Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
YUMA desde el exterminio de La Moraleja
12 abr 2004
Dos escritos de Yuma, en uno de los cuales explica que se pone en huelga de patio en el centro de exterminio de La Moraleja y en el otro comenta su paso por el matadero humano de Jaén II.
COMUNICADO

Desde el aislamiento – Búnker de la cárcel de Palencia (Dueñas), vengo a decir que a partir de la fecha del 11/04/04 pongo en conocimiento a tod@s que yo, Hamed Hamed Belaid me pongo en huelga de patio indefinida por los motivos siguientes:

Llevo 13 en FIES art 91.3 sin que en todos estos años se me haya progresado de fase o grado, y durante los cuales he sido objeto de torturas y vejaciones. Desde mi llegada a este aislamiento he presenciado contra mí y otros presos vejaciones y torturas por parte de los funcionarios, y por más que denunciamos ante el juzgado de vigilancia penitenciara no se nos hace ni caso.

La situación en este aislamiento es inhumana. No disponemos de ningún tipo de actividad, ni de gimnasio, ni un simple vater en los patios dónde hacer nuestras necesidades fisiológicas, teniéndolas que hacer en una alcantarilla. Son muchas las irregularidades y atropellos de los que somos objeto los presos de aki. Llegando a prohibirme las comunicaciones con amigos, para así tenerme más aislado e incomunicado con el exterior. Aquí carecemos de todo tipo de estudio individualizado. L@s educador@s, asistent@s sociales, psicólog@s, etc. del grupo de tratamiento ppor aquí no aparecen nunca.

Por estas y otras muchas razones que ya iré comunicándoos, inicio esta huelga de patio indefinida hasta que la dirección de la cárcel, el juzgado de vigilancia penitenciaria y servicios médicos cambien su actitud racista y fascista y se nos trate como a personas, respetando nuestros derechos ya estipulados en el Reglamento Penitenciario y en la le orgánica general penitenciar. Gimos se nos trate con respeto y el cese inmediato de las torturas y vejaciones, así como el cese de la dispersión.

Un saludo para tod@s l@s compañer@s revolucionari@s. Que la lucha continúa contra est@s fascistas. Un fraternal abrazo



NI FIES
NI DISPERSIÓN
NI ENFERMOS EN PRISIÓN
LIBERTAD YA!!!

Hamed Hamed Belaid
Aislamiento de Palencia
CP La Moraleja
Ctra. local P-120
34210 – Dueñas (Palencia)

A fecha 11/04/04 desde el búnker de Palencia.
Hamed Hamed Belaid

Compañer@s, lo que sigue a continuación es la exposición de lo que me ha sucedido en el matadero estatal de Jaén durante mi estancia dentro de sus muros. Los tres días en los que estos fascistas me mantuvieron aislado, sin tener contacto con mis compañeros, y esposado a la cama en todo momento. Todo ello con el único fin de represaliarme. Todo ello resistiendo ese dolor sin salir de la celda, y preguntándoles a que se debía este trato, a lo que me respondían que yo era una persona conflictiva para este centro. Para que os podáis hacer una idea del odio que me tienen, al tener las esposas tan apretadas tenía las manos tan hinchadas como unos guantes de boxeo, sufriendo como consecuencia tener las muñecas muy doloridas. Quiero que sepáis todo lo sucedido en la puerta de ingresos, donde se me ha retenido, en todo momento esposado, mientras se escuchaba detrás de la puerta a los funcionarios decir "este moro no para de protestar", observándome a través de la mirilla, abriéndola despacio, de modo que cuando levantaba la vista, del dolor que tenía en las muñecas me salían algunos insultos de rabia e impotencia al verme vigilado de refilón por estos putos verdugos, que disfrutan al ver a una persona sufriendo como un animal, enjaulado y amarrado. Sin embargo en todo momento estuve con la cabeza bien alta porque yo les considero unos sicarios del estado y del sistema.

Como podéis comprender compañeros y compañeras en estas 72 horas me mantuve en mi postura reclamando la presencia del médico, a quién yo pregunté el porqué de no haberme venido a ver el primer día. Indicándole que llevaba tres días en los que simplemente me quitaban una sola esposa de una mano para poder orinar, y sin haber probado bocado. Nada más una botella de agua a la cabecera de la cama. Tras hablar conmigo el médico salió un rato a discutir con los funcionarios para ver a que se debía esa sujeción mecánica a la cama. De modo que cuando acabó, entro otra vez y me dijo, "ahora voy a resolver esto", volviendo a salir y presentándose a la media hora 13 ó 14 funcionarios armados con escudos, chaleco, porras y esprays, quitándome las esposas y llevándome al módulo, dónde sentí un poco de tranquilidad.

Y bueno compañeros, esto es lo que me ha sucedido en ese centro de exterminio de Jaén. Gracias a que soy fuerte jamás podrán conmigo estos putos sicarios.

This work is in the public domain
Sindicat