Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme : educació i societat : laboral
Mayo, 1937
08 abr 2004
fuente "La Barcelona Rebelde" Guía de una ciudad silenciada. Ediciones Octaedro
Los días 3, 4, 5, 6 y 7 de mayo de 1937, desde el lunes por la tarde hasta la mañana del viernes, la ciudad de Barcelona, barrio a barrio, estuvo en manos de sus gentes: miles y miles de obreros armados, en centenares de barricadas, se adueñaron de la calle y controlaron durante toda la semana la ciudad.

El movimiento espontáneo que ocupó Barcelona aquella semana no fue porque sí: estaba precedido de toda una maquinación del frente popular republicano contra todo aquello que los obreros barceloneses habían logrado en julio del 36. Desde diciembre de 1936, el PSUC, que junto a ERC y CNT-FAI estaba en el gobierno de la Generalitat, había decidido acabar con la dualidad de poderes que immperaba en Catalunya, por una parte el poder de la Guardia Nacional Republicana y la Guardia de Asalto, y por otra el poder de las milicias armadas.

Por la mañana del lunes 3 de mayo, Rodríguez Salas (PSUC), comisario de policía, con una oren firmada por Aiguadé (ERC), ministro de Orden Público, manda asaltar la Telefónica, ocupada desde el 19 de julio por los anarquistas, por un comité conjunto CNT/UGT. La CNT, mayoritaria absoluta entre los trabajadors barceloneses, consideraba la Telefónica como un bastión clave en la revolución. Los guardias de asalto ocupan la planta baja pero son rechazaos cuando intnetan ocupar el resto de las diez plantas. Inmediatamente la CNT pide la destitución de Rodríguez Salas y de Aiguadé, pero Companys no cede y envía refuerzos para controlar la central telefónica.

La ira que prende en la central de teléfonos donde ondeaba desde julio la bandera roja y negra se extiende por la ciudad como un reguero de pólvora. Se levantan cientos de barricadas. Toda la ciudad está en manos de los obreros armados. Generalitat, Gobernación, Hacienda, etc., están sitiados. Un ejemplo bien elocuente de esta situación lo cuenta el mismo Azaña en sus memorias. El mismo día 3, el presidente de la República, que se encontraba en Barcelona, llama a la Geeralitat para pedir explicaciones de lo que está sucediendo; Tarradellas se desplaza a su residencia cerca del Parlamento, y para cubrir este trayecto de cinco minutos tarda hora y media: ¡tenía que apearse e identificarse en cada una de las barricadas que debía atravesar!

Se declara inmediatamente la huelga general. Fábricas, talleres, almacenes... dejan de trabajar. La Guardia Nacional y la de Asalto, impotentes, se rinden o permanecen en los cuarteles. La ciudad esstá otra vez, como el 19 de julio, en manos de los obreros armados. Nadie les ha empujado a ello, ha sido la respuesta espontánea a una provocación del estalinismo y a la voluntad de no retroceder ante las conquistas de julio.

Pero los obreros ahora tienen en su contra a sus mismas organizaciones. El martes día 4, la CNT-FAI hace un llamamiento para que se abandone la lucha; el POUM lo hará dos días después. García Oliver, ministro anarquista del gobierno central, llega de Valencia para pedir el fin de las barricadas. Para lo mismo llega al día siguiente Federica Montseny. Empieza la confusión entre los combatientes: a un lado de las barricadas, junto a los obreros, sólo están como organización el pequeño grupo anarquistadisidente Los Amigos de Durruti, y el pequeño núcleo trotskista, los bolcheviques-leninistas de la IV Internacional. El POUM no se atreve a romper con la CNT, y tampoco va más allá de pedir las dimisiones de Orden Público, y sigue en las barricadas hasta el día 6 en que también llama al fin de la lucha.

El miércoles día 5 continúan los llamamientos a deponer las armas y a olvidar rencores y odios. CNT y UGT piden a los trabajadores que vuelvan al trabajo. Por la noche son asesinados Camilo Berneri y Francesco Barbieri con la complicidad del PSUC y de la Generalitat. Los llamamientos al alto el fuego no son seguidos por la base. El gobierno central asume en Cataluyna el control del orden público. El desaliento cunde también entre los milicianos del frente e Aragón, algunos de los cuales querían marchar sobre Barcelona. Se difunde nuevos llamamientos para que los trabajadores abandonen las calles. Mariano R. Vázquez, el secretario de la CNT, apelaba a sus bases: "Os decimos que esto debe terminar... No queremos que sobre los anarquistas epañoles caiga esta gran mancha... No es ahora, delante de un montón de cadáveres, que hemos de discutir quién tiene razón. Lo que debe hacerse ahora es desaparecer con las armas de la calle... No debemos aguardar a que los demás lo hagan. Hemos de hacerlo nosotros. Después ya discutiremos. Si cuando se discuta nuestra acción en asamblea creéis que merecemos ser fusilados, fusiladnos, pero ahora obedeced nuestras consignas". Por otra parte Los Amigos de Durruti difundían una octavilla que pedía, entre otras cosas "Formación de una Junta Revolucionaria", "Fusilamiento de los culpables que hayan agredido a la clase trabajadora". "Desarme de los cuerpos armados".

Por la mañana del jueves día 6, el desánimo cundía y se empiezan a abandonar algunas barricadas. El POUM pide que se abandonen las barricadas y que se vuelva al trabajo. Por la tarde llegan cinco mil guardias de asalto de Valencia y desfilan por Barcelona. El ddía 7, viernes, la desilusión se ha generalizado. "A trabajar todos, camaradas" (CNT-UGT).

Quizás mil muertos, miles de heridos, ilegalización del POUM, apogeo del estalinismo, muerte de la revolución. Quizás desde aquel viernes 7 de mayo de 1937, Barcelona no ha vuelto a estar en manos de su gente. Pero ésta estuvo radiante durante aquella decisiva semana.

Copyright by the author. All rights reserved.

Comentaris

Re: Mayo, 1937
09 abr 2004
La verdad, compañero, que después de leer esas palabras me da una gran alegría. La extrema izquierda, ni hablar de la izquierda institucional (PSOE e IU) reivindican a la República de una manera terrible. Ninguno muestra la porquería que fueron esas instituciones. La denuncia que hacen en este libro es valiente y sirve mucho para la actualidad. Hay muchos "izquierdistas" que se mean encima al ver un gobierno de "izquierda" (aclaro que lo dicen por el PSOE, aunque no es porque usan la palabra izquierda).
Bravo compañero, por un fin algunas palabra para aclarar graves errores. A ver si seguimos escribiendo más para que sepa lo que fueron las instituciones de la Republica.

saludos.
Investigación consignasRe: Mayo, 1937
23 feb 2005
¿Dónde puedo encontrar las consignas que se gritaban en las manifestaciones de la C.N.T. (y U.G.T. si es posible)en la Catalunya pre-franquista?
Sindicat