y el aplastante argumento de estar armados hasta los dientes!

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Y ¡dale! con el terrorismo
15 abr 2004
El contraterrorismo es al terrorismo lo que la contrarreforma fue a la reforma.
Sindicato Sindicat